Boda relámpago – Capítulo 59: Al día siguiente…

Traducido por Akatsuki

Editado por Ayanami


Me desperté entre los brazos de Jiang Li, tenía todo el cuerpo débil y adolorido.

Todo es su culpa, anoche…

Cuando recordé la noche anterior, sentí que mi rostro estaba como si hubiese sido envenenada, estaba caliente e incómoda.

De repente, en mí corazón, hubo una sensación similar a comprar boletos de lotería. Aunque quería ganar el premio mayor de 5 millones, nunca pensé que lo obtendría.

No solo gané el premio gordo, sino que pasé la noche con él…

En secreto, miré a Jiang Li que seguía durmiendo, tenía los labios curvados en una leve sonrisa, me sentí muy avergonzada. Tenía que salir de la cama y encontrar un lugar muy lejos de él para tranquilizarme. Necesitaba tiempo para digerir la realidad.

Justo cuando traté de levantarme, mi brazo se resbaló de la cama, grité pero no caí.

Me di la vuelta y vi a Jiang Li sonriéndome. Por un momento perdí el habla, le sonreí y, mientras temblaba le dije: —Ahh… Jiang… Jiang Li… Buenos días…

Jiang Li se acercó a besarme la frente y dijo: —Buenos días.

Cuando me beso, sentí que, de repente, mi rostro empezó a arder. No me atreví a mirarlo, así que mire a otra parte.

Él se rió: —Tienes casi treinta años y, ¿Sigues actuando como una niña inocente?

Estaba avergonzada y enojada a la vez, tomando una de sus manos la acerqué a mí boca y, le di un gran mordisco.

Recuperando su mano, apoyó ambas manos a los costados de mi rostro. Me miró y, con una sonrisa en sus labios, me preguntó: — ¿Quieres comerme?

Evité ver sus ojos y me reí.

—Entonces te lo pagaré, diente por diente. —Dijo Jiang Li para luego besarme en los labios y, con una de sus manos comenzó a desabrochar los botones de mí pijama.

Escapando de él dije: —Jiang Li, me duele todo el cuerpo~.

Se recostó nuevamente en la cama, mientras me apretaba entre sus brazos. Su respiración era un poco caótica y, mientras pasaba sobre mi cuello, me producía una extraña sensación.

Estaba abrazándome en silencio, sin decir nada. Quería hablar, pero no sabía cómo transmitirle lo que sentía.

Yo: —Jiang Li…

JL: — ¿Sí?

Yo: —Jiang Li… todavía siento que las cosas se desarrollaron demasiado rápido. Me refiero a…

JL: — ¿Por qué, no te gusta estar así?

Yo: —No, no eso. Sentí que las cosas se desarrollaron un poco rápido… —Apenas me di cuenta que sentía algo por ti.

JL: —Pero he estado esperando este día por mucho, mucho tiempo.

Logrando escapar, me senté y le pregunté: —Entonces dime…Jiang Li, ¿Desde cuándo empecé a gustarte?

Su respuesta fue casi literaria: —Desde el momento en que no pude dejar de verte.

Sentí un extraño escalofrío.

JL: — ¿Yo te gustó?

Lo miré y le saqué la lengua tímidamente: —No digas tonterías.

Me pellizcó las mejillas y agregó: —Honestamente aún lo creo…

Regresé a su lado, le sonreí y: —Jiang Li, eres un estúpido.

JL: —Comparativamente, tú tampoco eres inteligente.

Yo: —Jiang Li, todavía no lo entiendo. ¿Por qué dijiste que eras gay?

JL: —Estaba equivocado.

Yo: —… — ¿Podría considerar su respuesta como adecuada?

Me acarició la cabeza y suavemente dijo: —De todos modos, me gustas… me gustas desde hace mucho.

Puse mi mano sobre su pecho: —A mí también.

Nos quedamos abrazados en la cama sin decir nada. De repente, un asunto muy serio apareció en mi mente.

—Jiang Li, yo… —Mi voz era tan suave que podría compararse al sonido de los mosquitos, además, no sabía cómo expresarle mi pregunta.

Sujetando mis manos Jiang Li dijo: —Guan Xiao Yan, hemos consumado nuestro matrimonio. ¿Hay algo más que te avergüence como para decírmelo?

Me asusté. Jiang Li, ¿Necesitas ser tan directo?

Respire hondo y reuní el coraje necesario para decirle: —Jiang Li, yo…no sangre anoche…

Anoche, mientras nos bañamos, no note ningún rastro de sangre. De todos modos, estaba muy agotada y mi cerebro no funcionaba correctamente. Hoy, lo recordé de repente y cuanto más lo pensaba, más incómoda me sentía. A pesar de ser mi primera vez, no me importaba si eso sucedía o no, pero a Jiang Li… ¿Le importaría? ¿Acaso pensaría que seguía durmiendo con otros hombres?

Muchos pensamientos sin sentido pasaron por mi mente. Jiang Li que me estaba arrullando, se rio. Aunque su voz era agradable, me sentía un poco molesta. Así que lo pellizque con fuerza para expresar mi insatisfacción, no se resistió y habló suavemente: —Así que…Guan Xiao Yan, ¿Qué es lo que realmente quieres preguntarme?

Yo: —Jiang Li, anoche, realmente fue mí primera vez.

Me dio un beso en la mejilla y me dijo: —Guan Xiao Yan, ya sea tu primera vez o no, eso no me importa.

No sabía cómo reaccionar: —Entonces… ¿no me crees?

Me sujetó más fuerte y habló suavemente: —Te creó, digas lo que digas, te creeré.

Me acarició y yo a él.

JL: —De todos modos, si me estás mintiendo, puedo ir a confirmarlo.

Yo: —…

Jiang Li, ¿Estás seguro de que me estás consolando? (>_<)

Él parecía estar consciente de que no expresó correctamente sus palabras, por lo que me acarició el cabello y dijo: —Guan Xiao Yan, si te digo que también es mí primera vez, ¿Me creerías?

Abrí mis ojos como platos y lo miré.

Debes estar bromeando. Estamos en el siglo XXI, ¿Y todavía eres un virgen de 30 años? ¿Especialmente, uno de tan alta calidad?

JL: —Guan Xiao Yan, no me mires así o no podré controlarme.

Tímidamente, aparté la vista, lo pensé y, después de pensarlo, todo era obvio. Durante treinta años, él había estado con hombres, así que obviamente está sería su primera vez.

Bueno, era obvio.

Cuando lo pensé, acaricie su pecho mientras sonreía: —Ciertamente, confío en ser tu primera mujer. Bueno… —Hice un hincapié en ‘mujer’ para demostrar lo que quería decir.

De repente, sujeto mi mano y en voz baja dijo: —No importa, hombre o mujer, tú eres mi primera vez.

Por un momento, me quedé estupefacta, me sentía como una tonta y le dije: — ¿Quieres decir que no has tomado el crisantemo de ningún hombre, pero si tuviste el valor de amenazar con tomar el mío?

JL: —…

Sujeté mi estómago porque empecé a reírme.

El generalmente reservado Jiang Li, se enojó y me dio un fuerte beso para que dejara de reírme.

Su beso me debilitó, pero todavía tenía la fuerza como para reírme en silencio.

♦ ♦ ♦

Estaba muy cansada y me dormí de nuevo. Cuando desperté, ya era de tarde y Jiang Li trajo un almuerzo muy suntuoso que compró. No había comido desde la noche anterior y mi barriga estaba prácticamente vacía, al ver algo tan delicioso venir a mí, me emocioné…

Jiang Li me pasó mí tazón de comida, mientras me palmeaba suavemente la espalda para finalmente decir: —Come tranquila. Nadie te lo va a quitar.

Estaba conmovida y lo mire con agradecimiento.

Es mi favorito. Jiang Li, eres muy bueno.

JL: — ¿Aún estás cansada? ¿Te duele alguna parte?

Estaba muy conmovida y negué con la cabeza.

No, ya estoy bien. No me duele nada.

En señal a mí respuesta, Jiang Li me dio otro tazón. Después de comer suntuosa y satisfactoriamente, me frote suavemente la barriga en señal de estar llena.

Jiang Li me acarició suavemente y, con una sonrisa entre sus labios preguntó: — ¿Estás satisfecha?

Si, la comida estuvo realmente deliciosa. Lo hiciste bien.

Jiang Li se sentó a mí costado, sus ojos parecían brillar, sonriendo dijo: —Ya que estás satisfecha, ahora es mí turno.

Mi corazón dio un gran salto: —Uh, Jiang Li… ¿Qué quieres…?

Usó su dedo índice para levantar mi barbilla y susurrando: —Dime, ¿qué podría hacer?

Sudé.

¡Podrías abstenerte de convertirte en un maníaco sexual! Yo…necesito tiempo para adaptarme…

Yo: —Pero…Jiang Li, yo…yo…

JL: —No estás cansada, tampoco estás herida y no tienes hambre, ¿Tienes otro problema que no conozca?

¡Oh Dios mío! No estaba equivocado, y la tonta de mí fue tontamente engañada…

Jiang Li, eres muy astuto… (>_<)

Me acarició el cabello, luego suavemente las mejillas y entre risas preguntó: — ¿Porque no vamos a la habitación?

Yo: —N-no.

Hacer ejercicios vigorosos después de comer afecta a la digestión.

Me miró fijamente a los ojos y frotó sus labios contra los míos.

JL: —Bueno, no me importa hacerlo aquí.

Yo: —…

En este momento lo entendí completamente. Frente a Jiang Li, nunca tendría la oportunidad de oponerme a él.

Con solo unos pocos movimientos, me llevó a la habitación y rápidamente me quito la ropa. De repente, pensé en algo inoportuno y le pregunté: — ¿No trabajas hoy?

Él estaba concentrado en mordisquear el lóbulo de mi oreja, pero cuando me escucho, no se levantó y respondió vagamente: — ¿Cómo puede el trabajo ser más importante que ir a la cama?

Yo: —…

Jiang Li, eso no está bien. (>_<)

♦ ♦ ♦

Hicimos varias rondas de ejercicios extenuantes hasta muy tarde o para ser exactos, fui molestada por él hasta altas horas en la noche antes de que me dejara morir y dormir.

Al principio era agradable, luego me sentí cansada. Pero, el odioso de Jiang Li no mostraba señal alguna de cansancio, inclusive me dijo que quería reclamar todo el tiempo perdido. Me enoje y, con toda la fuerza que tenía, lo eche de la cama y lo amenace: —Jiang Li, si no vas a trabajar mañana, no separaremos.

Volvió a subirse a la cama y me abrazó, me abrazó suavemente y su expresión era como la de un niño arrepentido. Me dije a mí misma que no me dejaría engañar…no lo lograría…

Puso su barbilla sobre mi hombro y me susurró al oído: —Guan Xiao Yan…

Yo: — ¿Uhh?

JL: —Iré a trabajar mañana.

Yo: —Bueno, tienes que ir y no puedes quedarte en casa.

JL: —Lo sé, no te enojes.

Yo: —No estoy enojada.

JL: — ¿En serio?

Yo: —En serio.

JL: —Mañana iré a trabajar… pero… ¿Qué debo hacer hasta entonces?

Yo: —…

Antes de que pudiera responder, me beso y sujetó mi cintura… con una mano, mientras la otra se deslizaba… hacia abajo…

Derrame lágrimas en silencio.

Jiang Li, eres un maníaco… ¡Un maníaco sexual!

♦ ♦ ♦

Fiel a su promesa, obedientemente, se fue a trabajar. Pero antes de irse, me sonrió de manera significativa y me recordó que no le llevara su almuerzo hoy, y que descansará tranquila en casa.

Así que me dormí hasta las 3:00 de la tarde, que es la hora en que mi celular comenzó a sonar.

Miré el identificador de llamadas, y vi que era Xue Yun Feng…

Empecé a temblar, mientras sujetaba mi celular, no me atreví a contestarle pero, tampoco quería colgarle. Aunque Jiang Li me afirmó repetidamente que no era gay y que no era la tercera pero, a Xue Yun Feng realmente le gustaba…mi corazón se llenó de culpa y ansiedad, como si le hubiera robado a otra persona.

Siguió sonando unos minutos más hasta que se detuvo. Respire tan hondo como pude y…volvió a sonar.

Estaba aterrada y lancé mi celular para luego enterrar mi rostro en la cama.

Luego de un rato, dejo de sonar y recibí un mensaje de texto. Era de Xue Yun Feng y el contenido era así:

“¡Anciana! Sé que no te atreves a contestar mi llamada. Así que búscame en la Cafetería XX a las 4 o por cada minuto que pase, ¡Te haré un corte!”

| Índice |

4 thoughts on “Boda relámpago – Capítulo 59: Al día siguiente…

  1. Arbraavos says:

    Kyaaa! Tanto tiempo esperando por esto! Me imagino que ya llegara a su fin no? No se cuanto mas esta historia podra alargarse pero adoro el ser malvado de Jiang Li ¡quiero un hombre con tanta resistencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *