Mi discípulo murió una vez más – Capítulo 22: La tormenta en la Montaña del Bosque de Jade

Traducido por Rencov

Editado por Yonile


—No estoy preocupada por eso —suspiró Zhu Yao—. Solo me preocupa que uses una píldora para la Fundación. Mi maestro me contó que en primer lugar el cultivo va en contra de las leyes de la naturaleza, y usar medicamentos para elevar el nivel de uno solo traerá efectos temporales. No se le puede considerar como habilidades verdaderas, incluso si uno gana fuerza durante un corto período de tiempo. Pero, a diferencia del uso de la ayuda externa, las propias capacidades de uno son mucho más confiables. Mi maestro como ejemplo nunca ha usado píldoras para elevar su nivel de cultivo.

Wang Xuzhi guardó silencio por un momento. También sabía de esta lógica. Siempre había efectos secundarios al usar píldoras. Aun si no fueran tan obvios en las primeras etapas, una vez que uno llegara a las etapas posteriores, se encontraría con un cuello de botella. No obstante, en comparación con eso, todos solían depender de las píldoras para complementar y aumentar sus tasas de éxito en la construcción de su Fundación, era por eso que, él no había pensado de esa manera.

—Hermana mayor Zhu Yao tienes razón. Debo confiar en mis propias habilidades para construir mi Fundación.

—¡Que conste, lo has prometido, joven!  

Satisfecha, Zhu Yao le dio una palmada en los hombros. Se sentía feliz de que este niño malcriado había aprendido a preocuparse por ella y escuchar sus palabras.  

—Por supuesto —añadió—, si de verdad no puedes evitarlo, usa las píldoras cuando sea necesario. Al fin y al cabo, toda esperanza acabara si mueres.

—Mn, entiendo.

Que obediente que considerado. Como pensé, no cuide de ti por nada.

—Oh, cierto, hermana mayor Zhu Yao, ¿cuál es tu nivel de cultivo actual ?

Al instante se cayó al suelo.

Zhu Yao se aferró a su corazón de cristal y sin decir nada miró hacia otro lado.  

¿Tenías que apuñalarme el corazón de esta forma?

Al ver que la expresión de Zh Yao no era muy buena, Wang Xuzhi murmuró algo:  

—No pude ver a través del nivel de tu cultivo, así que pensé que era porque tu nivel era más alto que el mío, podría ser que… —su expresión entro en pánico, cuando inmediatamente comenzó a corregir sus palabras—. Hermana mayor Zhu Yao, no… no fue intencional. No sabía que aún no habías podido absorber energía espiritual… No te enojes conmigo. Si hubiera sabido que no tienes ni siquiera un poco de energía espiritual, no lo habría mencionado. No te angusties, absorber energía espiritual es muy simple, yo lo aprendí en una sola noche. Yo…

Puñalada. Puñalada. Puñalada.

Zhu Yao sintió un par de dagas atravesar su corazón. Ya no podía contenerse de cubrir la gran bocota de la persona que estaba ansiosamente tratando de explicarse. Con los dientes apretados, dijo:  

—¿Puedes parar?

Este pequeño tonto se burla a proposito de mí, ¡¿verdad?! No pienses que solo porque te has hecho más grande, no me atreveré a darte unas nalgadas.

♦♦♦

En la oscuridad de la noche, con el fin de evitar enojarse con el pequeño tonto que se hizo pasar como un joven inocente y puro, Zhu Yao lo echó del Bosque de Jade.

Mientras Wang Xuzhi se frotaba las nalgas que le dolían por la patada, agitó la mano y gritó:

 —¡Definitivamente tienes que venir y ver mis combates!

Solo entonces regresó a regañadientes cuando fue perseguido por un sinfín de grullas celestiales.

¿Mirar su combate? ¿Cómo?  

Tenía que al menos poder salir para hacerlo. Si no fuera porque su maestro tuvo que irse para reforzar la formación debido al Torneo Inter-Secta, Wang Xuzhi, ese pequeño bastardo, no habría sido capaz de entrar a la montaña en primer lugar. Haah, como ella pensó, un pequeño bastardo siempre será un pequeño bastardo. No importaba lo puro y bien parecido que se viera, eso no cambiaría su personalidad bastarda. Zhu Yao había decidido que no respondería sus cartas durante tres meses.

Al recordar el nivel de cultivo del mocoso y luego, cuando pensó en el suyo, suspiró. Dio un par de pasos hacia el patio, se sentó con las piernas cruzadas sobre el césped e intentó sentir la energía espiritual que no había podido sentir durante estos cinco años.

La Montaña del Bosque de Jade se encontraba en completo silencio esta noche, y tal vez porque su maestro no había regresado, se sintió aún más. Zhu Yao respiró profundamente, y por un momento, su mente se quedó en blanco.

Sintiendo que algo débil y cálido la rodeaba, algo surgió en su mente, y en un instante, pudo sentir un sinfín de puntos de luz circulando a su alrededor.  

¿Qué eran estos puntos de luz? Aunque ella no abrió los ojos, podía sentirlos con claridad.

¿Podría ser que estas partículas son energía espiritual?

En ese momento, Zhu Yao se emocionó. Cinco años. Después de cinco años, finalmente pudo sentir energía espiritual. Entre los puntos de luz, había algunos que eran pequeños, mientras que había otros que estaban en grupos, y todos danzaban en el aire. Como si estuvieran vivos, unos fueron un poco descarados y se acercaron a ella, rozando suavemente sus mejillas, como si quisieran demostrar su afecto hacia ella.  

Los puntos de luz variaban en colores, y entre ellos, había un tipo de energía espiritual con una pequeña cola plateada unida a ella, con la que sintió una gran intimidad. Deberían de ser las partículas de la energía espiritual del rayo que tenía que asimilar.

Zhu Yao reprimió la emoción en su corazón y recordó el método para hacer circular la energía espiritual que su maestro le había enseñado. Usando su corazón para sentir los puntos plateados, concentró sus pensamientos en hacer que entraran en su cuerpo. En el momento en que comenzó a pensar en ello, los puntos de luz parecían haberse visto afectados por algún tipo de guía, y con una pirueta en el aire, volaron con rapidez hacia ella.

Antes de que Zhu Yao pudiera sentirse feliz al respecto, como una botella abierta, la chirriante corriente de partículas de energía espiritual del rayo hizo un tumulto al entrar en su cuerpo, en pocas palabras era incontrolable. En solo unos segundos, había llenado todos los tendones de su cuerpo. Sin embargo, no se detuvo allí, continuó taladrando su cuerpo.

Sus tendones se hincharon incómodamente y sintió un dolor insoportable desde la parte superior de la cabeza hasta la punta de los dedos de sus pies. Seguidamente, pareció haber escuchado un estruendo dentro su mente, sonaba como si algo se hubiera roto, las partículas de energía espiritual que habían sido obstaculizadas antes fluyeron sin cesar hacia su cuerpo una y otra vez. Continuaron llenando su cuerpo, y luego, continuaron abriéndose paso. Y este ciclo continuó una y otra vez. En cada ciclo, ella experimentaría un dolor insoportable, y el dolor aumentaría en severidad en cada ciclo posterior.

Lo que Zhu Yao no sabía era que su nivel de cultivo se estaba disparando a un ritmo asombroso. Primer nivel de Esencia, segundo nivel de Esencia, tercer nivel de Esencia…

De repente, un dolor extremadamente insoportable descendió. Era un dolor que no podía describirse con palabras, Zhu Yao sintió que su cuerpo estaba siendo desgarrado, como si estuviera a punto de volverse trizas. Desde la parte superior de su cabeza hasta la punta de los dedos de los pies, no había ningún lugar en su cuerpo que no le doliera. Ella se derrumbó al suelo, y no importaba lo que hiciera, no podía expulsar el dolor. La sangre comenzó a fluir afuera de sus ojos, orejas, boca y nariz, sus vasos sanguíneos explotaron, su cuerpo se cubrió en totalidad de sangre. Zhu Yao sintió que podría morir en cualquier momento.

Ahora mismo en el mar bajo la Secta de la Colina Antigua reforzando la formación con el Maestro de la Secta, la expresión de Yu Yan cambió de repente. Sin perder tiempo se dio la vuelta y se dirigió hacia la Montaña del Bosque de Jade.

—¡Tío ancestral marcial!

Debido a que se retiró de golpe, la formación mostró signos de colapsar. Zi Mo no tuvo más remedio que apretar los dientes y cubrirlo por él. Cuando se dio la vuelta para decir algo se dio cuenta de que la figura de su tío ancestral marcial había desaparecido de la vista.  

Tío ancestral marcial, no puedes torturar a tu júnior de esta manera. No puedo mantener solo la Formación de la Gran Barrera Montañosa, sabes.

Con una velocidad aún más rápida, Yu Yan regresó a la montaña. En ese breve instante, sintió que la marca que dejó en la frente de su discípula se había activado. Esta marca era un tipo de arte místico sensorial que solo un maestro y su discípulo personal sucesor podrían tener, y siempre se activaría en el momento en que el discípulo se encontrara en el borde de entre la vida y la muerte. Su discípula estaba evidentemente en la Montaña del Bosque de Jade, ¿qué podría amenazar su vida allí?

Antes de llegar a la cima de la montaña, había sentido una tormenta de energía espiritual. Él también era poseedor de la vena espiritual del rayo, por lo que conocía bastante bien este tipo de energía. Sin embargo, la situación actual parecía como si todas las partículas de energía espiritual del rayo de entre el cielo y la tierra estuvieran siendo guiadas, y se estaban vertiendo hacia la cima de la montaña a un ritmo abrumador. Incluso la Formación de Concentración de Energía Espiritual más fuerte del mundo, no sería capaz de traer una cantidad tan grande de energía espiritual del rayo.

Yu Yan voló más cerca, y descubrió que en el centro de la tormenta estaba su discípula. Cubierta de sangre, se había desplomado en el suelo y lo que era peor las partículas del rayo que la rodeaban se vertían sin fin en su cuerpo. Si esto continuara, moriría de autodestrucción.

Yu Yan blandió su espada y por un momento una parte de la energía espiritual se dispersó, pronto se dirigió a toda prisa hacia al centro de las partículas. Levantó a su discípula del suelo y le lanzó un arte místico que la forzaría a despertar.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *