El Conde y el hada – Volumen 6 – Capítulo 1: La angustia de un adúltero

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Este es el Gran Londres, una ciudad donde se reúnen todos los productos del mundo. Desde la mercancía de alta calidad hasta la basura sin valor, desde lo real hasta la imitación, y falsificaciones hechas con mano de obra magistral para ser más exquisitas que las originales y, sin embargo, misteriosamente, las personas en esta ciudad actúan como si solo existieran obras reales y genuinas aquí.

Las personas de aquí están separadas en clases por nacimiento y educación, y no importa cuánta riqueza o fama ganen en el camino, no podrán subir la escalera tan fácilmente. Esto es diferente al del Nuevo Mundo, como cuando los ricos pueden ir a la bancarrota y los vagabundos golpean una veta de oro una noche. Es un imperio astuto que protege de forma obstinada a su sociedad de clases como si nunca hubiera habido cambios, aunque fuera en esta época de cambios vertiginosos, como el funcionamiento de locomotoras y lámparas de gas que iluminan las calles oscuras. Continue reading

El Conde y el hada – Volumen 5 – Capítulo 8: Un presentimiento silencioso

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Lydia se desmayó por la alta fiebre y no se dio cuenta de que su padre había entrado corriendo a la habitación del Palacio de Madam Eve, que regresó al Reino Humano.

Por lo tanto, Lydia no recordaba a su padre, cuya personalidad normalmente era descrita como extremadamente amable, muy despreocupado y que odiaba comenzar confrontaciones con los demás, alejar su cuerpo débil de Edgar sin permitir ningún reclamo u objeción de su parte e inmediatamente regresar a casa. Continue reading

El Conde y el hada – Volumen 5 – Capítulo 7: Más fuerte que un diamante

Traducido por Den

Editado por Nemoné


—Jean-Mary, llegó mi fin.

El marqués Barkston, todavía atado a una silla, miró el retrato en la pared.

—Traicioné a Príncipe. Si Ulysses me encuentra, definitivamente me matará. Si podía conseguir esos dos diamantes…, creí que aparecerías con los dos diamantes legendarios y desearías lo mismo que yo. Pero solo caí en la trampa de mis enemigos. Continue reading

El Conde y el hada – Volumen 5 – Capítulo 6: El laberinto del Goblin

Traducido por Den

Editado por Nemoné


—Oye, papá.

Un joven de cabello ondulado negro apareció inesperadamente en el laboratorio de la universidad donde el profesor Carlton pasaba la noche preparando los borradores para su seminario[1].

El joven entró en la habitación a través de la ventana y se sentó encima de su escritorio y Carlton supo que este hada con un gran ego y una figura alta era un conocido hada de Lydia, pero este hada nunca había hablado con Carlton, por lo que se sorprendió un poco. Continue reading

El Conde y el hada – Volumen 5 – Capítulo 5: La hermosa princesa del harén

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Respirando el aroma de la bergamota[1] junto con el vapor que emanaba, Nico se estaba acomodando como en su casa mientras se peinaba los bigotes. Colocó suavemente la taza de té hecha elegantemente, como si fuera la cáscara de un huevo, sobre su platillo. Estiró su brazo hacia el trozo del pastel de almendra. Aunque pensó que era bastante seca y no era de su gusto, no le tomó tiempo para engullirlo y luego miró alrededor de la habitación que estaba llena de muñecas. Continue reading

El Conde y el hada – Volumen 5 – Capítulo 4: Sentimientos entrelazados

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Esa noche, cuando Lydia salió de la residencia del duque, le dijo a su padre que había olvidado algo en la casa Ashenbert y se subió a un carruaje sola. Sin embargo, no se dirigió a la casa Ashenbert, sino a un estudio.

Cuando el carruaje llegó a la nueva habitación de Paul en un posada en la que acababa de mudarse, la ama de llaves le dijo que su habitación estaba en una esquina del segundo piso, así que se tomó la libertad de subir las escaleras. Continue reading

El Conde y el hada – Volumen 5 – Capítulo 3: La leyenda de la Familia Real

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Alrededor de la hora en que la luna había salido en los cielos, y la superficie del agua brillaba con su luz lunar, esa brillante luz, que era como pequeños cristales brillantes, era tan fuerte que incluso iluminó la superficie debajo el agua.

Kelpie estaba en las profundidades del lago, y pensó que las sombras de innumerables partículas de luz parecían flotar en el agua. Continue reading