Escapó otra vez – Capítulo 3


Feng Tingye es el emperador del estado de Ye, el mismo kanji “Ye” que forma su nombre. Sin embargo, su título debe ser tomado con más de unos pocos granos de arroz. Los emperadores eran una moneda de diez centavos en épocas antiguas, y sin duda el gobernante del estado de Xia se autodenomina emperador también, igual que cada individuo que posea más de un metro cuadrado de tierra.

Esto es también el por qué el Romance de los Tres Reinos es una traducción errónea, porque Wei, Shu y Wu no eran gobernados por reyes sino más bien por aspirantes a emperadores. Sin embargo, Romance de los Tres Estados suena mucho menos… romántico.

Incluso los eunucos y criadas del Dulce Palacio Primaveral estaban espantados en el suelo, temblando en un silencio de muerte. No se atrevían a levantar sus cabezas ni una pulgada temiendo por sus vidas.

—No hay ningún problema con su Majestad. Tos, tos. Sólo sea cuidadoso por un tiempo y no participe en ninguna… actividad extenuante con su Alteza*.

[*Aquí se refiere a ella a Xia Yuqing]

El médico imperial de cincuenta y tantos años secó disimuladamente el sudor frío de su frente. Era la primera vez en todos sus años que veía al emperador tan amenazante. Para herir a su Majestad en ese lugar… parece que su recién llegada nueva princesa no estaría sobrellevando la noche.

Las venas aparecieron en la cabeza de Feng Tingye después de escuchar el aviso del médico. Que bien. Esta demostración de ella pateando la primera etapa de su matrimonio. Ella probablemente hará incluso escapadas más locas en el futuro si él no la disciplina ahora.

La expresión de Feng Tingye se ensombreció cuando recordó la silenciosa expresión herida de Xia Yuqing cuando él levantó la cabeza de dolor. Esa expresión le recordaba a un gatito destetado que brevemente había criado siendo niño.

Ella había levantado su cabeza. Sus ojos llorosos y culpables se encontraron abruptamente con los de Feng Tingye haciendo que su corazón se contrajera.

Él había experimentado todo tipo de miradas desde que se volvió emperador: ojos calculadores, otros falsos, miradas insinuantes, otras aprensivas. Pero nunca había visto tan pura y sincera preocupación.

Su rabia se había enfriado considerablemente por esas lágrimas. Probablemente ella sólo estaba asustada. Nunca había sido tan impulsivo después de todo, pensaba Feng Tingye.

En realidad, sin embargo…

¡Aaaaah! ¡Como he podido patear a Seme-sama! Gracias dios que uno no puede morir por ser pateado ahí. Maldición, acorde con el médico, ¡ella ha efectivamente lisiado su vida sexual para los próximos días! Pero, en el futuro…

Xia Yuqing estaba prácticamente llorando. ¡Su Seme-sama ha perdido su Excalibur por su culpa! OH NO, ella no quería pasar a la historia como el demonio que pateó a un súper seme y lo degradó a un ¡súper uke!

Feng Tingye podría toser sangre si pudiera oír los actuales pensamientos de Xia Yuqing. Tristemente, él no tenía un súper poder como lector de mentes, así que el malentendido persistió.

—Todos vosotros podéis perderlo todo. Si el asunto de hoy se filtra…

Los ojos de Feng Tingye estaban entrecerrados mirando amenazadoramente.

Todo el mundo en el vestíbulo se encogió simultáneamente, diciendo seriamente,

—Nuestros labios están sellados.

Luego escaparon como ratas de un barco que se hunde.

Xia Yuqing quiso volar también pero, fue un poco demasiado lenta.

— ¿A dónde crees que vas, querida?

Su mano derecha había sido involuntariamente atrapada por cierta persona. Xia Yuqing estiró su cuello para mirar a Feng Tingye postrado en la cama. Ella controló su expresión.

—La noche está avanzando, y su Majestad debe descansar bien. Yo vuelvo a mi propia habitación.

—El camino es difícil en la oscuridad. Deberías quedarte aquí en cambio.

¿¡Ehh!? Xia Yuqing se tomó un momento para procesar eso. ¿Está planeando tomar ventaja de la oscuridad para disponer de mi y vengar su honor?

Viendo a Xia Yuqing vacilar en el sitio, Feng Tingye impacientemente se levantó y la llevó a la cama.

—¡Su Majestad!

—No te muevas, o recibirás el castigo capital en su lugar.

¿¡Castigo capital en su lugar!? Xia Yuqing se congeló inmediatamente. La respiración caliente le rozó el hombro, llevando un calor que hizo que Xia Yuqing temblase.

—Ahora a dormir

Dijo desde atrás con hipnótica voz. Su fina cintura fue atrapada por sus brazos. Xia Yuqing giró su cabeza, estudiando literalmente el rostro de Feng Tingye a la luz de la luna.

Su cara dormida era suave. Libre de su altivez y letargo, parecía tan inocente como un niño. El corazón de Xia Yuqing tembló mientras miraba su rostro inexpresivamente.

El tiempo voló. En un día, ella había experimentado más que en un año estando en casa. Xia Yuqing estaba realmente exhausta tanto en cuerpo como en mente, y no pasó mucho tiempo antes de que ella se alejara.

Y cuando ella cerró sus ojos, el hombre que estaba “durmiendo” abrió lentamente los suyos. Su expresión benigna fue instantáneamente remplazada por malicia.

Feng Tingye estudió su plácida expresión dormida bajo la luz de la luna. Sus dedos recorrieron el camino desde su mejilla hasta llegar a su cuello. Él podría fácilmente acabar con la vida de la mujer que dormía en sus brazos con sólo un poco de fuerza. Y también era lo que pretendía hacer antes de conocerla. Pero ahora…

Sus dedos se quedaron en su cuello por un momento antes de finalmente regresar a su cintura. Feng Tingye miró a Xia Yuqing con una expresión compleja. Murmuró suavemente.

—Ya que has captado nuestro interés, entonces no nos decepciones

Xia Yuqing estaba todavía felizmente dormida, inconsciente de lo cerca que había estado de morir, y reviviendo los eventos del día en sus sueños. Parece que la transmigración no es tan mala como pensaba, ¿verdad?

| Índice |

3 thoughts on “Escapó otra vez – Capítulo 3

  1. Amelíe says:

    Porque habla en plural cuando se refiere a nuestros interés? Wow esto se pone cada vez mas emocionante, un millón de gracias por traducir a😍😍😍😍😘😘😘😘❤❤❤💖💖😅

    • Mistral says:

      Por lo que se de los emperadores chinos:

      Utilizan una palabra, zen o zhen que vendria siendo algo asi como “nosotros” refiriendose a su persona, es una forma de referirse muy formal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *