Boda relámpago – Capítulo 65: Confrontación

Traducido por Akatsuki

Editado por Ayanami


En estos días, Jiang Li me llevaba con él a todas partes, sin perderme de vista. Dijo que como había prometido acompañarlo, tendría que dedicarme por completo a hacerlo. No sólo lo acompañaba al trabajo, sino también todas sus reuniones, incluyendo las de alto nivel y, a veces, a las reuniones secretas de XQ.

A veces, realmente, no entendía los temas que trataban, incluso si Jiang Li confiaba en mí, ¿Qué pasa con los demás?

Jiang Li me habló con indiferencia: —De todos modos, al ver tu expresión, se darán cuenta de que no entiendes nada.

Jiang Li, ¿Tienes que ser tan directo? (>_<)

Aunque no entendía lo que estaba pasando, pero al ver las expresiones serias en sus rostros, podía deducir que las cosas se desarrollaban adecuadamente.

Mientras le daba un masaje a Jiang Li, sintiéndome angustiada le hablé: —Jiang Li, no necesitas esforzarte.

Jiang Li, que disfrutaba de mis masajes con los ojos cerrados respondió: —No te preocupes. No es la gran cosa. Además, puedo vender XQ y el dinero que obtenga será más que suficiente para que pasemos la vida felices.

Quién está consolando a quien…

En ese momento, el teléfono que estaba sobre su escritorio comenzó a sonar. Lo descolgó y respondió: —Deja que suba.

Luego, colgó el teléfono, sujeto mí mano y me dijo: —Xue Hong está subiendo.

Mi corazón se llenó de odio, pero no quería que Jiang Li se preocupara, así que fingí que todo estaba bien y lo seguí a la sala de conferencias.

Xue Hong ya se encontraba allí. Cuando vio a Jiang Li, sus ojos comenzaron a brillar, pero al verme, su mirada se volvió fría.

Jiang Li estaba a mí lado, así que no dude y la fulmine con la mirada.

Ambos se sentaron en el sofá, cara a cara, en una posición de negociación, y yo me senté a un lado para observar.

Xue Hong me miró y hablo: —Presidente Jiang, está es una reunión confidencial entre Ai Rui y XQ, es inapropiado que una persona externa se encuentre aquí.

Jiang Li miro de forma extraña a Xue Hong, era como si estuviera observando a una novata. Con un tono cortés, pero lleno de desprecio le respondió: —Ella es la Lady Boss* de XQ, no es una extraña.

[Nota: lo dejamos en inglés por dar un mejor impacto que “Jefa”]

Apenas pudo mantener su postura. Tosió un poco y habló: —Entonces, Presidente Jiang, con respecto a mí última propuesta, ¿Lo ha considerado?

Sin siquiera mirarla respondió: —No es necesario. No estoy de acuerdo.

Sabía que el aura de una persona varía según su entorno. Si uno lo compara con los demás, sentiría la diferencia. En el pasado, siempre sentí que el aura de Xue Hong era realmente impresionante, pero en comparación con Jiang Li…*jeje, kof*…olvídenlo.

Empecé a coquetear audazmente con Jiang Li: —Eres muy guapo —le insinúe.

Con un guiño y una sonrisa, me hizo recordar, tristemente, que su aura en realidad era una nube pesada…

XH: —Guan…Sra. Jiang, ¿Qué piensa?

Uh, ¿yo?

Yo: — ¡Idiota! Obviamente, estoy con Jiang Li.

Akatsuki
Opinan lo mismo o mejor dicho hace lo mismo que Jiang Li.

Probablemente, quedó sofocada por mí respuesta ya que se quedó en silencio por un momento. —Presidente Jiang, ¿Cree que unas píldoras venenosas[1] desalentaran a Ai Rui? Ambos conocemos su fuerza.

Jiang Li no respondió, solo se recostó en el sofá y miró a Xue Hong con una sonrisa inexplicable, una que hacía que tu corazón se detuviera.

Realmente, admiro a Xue Hong. Si yo hubiese sido su objetivo, habría escapado con la cola entre las patas.

Para mí, su expresión significaba…’Estoy calculando cómo morirás’.

Akatsuki
Jajaja creo que me pasé.

Xue Hong, probablemente, también sintió la tensión, respiró hondo y dijo: —Aunque el plan de la píldora venenosa aumentó el umbral de adquisición, tú y yo sabemos que el valor de XQ está infravalorado. Nada importara, ya que, siempre que Ai Rui obtenga XQ, obtendrá beneficios.

Jiang Li no tomo en serio sus palabras, solo pregunto: — ¿Me estás diciendo esto o solo lo haces por el placer de escucharte?

El rostro de Xue Hong cambió bruscamente y dijo enojada: —Jiang Li, te lo advierto. No seas atrevido…

Cuando la escuché, me enojé mucho. Había controlado mí temperamento hasta ahora e incluso deseaba lanzarle el cenicero.

¡Tu madre! Solo vienes a crear problemas, incluso quieres destruir la felicidad de los demás.

Pero, con una reconfortante mirada, Jiang Li hizo que me tranquilizara y luego, tranquilamente, le hablo a Xue Hong: —Entonces te lo diré. Si Ai Rui se retira ahora, prometo dejar un cadáver entero. (Empresa completa o lo que quede de ella)

Sus palabras me sorprendieron y casi me ahogo…

Jiang Li, tu piel es demasiado gruesa. ¿Cómo puedes hablar así?

Xue Hong se echó a reír fríamente: —Estás loco. ¿Cómo puedes decir eso?

JL: —Si aún eres sincera, quiero hablar con tu padre.

XH: —Ahora, estoy representando a mí padre.

JL: —Entonces, no tengo nada que decir. Por favor, retírate.

Xue Hong estaba muy enojada, le lanzó una mirada feroz a Jiang Li y se levantó del sofá: —Jiang Li, te arrepentirás de esto.

Se dio la vuelta y caminó hacia la entrada.

Me sorprendió la velocidad de esta negociación.

Mire a Xue Hong que caminaba lentamente hacia mí…yo estaba, relativamente, sentada cerca de la puerta, así que ella tendría que pasar frente a mí para poder salir. Entonces, cuando estuvo cerca…actuando de manera natural, estiré la pierna…

Con un grito, Xue Hong cayó al suelo y con un ‘tong’, sentí su dolor.

Ella me miró con unos ojos rojos como la sangre, como si fuera a destrozarme en el acto.

Fingí asustarme, corrí rápidamente hacia Jiang Li, me senté en su regazo, me cubrí con sus brazos y le sonreí a Xue Hong.

Jiang Li me acarició la cabeza y se echó a reír: —Lo siento. Mi esposa no está bien disciplinada y, es muy celosa.

Cuando Xue Hong escucho ‘no está bien disciplinada’ su expresión se relajó, pero al escuchar ‘es muy celosa’ sus ojos se volvieron, nuevamente, rojo sangre. Su padre realmente hizo bien en nombrarla Xue Hong.

Incapaz de controlarme, empecé a reírme. Ella apretó los puños con furia, como una feroz leona con necesidad de matar.

Le tenía miedo y empecé a temblar inconscientemente.

Ella no atacará a las personas, ¿Verdad?

JL: —Nunca podrás vencerme.

Xue Hong no respondió.

Yo sudé.

Jiang Li, tu piel se está volviendo más y más gruesa. ¡Ella es un cinturón negro en taekwondo! ¡Una sola patada puede derribar a una persona de 1.80 de alto!

Jiang Li no se avergonzó y parecía que presumir no era suficiente, así que agregó: —Excepto por mí esposa, no tengo aprecio ni afecto por alguien más.

Miré a Jiang Li con una mirada acusadora.

Tú, tampoco sabes cómo cuidarme ni consentirme, ¿Ok? Anoche, no me has torturado… ¿¡En qué estoy pensando!?…Sonrojo.

Alejé aquellos pensamientos de mí mente y seguí mirándola. Ella seguía apretando sus puños, parecía que realmente quería pelear con Jiang Li.

Mirando a Jiang Li pensé. Eres como un niñito, ¿no? ¿Acaso no te has burlado lo suficiente?

Jiang Li le sonrió levemente a Xue Hong y le dijo: —Si aún no te vas, tendré que llamar a seguridad para que te saquen de aquí…ellos están esperando en la entrada.

Fui testigo de cómo una mujer rica de clase alta y segunda generación, paso de ser una persona tranquila a ser violenta y luego colapsó totalmente…presencié todo el proceso…

Cielos, he sido atraída al lado oscuro por Jiang Li. (>_<)

Después de que Xue Hong se fuera, Jiang Li me preguntó: —Hace un momento, ¿Por qué te has sonrojado?

Sudé…

Tu observación es muy sutil, ¿verdad? Solo fue un momento y lo notaste…

Por supuesto que no le diré la verdad, es algo vergonzoso. Así que solo me reí y le dije: —Es porque eres muy fuerte. Verte así me emociono demasiado…

Pellizco mis labios y con una sonrisa me dijo: —No me importa si te emocionas* unas cuantas veces más.

[*Emocionarse <= exited => excitarse]

Me moví a su costado y me apoyé sobre su hombro. Aunque nos liberamos de un problema, aún tenemos que enfrentar otro, especialmente ahora, ya que tratamos a Xue Hong de tal modo. Ella, definitivamente, querrá destruir XQ, así que empecé a preocuparme.

Sujeté la mano de Jiang Li y le hablé: —Pero Jiang Li, ¿Cómo lidiaras con esto? ¿O has decidido vender XQ?

JL: —Tengo algunos planes, pero no sé cómo reaccionara Ai Rui, así que no puedo actuar de manera precipitada. Además, las personas que se ocultan en Ai Rui son influyentes y permitieron que un pequeño demonio viniera a negociar. Que molestos.

¡Santo cielo! Que Xue Hong sea solo un pequeño demonio…

De repente, recordé que Jiang Li una vez mencionó el problema de los ‘cien millones’ y le pregunté: —Jiang Li, ¿Tienes el dinero?

Él se rió: —Sí, tengo el dinero.

Seguía preocupada: — ¿Es suficiente?

JL: — ¿Qué pasaría si te digo que no es suficiente?

¿Que no es suficiente? Todavía tengo algo escondido…*jeje*…pero, a decir verdad, no me siento bien al decir la cantidad…

JL: —No te preocupes por ello. Todo lo que tienes que hacer es acompañarme y hacerme feliz.

Hacerte feliz…

De repente, pensé en algo que no debería haber pensado y mi rostro comenzó a calentarse…

Me pellizco la mejilla, sonriéndome preguntó: —Guan Xiao Yan, ¿En qué estás pensando~?

Yo: —No…*jeje*…en nada…

JL: —Bueno, pensé en algunas cosas como…hey, ¿Por qué tú cara está roja?

Llena de vergüenza, enterré mí rostro en su cuello…

Jiang Li, ¿puedes dejar de hablar?

| Índice |

5 thoughts on “Boda relámpago – Capítulo 65: Confrontación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *