Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 99

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


Dibei Chen miró profundamente a Baili Hongzhuang y habló —Ese colgante de jade es una ficha familiar. Antes, casualmente había visto accidentalmente un colgante similar en el país de Feng Bo.

— ¿Una ficha de familia? —Baili Hongzhuang estaba un poco sorprendida — ¿De qué familia?

—La familia Lan. —Las palabras de Dibei Chen fueron directas.

Mientras alguien estuviera al menos en su nivel, todos sabrían que este colgante de jade pertenecía a la Familia Lan. Pero lo extraño fue, ¿por qué esta esté colgante de jade con Baili Hongzhuang?

Como era una ficha familiar, era muy preciosa.

Además, el colgante de jade era algo que solo podían tener los descendientes de la familia Lan relacionados directamente. Sería extremadamente extraño que cayera en manos de un extraño.

— ¿La familia Lan? —Baili Hongzhuang levantó una ceja —El país de Feng Bo no tiene una familia Lan.

—Nunca dije que la familia Lan estaba en el país de Feng Bo. Más bien, es una familia aristocrática famosa por estar en la cúspide de la cultivación: ¡la familia Lan!

El corazón de Baili Hongzhuang no pudo evitar sentirse sorprendida. Como la cabeza de la familia en su vida pasada, ella sabía muy bien cuán poderosa era la familia de cultivadores aristocráticos más prestigiosa del continente.

Según la razón, un descendiente directo de una familia así no iría a un país tan pequeño y desconocido como Feng Bo. Además, sus padres estaban siendo perseguidos, lo que les daba la posibilidad de llegar voluntariamente, casi a cero.

Al mirar a Baili Hongzhuang bajar la cabeza y pensar profundamente, los profundos ojos marinos de Dibei Chen brillaron con inteligencia.

El hecho de que Baili Hongzhuang poseyera el colgante de jade, solo era suficiente para demostrar su conexión con la familia Lan. De lo contrario, ¿cómo podría tener siquiera la oportunidad de colgárselo al cuello?

—Esposa, ¿tienes una relación con la familia Lan? —Preguntó lentamente Dibei Chen, con su apuesto rostro inusualmente serio.

Baili Hongzhuang levantó la cabeza. La luz de la luna era tenue, manchas de luz caían sobre la elegante y perfecta cara de Dibei Chen, permitiéndole ver claramente su apariencia.

Después de un largo rato, Baili Hongzhuang habló en voz alta. — ¿Puedo confiar en ti?

Los ojos de Dibei Chen cambiaron cuando sus labios formaron una sonrisa tranquila. —Tú y yo somos marido y mujer ahora. Por supuesto que puedes confiar en mí.

Al ver que Dibei Chen seguía hablando con tanta ligereza, Baili Hongzhuang no se molestó en volver a hablar con él y se dio vuelta para irse.

Dibei Chen le tomó la mano y de repente tiró, invirtiendo sus posiciones para que estuviera debajo de él. Era como antes, pero esta vez, él estaba aún más cerca de ella.

—Estaba diciendo la verdad. —Dibei Chen miró a Baili Hongzhuang, con ojos amables. —Tienes que creer, no importa qué, no haré nada para lastimarte.

Las palabras fueron pronunciadas por Dibei Chen como un juramento, firme y dedicado.

Los ojos de Baili Hongzhuang cambiaron lentamente. En ese momento, vio la verdadera dedicación de Dibei Chen.

La razón por la que hizo esta pregunta fue porque, aunque ella y la relación de Dibei Chen estaban un poco desordenadas, todavía creía que él no la dañaría.

A veces, no tiene que haber ninguna razón para tener un corazón a corazón. Si dos personas se creen mutuamente para poder llevarse bien, entonces se considera que se han llevado bien.

—Lo que sea que quieras decir o preguntar, solo puedes hablar con franqueza. —Dibei Chen sonrió. —No se lo diré a nadie.

Una suave sonrisa floreció en la cara de Baili Hongzhuang, —En realidad, no soy una hija de la Familia Baili.

Al escuchar sus palabras, los ojos de Dibei Chen, que normalmente estaban quietos y tranquilos como un lago, de repente se volvieron turbulentos, las olas parecían un mar tormentoso. Esta era una posibilidad en la que nunca antes había pensado.

Anteriormente, ya había enviado a algunas personas a buscar los antecedentes de Baili Hongzhuang, pero aún no había escuchado nada al respecto. Él era muy claro con sus propias habilidades. Si él todavía no podía averiguarlo, entonces eso era guardado celosamente como el secreto que era.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *