Consorte experta en venenos – Capítulo 72: Prosperidad, comprando apoyo popular

Traducida por Selena

Editado por Ayanami


— ¿Cómo podría? Wanru meimei[1], mira estas sedas y elige algunas que te gusten —Han Yunxi fue muy generosa.

—No, no, el emperador se las dio a la cuñada —se negó Murong Wanru a toda prisa.

—No importa. No puedo usar tantas sedas, así que elige algunas —Han Yunxi estaba bastante entusiasmada, incluso arrastró a Murong Wanru por la muñeca.

En realidad, Murong Wanru había mirado durante mucho tiempo estos tesoros. Todas las recompensas del emperador Tianhui eran tributos extranjeros que eran imposibles de comprar con dinero. Hubo algunos artículos que le gustaron especialmente, por lo que, no pudo evitar elegirlos cuando vió que Han Yunxi era tan entusiasta.

Pero, entonces, Han Yunxi habló. —En cuanto a mí, todavía quiero saber quién difundió los rumores de que podría tratar enfermedades. Le daría algunas de estas recompensas ya que ella también jugó un papel importante.

Ante estas palabras, las manos de Murong Wanru se congelaron.

—Wanru meimei, ¿sabes qué tipo de persona difundió esos rumores? Probablemente, estaba tratando de ayudarme en lugar de hacerme daño, ¿verdad? —Han Yunxi preguntó seriamente.

Murong Wanru podía fingir todo lo que quería en su rostro, pero sus manos la delataron. Han Yunxi todavía sostenía una de sus manos cuando retrocedió, como si hubiera recibido una descarga eléctrica. Han Yunxi registró estos movimientos y los guardó en su mente, sonrió aún más brillantemente, mientras tiraba de la mano hacia abajo.

—Wanru meimei, date prisa y guarda lo que te guste. No seas tan educada.

Murong Wanru tenía la conciencia culpable, por lo que, se obligó a calmarse para responder con un tono cortés. —No, no hay necesidad…su majestad, los premios de su majestad no se pueden dar a los demás tan fácilmente. Cuñada, es tarde. Deberías descansar temprano, iré a acompañar a mufei —Ella no dijo mucho más, pero huyó rápidamente de la habitación cuando terminó de hablar.

♦ ♦ ♦

Los ojos de Han Yunxi brillaban de hostilidad, mientras veía cómo esa mujer se alejaba. Había pocas personas que saben lo que sucede detrás de escena, y menos aún con que se beneficiarían al difundir los rumores. Además de algunas personas dentro del palacio, solo está la gente que vive en esta casa. Si la emperatriz quería que tratara al príncipe heredero, no necesitaba usar un método tan confuso. Una simple charla con su esposo funcionaría. En ese caso, Murong Wanru era la más sospechosa.

¡Ella de nuevo! ¡Esta vez continúa siendo ella! Loto blanco, siéntete sofocada todo lo que quieras esta vez. ¡La próxima vez, esta wangfei, definitivamente, revelará tu cola de zorro!

Después de molestar a la Gran Concubina Yi y a Murong Wanru, Han Yunxi, finalmente, desahogó su disgusto. Miró la gran extensión de tesoros que tenía delante y sonrió. Este sentimiento fue como ganar la lotería y hacerse rica de la noche a la mañana. De ahora en adelante, nunca más tendría que vivir sus días contando la plata nuevamente.

Cogió un lingote de plata y se lo arrojó casualmente a una criada. —Encuentra a algunas personas para que me ayuden a trasladar estas cosas al Patio de Hibiscus.

La nerviosa sirvienta atrapó la pesada plata, un poco atónita. ¿La estimada wangfei, realmente, quiere darme tanto dinero? Incluso la gran concubina imperial no fue tan generosa.

—¿Todavía no vas?  —Preguntó Han Yunxi.

— ¡Sí, este sirviente irá de inmediato! ¡Por favor espere, estimada wangfei!  —La sirvienta, sin poder esconder su alegría, guardó rápidamente la plata y salió corriendo.

Rápidamente, trajo entre seis a siete hombres capaces para esta tarea. Ellos, generalmente, actuaban arrogantes cada vez que veían a Han Yunxi, pero ahora, todos y cada uno de ellos eran atentos y extremadamente respetuosos. La llamaban estimada wangfei esto y estimada wangfei aquello, como lacayos psicópatas.

Con dinero, incluso un fantasma puede moler una piedra de molino. Tales palabras tenían verdadera lógica en este momento.

Los cofres fueron entregados cuidadosamente en el Pabellón de la Nube Tranquila, en el patio de Hibiscus. Quién sabía, que Han Yunxi sería tan generosa y les daría un lingote de oro para dividir entre ellos. Estos sirvientes rara vez habían visto oro en sus vidas y no se atrevieron a creerlo. Trataron a Han Yunxi con el mismo respeto que un antepasado venerado y le agradecieron varias veces antes de irse.

— ¡Ama, eso es oro! ¡Es suficiente para cubrir su salario durante meses! —Jadeó Chen Xiang.

—Pequeña Chen Xiang, ¿conoces el principio de los venenos? —Preguntó Han Yunxi. La sirvienta sacudió la cabeza, por lo que, Han Yunxi sonrió. —Un veneno completo que se filtra hasta los órganos es el tipo más difícil de curar. Es lo mismo cuando compras apoyo popular.

Chen Xiang todavía no entendió y negó con la cabeza. Han Yunxi no tuvo más remedio que decir: — ¿Crees que Murong Wanru podría ser tan generosa?

—Incluso si lo fuera, no tiene tanto dinero como la ama —Chen Xiang levantó el labio. A sus ojos, su ama era una mujer rica.

—Ese es el principio. Entonces, en el futuro, este grupo de personas solo se unirá a mí en lugar de a ella —sonrió Han Yunxi.

La riqueza acumulada dispersó a la gente, la riqueza repartida acumuló a la gente. Han Yunxi creía que la noticia de su lingote de oro se difundiría rápidamente entre los sirvientes de la casa. Veamos quién se atreverá a faltarle el respeto.

Por ahora, los cielos se estaban volviendo gradualmente más tenues. Han Yunxi no se sentía somnolienta, así que contó el dinero con Chen Xiang, mientras lo limpiaba y lo guardaba. Era como el dicho, contando tu plata hasta que tus manos se agarrotan: había mucho. Cuando finalmente amaneció, todas las cosas se guardaron. Chen Xiang estaba exhausta cuando se dirigió a las cocinas para preparar el desayuno, pero justo cuando salía del Patio de Hibiscus, ¡vio a una criada que esperaba con un plato lleno de comida caliente!

En realidad, la pequeña Chen Xiang, realmente, no entendía la lógica de su ama, pero, al ver esto, ¡sabía que tener dinero realmente era algo bueno!

Han Yunxi comió sólo un poco, estaba demasiado cansada y desvelada como para tener apetito. Todo su cuerpo se sentía agotado y descuidado, por lo que, reflexionó un poco, antes de decirle a Chen Xiang que revisara los dormitorios principales del Patio de Hibiscus.

—Ama, Su Alteza el Duque de Qin no ha regresado —informó Chen Xiang rápidamente.

♦ ♦ ♦

Una sombra aterrizó en la pared derecha de los dormitorios principales, anunciando el regreso de su amo.

Long Feiye estaba a punto de dirigirse hacia allí cuando vio a la pequeña Chen Xiang sentada inexpresivamente junto a la puerta. Antes de pensarlo dos veces ya sospechaba quién podría estar dentro. Poco después, saltó silenciosamente hacia el techo.

Si esta sirvienta está junto a la puerta, ¿Han Yunxi está dentro?

¿Qué está haciendo esta mujer en sus habitaciones?

La mirada de Long Feiye se volvió oscura y sombría mientras, cuidadosamente, movía una teja a un costado para mirar. ¡Inesperadamente, lo que vio fue la pintura viva de una belleza tomando un baño termal! Sus ojos fríos se calmaron, antes de que Long Feiye desviara rápidamente la mirada. Pero no pasó un segundo antes de que volviera a mirar hacia abajo y viera la ropa desparramada junto a la piscina. Los delgados hombros y la espalda expuesta de esa mujer, la clavícula y el cuello en forma de jade, eran apenas visibles a través de la niebla, sin dudarlo eran realmente tentadores…

¡Esta mujer tiene las agallas para precipitarse hacia sus aguas termales!

Los ojos fríos de Long Feiye se volvieron aún más sombríos. Estaba claro que no estaba contento, pero…pero, a medida que pasaba el tiempo, no apartó los ojos. Su mirada era fríamente arrogante y descarada, como si apreciara una obra de arte. Obviamente, se trata de un caso de espiar que podía verse como obsceno, pero lo trataba como algo natural. ¡Muy bien, la expresión en su rostro, en este momento, era de alguien que no podía apartar los ojos de una obra maestra!

De repente, una ráfaga de viento sopló. Long Feiye levantó los ojos para ver a Chu Xifeng acercarse. El disgusto cruzó por sus ojos, mientras despedía a Chu Xifeng, antes de reemplazar la teja. Solo entonces, aterrizó en el patio trasero para reunirse con él.

—Maestro [2], usted… —Chu Xifeng estaba lleno de dudas. ¿Qué estaba haciendo el maestro en ese momento?

Long Feiye no le respondió, en cambio hizo una pregunta. — ¿Cómo va todo?

—Para responder al maestro, es muy probable que el líder del espía del norte de Li sea alguien competente con venenos ocultos dentro de la capital. Este subordinado torturó e interrogó a unos pocos sobrevivientes que dijeron lo mismo: sus venenos provienen de la misma persona. En cuanto a quién es esta persona, no lo saben —respondió Chu Xifeng.

El país del norte de Lí ha organizado múltiples espías dentro de Tianning que son buenos en el uso de venenos para atacar a los diversos funcionarios y generales. Si Han Yunxi no hubiera descubierto la toxina oculta dentro del joven general, Long Feiye no habría aprovechado esta pista tan rápido.

Recientemente, había estado ocupado con este asunto.

—Rastrea la fuente de los venenos, pero no alertes al lado involucrado con el joven general —ordenó Long Feiye. El cuerpo del joven general había escondido un veneno de acción lenta. Debe haber sido envenenado en el transcurso de varios años, lo que significa que el culpable tiene que ser alguien cercano a él. Si el veneno del joven general está relacionado con el asunto de estos agentes enemigos, significa que esos espías han vivido y se han ocultado profundamente entre la gente de Tianning durante muchos años.

— ¡Sí! —Chu Xifeng aceptó respetuosamente sus órdenes.

♦ ♦ ♦

Cuando Long Feiye regresó al techo, Han Yunxi ya había salido de las aguas termales. Esta inteligente (“mujer estúpida”) estaba completamente ajena a todo lo que había sucedido. Su piel recién salida del agua era exquisita y refinada, su rostro lleno de sonrisas, mientras caminaba y hablaba con la pequeña Chen Xiang de regreso al Pabellón de la Nube Tranquila.

—Idiota, ¿cuándo aprenderás a estar en guardia? —Long Feiye murmuró para sí mismo, extremadamente disgustado.

En realidad, esto no fue culpa de Han Yunxi. Ella no sabía artes marciales, entonces, ¿cómo podría ser sensible a los movimientos a su alrededor? Además, gracias a su profesión, estaba hipercentrada cuando comenzó una tarea. Su habilidad para bloquear las distracciones era bastante fuerte, permitiéndole pasar por alto casi todo lo demás a su alrededor.

♦ ♦ ♦

Después de un buen descanso, Han Yunxi decidió llevar a Chen Xiang con ella para visitar la ciudad. Primero, porque tenía dinero suficiente para comprar algunas cosas que le gustan; segundo, porque quería ver la situación de la familia Han. Han Congan ya debería haber sido condenado y el anuncio debe haberse hecho público. El emperador Tianhui no ocultaría tal cosa, sino que la proclamaría con pancartas y tambores para ejecutar a Han Congan. Esta era su oportunidad de anunciarle al mundo que el príncipe heredero era bueno y magnánimo.

Pero Han Yunxi no esperaba que las cosas se pusieran tan dramáticas. Tan pronto como pisó las calles, escuchó todo tipo de comentarios sobre el asunto. Los carteles de proclamación estaban pegados en todas las calles. El emperador Tianhui le dio a Han Congan el doble crimen de engañar a su soberano y conspirar para asesinar al príncipe heredero. Aunque no se escribió que Han Yunxi lo salvó, esta noticia se había extendido hacía mucho tiempo entre los círculos sociales de la aristocracia. Han Yunxi se sentó en la sala privada de un restaurante, mientras escuchaba las discusiones afuera.

—Había caos en la casa de la familia Han esta mañana. ¡Escuché que algunas concubinas empacaron sus objetos de valor y huyeron!

—Un crimen tan pesado, pero solo Han Congan fue castigado. ¡Creo que hay algo sospechoso aquí!

—Jeje, Qin Wangfei está estrechamente relacionada con la familia Han. Estoy pensando que ella fue quien salvó al Clan Han.

—Dicen que el prisionero va a desfilar por las calles dentro de tres días. Aiya, Han Congan sigue siendo un médico famoso de la época, pero, ahora…

— ¿Por qué crees que quería planear un asesinato contra el príncipe heredero? ¡No hay razón!

—Los asuntos de la familia imperial son difíciles de ver con claridad. ¡Es difícil de decir!

Han Yunxi escuchó tranquilamente, ya que no se tomaba en serio estas cosas. Si el prisionero iba a desfilar en tres días, pensó que debería visitar a su padre en la cárcel y preguntarle sobre el difícil parto de su madre. Cuando Han Yunxi lo investigó, descubrió que no había ningún problema con el bebé, ni había ninguna enfermedad oculta. Entonces, ¿por qué moriría en el parto? Su madre era una excelente doctora, por lo que, estaría perfectamente clara sobre la condición de su cuerpo.

Han Yunxi no pudo evitar pensar que había algo sospechoso en todo el asunto. Como esposo, Han Congan debería estar más cerca de la verdad. Más importante aún, ¿cómo surgió la cicatriz del veneno en su rostro? Si llegó con su nacimiento, significa que alguien quería matarla en el útero. Esto debe investigarse a fondo.

Esa tarde, Han Yunxi dejó que Chen Xiang llevara sus compras a casa, mientras ella se dirigía a la cárcel.


[1] meimei (妹妹) – hermana pequeña.

[2] maestro (主子) – zhuzi, cuando se usa, se refiere al maestro / jefe de un hogar.

Selena
Long Feiye no niegues que te está empezando a gustar Han Yunxi, obviamente es hermosa y talentosa. ¿Cuál es la verdad detrás de la muerte de su madre? ¿Cómo se envenenó y cuando fue? Muchas preguntas sin resolver…

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *