Mi discípulo murió una vez más – Capítulo 1: Una campesina, un río y un campo pequeño

Traducido por Rencov

Editado por Nemoné


[Nota: El título del capítulo proviene de un dicho. En la antigüedad, el sueño de una niña es convertirse en una campesina, vivir por el río y tener un campo pequeño.]

Zhu Yao sintió que había cruzado a otro mundo, y que todo pasó inesperadamente. Hace apenas un momento, había estado chateando con su amigo en la computadora, discutiendo sobre las vulnerabilidades [1] que había tenido el nuevo videojuego en línea que desarrolló su compañía. Pero en el siguiente instante, se encontró dentro de una casa con tejado de paja, aún sosteniendo el ratón blanco del ordenador.

Durante diez minutos completos, no reaccionó ni un poco. Miró el ratón en sus manos, y por inercia buscó el CPU y el monitor que habían desaparecido. Sin embargo, no podía hacer nada más que mirar fijamente la desgastada mesa frente a ella.

¿Qué computadora? ¿Qué monitor? Ni siquiera podía encontrar su maldito teclado.

—Apestosa mocosa, ¿por qué todavía sigues aquí sentada?

Alguien empujó la puerta, y un manotazo vino hacia ella. Esquivandolo por reflejo, el ratón en sus manos recibió el golpe en su lugar, cayó, rodó sobre el suelo y desapareció sin dejar rastro.

Zhu Yao levantó la cabeza y miró a la persona a su lado. Era una mujer muy delgada, las arrugas en su frente eran profundas y las prendas oscuras que vestía estaban grisáceas, como si el color se desvaneciera después de haber sido lavado muchas veces. Todo su cuerpo emitía una atmósfera de “soy una campesina”. El factor principal era las ropas de estilo antiguo que llevaba puesta.

— ¿Quién eres?

— ¿Quién soy? —La mujer al instante estalló—. ¡¿Te has vuelto tonta de tanto dormir?! ¡Soy tu madre! Ándale, apúrate y hiérveme un poco de agua, el sol ya está brillando tanto que me está quemando las nalgas, ¡que, todavía sigues aquí de vaga! ¿Quieres que te pegue?

El primer golpe de la mujer falló, pero con la otra mano, levantó a Zhu Yao y la sacó de la habitación sin dar más indicaciones.

Ella sintió que tenía que darle una explicación, desafortunadamente, no pudo encontrar la oportunidad, y cuando recuperó sus sentidos, ya la habían arrojado a la cocina.

Mirando la leña que estaba apilada hasta la mitad de la altura de la pared, y el horno de barro, Zhu Yao sintió que definitivamente había un problema con su método de transmigración entre mundos. Todavía estaba vistiendo su pijama, sin un solo cambio. Esto demostraba que cruzó con su propio cuerpo, entonces ¿cómo apareció esa madre? A pesar de que cruzó con su cuerpo, se usó el escenario de transmigración de almas. ¿Eso estaba bien? Lo más importante era que ni siquiera sabía cómo iniciar una fogata, ¡mucho menos hervir el agua!

Si bien era verdad que sabía que la transmigración entre mundos era como ir comprar en las tiendas en épocas recientes, un fenómeno muy popular, por cierto, nunca esperó que le llegara su turno. Después de todo, no era más que una geek [2] de la tecnología.

Debido a que estaba interesada en las computadoras desde que era joven, después de graduarse había estado trabajando en puestos relacionados con el desarrollo de videojuegos. Con un grupo de amigos solteros, se unieron y desarrollaron uno. El videojuego “Deidad Real” que crearon se convirtió en uno de los videojuegos más populares del país, y a medida que este maduró, salvaguardarlo se convirtió en su trabajo principal en su compañía.

Como investigar las vulnerabilidades y bugs [3] que existían en el juego, ideando soluciones, etc. Ella era una de esas GM [4] legendarias. Era por eso que no había ni un solo beneficio por tener a una persona como ella transportada, ¿verdad?

¿Qué bastardo me transportó a otro mundo? ¡Sal! ¡Prometo que no voy a golpearte hasta la muerte!

♦ ♦ ♦

Tres meses pasaron en un abrir y cerrar de ojos, Zhu Yao había estado en este mundo durante tres meses, y había comprendido mejor la situación a su alrededor.

El lugar donde vivía era una pequeña aldea, y como la mayoría de las personas que habitaban en ella tenían el apellido “Zhu”, fue nombrada Aldea Zhu. Su nombre también era Zhu Yao, y la mujer de mediana edad de aquella vez era su madre. Ella era una de las viudas de la aldea, y según lo que descubrió, la madre y la hija se habían apoyado durante décadas.

Una vez, había intentado explicar su origen a su “madre” con peras y manzanas. Por desgracia, ella no lo había creído, y Zhu Yao incluso se había visto obligada a visitar al Doctor Wang que residía cerca de la entrada de la aldea, diciendo que necesitaba algunos pinchazos.

Al ver al amable médico de mediana edad que se acariciaba la barba mientras sacaba una docena de agujas del grueso de un pulgar, Zhu Yao de inmediato había dejado de lado su integridad, se abrazó a su “madre” y se echó a llorar.

 — ¡Madre! ¡Tú eres mi madre biológica!

— ¿Tu mente por fin está clara ahora? Nunca vuelvas a decir esas tonterías.

Con una mirada de dolor, su “madre” había limpiado las lágrimas de Zhu Yao, y no se había olvidado de elogiar al médico:

—Doctor Wang, es usted un genio. En el momento en que sacó las agujas, mi hija se recuperó al instante.

— ¡Me halaga! —El Doctor Wang había reído con orgullo, girando la aguja en su mano—. Señora Zhu, usted es muy cortés. Como un seguro, permítame pinchar a Yao’er un par de veces más para evitar recaídas.

Tu hermana recaerá. [5]

En resumen, Zhu Yao rechazó su pasado, y desde entonces, nunca se atrevió a mencionar el tema de su transmigración entre mundos, ¡y vivió pacíficamente en la Aldea Zhu como una solterona! Exacto, ella era una solterona. Cuando transmigró tenía veintiocho años, y en este mundo, no estar casada, a esa edad, era ser extremadamente vieja para ser una señorita.

En cuanto a por qué no se casó, su “madre” nunca lo mencionó, y Zhu Yao lo tuvo fácil. Ella temía que un esposo apareciera de la nada, y si eso ocurriera, incluso si el Doctor Wang la apuñalara con un garrote, poco le importaría.

—Yao’er, ¿vas a lavar la ropa?

Cuando estaba a punto de dirigirse a la orilla del río, se encontró con el Doctor Wang por el camino, y él le sonrió como un girasol que olía a crisantemo. [6]

— ¡Tí… Tío Wang! —Zhu Yao dio un paso atrás por instinto, temerosa de que él sacara una aguja de alguna parte.

Luego se cubrió el pecho con el cesto lleno de ropa y dijo:

—Mi madre dijo que el sol está bueno hoy, así que quiere que le lave las sábanas.

— ¡Con que es así! —El Doctor Wang se rió, y luego suspiró—. Qué chica tan diligente. Si no fuera por…

Hizo una pausa a mitad de su oración, y como si hubiera sacado algo que no debería, la miró como disculpándose.

— ¿Hay algo que necesites de mí, Tío Wang? —Al ver su mirada indecisa, Zhu Yao no tuvo más remedio que tomar la iniciativa.

El Doctor Wang sonrió a modo de disculpa y empujó a un niño a su lado.

—Es como esto. Escuché que las deidades están viniendo a la ciudad para seleccionar discípulos, y como todos pueden intentarlo, quisiera que mi hijo probara suerte, pero mi esposa enfermó y no puedo dejarla, es por eso que…

Zhu Yao miró al chico que sostenía. Parecía tener unos siete u ocho años, y tenía una pequeña cara tierna y delicada. Sus mejillas en este momento estaban infladas, y la miraba con los labios fruncidos, lo que hizo que sintiera las ganas de pellizcarlo.

Luego levantó la cabeza y miró al Doctor Wang. Evidentemente, no se parecían en nada.

—Tío Wang, ¿quieres que lo lleve en tu lugar?

Tío Wang asintió, y se sintió aún más apenado.

—Sé que esto podría interrumpir tu trabajo, pero las deidades solo vienen una vez cada diez años. Aunque el número de personas que seleccionan nunca pasa de un puñado, todavía existe la posibilidad. Si uno fuera seleccionado, esa persona podría convertirse en una deidad, después de todo.

¿Convertirse en una deidad? Zhu Yao siempre había sido alérgica a estas cosas no científicas, era como si fuera capaz de oler vagamente la esencia a fraude.

Pero al fin y al cabo, ella y el Doctor Wang vivían en la misma aldea, y no era como si pudiera regresar a su propio mundo pronto. Y dado que ambos se frecuentaban, no era un problema ayudar de vez en cuando. Por lo tanto, sin decir una palabra más aceptó su pedido.

Después de que el Doctor Wang le reitero su agradecimiento, se hizo cargo de su cesto, diciendo que lo devolvería en su lugar, y empujó al niño, que obviamente estaba enojado con ella. Entonces, se fue felizmente.

Tras caminar una distancia considerable el pequeño de repente apartó las manos de ella, y con una mueca, la miró con desprecio.

—Déjame decirte esto, incluso si me ayudas no me casaré contigo.

Zhu Yao se sorprendió y le causo gracia por un momento. No pudo evitar pellizcar sus mejillas rosadas y tiernas.

—Pequeño mocoso, ni siquiera eres todavía mayor, ¿de qué boberías estás hablando?

— ¡No estoy diciendo boberías! —El niño esquivó sus manos y se frotó las mejillas doloridas—. Ya lo he escuchado todo. Nadie en la aldea se atreve a casarse contigo, es por eso que no estás casada aun cuando tienes veintiocho años. Todos los hombres tienen que mantenerse lejos de ti; de lo contrario, si tuvieran que depender de ti, sus vidas se arruinarían.

No importaba lo desesperada que ella estuviera, no le pondría las manos encima a un niño, ¿verdad?

—Dime claramente. ¿Cómo arruinaría sus vidas?

El pequeño mocoso se volvió aún más arrogante.

—No puedes tener bebés, quienquiera que se case contigo su linaje se acabara, obviamente arruinando su vida.

¡Esterilidad! Zhu Yao se sorprendió por esta impactante revelación. Eso era imposible. Pese a que era una tecnogeek, aún acudiría hacerse exámenes cada año. ¿Cómo no sabría si era infértil? Incluso en el caso de que Dios planeara racionalizar cómo una mujer soltera de veintiocho años podría cruzar a este mundo, no debería tener la necesidad de hacerlo tan mal, ¿verdad?

—Como el hijo único de mi familia, no me casaré contigo, ¡así que ríndete! —El pequeño mocoso colocó sus manos sobre sus caderas, y una vez más enfatizó con un tono serio.

— ¡Ah! ¡Qué actitud arrogante es esta!

Cómo se esperaba de un mocoso malcriado, tres días sin una tunda, ¡y el niño escalará el techo para quitar las tejas! [7] ¡En pocas palabras estaba pidiendo una paliza! Enrollando sus mangas, levantó al pequeño mocoso con un solo brazo, y con su otra mano, le dio unas nalgadas bien dadas.

— ¡Esto es lo que obtienes por no tener modales! ¡Esto es lo que obtienes por andar diciendo tonterías! ¡Esto es lo que obtienes por llamarme infértil! ¡Tú eres infértil! ¡Toda tu familia es infértil!

El pequeño mocoso por fin conoció lo que era el miedo, y comenzó a forcejear desesperadamente. Pero, no era más que un niño de siete u ocho años, ¿cómo podría compararse con Zhu Yao, que era una adulta de veintiocho años (soltera)?

Después de que una docena de nalgadas resonaron, las posaderas blancas como la nieve del pequeño se hincharon y se tornaron de un rojo brillante. Asimismo, el niño había comenzado a llorar muy fuerte después de su forcejeo inicial, y finalmente dejó resistirse también.

Vamos, llora, llora más fuerte. El Doctor Wang ya se ha ido muy lejos de todas formas, incluso si tuvieras que llorar a pleno pulmón, nadie vendrá a salvarte. Wakakakakakaka… Kuh… ¿Por qué parece que hay algo mal con esta escena?

Solo después de casi media hora, Zhu Yao finalmente soltó al niño, cuyo rostro se había llenado de lágrimas y mocos. Ella lo miró como se limpiaba las lágrimas y se subía los pantalones.

La sensación de enseñarle una lección a un mocoso malcriado es sencillamente refrescante.

—Lo dejaré pasar esta vez, si vuelves a mostrarte grosero, yo… —Zhu Yao pausó en medio de su advertencia, miró con satisfacción al niño mimado y tembloroso, y se rio aún más alegre—. Me aseguraré de que no puedas levantarte de la cama, ¿entendido?

¿Eh? ¿Esta línea suena un poco rara? Ah, que importa

—Vamos. Vayamos a la ciudad. ¡Sígueme de cerca!

Zhu Yao tomó la delantera mientras avanzaba hacia el camino principal. Tras caminar una distancia de unos cinco pasos, el niño malcriado cojeó detrás de ella, y parecía como si una tetera pudiera engancharse en esos labios fruncidos suyos.


[1] Vulnerabilidad: Un agujero de seguridad o vulnerabilidad es un fallo en un sistema de información que se puede explotar para violar la seguridad del sistema.

[2] Geek: Es un término que se utiliza para referirse a la persona fascinada por la tecnología y la informática.

[3] Bug: Un error de software, error o simplemente fallo (también conocido por el inglés bug) es un problema en un programa de computador o sistema de software que desencadena un resultado indeseado.

[4] GM: En los videojuegos de rol multijugador masivos en línea y en las mazmorras multiusuario, el director de juego (también denominado mediante el anglicismo game master, o GM para abreviar) es el encargado de controlar las partidas. Normalmente se encarga de atender a las dudas y problemas de los jugadores, velando por el respeto de las reglas y expulsando a quienes no las cumplan, pero esto puede variar dependiendo del juego.

[5] “Tu hermana recaerá”, es decirle a alguien: “Tu mamá es tan gorda”.

[6] “Sonríe como un girasol, que olía a crisantemo”: Hay intenciones ocultas bajo su sonrisa.

[7] “Tres días sin una tunda, y un niño escalará el techo para quitar las tejas”: Un modismo chino, es decir, un niño causará travesuras si no se le vigila adecuadamente.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *