Matrimonio Oculto – Capítulo 54: Llamándola cuñada.

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


En la mañana del siguiente día, después de que Ning Xi se fuera, Lu Tingxiao no pudo dejar de preocuparse y llamó a Lu Jingli.

—Envía a alguien a observar la grabación.

—Hermano, ¿te preocupa que alguien moleste a la cuñada? En realidad, esas son cosas que uno debe experimentar en el camino a la fama. ¡Será bueno que ella se acostumbre! Si no enfrenta estos obstáculos, ¿cómo va a defenderse por su cuenta? —Lu Jingli copió el tono que Lu Tingixao solía usar cuando le regañaba.

—No lo necesita.

Con esto quería decir que él estaría allí para protegerla.

Heh heh, se rió Lu Jingli en silencio a la vez que un viento desolado sopló en su corazón ante el trato injusto. Eso no es lo que dijiste en ese entonces, cuando me arrojaste esa mierda de Era Dorada sin decir una palabra y evitando que nadie me ayude.

—Bien, bien, bien. Enviaré a alguien a observar, y me aseguraré que no pierda ni un solo cabello.

—Te daré una semana de vacaciones la próxima semana —dijo repentinamente.

—¿Qué…? Hermano, ¿qué acabas de decir? —Lu Jingli pensó que estaba alucinando—. ¿En verdad me darás toda una semana de vacaciones? ¡No me dejaste descansar en los últimos tres años!

—¿No la quieres?

—¡La quiero, la quiero, por supuesto que la quiero! Pero… ¿por qué me tratas tan bien de repente? —Lu Jingli no podía entenderlo sin importar cuánto lo pensaba, cuando recordó lo que dijo antes.

Con un sobresalto, se dio cuenta que todo provenía de sus primeras palabras en la conversación: cuñada.

¿Tengo vacaciones porque llamé cuñada a Ning Xi?

El descanso le hacía feliz y triste al mismo tiempo…

—Joven Maestro, el Doctor Qin está aquí —reportó una sirvienta desde afuera del estudio. A su lado había un hombre robusto vestido con ropas casuales. Su apariencia era cálida y amable, y su sonrisa era como una brisa refrescante. En general, lucía muy amigable. 

Lu Tingxiao colgó y se giró hacia la visita.

—Has llegado. Por favor, toma asiento.

Qin Mufeng bajó el bolso en sus brazos y se sentó en el sofá.

—¿Qué sucede? ¿Cómo es la condición de Pequeño Tesoro?

—Puedes verlo por ti mismo, está en la cocina —le respondió.

—¿La cocina? —Qin Mufeng levantó una ceja. Luego se puso de pie e hizo lo que dijeron. Él volvió después de unos momentos con una sonrisa—. ¿Desde cuándo adquirió el pasatiempo de hacer jugo? ¡Y parece estar animado! ¿Pasó algo?

—Algo sucedió recientemente. Hace unos días estaba ocupado en el trabajo y no pude cuidar de él, así que Jingli lo llevó en secreto a un bar…

Lu Tingxiao le explicó todo brevemente. La expresión del doctor continuó cambiando mientras escuchaba.

—¡Por lo menos fue una bendición disfrazada de desgracia! —Dijo feliz—. Lo dije antes, pero Pequeño Tesoro actúa demasiado deprimido. Si hay algo que pueda hacerle sentir interés en la vida, entonces ayudará mucho en su recuperación. ¡Además, es una persona viva! ¿No contrataste a la chica como niñera o tutora de Pequeño Tesoro?

—Será su madre en el futuro.

Qin Mufeng tosió tres veces, antes de mirar el rostro inexpresivo de Lu Tingxiao con sorpresa.

—¿Qué acabas de decir? ¿Lo estás haciendo por tu hijo, o por tu bien…?

La expresión escalofriante de Lu Tingxiao parecía derretirse.

—Doctor, creo que tu veredicto anterior es el correcto —dijo con lentitud, mientras miraba por la ventana.

—¿Te has… enamorado de esta chica? —Qin Mufeng se alarmó bastante al escucharlo—. Lo sabía, no me equivoqué. ¡Cómo podrías ser asexual! Rápido, cuéntame la situación. ¿Tu corazón late más rápido, tu sangre arde, quieres acercarte a ella y hacerle el amor?

Lu Tingxiao bajó la mirada y pensó con cuidado por un tiempo. Luego asintió.

—¡Básicamente, estás en lo correcto!

| Índice |

2 thoughts on “Matrimonio Oculto – Capítulo 54: Llamándola cuñada.

  1. Mia says:

    Me encanta esta historia, la otra vez la busqué en inglés y tengo una pregunta ¿en verdad son 2156 capitulos? ¿O lo alargaron en esa página? Porque aunque lo leí si me desconcertó la cantidad absurda de capitulos. 😶😶😶

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *