El caos de la belleza – Capítulo 4: La capital es muy pequeña

Traducido por Naremi

Editado por Michi


El sol brillaba, los pájaros cantaban y las flores estaban fragantes, arriba, en la obsoleta habitación del desván, hay un hombre joven, con los ojos mirando por la ventana, su rostro sin expresión, mirando atentamente a la distancia, inmerso en sus pensamientos internos

El viento sopla, revolviendo los cabellos del joven, sus mangas ondulantes. Irritado, Gui Wan saca una cinta plateada de su manga, atándose el cabello hacia arriba, frunciendo el ceño mientras mira a la distancia, esperando pacientemente.

De repente, una paloma blanca como la nieve vuela desde el norte, dando vueltas varias veces por encima de la vieja habitación del desván, y de repente agita sus alas. La pequeña paloma gorgojeó mientras se asienta sobre la barandilla, su cabeza gira de lado a lado. Gui Wan se acerca de cerca, murmurando humildemente: “Por fin está aquí”. Agarrando a la paloma, extiende su mano y sostiene la cápsula en el pie de la paloma, de ella extrae una nota, observando minuciosamente los detalles,  su expresión se vuelve ligeramente decepcionada.

Levantando la cabeza, reflexiona un poco, girando su cuerpo para entrar en la habitación.

El interior de la habitación del desván se ve en mal estado en comparación con su apariencia exterior, que consta de dos habitaciones, la de fuera es una simple sala de estudio y la de adentro es la habitación. Gui Wan entra en el dormitorio, allí, una sirvienta se sienta junto a la cama.

Al escuchar el sonido, Ling Long gira su cabeza, su voz con decepción mientras habla:

—Todavía no se ha despertado.

Mirando hacia la cama, el hombre Nu yace con los ojos cerrados, su respiración es tranquila, duerme con una expresión demasiado pacífica, lo que hace pensar que solo está tomando una siesta por la tarde y que se despertará en un rato.

Claramente ha estado inconsciente durante tres días, ¿por qué no se ha despertado todavía? Pensando en dos días atrás, el médico le había prometido que hoy se despertaría. Ya se está acercando el atardecer, pero no hay ni la más mínima señal de que despertará pronto, al ver su cara dormida, que parece estar en completa paz, Gui Wan lleva un rastro de sarcasmo en su risa, en un momento como este, él todavía puede dormir tan profundamente…

Hace tres días, se había tragado la “píldora venenosa” para buscar el antídoto, había puesto en uso el poder del Primer Ministro, e incluso había enviado investigadores a todas partes, sin embargo, la información recopilada durante estos tres días, de todas partes, era en realidad muy poca. Mirando al inconsciente hombre, no dispuesto a despertar, se preguntó, ¿podría ser que él sigue siendo su última esperanza?

Suspirando suavemente, le dijo a la criada que todavía está sentada al lado de la cama:

—Ling Long, regresa primero.

Durante estos tres días, fue Ling Long quien estuvo corriendo de aquí para allá, bajo las órdenes del primer ministro,entregando constantemente mensajes y cuidando del paciente, debía estar agotada.

—El señor primer ministro está muy preocupado por usted—, recuerda Ling Long con suavidad.

Ella no entiende por qué deben salvar a este hombre de origen desconocido. Su forma de hacer las cosas siempre se ha hecho con un sentido de propiedad, la gente suele decir que hace honor a su nombre, que es una trabajadora suave, inteligente y de buen comportamiento, pero en realidad, la que es verdaderamente suave y hábil, es la joven Señora a la que ha servido durante muchos años, nunca la ha visto escapar de su sentido de la propiedad, así que, ¿qué es exactamente lo que ha fallado aquí?

Entendiendo lo que le preocupa, Gui Wan deja escapar una pequeña risa, cómo pudo haber querido provocar semejante sospecha, pero entre la vida y la muerte, ella tampoco puede quedarse sin hacer nada. Este asunto no se puede explicar, si ella le dice a Ling Long, entonces estará provocando una tormenta sin ninguna razón.

Las comisuras de sus labios se enganchan, sonríe de manera relajada.

—No te preocupes, Ling Long.— Al ver a Ling Long tranquilizarse con sus palabras, Gui Wan la alienta—Apresúrate a irte, regresa y dile a la cuidador, mis órdenes no pueden ser conocidas por otros. Todo debe hacerse en secreto.

Ling Long responde afirmativamente, acicalando su atuendo, estaba a punto de abandonar la habitación del desván, cuando Gui Wan de repente la llama de nuevo:

—Ling Long, todo lo que está pasando aquí, no puedes decirle a mi esposo, ¿lo entiendes?

Ling Long revela una expresión de perplejidad, pero al ver una cara que ya no está dispuesta a hablar, solo puede asentir con la cabeza y dejar la casa.

Al ver que se ha ido, Gui Wan se sienta en el asiento que anteriormente estaba ocupado, sintiendo la calidez que le queda. Mirando hacia abajo en la cama, ha caído profundamente en la inconsciencia, pero se ve mucho mejor que hace tres noches.

Habiendo comido ginseng de seiscientos años, por supuesto que se ve bien. Gui Wan alberga en secreto una gran molestia, ella lo alimenta con ginseng y ling zhi, él le alimenta un veneno secreto, esto realmente es una diferencia entre el cielo y el infierno.

Justo cuando estaba a punto de levantarse, de repente vislumbra los ojos de la persona que tiemblan suavemente. El cuerpo entero de Gui Wan se congela, luego vuelve a sentarse, con los ojos fijos en la persona. En el interior ella estaba secretamente llena de grata sorpresa: él despertaría al fin.

Ye Li siente el dolor punzante en su brazo izquierdo, obligándolo a despertarse completamente, sus ojos se abren lentamente. Ante sus ojos había una visión borrosa, y entre tanta confusión, ve a una persona sentada a su lado, ¿quién es?

Es él, es el hombre ridículamente hermoso que estaba en el callejón esa noche.

Se encontraba mareado, sintiendo que todo giraba alrededor de él, de repente una mano sostiene su cuerpo, girando su cabeza, el joven estaba a su lado y le pregunta:

—¿Cuánto tiempo he dormido? – su voz sonaba ásperamente ronca.

—Tres días.

  La voz del joven era agradablemente clara y nítida, completamente diferente a la gente valiente de Nu. Siente una fuerte sensación de incomodidad, como si su garganta estuviera en llamas, justo cuando estaba pensando en esto, un plato de sopa caliente fue traído frente a él y levantó la cabeza para ver una cara sonriente.

Extendiendo su mano para tomar el tazón, se sintió un poco culpable en el fondo, lo había envenenado, pero lo cuida con tanta hospitalidad. Tomó una gran cantidad de sopa, repentinamente sintiendo que todo su cuerpo se calentaba, su fuerza también se ha recuperado, esta debe ser una sopa de ginseng, la gente del Nu solo usa ese precioso ginseng cuando alguien ha contraído una enfermedad gravemente incurable, pero el Imperio Celestial simplemente lo usa como les place.

Al verlo dejar de beber después de ese bocado, Gui Wan pregunta:

—¿No sabe bien?

Suavemente, traga el resto de la sopa de ginseng, Ye Li coloca el tazón en la mesa y le dice a Gui Wan:

—Gracias.

Gui Wan se sobresaltó y respondió:

—No hay necesidad de ser tan educado

  Al verlo tragar un tazón de sopa de ginseng, su espíritu está mejorando, ahora puede hacerle algunas preguntas; para algunas cosas, había esperado tres días, ya.

Sin esperar a que Gui Wan hable, Ye Li pregunta de repente:

—¿Cómo te llamas?—No sabe por qué razón, pero él realmente quiere saber su nombre.

—Suo Ge Ta.

—¡Qué!—  Ye Li exclama en voz alta.

Al ver a este hombre mostrar una reacción tan grande a este nombre, exclamando con sorpresa, Gui Wan se había reído en secreto, ese día ella lo escuchó murmurar “Suo Ge Ta”, y después de perder el conocimiento, a veces lo llamaba. Tres palabras, así que ella había querido probarlo, no creía que su reacción fuera tan grande.

Al verlo mirarla con un toque de asombro, alarma e incluso duda, no pudo contener la risa.

—Solo bromeaba contigo, cómo podría tener un nombre tan extraño, me llamo Yu Wan.

Solo cuando escuchó esta respuesta, Ye Li se sintió aliviado, así que fue solo una broma, pero ¿por qué es que puede sentir la más mínima decepción derramándose?

Esta persona realmente es bastante interesante, al escuchar ese nombre falso, su rostro se mostró en shock, su expresión atravesando tres cambios diferentes, realmente es extraño, al decirle el nombre real, parece estar un poco decepcionado, se parece a la gente del Nu, son realmente ingenuos, pensando esto, Gui Wan le pregunta:

—Mi nombre, ahora lo sabes, ¿cuál es tu nombre?

Permanece en silencio por un buen rato, justo cuando Gui Wan pensó que no respondería, de repente se enrosca en un puño, lo coloca contra su pecho, recita una línea del lenguaje Nu, y luego gira la cabeza, diciendo a Gui Wan:

—Originalmente no iba a decirle a nadie aquí mi nombre, pero usted salvó mi vida, la gente de Nu valoramos más esas gracias …— Hablando hasta allí, de repente se detiene, mirando rápidamente a Gui Wan,—Me llamo Ye Li.

—¡Qué!— esta vez es Gui Wan quien exclama sorprendida.

Aunque ella exclama en voz baja, Ye Li ya la había mirado con interés, sus movimientos tan rápidos como un relámpago

—¿Qué pasa? ¿Has oído hablar de este nombre antes?

Por supuesto que ella escuchó de eso. No es de extrañar que haya escapado de la cárcel, no es de extrañar que la ciudad capital haya estado tan fuertemente custodiada durante los últimos tres días, no es de extrañar que incluso hubiera escuchado que el general Lin está personalmente dirigiendo a los soldados en busca del fugitivo, resulta que … Es el príncipe de los Nu.

Riéndose para sí misma, su rostro no mostraba cambios.

—No había oído hablar de eso antes.

Al verlo parecer como si todavía no creyera sus palabras, ella agrega:

—Es solo que el apellido del que nunca se ha oído hablar en el imperio celestial.

Su corazón se tranquilizó un poco, la expresión severa de Ye Li se calmó, no quiere matar a alguien porque su nombre ha revelado su identidad, inconscientemente, no quiere empuñar un cuchillo contra este joven.

Pero este joven no debe ser una persona promedio, ya que para poder ocultarlo de manera segura durante tres días, esto no es algo que esté dentro de la capacidad de la gente promedio. Pensando esto, su mente se puso en alerta nuevamente. De repente, pensando en una pregunta importante, pregunta:

—¿Dónde está este lugar?

—Estamos en el patio detrás del restaurante Lai Fu.

Gui Wan ve que Ye Li no entiende, y recuerda que es una persona de Nu, y agrega:

—Este lugar es la calle Bai Hua, no está lejos del callejón.

Ante la mención de ese callejón, Ye Li frunce el ceño:

—¿Por qué estaríamos aquí? , es demasiado inseguro como para estar en un área dentro del corazón de la ciudad capital.

—Este lugar es el más seguro.

 Mirando a través de sus pensamientos, la voz de Gui Wan no mostró fluctuaciones, y explicó de manera relajada:

—Hay dos razones para esto, la primera es que este lugar ya se ha registrado el día en que escapó; la segunda razón es que si te hubiera enviado a las afueras remotas ese día, me temo que ya habrías perdido la vida.

Al ver que Ye Li asiente con la cabeza en señal de acuerdo, Gui Wan continúa hablando:

—Ahora que ya te he salvado, también debes darme el antídoto para la ‘píldora venenosa, ¿verdad?”

Después de haber esperado durante tres días enteros, su paciencia se está agotando rápidamente.

Pareciendo preocupado mientras mira a Gui Wan, Ye Li reflexiona por un momento:

—No puedo darte el antídoto.

♦ ♦ ♦

La atmósfera se vuelve repentinamente fría, ambas personas mirándose la una a la otra, en este momento de silencio, ambas tienen sus propias preocupaciones, sus pensamientos pasan por giros y vueltas, lo que lleva a la irritación.

Ye Li piensa: no puede darle el antídoto, no parece estar tan débil como parece, si le da el antídoto, tal vez ya no lo ayude. Si quiere dejar la capital, todavía necesita su ayuda. Mientras él haya escapado de la Ciudad Capital con seguridad, pagará este favor a partir de entonces.

Gui Wan piensa: Él no está dispuesto a dar el antídoto, debe significar que quiere que ella lo ayude a escapar de la capital. Realmente hay que avanzar un poco y tolerarlo temporalmente. Una vez que ella obtenga el antídoto, entonces él ni siquiera pensará en salir de la capital.

Pensando en eso, Ye Li habla sinceramente:

—Yu, siempre que pueda salir de la Capital lo haré, antes de eso, definitivamente no puedo darte el antídoto. No tienes que preocuparte, siempre y cuando no toque la flauta Dong Gu (Flauta de valle en movimiento), el veneno ponzoñoso en tu estómago nunca actuará en tu vida.

Gui Wan no estaba enojado, con una sonrisa graciosa respondió:

—El hermano Ye Li también puede estar tranquilo, este hermanito pensará en una manera y lo enviará de manera segura fuera de la ciudad.

Ambas personas intercambian sonrisas, llegando así a un “acuerdo”.

Desde que se llegó a un acuerdo no escrito, Gui Wan también está aliviada del peligro oculto del veneno en cualquier momento, en ese pequeño momento, se sentía como si la gran carga en su pecho hubiera sido levantada. La gente en el dormitorio, que se llamaban hermanos, también fue un gran placer, especialmente cuando Ye Li habló sobre el paisaje y las humanidades más allá de la Gran Muralla, permitiendo que Gui Wan obtuviera muchas ideas.

De repente, pensando en algo, incapaz de abstenerse de ser curioso, Gui Wan pregunta:

—Hermano Ye Li, este Suo Ge Ta, ¿qué significa exactamente?

Ye Li estaba a punto de hablar, cuando de repente ve la brillante sonrisa de Gui Wan, la imagen de lo que sucedió en el callejón esa noche, volviendo a su mente, había confundido a este hermoso niño delante de él con un dios, por un momento se quedó sin palabras, incapaz de responderle.

Al ver que no responde, Gui Wan pensó que había cometido un cierto tabú dentro de la Tribu Nu, y dijo:

—Por favor, perdona lo que sucedió antes, soy joven e inexperto, malversando el nombre del Nu.

Reflexionando sobre lo que acaba de suceder, Ye Li hace un gesto con la mano:

—No es nada.— Con el rostro calmado, con un ligero toque de seriedad, Gui Wan ve esto y no puede decir nada.

Otro momento de silencio, Ye Li revela una expresión preocupada, Gui Wan estaba secretamente curioso, cuando Ye Li habla:

—De hecho …… realmente te conviene este nombre.-  Dicho eso, su expresión se vuelve peor, como si se estuviera culpando a sí mismo por alguna cosa.

Al escuchar esto, estaba estupefacta, y estaba a punto de preguntarle qué quería decir, cuando una ráfaga de rápidos sonidos interrumpió su conversación.

La expresión de Gui Wan cambia de inmediato, al hacer contacto visual con Ye Li, señala que debajo de la cama, Ye Li entendió su significado, se sentó desde un lado de la cama e inmediatamente rodó debajo de la cama.

Al ver que se ha arremolinado, Gui Wan alisa las sábanas y luego camina tranquilamente hacia la entrada, abriendo las puertas.

Tan pronto como se abrieron las puertas, se encontró cara a cara con un par de hermosos ojos, al verlo, Gui Wan no pudo evitar sentirse un poco desconcertada. Esa expresión helada, esos hermosos orbes, es claramente la hermosa joven que pagó por ella hace tres días. Además del joven hay varios soldados, justo cuando Gui Wan experimentó un pequeño momento de iluminación, dos soldados trotan, inclinándose ante la fría juventud junto a la puerta, hablan al unísono:

—General, no hay  avances en el vestíbulo.

Así que él es el joven y talentoso, junto con Lou Che, asistiendo al Emperador, con un civil, un militar, el General Lin. En el momento en que Gui Wan descubrió su identidad, en el momento en que ella se dio cuenta de la crisis actual.

Al darse cuenta de que la otra persona también la está mirando levemente sorprendida, Gui Wan se mantiene calmada y tranquila, y sonríe mientras saluda:

—Parece que la capital es muy pequeña.

Dicen que los hombres extraordinarios definitivamente tendrían encuentros extraordinarios, ¿esto apunta hacia situaciones como esta?, Gui Wan bromea amargamente

Al darse cuenta de la sorpresa en los ojos de la oposición, Gui Wan reflexiona un poco, pensando para sí misma, tal vez esta podría ser la oportunidad perfecta, para darle a Ye Li al General Lin, y luego puede buscar una solución desintoxicante del General Lin, no cree que Ye Li pueda soportar los duros castigos de la división de castigos.

Justo cuando estaba pensando que, de repente vislumbra un destello plateado debajo de la cama, el corazón de Gui Wan se alarmó de repente, sabía que esa era la flauta de Ye Li, el dolor inolvidable de ese día vuelve a su cabeza, es Ye Li. ¡Recordándole que no traicione su acuerdo!

Ella está atrapada en un dilema ahora.

—Así que eres el famoso general Lin, muchas gracias por ese día.— Gui Wan, hablando cordialmente con la oposición, se recuerda a sí misma que debe mantenerse compuesta.

Asintiendo ligeramente, Lin Rui En se quedó momentáneamente sin palabras. Hace tres días, el criminal detenido de los Nu que había sido enviado a la capital se ha escapado, desde entonces se ha hecho cargo de la búsqueda. El criminal se ha escapado en esta área, y ya ha tendido todas las trampas, pero aún no ha podido atrapar a la persona, con tres días completos, ¿podría Ye Li haber desaparecido como el polvo? Ha buscado en toda la capital una vez, pero aún no logró atraparlo, ¿dónde está exactamente el problema? ¿Podría haber un lugar que hayan pasado por alto?

Hoy solo puede llevar a la gente a buscar alrededor de nuevo. Nunca pensó que se encontraría una vez más con este joven.

¿Podría la capital realmente ser tan pequeña? Lin Rui En al escuchar estas palabras suyas, también se siente desconcertado de todos modos.

¿Por qué lo habría recordado? ¿Es porque ese día se había vestido bien, pero no pudo pagar sus gastos de comida, por lo que dejó una profunda impresión en él?

Sintiendo vagamente que esta no es la respuesta correcta, Lin Rui el frunce el ceño, diciendo:

—Estoy persiguiendo al fugitivo que escapó. Estos últimos días, ¿has visto a un hombre herido de la tribu Nu? —Su voz es tan fría como su mirada.

Por supuesto que ella lo ha visto, de hecho, él está debajo de la cama en este momento.

—No, estos últimos días solo me he estado quedando en esta casa y no he salido.-  Gui Wan habló con tanta sinceridad.

Asintiendo levemente con la cabeza, Lin Rui En mira alrededor del interior de la casa.

—Tenemos un curso regular de deberes oficiales que cumplir, no me importaría que mirara alrededor, ¿no?

—Por supuesto que no.—La voz de Gui Wan era enérgica, pero dentro de ella tiene un nerviosismo oculto.

Dejándolo pasar a la casa, cientos de pensamientos pasan por el cerebro de Gui Wan, incapaz de encontrar una solución para satisfacer a ambos lados, gira la cabeza y ve la cara firme de indiferencia de Lin Rui En, y de repente piensa en algo. Dándose la vuelta con una sonrisa cautivadora, dice:

—General, gracias por su ayuda el día anterior, este hermanito siempre lo tendrá en cuenta.

Lin Rui En frunce el ceño, ¿cómo podría un hombre tener una sonrisa así? Podría ser debido a su bonita apariencia, una sonrisa tan delicada en su rostro, es capaz de expresar una mirada de tanta belleza e inocencia.

Sin decir nada en respuesta, de repente se da cuenta de que la otra persona ya lo había invitado a entrar en la habitación, el ritmo de la marcha de Lin Rui En se vuelve más lento.

Al verlo detenerse allí, Gui Wan extiende sus manos para aferrarse a él, lo lleva a la cama y señala el único taburete a su lado:

—General, por favor, siéntese.

Si alguien más hubiera extendido sus brazos hacia él de manera repentina, él rompería su muñeca sin piedad, pero en el momento en que este joven naturalmente extendió su mano para aferrarse a él, solo había dudado un poco. Antes de que pudiera mostrar alguna reacción, la mano ya lo había agarrado, estaba a punto de soltarse de la mano, cuando solo podía sentir algo suave y delicado en su brazo, mirando hacia abajo, dedos delgados, un blanco delicado.

Su mente fue golpeada por el shock, esto es claramente un par de manos femeninas.

Componiéndose a sí mismo, lo ve “apuntando” al único taburete dentro de la habitación, y hace el movimiento repentino para quitar “su” mano, mirando el taburete, y tampoco sabe si debe sentarse o no.

Al ver a Lin Rui En fijarse en el taburete, el corazón de Gui Wan comienza a latir con fuerza, de hecho, en este momento está corriendo un gran riesgo, para invitar a Lin Rui En al taburete junto a la cama, realmente se debe a un motivo oculto, tiene que apostar esto, apostar a hacer que Lin Rui En se siente en el único punto ciego.

Pero al verlo mirar fijamente al taburete en este momento, ¿podría ser que descubrió algo?

Lin Rui En vacila por un momento, al ver que “él” lo mira, pareciendo algo incómodo, cambia sus pensamientos y piensa, tal vez “él” se disfraza de hombre debido a algunas dificultades, entonces ¿por qué debería exponerlo a él? pensando eso, se sienta.

Gui Wan deja escapar un suspiro de alivio en secreto, mirando hacia la puerta, cuatro soldados ya han entrado en casa comenzando su búsqueda.

Mientras más observa, más frunce el ceño, al final Gui Wan no pudo contener sus quejas:

—¿Cómo podrían ser tan rudos?

 Los soldados que buscaban en el exterior rebuscaron en sus manos, sus manos, ni siquiera las menos relajadas.

Lin Rui En también observa a los soldados que buscan bajo su guía, una vez que toma en consideración que “él” es en realidad una mujer, las acciones de los soldados también aparecen bruscas en sus ojos, mientras piensa esto, oye que “él” en voz baja se queja, incapaz de contener la lengua, dice:

—Actúa más gentilmente.

Los cuatro soldados que están afuera alzan sus cabezas simultáneamente, girándose para mirar a Lin Rui En, al ver que esa expresión fría de él no podían evitar mirar uno hacia el otro, todos pensando: el General está actuando raro hoy. Ablandando sus acciones, continúan su búsqueda con cautela.

Muy rápidamente, han logrado buscar a fondo el área exterior. Los cuatro soldados caminan hacia Lin Rui En, respetuosamente de pie allí, esperando las órdenes del General.

Hablando típicamente, también necesitan buscar dentro de la casa. Levantando la cabeza para mirar rápidamente a “él”, Lin Rui En parece tener dudas, sus ojos escanean el lugar y finalmente habla:

—He mirado por aquí, no hay nada fuera de lo común.

Al escuchar sus palabras, Gui Wan se sorprendió gratamente, finalmente se las arregló para engañar a este joven general frío, pensando esto, lo mira y lo mira a los ojos, pero en realidad él mira hacia otro lado.

Al ver que los cuatro soldados se retiraban, Lin Rui En estaba a punto de levantarse e irse, cuando Gui Wan pregunta de repente:

—General, el fugitivo Nu del que acaba de hablar, ¿es alguien del país Nu, verdad?

Asintiendo con la cabeza, Lin Rui En mira a “él” dubitativamente, sin saber por qué “él” está preguntando esto.

Gui Wan explica:

—Solo estoy pensando, si el General va a buscar de esta forma, tal vez no obtendrás ningún resultado al hacerlo, si es así, entonces prepara una emboscada en el camino hacia Nu , tal vez esto sería de utilidad

No creía haber escuchado ese comentario, Lin Rui En mira a “él” con una mirada que contiene un significado más profundo, antes de darse la vuelta y salir.

Aunque ella no lo escuchó decir nada en respuesta, Gui Wan sabe que él la escuchó, su corazón se llenó de felicidad, mientras él la escuche, entonces ya tuvo éxito en la mitad de su plan.

Al ver al grupo de personas y al general Lin caminar hacia adelante sin mirar atrás, Gui Wan cierra lentamente las puertas, todo su cuerpo descansa contra la puerta, dejando escapar un gran suspiro, vuelve la cabeza hacia la cama y dice:

—Puedes salir fuera ahora.

Lentamente saliendo de debajo de la cama, Ye Li observa a Gui Wan de una manera extraña:

—¿Por qué sugieres que me bloquee el camino a casa?

Al escuchar su insatisfacción, Gui Wan sonríe, hablando con calma:

—Al hacer esto, solo entonces tendrías la oportunidad de ir a casa.

Al ver su expresión de asombro y duda, Gui Wan asegura:

—No te preocupes, te lo explicaré lentamente.

♦ ♦ ♦

El cielo estaba muy oscuros, sin luz de luna, las sombras de dos personas salen lentamente de las Puertas del Norte de la Ciudad Capital, por el aspecto de su ritmo pausado, parece como si estuvieran en un paseo, paseando en la negrura de la noche, sin luna y ventosa.

Al observar los alrededores mientras caminaba lentamente, Gui Wan estaba relajada y despreocupada, girando la cabeza, ella ve que dentro de la oscuridad, la otra persona está mostrando una mirada ardiente, fuerte y cautelosa en sus ojos, se ríe y dice:

—No necesitas ser tan serio, ¿verdad?

Al ver una sonrisa tan despreocupada en su rostro, Ye Li dice:

—Nosotros, los habitantes de Nu, mientras no estemos en casa, mantendremos una postura de alerta.

—De hecho, es un buen hábito.—El tono con el que decía esas palabras era suave, como si estuviera feliz, como si estuviera indefenso, como si suspirara.

Al escuchar otras implicaciones en su voz, Ye Li se gira para mirarlo, pero los cielos eran demasiado oscuros, sin importar qué, no puede ver claramente la mirada en su rostro, lo mismo hacia sus pensamientos internos.

En un abrir y cerrar de ojos habían llegado a las puertas de la ciudad, mirando hacia el cielo, Gui Wan se detiene en sus pasos

—Está bien, estamos aquí.

También parando, Ye Li mira hacia las puertas de la ciudad donde solo hay dos personas, preguntándose:

—¿Esto realmente va a funcionar bien?

—Por supuesto. En este momento, el general Lin está en el este esperándote con capas de trampas, porque esa es la dirección en la que te dirigirás. En este momento, saldrás del norte, de esta manera no correrías contra ellas, además, aunque es el camino más largo, pero si se aleja de la ciudad de Feng dentro de un mes, debería poder regresar a la Tribu Nu. Si es mejor perder tu vida, o mejor tomar el camino más largo a casa, creo que deberías saberlo mejor.—Habiendo dicho tantas cosas de una vez, Gui Wan no le dio tiempo para respirar, y siguió hablando:— Hoy puedes irte de aquí. Si no te vas ahora, entonces no tendrás otra oportunidad.

Mirando atentamente a Gui Wan, Ye Li asiente con la cabeza.

—Ahora, entonces … —Gui Wan sonríe, recordándole— He cumplido mi parte del acuerdo …

En silencio, Ye Li se levanta la manga al ver a Gui Wan un paso defensivo hacia atrás, se ríe:

—No me malinterprete, en realidad, he creado este veneno con mi sangre, el antídoto es mi sangre.

Al mirarlo, Gui Wan de repente entiende y la ira se acumula en su interior, si hubiera sabido que el antídoto ha estado frente a ella durante tres días, ¿habría alguna necesidad de todos estos problemas?

Ella observa con una sonrisa mientras Ye Li toma el cuchillo y le corta una pequeña herida en la muñeca, la sangre fluye lentamente hacia afuera. Gui Wan se encontró con otro dolor de cabeza, olvide este problema de la necesidad de beber su sangre, ahora mismo no hay ni cuencos ni nada por el estilo, ¿podría ser que ella necesite subir y beber de él?

—¿Qué pasa?— Ye Li pregunta desconcertado, sin entender por qué no está bebiendo el antídoto, e incluso mostrando una cara de preocupación, ¿no debería estar encantado de poder desintoxicar el veneno?

Olvídalo, la vida es más importante que cualquier cosa, pensando esto, Gui Wan se acerca, bebiendo la sangre de su herida.

Ye Li se congela, en el momento en que Gui Wan bebe suavemente, una sensación de cojera y entumecimiento se extiende desde sus heridas, la herida ya no siente dolor, solo siente que todo su cuerpo se calienta ligeramente.

En qué estaba pensando, incluso si la otra persona es una persona hermosa y excepcional, al final sigue siendo un hombre. Estos últimos dos días, olvida haber visto repetidamente un destello de un dios en él, pero para sentirte realmente conmovido por él, Ye Li, ah Ye Li, ¿qué es exactamente lo que te pasa?

Luchando en secreto con su ser interior, no pudo contenerse por mucho tiempo, hacia el joven que bebe la sangre con la cabeza baja, con el pelo negro como seda, la piel y la barbilla de jade, un cuello bellamente agraciado, y también …

De repente, agarrando el brazo del joven, Ye Li se estremeció de emoción:

—¿Tú … no eres un hombre?

De repente, agarrada por el brazo, Gui Wan siente el dolor y levanta la cabeza, mirando a Ye Li con asombro, perplejidad y alegría al escuchar su pregunta, se sorprendió por un momento, pero responde con calma:

—Así es, nunca dije que soy un hombre.

Al ver la expresión calmada de Gui Wan, la sangre  que aún no se ha limpiado de sus labios, dentro de la oscuridad, revela una apariencia que se parece aún más al brillo de los duraznos y ciruelas maduros. El corazón de Ye Li estalla repentinamente en alegría, pequeños pedacitos de alegría se acumulan, haciendo que él deje escapar un sonido de carcajada.

Gui Wan lo mira como si estuviera mirando a un loco, le recuerda:

—Hay soldados en las torres de la ciudad.

Una vez que ha dicho eso, como un testimonio de sus palabras, dos soldados que vigilan las puertas de la ciudad salen a su encuentro, Ye Li ni siquiera se molesta en mirar, mira a Gui Wan, su rostro brillando:

—De hecho, eres Suo Ge Ta …

Los dos soldados se acercan y Ye Li hace un movimiento repentino, una vez más actuando con la sensibilidad de un leopardo, saca la espada del lado de la cintura del oponente, con un movimiento rápido y  ordenado ambos soldados fueron enviados al inframundo sin siquiera pronunciar una sola palabra.

Mirando fríamente las acciones de la oposición, los ojos de Gui Wan revelan un rastro de misteriosa traición.

Ye Li, que acababa de lidiar con los dos soldados, se da vuelta, se pone la espada en el costado de la cintura y se dirige hacia Gui Wan.

Acababa de matar, sintiendo que su cuerpo parecía tener el olor a sangre que lo rodeaba, Gui Wan retrocedió.

Acelerando el paso para acercarse a ella, él agarra los hombros de Gui Wan en un solo movimiento, tirándola delante de él, con una mirada de alegría, Ye Li murmura:

—Suo Ge Ta, tú eres Suo Ge Ta.

Simplemente incapaz de entender las tonterías de las que habla, ella reúne todas sus fuerzas para alejarlo, su voz le recuerda fríamente:

—Si todavía no te vas a ir, será demasiado tarde.

A él no le importó que lo echaran, pero sus siguientes palabras lo despertaron bruscamente, dejándola ir, se calló mientras miraba a Gui Wan, diciendo lentamente:

—Regresaré.

Dicho eso, inmediatamente se da vuelta y corre hacia las escaleras por las puertas de la ciudad. Mientras lo hace, parece haber pensado en algo, deteniendo su figura, girando la cabeza, una vez más se compromete con Gui Wan:

—Regresaré, Suo Ge Ta.

Gui Wan no dice nada, al ver cómo su figura desaparece gradualmente en la oscuridad, entonces ella oye el sonido de las puertas de la ciudad abrirse, suponiendo que ya se fue de la ciudad. La expresión de su rostro se vuelve traicionera, una sonrisa desdeñosa flota repentinamente en la superficie de su rostro mientras habla suavemente: “¿Entonces la gente Nu permanece vigilante en todo momento?” Dejando escapar una risa, levanta la mano y las olas, dentro. La oscuridad originalmente vacía, dos sombras aparecen en un abrir y cerrar de ojos. Las dos figuras que han sido convocadas ante ella son claramente maestros expertos.

Detrás de ella, las dos personas están hombro con hombro. Uno de ellos habla con una voz sorda y ronca:

—Ya hemos notificado al General Lin. Saliendo de aquí, solo hay muerte esperándolo.

Mirando en la oscuridad, Gui Wan no muestra ninguna expresión. Ella habla suavemente, como si estuviera hablando con la gente detrás de ella, pero también parece estar hablando por sí misma para escuchar:

—Ni siquiera puedes volver con vida, ¿cómo puedes volver?,— se detiene, como si no pudiera soportar esto, explicando suavemente: —Esto es realmente cruel, ¿quién te dijo que fueras de una raza diferente? Un destino tan indefenso, ah …

Nadie le responde. Solo hay un viento que levanta, llevándose su voz en la oscuridad, hundiéndose en la inmensidad entre las puertas de la ciudad.

| Índice |

3 thoughts on “El caos de la belleza – Capítulo 4: La capital es muy pequeña

  1. Araragi Kureha says:

    Y yo pensando que habian abandonado esta novela
    Gracias por retomarla QwQ

    Es una lastima que la termine de leer en ingles hace meses
    La volvere a leer por 11ves xD
    Sigo enojada con el autor

    • Nemoné says:

      |д・) ¿qué te habrá hecho enojarte con el autor…?

      Ya que estás, en la edición 29 de Kovel Times encuentras disponible el siguiente capítulo.

      • Araragi Kureha says:

        Con el debido respeto, cuando estes a 7 capitulos de terminar esta corta pero larga novela
        entenderas mis sentimientos
        :v Mejor dicho “Querrar prenderle fuego al autor por lo que hizo”
        Una novela tan buena, solo para tener un final de mierda muy apresurado y que ni con el extra que hizo pudo explicar todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *