Escapó otra vez – Capítulo 76: Protegió a la parte equivocada hasta el final

Traducido por Army

 Editado por Ayanami


Después de escuchar las palabras tranquilizadoras del Médico Imperial, los corazones de todos, finalmente, pudieron relajarse. Feng Tingye extendió su mano para tocar la carita de Xia Yuqing, que parecía ligeramente pálida por la pérdida de sangre, y algo desanimada e indiferente después de enterarse de que estaba concibiendo un bebé. Él entrecerró los ojos y dijo:

Ai Fei, después de todos los eventos de hoy, debes estar cansada. Descansemos aquí esta noche.

Zhen saldrá afuera para ocuparse de algunos asuntos primero, luego, volveré para acompañarte más tarde.

Mientras decía esto, Feng Tingye echó una mirada cariñosa a Xia Yuqing. Luego, levantando la mano, condujo a todos los ministros importantes a la sala con él, tienen que limpiar el desastre.

Después de qué Feng Tingye se había ido, Xia Yuqing agarró la mano del viejo médico imperial. No dispuesta a razonar, ella preguntó:

—Médico imperial, ¿e…estás seguro de que Ben Gong está realmente… embarazada?

Pensando que Xia Yuqing estaba confundida por la felicidad y la emoción.

El viejo médico imperial tocó su pequeña barba y respondió con arrogancia:

Niang Niang, no hay de qué preocuparse. Este viejo sujeto ha estado practicando medicina durante décadas. Estoy completamente seguro de mis habilidades. ¿Niang Niang tenía poco apetito recientemente, el cuerpo estaba incómodo y faltaba su período durante el último mes?

Al escuchar eso, Xia Yuqing se sorprendió, las lágrimas fluyeron en silencio.

Fue exactamente como dijo el viejo médico imperial, ella tenía todos esos síntomas. Pero ella siempre había pensado que era porque estaba afligida durante la primavera y herida por el otoño[1], ¡así que por eso había ganado algo de peso!

Inesperadamente, como resultado, su delgada y flexible cintura se ha convertido en una cintura de madera gruesa, ¿por qué tiene que ser tan cruel esta vida?

♦ ♦ ♦

Mientras Xia Yuqing se estaba volviendo loca con este dilema, Feng Tingye estaba ocupado… con su dominio abrumador y órdenes exhaustivas.

—Alguien va al Palacio Ci Ning para informarle a la Emperatriz Viuda que la Consorte Qing está esperando un dragón, pero debe descansar. La emperatriz viuda tendrá que esperar hasta mañana para venir a visitarnos.

Tan pronto como los pies de Feng Tingye salieron de la entrada principal del Palacio Pureza Celestial, inmediatamente gritó esta orden al pequeño eunuco del costado para que lo realice.

La breve frase sorprendió de inmediato a todos fuera del pasillo.

Consorte Qing… ¡Un dragón! ¡Está embarazada!

Las personas fuera del pasillo se sentían sorprendidas; algunos estaban alegres, la minoría triste, mientras que otros se sobresaltaron o desmayaron. Los que estaban llenos de alegría eran, naturalmente, el grupo de eunucos y mucamas del palacio, que estaban preocupados por el accidente de Xia Yuqing.

Los que estaban tristes, fueron los altos funcionarios que asistieron al banquete. Incluso sin un hijo, la Consorte Qing ya tenía el profundo favor del emperador. Ahora, con un niño, definitivamente, sería más malcriada por él.

Es probable que ninguna de sus propias hijas tenga oportunidad. La única persona que se congeló por la noticia no fue otro que Xia Mingyuan.

De todas las veces que la mujer podría estar embarazada, ¿por qué tiene que ser está vez?

Según la situación actual, ya sea que esta mujer sea la verdadera Xia Yuqing o no, ahora que está embarazada, no podía tocar un solo cabello en su cabeza.

En cualquier caso, debido al incidente de hoy… ya estaba recibiendo muchas críticas.

Como era de esperar, después de que Feng Tingye terminó de instruir al pequeño eunuco, dirigió su mirada hacia Xia Mingyuan. Sus ojos afilados eran como una cuchilla incisivamente barrida sobre el cuerpo de Xia Mingyuan, haciendo que Xia Mingyuan sintiera una sensación de frío, una mirada despiadada cortando su cuerpo. Esto le provocó un sudor frío en la espalda. El aura dominante de este hombre, en comparación con su padre imperial, cruel y sediento de sangre fue inesperadamente… ¡¿superado?!.

Después de pasar mucho tiempo jugando a la opresión mental y ver que la cara de Xia Mingyuan cambió ligeramente, Feng Tingye retira su línea de visión. Sonriendo, dijo con indiferencia:

—De hecho, tendremos que agradecer al Príncipe Mayor. Hace un momento, si no fuera por el error accidental de Su Alteza, Zhen no habría sabido que Ai Fei llevaba un niño.

La boca de Xia Mingyuan se torció.

Qué mierda sobre el error. Hace un momento, obviamente, fue esa chica la que tropezó y se cayó sola. No solo eso, sino que también había usado a este príncipe como su chivo expiatorio. ¡Incluso si fueras ciego, no deberías hacer una exageración tan grande!

—Desde que Ai Fei ha entrado en el palacio, siempre ha sido muy gentil y considerada con los demás, por lo que Zhen la quiere mucho. Más importante aún, en el pasado, ella puede sacrificar su vida para bloquear a un asesino por Zhen. Por lo que Zhen se sintió profundamente conmovido por su acción. Originalmente, Zhen planeaba conferirla como Gui Fei[2], pero no tenía idea de que Ai Fei le daría a Zhen otra gran sorpresa. ¡Concebir la semilla del dragón! Ella ha realizado un servicio meritorio para la familia real y el país. Mañana, Zhen consultará con la Madre Imperial para elegir un buen día y conferir a mi Ai Fei para ser la Emperatriz.

—Su Majestad…

Tan pronto como salió el comentario de Feng Tingye, los ministros de la corte que asistieron al banquete tuvieron un cambio de cara inmediato. Cuando estaban a punto de expresar sus objeciones, la mirada asesina de Feng Tingye los detuvo. Todos se sorprendieron e inmediatamente mantuvieron la boca cerrada.

Feng Tingye miró satisfactoriamente al grupo de ministros silenciosos. Luego, se volvió para mirar a Xia Mingyuan:

—Su Alteza Mayor y Ai Fei son hermanos. Ahora que mi Ai Fei está a punto de ser coronada como Emperatriz, Su Alteza Mayor debe estar muy feliz por ella.

La cara de Xia Mingyuan se puso rígida. Con una sonrisa renuente, respondió:

—Por supuesto, la Hermana menor imperial que gana el amor del Emperador es su gran fortuna. Este príncipe, naturalmente, está muy feliz por ella.

Las palabras de Feng Tingye fueron indudablemente dirigidas para que él las escuchara. Ni siquiera necesitaba mirar más profundo, incluso alguien como él sabía que algo estaba mal con esta chica, sin mencionar a este hombre frente a él que había dormido en la misma cama con ella durante casi medio año.

A pesar de que este hombre puede haber encontrado algo, todavía insiste en tener a esta chica como su Emperatriz. De hecho, está dispuesto a declararlo al mundo. ¿Es esta su forma de decirle a todos los que se atreven a sospechar de esta chica, que ella es su persona?

¡Este YaTou es alguien a quien Feng Tingye quiere proteger, quien sea que se atreva a tocarla tendrá que pasar por él primero!

Army
Sobre mi cadáver también, si quiere hacerle daño ese hijo de *****

—Es bueno que Su Alteza sea capaz de pensar así. Ya se está haciendo tarde. Su Majestad ha recorrido un largo camino y debe estar muy agotado.

—Ruofeng los guiará, para que Sus Altezas Reales vayan a su alojamiento para descansar.

En el momento en que escuchó la orden, Leng Ruofeng dio un paso adelante e hizo un gesto con la mano a los dos príncipes. Al ver esto, la cara de Xia Mingyuan se puso fea. Sin opciones, se inclinó hacia Feng Tingye y se volvió para seguir a Leng Ruofeng.

Cuando vio que todos se dispersaron gradualmente, Liu Yixiang abrió la puerta y salió del interior del pasillo. Miró la figura trasera de Xia Mingyuan desde la distancia y se burló fríamente:

—¿Cómo puedes dejarlo tan fácilmente? Hace un momento, Qing Jiejie estaba cubierta de sangre.

Feng Tingye se dio la vuelta y la miró. Él sonrió con frialdad:

—Tengamos en cuenta esta deuda primero. Cuando llegue la oportunidad en el futuro, haremos que pague…

—Una deuda de sangre debe pagarse con sangre.

Army
MUAJAJAJAJA, ya quiero ver el cuerpo. Cuando sea momento del karma -inserte voz de THANOS- “lo voy a gozar como no te lo puedes imaginar”

Al ver que la esquina de la boca de Feng Tingye se enganchaba en una expresión oscura, ​​Liu Yixiang sintió un escalofrío surgir de la parte inferior de su cuerpo, haciéndole temblar.

En silencio, su corazón suspiró.

Desde que se reunió con Xia Yuqing, su primo mayor emperador, se ha vuelto cada vez más peligroso. Silenciosamente, encendió una vela para el Príncipe Mayor de Xia.

Sin embargo, quién le dijo que lastimara a Qing Jiejie, la hiciera sangrar y casi lastimará al bebé.

¡Esto es solo una retribución por sus propias acciones! ¡Humph!

Pero cuando todo está dicho y hecho, ¡La familia de Feng Tingye… protege agresivamente!


[1]Expresión intensa de sentimientos en el poema Song, desgarrando las lágrimas por los cambios de estaciones

[2]Consorte Noble Imperial

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *