Mi discípulo murió una vez más – Capítulo 8: Cima de la Montaña del Bosque de Jade

Traducido por Rencov

Editado por Nemoné


¿Cómo fue que se cansó mucho en solo una noche? Yu Yan frunció el ceño y realizó algunos sellos de mano.

Zhu Yao, que no podía moverse por el cansancio, sintió una oleada de energía cálida llenando todo su cuerpo. La fatiga que le pesaba, desapareció de un solo golpe, y su respiración entrecortada se calmó. ¿Así que esto es un arte místico? Que misterioso.

Al ver que su nueva discípula por fin se levantó, se sintió aliviado. La miró de pies a cabeza, y de repente pensó en algo. No me digas que…

— ¿Escalaste la montaña a pie?

— ¿Cómo más?

Zhu Yao hizo un mohín con sus labios. No sabía cómo volar, después de todo.

Yu Yan la miró extrañamente.

— ¿Por qué no usaste la formación de teletransportación?

¿A no ser que lo hiciera como una forma de entrenamiento y para demostrar su determinación de querer convertirse en una deidad? Con este pensamiento en mente, la expresión de Yu Yan se puso mucho mejor, y se sintió un poco satisfecho con su discípula que normalmente hablaba cosas sin sentido. Ella, a pesar de que no se parecía muy brillante, era bastante trabajadora.

Una cierta discípula “trabajadora” en su mente, estaba tirando una cantidad ilimitada de mesas. ¡Qué demonios! Si hay una formación de teletransportación, ¡dilo desde el principio!

Después de respirar profundamente muchas veces, Zhu Yao finalmente reprimió su impulso de querer arañarle la cara. Puesto que él era su superior, no tenía más remedio que dar un paso atrás, además de que era su pilar de apoyo en el futuro.

—Maestro, tu discípula te saluda.

Zhu Yao bajó su cuerpo y le hizo una reverencia.

—Mn.

Yu Yan asintió con la cabeza, su corazón se llenó de gran satisfacción. Habían pasado más de diez mil años, para por fin obtener un discípulo. Antes de que su maestro ascendiera, constantemente le había recordado a Yu Yan que buscara un sucesor para el Bosque de Jade, y al final no lo decepcionó.

Sin darse cuenta, su discípula se estaba volviendo más agradable a sus ojos, y sintió el impulso de correr y abrazarla. Observó un poco a Zhu Yao. Si ella hubiera sido un poco más joven, habría sido mejor. ¡Aaah! ¿Por qué no se convirtió en mi discípula un poco antes? Muchos pensamientos se movieron en espiral en la mente de Yu Yan, pero su rostro seguía helado e inexpresivo como siempre.

Con un movimiento de su mano, la ropa de Zhu Yao, que estaba sucia más allá de toda esperanza, fue restaurada a su aspecto anterior en un instante. Incluso esas viejas manchas que no pudo quitar en el pasado desaparecieron.

—Asombroso. —Zhu Yao se estiro la ropa limpia por curiosidad. ¿Un fuerte detergente para la ropa? Convertirse en una deidad en realidad era muy divertido—. Maestro, ¿me vas a enseñar ese arte místico?

Con esto, no necesitaría lavar su ropa en el futuro. Le sería muy conveniente.

—El Arte de Eliminación de Suciedad es solo un arte místico de nivel de entrada. Una vez que aprendas a absorber la energía espiritual, sabrás cómo usarla de forma natural —dijo Yu Yan a la ligera—. Acabas de llegar, primero familiarízate con el entorno. La energía espiritual es más abundante en la primera hora de la mañana, por lo que solo te enseñaré cómo absorberla en tu cuerpo mañana temprano.

Zhu Yao asintió. Después de todo, se estaría quedando aquí durante un largo tiempo, a pesar de que sentía curiosidad por la cultivación, no era algo por lo que tuviera que apresurarse.

—Sígueme.

Yu Yan pasó a lado de su discípula y caminó hacia la dirección de donde ella vino.

¿Ya estamos comenzando con la familiarización? Zhu Yao elevó sus ánimos y rápidamente lo siguió. Durante el camino, trabajó duro para memorizar sus alrededores, para evitar perderse en el futuro.

La Montaña del Bosque de Jade era muy pacífica por la tarde. Ocasionalmente, se escucharía el canto de las aves, pero en su mayoría solo había árboles en todas partes. No mucho después, Zhu Yao dejó de memorizar. No podría recordar cómo se veían todos los árboles, ¿verdad? Por lo tanto, solo siguió a su maestro detrás obedientemente.

Yu Yan no era una persona de muchas palabras, ella lo sabía al mirar su rostro de aspecto frío. Y como Zhu Yao no se sentía cómoda hablando con personas que no conocía, los dos no hablaron ni una sola vez durante la caminata.

Después de cuatro horas, ella finalmente no pudo soportarlo más.

—Maestro, ¿todavía no llegamos?

Si fueran a seguir caminando, el cielo se oscurecería.

Yu Yan dio media vuelta y la miró.

—Está justo enfrente, casi llegamos.

Zhu Yao no dijo nada más. Pasaron otras dos horas, incluso si se trataba de una caminata cuesta abajo, sus piernas estaban a punto de ceder. Sin embargo, la persona que estaba frente a ella todavía no tenía la intención de detenerse. ¿No dijiste que casi llegamos? Su mente estaba llena de sospechas, pero solo podía apretar los dientes, y simplemente recorrió con la vista su entorno.

Eh, ¿por qué ese árbol inclinado se ve un poco familiar? Y esa piedra que parece una tortuga también se ve bastante familiar. Incluso creo que he visto ese mono con las nalgas rojas en algún lado también.

—Estamos aquí.

La persona frente a ella se detuvo y Zhu Yao echó un vistazo a su alrededor. Diablos, ¿no era este el pie de la montaña en el que estaba ayer? Su maestro se la llevó a caminar durante toda la tarde, ¿solo para regresar a este lugar? ¿Fue por qué ella parecía muy buena escalando la montaña, por lo que él quería que la escalara otra vez?

Maestro, no puedes tratar a tu discípula como una tonta.

—Maestro… —sintió ganas de llorar.

Yu Yao miró su lastimosa expresión. ¿Por qué le dio una cara así? Su discípula estaba siendo estúpida de nuevo, al parecer. Con calma decidió ignorarla, señaló un área de césped a tres metros a su derecha y dijo:

—Esa es la formación de teletransportación. No se puede entrar al Bosque de Jade con una espada voladora. Solo a través de esta formación puedes llegar a la cima de la montaña.

Ah, entonces la razón por la que la trajo a este viaje fue para mostrarle esta formación. Zhu Yao miró el césped espeso. Pero no parece haber nada diferente al respecto.

Bajo la señal de Yu Yan, ella lo siguió hacia el lugar que apuntó, y se quedó allí. Un destelló de luz apareció de repente bajo sus pies, una formación en forma circular se iluminó, y dentro de esta, unos símbolos se movieron despacio. Seguidamente, la luz blanca se hizo aún más brillante, el escenario ante ella cambió, y se encontró de pie en la encima de la montaña. Qué mística formación.

Zhu Yao sintió mucho interés. Dio vueltas alrededor de la formación que todavía emitió una luz tenue un par veces, pero aun así, no pudo entender la teoría de cómo funcionaba. Como pensó, convertirse en una deidad era un camino lujoso y majestuoso.

—Esta formación se puede utilizar para transferir en ambos sentidos. También puedes usarla para bajar de la montaña.

Al ver que su discípula estaba interesada en la formación, Yu Yan tomó la iniciativa de explicar.

— ¡¿En serio?!

Zhu Yao se emocionó un poco y pronto entró en la formación. Justo como había dicho, la luz otra vez se hizo más brillante, y en un abrir y cerrar de ojos, una vez más apareció al lado de la formación del pie de la montaña. Se volvió a parar en la formación otra vez, y con otro abrir y cerrar de ojos, una vez más regresó a la cima de la montaña. Ella saltó juguetonamente dentro y fuera de la formación un par de veces más, y no pudo evitar más que admirar las maravillas de las artes místicas. Si los comparara con los autos y los aviones, eran por mucho más débiles en comparación.

Eh, ¡espera un minuto! Se giró para mirar a su maestro, cuya cara seguía fría.

—Puesto que esta formación puede teletransportarse en ambos sentidos, entonces maestro, ¿por qué me llevaste a caminar durante toda la tarde?

Yu Yan se sorprendió por su mirada, y parecía haberse dado cuenta de este problema también. Girando levemente su cabeza, evitó la pregunta:

—Descansa temprano. Mañana, te enseñaré cómo absorber energía espiritual en tu cuerpo.

Después de decir eso, se dio media vuelta y entró a la casa, cerrando la puerta al entrar. Definitivamente fue influenciado por la estupidez de su discípula, definitivamente no fue porque no pensara en utilizar la formación para bajar la montaña.

El rostro de Zhu Yao se oscureció. ¿Maestro tienes una habilidad llamada, “Tratar a tu discípula como una tonta”?

Ante la pérdida de palabras, miró la casa de paja frente a ella. Exacto, una casa de paja. Este maestro locamente guapo de ella, vivía en una casa con techo de paja, y era la única de su tipo en toda la cima de la montaña. Cualquier otro lugar era solo tierra.

En ese caso, había un problema. Técnica de excavación de agujeros…¡Ah, pui! [1] ¿Dónde iba a descansar esta noche? Maestro, ¿no olvidaste algo?

Después de inspeccionar en silencio el terreno por un largo rato, ella determinó que no había otro lugar en la cima de la montaña en el que pudiera pasar la noche. Por lo tanto, Zhu Yao no tuvo más remedio que llamar a la puerta de la casa con techo de paja.

Justo después de tres golpes, con un crujido, la puerta se abrió automáticamente. El interior de la casa era relativamente simple, aparte de una cama, no había nada más adentro. Y su maestro estaba meditando en la cama.

— ¿Qué es?

—Maestro, ¿dónde me quedo esta noche? —preguntó sinceramente Zhu Yao.

Yu Yan se sorprendió por un momento. Solo entonces se dio cuenta de que su discípula todavía era una mortal y, a diferencia de los practicantes, le era imposible elegir casualmente una cueva y cultivar dentro. Fue un descuido de su parte.


[1] ¡Pui!: Zhu Yao escupiendo porque dijo algo malo.

| Índice |

One thought on “Mi discípulo murió una vez más – Capítulo 8: Cima de la Montaña del Bosque de Jade

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *