Escapó otra vez – Capítulo 60: ¿Se niegan a cumplir? Entonces, ¡reduzca sus salarios!

Traducido por Army

Editado por Ayanami


A pesar de que el plano ya estaba listo, el mayor problema, aún no estaba resuelto y ese era…los fondos.

Aunque esto podría beneficiar a las personas, también se considera un proyecto que es una pérdida de mano de obra y recursos humanos. Sin fondos para abrir el camino, todo se haría en vano. Feng Tingye quería sacar algo de dinero de la boca de los oficiales civiles y militares, pero hablar es más fácil que realizarlo. Continue reading

Escapó otra vez – Capítulo 59: Conseguir un maestro barato

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Efectivamente, la cara de Xu Lao se relajó, pero no parecía estar del todo satisfecho:

—Oírte llamarme Shifu todavía parece bastante viejo, no…Gui nu[1], ¿qué tal esto? Te tomaré como discípula, pero no te referirás a mí como Shifu, me llamarás…Xu Ge[2].

El grupo de personas, que intentaban confirmar la identidad de esa persona, estaba estupefacto. ¡Capaz de pronunciar ese discurso, si no es él quien más podría ser! Continue reading

Escapó otra vez – Capítulo 58: Zhen es tu hombre

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Xia Yuqing, finalmente, se dio cuenta de la seriedad del asunto. Sus pupilas de gato comenzaron a regar y su cuerpo también comenzó a temblar.

Aunque Xu Lao miraba hacia arriba y posaba como si nadie más importara, por el rabillo del ojo miraba furtivamente a Xia Yuqing.

Al ver la expresión de su rostro pasar, lentamente, del asombro a la admiración, luego al pánico y, finalmente, a una expresión de amargura que la hacía parecer que estaba a punto de llorar, su vanidad, finalmente, se satisfizo en cierta medida. Tosiendo misericordiosamente, algunas veces: Continue reading

Escapó otra vez – Capítulo 57: Combatientes en la máquina gris

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Feng Tingye y el resto, rápidamente, cambiaron sus posiciones, y se trasladaron al salón exterior tan pronto como ambos comenzaron a pelear.

En este momento, al ver el diálogo cada vez más armonioso entre las dos personas, el grupo de ellos se sorprendió por este inesperado desarrollo.

Abriendo su abanico de papel y comenzando a abanicarse, Yan Ran chasqueó la lengua y dijo: Continue reading

Escapó otra vez – Capítulo 56: Un viejo erizo vs un articulo de segunda mano*

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Ayanami
El título es una analogía a como se refieren al viejo arquitecto y a Xia Yuqing por eso Old Urchi o viejo erizo, se refiere a una persona mayor, pero de manera despectiva, de modo que el artículo de segunda mano hace referencia a Xia Yunqing, ya que ella es sólo una mujer, recordemos la época en la que se encuentra, las mujeres no son muy valoradas ahí, después de todo, conforme lean el capítulo, lo irán comprendiendo mejor ღゝ◡╹)ノ♡

Sin embargo, los hechos demostrarán que las preocupaciones de Leng Ruofeng y los demás serían superfluas. En una hora, Leng Ruofeng había salido del palacio y dio la bienvenida a Xu Lao, quien esperó fuera del palacio.

Xu Lao ya tiene 60 años, sin embargo, todavía posee una figura vigorosa y fuerte que, con el transcurso del tiempo, no disminuyó, en lo más mínimo, su porte elegante.

Al escuchar que el propio emperador le pidió que entrara al palacio con la noticia de que alguien había indicado que sus planos eran defectuosos, el viejo caballero sacudió sus dos elegantes y blancos bigotes e inmediatamente siguió al Leng Ruofeng a una velocidad constante.

Quería saber, exactamente, cuál de los jóvenes ignorantes, según él, que todavía apestaban a la leche materna de su madre; se atrevió a criticar, casualmente, sus intrincados diseños.

¿Cómo iba a saber que cuando entró, por primera vez, en la puerta del palacio Qian Qing, no vio a ningún joven ignorante, según sus pensamientos, sino que vio a la Consorte Qing?

Después de la explicación, la barba de Lao Yezi[1] se sacudía cada vez más y su bastón golpeaba frenéticamente el brillante piso de mármol. Cuando abrió la boca para hablar, una bocanada de ironía cínica salió en respuesta a su frustración.

—Su Majestad, por favor, no culpe a este anciano por hablar de forma descortés, pero, el encanto de una mujer, es la caída de la nación. Construyendo represas para beneficiar a la gente, ¿cómo podría Su Majestad tratar este evento nacional como un asunto insignificante?

—A pesar de que la Consorte Qing es realmente hermosa, al final, blablablá, no entienden nada, pero quieren sentirse importantes al fingir saber conocimiento.

Las palabras del anciano salieron, una tras otra. ¡Era como si disparara con una ametralladora, completamente incapaz de detenerse!

Xia Yuqing, originalmente, se había adherido estrictamente a las costumbres del pueblo chino, que es respetar a los ancianos y apreciar a los jóvenes. Sin embargo, cuanto más escuchaba el trivial discurso de este anciano, más pensaba que lo que decía estaba mal. Ese viejo parecía estar hablando de los encantos de Da Ji, una mujer fatal que causó la caída del rey Zhou. Pero, ¿por qué parece que está hablando de…ella!

Esta vez Xia Yuqing estaba enojada.

Si alguien me ofreciera un pie, yo le ofrecería diez. Pero, si alguien me quita un punto, yo le quitaré diez. En un breve momento, estaba ardiendo de ira, desbordando con un aura asesina.

Por lo tanto, frente a estas pocas personas estupefactas, un viejo y una joven habían comenzado una batalla de palabras.

—Viejo pedo, sigues repitiendo, una y otra vez, sobre cómo el encanto de una mujer es la caída de una nación, pero ¿y qué si soy hermosa? Soy hermosa y arrogante. ¿Crees que todos nacerían como tú haciendo que los espectadores se sientan mal por tu apariencia?

—Es tan sorprendente que aún te atrevas a salir así para asustar a la gente. Me pregunto cuántas personas tuvieron miedo a la muerte durante el festival Fantasma.

Aunque Xu Lao no podía entender las palabras de Xia Yuqing, puede entender el sarcasmo sobre su cara de lo que Xia Yuqing dice.

¿Cómo se atreve, esta niña, a decir que soy feo, y también se burló de que parezco un fantasma? Maldición, cuando este viejo era joven, todos me amaban, un hombre hermoso que hacía florecer las flores. ¿Cómo se atreve a decir que yo no era digno de ser mostrado a los espectadores? ¡Esto es imperdonable!

—Este Yatou, al que aún no le ha dejado de crecer el pelo pregunta, ¿cuándo ha sido el turno de una mujer para poder participar en este gran evento de nuestro país? ¡Nunca! ¡Jamás!

 — ¿Mujer? ¿Qué hay de las mujeres? ¿Pueden las mujeres no preocuparse por los eventos nacionales? ¿Las mujeres no pueden comentar cosas con las que no están de acuerdo? ¡Esto es discriminación sexual!

— ¿Por qué menosprecias a las mujeres? Si no hubiera mujeres, ¿quién te lavaría las manos? ¿Si no hubiera una mujer que te hiciera sopa o te cosiera ropa nueva? Ninguna mujer…si no hubiera mujeres, ¿podría tu padre darte a luz solo? ¿Crees que eres un híbrido auto polinizado?

Los cuatro miraron frente a ellos, donde la saliva salpicaba por todas partes. Ya se habían olvidado, por completo, de su existencia. Estaban completamente aturdidos por la discusión.

♦ ♦ ♦

Después de media hora.

— ¿Y todavía dices ser un viejo respetado? Ni siquiera sé por qué este lugar está usando una estructura tan trapezoidal. Cuando la inundación se precipita hacia un lado, eso podría hacer que se desmorone con demasiada facilidad.

— ¿Trapecio? ¿Qué es eso? Tú, Yatou, no finjas entender cuando no lo haces. La cuña de madera habitual es esta forma. ¿Por qué no se puede usar en la esquina de la presa?

—Este viejo necio terco, aferrado a los estereotipos. Una forma triangular es la estructura más estable. Esta es la verdad que las generaciones posteriores han resumido durante miles de años de experiencia.

— ¿Triángulo?

—El triángulo es…

Xia Yuqing arrancó un trozo de papel y comenzó a pintar en su superficie para explicar.

—Al oírte decir eso, parece haber alguna razón para ello, pero ¿no es lo mismo?

El viejo estaba bastante perplejo, incapaz de darle sentido al asunto. El ambiente caótico original, se ha disipado durante mucho tiempo, siendo reemplazado por un debate por los detalles cuidadosos.

— ¿Similar? Se diferencia por una cantidad loca. Es como 10000 y 1.0000 es diferente solo por ese pequeño punto decimal, ¡pero lo que representan es tan diferente como el cielo y la tierra!

— ¿Cómo podría usar ‘aproximadamente lo mismo’ para agrupar diferentes asuntos? Debemos hacer todo para que sea infalible. De lo contrario, tendremos una buena oportunidad de matar gente.

Una vez que llegó a su antigua profesión, se convertirá en una encarnación del Tyrannosaurus Rex.

Xu Lao no esperaba escuchar esas palabras de Xia Yuqing, una joven que había sido criada en el palacio interior. Aturdido, su visión de Xia Yuqing cambió gradualmente.

♦ ♦ ♦

Así, después de otra media hora.

—Todavía hay un pequeño rincón que necesita ser arreglado. De lo contrario, será difícil si se acerca demasiado al acantilado.

Xia Yuqing señaló un borde del marco, ubicado en el plano.

—No, es por la proximidad de los acantilados como si hubiera un rincón menos. En ese momento, sería muy probable que todo el diseño esté fuera de balance. Esta es, la misma razón, por la que las hormigas destruyen los miles de kilómetros de diques.

 Xu Lao levantó la vista. Después de mirar a Xia Yuqing, sonrió levemente.

— ¡Esta niña es extremadamente talentosa, aunque todavía hay algunas cosas que no están completamente maduras!

Las cuatro personas, que habían estado prestando mucha atención a los dos, estaban sin palabras.

¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿Cómo se convirtió esta tonta en una niña? Xu Lao, ¡¿a dónde se fue tu terco ser habitual como un genio de rock*?!


[1]Lao Yezi = denominación cortés para un hombre mayor

Army
Me pregunto como saben esa información, ¡Estamos en la Matrix!

Escapó otra vez – Capítulo 55: Poco convencido, ¡peleemos!

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Xia Yuqing miró, miserablemente, la vista de las pocas personas que la miraban con codicia. Ella se encogió de hombros y, finalmente, cedió:

—Está bien, lo admito, Chenqie sí entiende lo que está escrito allí.

Cuando Xia Yuqing habló, las cuatro personas salieron de su estado en shock. Tan pronto como se miraron, Feng Tingye dijo: Continue reading

Escapó otra vez – Capítulo 54: ¡Así es como se usa este complemento!

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Con el orgullo y la ambición de no ir al infierno, Xia Yuqing palmeó los hombros de Yan Ran y, cuando estaba a punto de intervenir para consolarlo, tuvo una colisión frontal con un montón de cartas dirigidas al emperador.

— ¡Ouch!

Xia Yuqing se cubrió la cabeza con las manos y se agachó. Le llevó una eternidad acumular ese coraje, pero todo quedó en nada. Continue reading

Escapó otra vez – Capítulo 53: ¡Los villanos son solo carne de cañón!

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Aunque el corazón de Xia Yuqing estaba extremadamente confuso, todavía no podía competir con los ojos llorosos del eunuco. Derrotada, hablo con Zhang Sunshi y Li Yixiang, inmediatamente después, partió hacia el Palacio Qian Qing

Los eunucos imperiales del Palacio Qian Qing, por primera vez, esperaban la llegada de Xia Yuqing. Solo con verla desde lejos, comenzaron a alegrarse.

Cuando Xia Yuqing llegó a la puerta, los escuchó gratamente sorprendida: Continue reading

Escapó otra vez – Capítulo 52: Tratando a esta chica como un extintor de incendios

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Zhang Sunshi miró la cara de sorpresa de Xia Yuqing y no pudo evitar reírse a carcajadas. Sus ojos todavía recuerdan esas historias:

—Desde que Aijia dió a luz a Ting Er, mi salud no siempre ha sido muy buena. El médico imperial había dicho que, si tenía otro embarazo, tal vez dañaría mi cuerpo.

—El emperador anterior no permitió que Aijia arriesgara su vida para tener otro hijo para él. Al descubrir el trastorno de Ting Er, Aijia lo instó, constantemente, a que cambiara de opinión. Continue reading

Escapó otra vez – Capítulo 51: A lo largo de mi vida, para esta generación, seremos un par

Traducido  por Army

Editado por Ayanami


—Dije, Qing Jiejie, te has estado escondiendo de Gu Mu por varios días. ¿Cuándo podrás volver a tu palacio? Si esto continúa por más tiempo, Biao Ge vendrá y arrestará a cierta persona.

En el Palacio de Cining, el sonido crujiente del mahjong resonó durante mucho tiempo.

Xia Yuqing bostezo y respondió con indiferencia: Continue reading