Escapó otra vez – Capítulo 1


“Mujer sobrante” es un término despectivo para una mujer no casada, quien normalmente posee una elevada educación y está alrededor de los 27 años. Irónicamente, debido al desequilibrio de género causado por la política de un solo hijo y los abortos selectivos por sexo, hay probablemente más “sobrantes” hombres que mujeres.

La cara de una mujer joven y bella se reflejó en la superficie fría del espejo de cobre. Tenía las cejas bien formadas y la piel blanca como la nieve; ojos brillantes de color marrón con pupilas de gato; largas y elocuentes pestañas que revoloteaban como alas de mariposa.

Xia Yuqing normalmente estaría encantada con esos dulces ojos, pero había perdido todo el apetito desde que descubrió que el rostro sin igual de esta extraña estaba unido a su propio cuerpo.

¿¡Trans, transmigración!? La nueva ceja de Xia Yuqing se elevó en un bonito pero inexpresivo reflejo. ¡Parece que su natural cara de póker ha hecho el viaje con ella!

Xia Yuqing era completamente del siglo 21 y una fujoshi* además de una estudiante obediente en su juventud. En su tiempo libre, le gustaba navegar por los foros, ver películas a veces inmorales, así como leer porno cuando le apetecía. ¡Pero nunca cometió una atrocidad que garantizara ser golpeada por un rayo!

[*fujoshi: término japonés aplicado a las mujeres aficionadas al yaoi o BL (Boys Love)]

Mirando al desconocido reflejo, Xia Yuqing recordó los momentos previos a que perdiera la conciencia. Había estado acunando su querido ordenador como un dios de internet que subía algunos yaoi muy realistas. Debido a la estimulación excesiva, no podía contener la hemorragia nasal que estalló y ensució toda la pantalla LCD.

Aquí es donde todo se hundía en el abismo. Sin querer cavó su propia tumba golpeando una taza de agua mientras rebuscaba un pañuelo para la nariz. Salpicó el cargador y, tras un crujido y un aroma a quemado, un relámpago repentinamente golpeó desde fuera de su ventana… y entonces todo se volvió negro. Después, se había despertado en aquel lugar alejado de la mano de Dios.

¡Aaaaah! Xia Yuqing acalló una tormenta interna. ¡Maldita transmigración! ¡Devuélveme mi confortable estilo de vida de estar en casa! ¡Devuélveme mi ordenador de alta tecnología! ¡Devuélveme mi incomparable R18 erótica!

Sus sirvientas se estremecieron cuando Xia Yuqing permaneció inmóvil durante mucho tiempo en el espejo, su rostro inexpresivo se ensombreció y el aire a su alrededor se estancó progresivamente.

Una chica vestida de amarillo fue empujada hacia delante.

—Princesa…

Murmuró, emocionando a su señora que había estado comportándose extrañamente desde que se despertó esta mañana.

Se amedrentó bajo la fría mirada de Xia Yuqing.

[Amedrentar: atemorizar, hacer que alguien sienta miedo o temor.]

—¿Qué ocurre?

Rompió Xia Yuqing aún molesta.

La pobre chica estaba asustada como para llorar. ¿No se suponía que ella era una princesa cándida y de mente débil? Pero después de despertar había hecho un cambio de 180º; ¿podía ser por el incidente de esta mañana?

—Pri-Princesa, hoy es el día de vuestra boda… El emperador tradicionalmente pasa la noche aquí. ¿No requeriría algunos preparativos?

Xia Yuqing despertó. Sólo ahora miró hacia abajo y notó que llevaba un vestido de novia rojo; esto finalmente sonó como una campana en su cabeza. La identidad de su cuerpo anfitrión era de una princesa desfavorecida y mentalmente retrasada que había sido enviada como novia sustituta por su hermana mayor en un matrimonio con otro país.

¡Espera! ¿Boda? ¿Pasar la noche? Los ojos de Xia Yuqing se quedaron en blanco, como si hubiera sido alcanzada por un rayo otra vez.

Una vieja mujer sobrante como Xia Yuqing pudo haber tenido incontables fantasías juveniles en el pasado, pero al final, ella seguía siendo una pura fujoshi que ¡nunca había tenido la mano de un chico! Ahora de repente era la esposa de alguien.

¿¡Tendría ella que sufrir su consumación en su primer día después de la transmigración!?

◆◆◆

La vacilante luz de las velas en el espléndido palacio iluminaba el intrincado paisaje tallado en las columnas. Era impresionantemente hermoso.

Xia Yuqing estaba en medio del vestíbulo de palacio. Frente al divisor rojo, recordó las instrucciones del eunuco de palacio.

—Mi señora, este es el Dulce Palacio Primaveral, la casa de baños de las concubinas imperiales. Por favor entre primero y espere al emperador.

—¿Entrar primero y esperar al emperador?

¿Esperas que me bañe y luego implore que me empujen hacia abajo*? ¡De ninguna manera!

[*juraría que se refiere a que se acueste con el emperador, lo siento creo que así suena algo mejor ^^’]

Xia Yuqing enterró su rostro y lloró en silencio. ¡Era una mujer respetable y moderna que prefería morir a soportar esta humillación! Había planeado pelear, pero su resolución era inútil ante la autoridad. El resultado de la resistencia sería entregarse como si fuera pizza.

Olvídalo, no sacaré nada de preocuparme tanto. Quizás cuando termine de lavarme, este emperador se habrá divorciado de mí.

Xia Yuqing se consoló. Respiró hondo y caminó hacia las cortinas rojas.

— ¿Hm?

Su mano se detuvo a unos 30 centímetros de las cortinas. ¿No se ha oído un ruido justo ahora? ¿Puede ser que haya otras concubinas dentro?

Los ojos de Xia Yuqing brillaron; prácticamente arrancó las cortinas al abrir. Al siguiente momento…

El murmullo del agua al fluir de las bocas de cuatro animales dorados en cada lado del baño, inundaba el aire de misterio. Delante de Xia Yuqing dos bellezas de cabello largo estaban abrazadas en el baño. Desde su ángulo, sólo podía ver la espalda blanca como la nieve de la mujer así como que ella montaba a horcajadas sobre su pareja.

“Swoosh” sin previo aviso, un chorro de sangre salió disparado. El goteo de sangre pronto contaminó la mitad del agua del baño.

La belleza de cabello largo oyó este ruido y se dio la vuelta, revelando un rostro devastadoramente bello exquisitamente enrojecido como un melocotón maduro. Pero lo más importante, este gesto había expuesto su pecho …. Que era ¡SUPER plano!

“Swoosh” todavía otro chorro de sangre. Xia Yuqing detuvo su hemorragia nasal con un pañuelo bordado. Sus ojos estaban pegados en la pareja todo el tiempo.

¡Yaoi, primavera caliente, belleza, e incluso la posición de montar! ¿Podía mi suerte corriente ser la legendaria … “tramposa” habilidad?

—Parece que un audaz gatito ha entrado. Er, ¿por qué tiene ella una hemorragia nasal?

La belleza mostró una sonrisa capaz de robar el alma.

Xia Yuqing fue hipnotizada. Ah, no sólo es hermoso sino también dulce. ¿Quién en la tierra podría hacer tomar la posición de arriba a una belleza tal? Xia Yuqing miró a la persona atrapada debajo.

Debido al vapor y la posición de su cuerpo, ella no era capaz de ver la cara del hombre claramente. Pero ahora él se giró sin prisa, como si sintiera su mirada.

“Swoosh” una tercera ola de sangre de desbordó, respondiendo a la llamada de la sirena de la gravedad y gorgoteando por el desagüe hasta el océano lejano, y ya no más.

El hombre en cuclillas en el baño era increíblemente caliente. Tenía el pelo largo y suelto y largas cejas sobre ojos astutos y seductores. Sus delgados brazos estaban apoyados contra el borde del baño de nefrita. Voluntario y tempestuoso, lánguido pero peligroso. Incluso desde la distancia podía sentir el aura arrogante que emanaba de él, un aura que parecía decir que incluso casualmente en cuclillas, el mundo aún caería en sus manos.

¡ÉL ES UN SÚPER SEME* DE PERDICIÓN! Un chillido como el aullido de un lobo surgió de las profundidades del corazón de Xia Yuqing. Sus ojos prácticamente brillaban cuando se sorprendió ante el hombre del baño.

[*seme: es la posición dominante en una pareja yaoi, el que actúa como el hombre, la otra posición es el uke]

—Increíble, mira lo enormes que son sus ojos. ¿Está asustada o algo así?

Yan Ran sonrió y se puso de pie, pasando una mano por su pelo. Aplaudió a Feng Tingye.

Feng Tingye le dio una palmada en el hombro. Se inclinó hacia su oído y se burló de él.

—No recuerdo que fueras tan hablador… ¿Tu cerebro fue dañado por esas armas ocultas?, esa chica es una princesa del estado de Xia.

—¿La princesa de Xia? ¿Tu nueva concubina?

Preguntó Yan Ran con asombro. Se había entretenido con los ojos de ella.

Xia Yuqing sostuvo su nariz para evitar que volviera a sangrar incontrolablemente otra vez.

¡Ve a por ello! ¡Ve a por ello! Parece que no sólo es un hermoso uke, también es agresivo. Pero acosando a tu seme así. ¿Estás listo para ser castigado hasta que no puedas salir de la cama?

—Tingye, ¿por qué siento que nos mira lascivamente?

Yan Ran estaba enfriado por los ojos de Xia Yuqing, Se vistió incómodo con la ropa del baño.

—Olvídalo, hemos acabado ya. Me voy primero, así vosotros dos podéis disfrutar juntos.

Xia Yuqing estaba en trance mientras fantaseaba sobre las relaciones de pareja, cuando la delicada belleza se vistió y dejó el baño, dirigiéndose hacia ella.

—Gatita, asegúrate de servir bien al emperador. Te veré más tarde.

Incluso se ruborizó ligeramente mientras decía eso.

Xia Yuqing se volvió completamente roja. ¿Acabo de ser acosada sexualmente? Maravilloso, lo has hecho todo mal. ¿Cómo puedes flirtear delante de tu seme?…. Espera, ¿ha dicho emperador? No puede ser…

Feng Tingye se sentó al borde de la bañera, examinando al intruso que casi había arruinado sus planes con los ojos entrecerrados. Estaba un poco irritado mientras ella miraba a Yan Ran con esos ojos de cachorro.

La princesa de Xia era su concubina, sin embargo, ¡se atrevió a mirar descaradamente a otros hombres! ¿no tenía cerebro o simplemente era lujuriosa?

Xian Yuqing oyó un ruido tras ella y estaba a punto de darse la vuelta cuando alguien le agarró la barbilla. Era incapaz de apartarse mientras un rostro cegadoramente bello entraba en su vista.

—¿Has visto suficiente?

Xia Yuqing contempló aturdida la hermosa cara que se acercaba a la suya. Se congeló, dándose cuenta de lo que había hecho. Se había atrevido a mirar con cariño a su lindo y pequeño uke enfrente de él; ¿cuál es la frase para esto? ¡Estás cortejando a la muerte!

Xia Yuqing tragó saliva, agitando apresuradamente su cabeza y asintiendo con fuerza.

Feng Tingye entrecerró los ojos.

— ¿Aún no has tenido suficiente?

— ¡He tenido suficiente, de verdad!

Xia Yuqing se retiró mientras asentía con rabia. Que demonios, ella ya no quería vivir. ¡La posesividad del Gran Seme era demasiado peligrosa!

— ¿De verdad?

Feng Tingye la miró de reojo. Su perezosa voz era muy provocativa.

—Entonces dime… ¿Qué has visto?

| Índice |

5 thoughts on “Escapó otra vez – Capítulo 1

  1. Lirio Alicia says:

    Jajajajajaja definitivamente q más se puede hacer más q tener una hemorragia nasal 🤣🤣🤣🤣
    Gracias por la droga 😆😆😆😆

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *