Al borde de lo impresionante – Capítulo 12: Anciano extraño


A primera hora de la mañana, la capital Berthe, no estaba tranquila. Los guardias estaban patrullando la ciudad, y los comerciantes preparaban diligentemente sus tiendas para los negocios. En la entrada oeste de la ciudad, era más ruidoso porque era donde estaba la sede del mayor gremio mercenario de Amparkland. Este era un paraíso para mercenarios y aventureros. Además, una carretera no muy lejana, ya tenía mucho tráfico de caballos y carruajes.

Una variedad de tiendas se alinean en la carretera, comprando artículos de mercenarios para luego venderlos. La parte oeste de Berthe también albergaba la casa de subastas más grande y el mercado de esclavos, así que, por supuesto, era la parte más animada de la ciudad. Naturalmente, había muchas personas poderosas escondidas en la multitud también.

—Señorita, ¿por qué has venido aquí? —Preguntó Jean, mirando confuso a Claire mientras caminaban hacia el Gremio de Mercenarios.

—Para registrarme como mercenario. —Claire no se molestó en explicárselo. Al convertirse en un mercenario, podría completar las tareas que se adapten a su nivel y a su vez, obtener monedas de oro. Como mago, los suministros mágicos siempre eran excepcionalmente caros y sus materiales eran aún más raros. El hecho de que tenías dinero no significa que puedas ir a ninguna tienda de magia y obtener los suministros que querías. Los materiales mágicos por los que mercenarios arriesgaban sus vidas, serían subastados en la casa de subastas. Esos precios estarían naturalmente fuera de las listas. Claire no quería pedir dinero para comprar estos materiales caros.

Jean miró la cara distante de Claire, dejó de hablar y caminó hacia el registro de mercenarios.

Claire esperó en silencio en el pasillo del Gremio de Mercenarios y miró una pared llena de listas de tareas. Desde las comisiones, a la búsqueda de hierbas medicinales comunes, a matar formidables bestias mágicas, los niveles de dificultad de las tareas eran de F a A. Aún más altos eran S e incluso SS; Estaban allí también. Pero, el nivel más alto de dificultad en la lista, SSS, estaba en blanco. Hasta ahora, la misión más difícil, nunca había aparecido. En la sala, los mercenarios de todas las clases, se agruparon en varios grupos pequeños y estaban discutiendo algo.

Este era un mundo con el que Claire no estaba familiarizada.

¿Buscar hierba desgarradora? clase F, la tarea de nivel más bajo. Este tipo de hierba crece justo más allá de la entrada de Gale Gorge. Los mercenarios recién registrados sólo pueden aceptar este tipo de tarea. Bueno, cien monedas de oro es mejor que nada.

Justo cuando Claire estaba pensando en hacer que Jean asumiera esta tarea, oyó un silbido agudo. Entonces, una voz que perforaba la oreja, sonaba cerca de Claire. — ¡Yo! Hermosa señorita, ¿qué haces aquí sola?

El brillante cabello rubio de Claire, los ojos verdes de jade, y la cara refinada, única en su clase, eran naturalmente sorprendentes. Hermosas chicas siendo acosadas en este lugar, era muy común.

Claire miró de reojo y vio a un hombre alto y robusto que se reía mientras caminaba hacia ella, tres jóvenes le seguían. El hombre robusto en el frente, era obviamente un guerrero, y los tres jóvenes detrás de él, eran arqueros y magos. La gente alrededor seguía con lo que estaban haciendo, sin siquiera dar una mirada. Obviamente este tipo de situación había ocurrido antes. Las mercenarias, especialmente las bonitas, generalmente venían con compañeros mercenarios. No era prudente que las mujeres mercenarias vinieran solas a este lugar donde se mezclaban los buenos y los malos.

El hombre alto y robusto miró a Claire de arriba a abajo sin escrúpulos. En cuanto a los hombres más jóvenes detrás de él, uno parecía desamparado, el otro parecía indiferente, y el último lo trataba como si fuera normal.

—Aceptar tareas. —dijo concisamente Claire.

—Ajá, así que también eres un mercenario. —Después de oír eso, el hombre alto y robusto se puso un poco excitado. ¿De qué grupo mercenario era esta pequeña belleza? —Señorita bonita ¿por qué no te unes a nuestro grupo de mercenarios, Sangre de Hierro? Distribuimos de manera justa, y si hay equipo que se adapte a su clase, vamos a dar prioridad y dartelo a ti primero.

—No gracias. —Claire declinó fríamente.

Pero era evidente que el hombre alto y robusto no tenía planes de rendirse. En su lugar, continuó diciendo: —Nuestro grupo de mercenarios Sangre de Hierro, es el segundo grupo mercenario más grande del país. Si te unes, definitivamente no serás maltratada. Oh sí, ni siquiera he preguntado, ¿cuál es tu profesión?

Claire giró su cabeza para mirar a Jean que había terminado de registrarse y caminó sin dudarlo.

Cuando el hombre alto y robusto vio que Claire lo había ignorado, sus ojos siguieron donde ella estaba mirando y vio a un joven guapo caminando. Su rostro inmediatamente se puso rojo. Los hombres detrás de él rugieron de risa.

— ¡Jackson, cometiste este estúpido error de nuevo! —El significado de estas palabras era obvio, el hombre llamado Jackson siguió golpeando a las chicas que ya tenían un compañero. A pesar de que estaba enojado, el hombre alto y robusto no hizo mucho, y sólo dijo avergonzadamente, —Ya que tienes compañía, no te molestaré más. —Claire indiferente asintió y el hombre y su grupo, se fueron a tomar una misión.

—Jean, también ve a tomar esa tarea. —dijo Claire, señalando la tarea de clase F de encontrar hierbas medicinales. Esa tarea era fácil y no tenía límite de tiempo ni de cantidad. En otras palabras, la persona que dio la misión, aceptaría cualquier número de hierbas en cualquier momento. Una hierba desgarradora por cien monedas de oro, es decir, cuantas más hierbas hayas encontrado, más monedas de oro ganaste.

—Señorita, ¿qué estaban haciendo esas personas? —Preguntó Jean, frunciendo el ceño ante la gente que acababa de dejar a Claire.

—Nada. Sólo eran mercenarios recibiendo tareas. Además, cuando estamos afuera, no me llames señorita, llámame por mi nombre. —Claire respondió en voz baja. Aunque el mercenario principal era frívolo, en realidad no hacía nada grosero. Aunque su mirada era un poco lasciva, no tomó acción, así que su naturaleza no era malvada.

No había necesidad de quejarse ni molestarse. Además, el Gremio de Mercenarios no permite la lucha aquí.

—Sí, Claire. —Jean fue sorprendentemente flexible.

Después de recibir la misión, Claire y Jean caminaron hacia las puertas de la ciudad.

Las puertas de la ciudad ya estaban llenas de actividad. La gente entraba continuamente, pero todo el mundo estaba ordenado para pagar el impuesto de entrada. Cuando Claire y Jean salieron por las puertas, Claire de repente sintió un cambio en el aire detrás de ella. Instintivamente movió hacia atrás su pie derecho.

Al momento siguiente, hubo un sonido “dong”. Un objeto desconocido golpeó ligeramente la pierna del caballo de Claire. Claire se volvió y vio a un anciano vestido con una túnica negra. El anciano se abrazaba con los brazos alrededor de su pecho. Si Claire no movía el pie, entonces el anciano estaría abrazándole la pantorrilla.

Jean lanzó una mirada fulminante al viejo que casi abrazó la pierna de Claire y frunció el ceño, a punto de decir algo. Pero el viejo golpeó a Jean antes que abriera la boca y dijo algunas palabras que dejaron a Jean sin habla: — ¿Cómo podrían ustedes chocar descuidadamente con un anciano como yo? Cielos, ¿son todos los adolescentes de la generación actual de este modo? ¡La moral pública se está degenerando con cada día que pasa!

Esta voz resentida hizo que muchas personas se volvieran a mirar, chismorreando, pero nadie se acercó para mediar en la situación. Parecía que en todas partes, nadie se molestó en ayudar si no estaban relacionados con ellos. Los guardias de la puerta vigilaban la situación con interés en sus rostros. A menos que las cosas se salieran de las manos, los guardias no harían nada. Además, Claire y Jean llevaban ropa común y parecían aventureros promedio. Los guardias no estaban dispuestos a perder tiempo con los civiles. Si fueran nobles que estaban siendo acosados, ya habrían venido a perseguir al anciano.

La boca de Claire se movió.

¿Me topé con él? ¿Es un estafador?

Apenas pensó esto, Claire vio un destello de luz astuta en los ojos del viejo y cambió su mente. No tenía codicia por dinero en sus ojos. Pero lo que más asombró a Claire fue que, esta persona estaba ocultando su Qi. Aunque parecía un anciano promedio por fuera, su túnica negra lanzó una débil ondulación mágica.

¡Era un dispositivo mágico costoso! ¡Este anciano no es tan simple como parece!

—Anciano, lo siento mucho. —Claire no entendió por qué había sentido una sensación extraña, una sensación de que el enredarse con este anciano definitivamente sería un fastidio. Resolver rápidamente la situación sería mejor. —Fue mi error, y esto es para compensarte. —Claire sacó unas cuantas monedas de oro brillante.

—Sí, al menos tienes modales. Entonces, ¿a dónde se dirigen? —El viejo no aceptó el dinero, pero sus ojos examinaron a Claire por todas partes.

La boca de Claire se estremeció ligeramente al ver un destello de luz tortuosa en sus ojos. ¡Comprendió que este anciano la estaba apuntando! ¿Pero por qué?

| Índice |

One thought on “Al borde de lo impresionante – Capítulo 12: Anciano extraño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *