Mi discípulo murió una vez más – Capítulo 32: Las buenas cosas vienen en pares

Traducido por Rencov

Editado por Yonile


—Hermana menor Su, déjame explicarte. —Xiao Yi jaló a la persona frente a él—. Crecí con Ling Long. Ella es mi responsabilidad, tengo que cuidarla.

—¡Mientes! ¿Qué amigos de la infancia? Es evidente que estás enamorado de ella.

Su Zi lloró un mar de lágrimas.

¿Eh? En realidad, es un triángulo amoroso.

Zhu Yao de inmediato activó su modo de ver dramas, luego miró a Wang Xuzhi y le dio una palmada en el hombro.

No te preocupes, tendrás tus propias fans y también tendrás tus propias chicas.

—Dime, ¿la quieres a ella o a mí? —preguntó Su Zi.

—Hermana menor Su.

Xiao Yi no le respondió directamente, sino que jaló a Su Zi de la mano y la apretó contra su pecho.

—¿No entiendes a mi corazón? Desde que te conocí en la plaza ese día, mi corazón se enamoró de ti y nunca volverá a su antigua calma.

—Hermano mayor Xiao Yi…

—Cada palabra, cada movimiento y cada sonrisa, mueven mi corazón. Casi lo he olvidado, si no estás tú, ¿cómo latiría mi corazón otra vez? Quiero tratarte bien toda mi vida. ¿O es que no me crees?

¡Eh!, es una lástima que Xiao Yi no sea actor de dramas que ven las señoronas.

Zhu Yao sacó dos bollos al vapor y le entregó uno a Wang Xuzhi, mientras mordisqueaba el otro.

Como era de esperar, la furia de la chica se extinguió en un segundo y se sintió conmovida.

—Hermano mayor Xiao. Yo… Yo sí te creo. Solo estoy celosa, celosa de que la persona que estuvo a tu lado durante tantos años fuera ella y no yo. Porque yo soy la que más te ama.

—Hermana menor Su…

—Hermano mayor Xiao Yi…

Los dos se acercaron el uno al otro hasta que sus cuerpos hicieron contacto, y luego, se revolcaron.

El bollo en las manos de Zhu Yao cayó al suelo.

Este… Este desarrollo es un tanto rápido. ¿Por qué de repente saltó del modo de conversación amorosa al modo de la hora de comer? ¡Y el primer platillo que aparece es el plato principal! Ustedes dos solo están en su adolescencia y aún no son adultos, ¡oigan!

Frente a sus ojos, Xiao Yi comenzó a quitarle cada una de las prendas a la chica. Su par de enormes manos nadaban arriba y abajo sobre el cuerpo de ella, causando que gimiera de forma seductiva.

—Hermano mayor Xiao Yi… Ah, yo… yo, Xiao… Hermano mayor… ¡Por favor, dámelo!

Xiao Yi sonrió malévolamente. Mientras usaba su lengua para seguir la figura de la chica.

—Hermana menor Su, no te angusties —respondió con encanto—. Tú hermano mayor te hará sentir bien.

Y luego lentamente él se quitó la ropa.

Cuando Zhu Yao estaba observando la situación intensamente, su visión se oscureció, una mano cubrió sus ojos.

Demonios, ¿qué estás haciendo, pequeño mocoso? Estamos a punto de ver el evento principal, y tú apagas las luces.

La voz de Wang Xuzhi era ronca, con una incomodidad incomprensible.

—¡Gran tía marcial, no mires cosas indecentes!

No mires, ¡tu hermana!

El corazón interior de Zhu Yao estaba rugiendo. Este maldito pequeño mocoso, solo en momentos como este era cuando nunca se comprometería y la llamaría gran tía marcial. En la era moderna, ella era consideraba alguien que había pasado por todo tipo de películas a gran escala, una rara oportunidad de verlo en vivo estaba justo enfrente de ella y él le impedía verlo.

Sin embargo, aunque sus ojos estaban tapados, podía escuchar claramente cada cosa que estaba sucediendo.

—Ah… Mn. Hermano mayor Xiao Yi… se siente bien, más…

—Relájate, mi pequeño pastelillo, te haré sentir aún mejor.

Uh… Parece que nunca podré ver de la misma forma la frase “pequeño pastelillo”.

—Hermano mayor Xiao Yi… por favor… dámelo… dámelo.

—No estés ansiosa, Pequeña. Diablilla. Del. Diablo.

—Hermano mayor Xiao Yi…

—Hermana menor Su…

Hacía mucho calor en ese lado, mientras que en el lado de Zhu Yao estaba incómodamente silencioso. La voz en el corazón interior de Zhu Yao estaba rugiendo y pidiendo imágenes. No importaba cuán perfectos fueran los efectos de sonido, sin las imágenes, aún sería una película pésima.

Quiero ver. Quiero ver. Quiero ver. Quiero ver.

Sin embargo, la mano de Wang Xuzhi cubría sus ojos con tanta fuerza.

—¡Pequeño mocoso, quita tus manos!

—¡Gran tía marcial, es indecente, no mires!

—Indecente mi trasero. ¿No lo estás viendo tú?

—No. Volteé mi cabeza.

—No te creo. Solo te creeré si sueltas tus manos.

—Hermana mayor Zhu Yao, no caeré en eso.

—Eres un pequeño bastardo.

—¡Entró!

—¡¿Qué?! —Zhu Yao le bajó las manos con fuerza—. ¿De cuántas pulgadas es? ¿¡Era enorme!?

Wang Xuzhi en estos momentos se quedó sin palabras.

Zhu Yao pronto se quedó callada.

La atmósfera que los rodeaba permaneció en silencio por un momento y solo un sonido discordante e ilícito podía escucharse constantemente desde lejos. Papapa… papapa…

Wang Xuzhi suspiró profundamente, como si se hubiera rendido y señaló la cabaña más lejos de ellos.

—Antes, vi una figura roja entrar a esa casa. La figura era demasiado rápida.

Solo entonces Zhu Yao recordó el negocio para el que estaban aquí.

—Vamos y echemos un vistazo.

El pez finalmente mordió el anzuelo.

La cabaña parecía tener solo un residente, ya que tenía una habitación individual. Como todavía había luz dentro de la casa, Zhu Yao y Wang Xuzhi se acercaron cuidadosamente y escucharon mientras contenían la respiración. Debido a que todavía no estaban claros con la situación de adentro, Zhu Yao no se atrevió a liberar su sentido divino para investigar.

—Hermano menor, ¿por qué no está humilde dama te sirve?

Una voz femenina y seductora se podía escuchar desde el interior de la casa.

Y luego, el sonido de la ropa siendo quitada.

¡¿Qué demonios, otra vez?! ¿Qué día es hoy? ¿Por qué todos de repente tienen ganas de hacer que las cosas se muevan? ¿Podría ser que tener una aventura ahora estaba de moda? 

Ella recordó un dicho en el programa “El Mundo de los Animales”, “La primavera ha llegado, ¡es temporada de apareamiento otra vez!”

Pero actualmente es la temporada de invierno, ¡oye!

Parecía que no pudieron encontrar nada hoy. Zhu Yao jaló a Wang Xuzhi, y planeaba irse. Sin embargo, él no se movió e incluso le hizo un gesto para que guardara silencio.

¡Eh!, este mocoso, en realidad es adicto a eso. ¡Y antes, incluso negó que los estuviera viendo!

Wang Xuzhi, que se había dado cuenta de que los pensamientos de Zhu Yao se habían desviado una vez más a otra parte, le jaló la mano y escribió suavemente tres palabras en su palma: “¡Hay aura demoníaca!”

Los ojos de Zhu Yao se abrieron de par en par y percibió con calma su entorno. Como él había dicho, captó un aura irregular, que tenía una sensación oscura.

¿Esto es un aura demoníaca?

Los dos cuidadosamente dieron unos pasos hacia adelante, y aparecieron ante la ventana. Luego, estiraron el cuello y miraron dentro de la casa.

En el interior, había un hombre y una mujer. El hombre estaba acostado en la cama, mientras que la mujer extremadamente encantadora estaba sentada sobre él, moviéndose arriba y abajo. Los dos estaban completamente ********. Antes de que Zhu Yao pudiera soltar un grito de asombro por su posición de vaquera, capas de miasma negro comenzaron a rodear a la dama y ​​fluctuaban con cada movimiento que daba.

Un rato después, una luz roja brilló en los ojos de la mujer y ​​el miasma que lo rodeaba se hizo más espeso. En cuanto al hombre debajo de ella, se estaba adelgazando a una velocidad que se podía ver a simple vista. Ella estaba absorbiendo su esencia.

La dama emitió un largo aullido, y tres largas colas emergieron detrás de ella.

—¡Un demonio zorro! —Zhu Yao no pudo evitar pronunciarlo.

—¿Quién es?

El demonio zorro sintió movimientos y lanzó despiadadamente una palmada. Con un golpe, la pared frente a ellos se derrumbó al instante. Si no fuera por su gran velocidad, podrían haber quedado atrapados bajo los escombros. La figura femenina brilló y ya había salido de la casa con su ropa encima. Sin embargo, la prenda que llevaba puesta era solo una gasa fina y roja, no tenía ninguna función de cubrir, por lo que su atractivo cuerpo se veía claramente.

Zhu Yao y Wang Xuzhi no se movieron. Tenían los talismanes de ocultamiento sobre ellos. Siempre que no emitieran algún sonido, las personas que se encontraran por debajo de los niveles de cultivo de la etapa Núcleo Azoth, no serían capaces de encontrarlos. Y este demonio zorro, si ella no estaba equivocada, debería ser una bestia demoníaca de quinto rango, que era comparable a un practicante en la etapa inicial de Núcleo Azoth.

Como era de esperar, después de que el demonio zorro miró a su alrededor durante un rato, y no vio a nadie sospechoso, su expresión de repente se volvió fría, mientras voló hacia el pequeño bosque cercano.

Mierda, ¡me olvidé de ese par de salvajes patos mandarines!

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *