Príncipe Cautivador – Capítulo 27: El cambio de Leng Yu Feng

Traducido por Akatsuki

Editado por Sakuya


Era el alba de la mañana. Antes del amanecer, el cielo ya estaba brillando.

Inmediatamente después de abrir los ojos, Leng Yu Feng y Huan Mo Che se volvieron para mirar al Príncipe Heredero, solo para darse cuenta que lo habían perdido, mientras las ropas que le habían puesto encima la noche pasada estaban guardadas ahí.

Cuando se acercaron para recuperar sus túnicas, encontraron sus ropas frescas y ligeramente humedecidas por el roció de la mañana. Inmediatamente se dieron cuenta de que el Príncipe Heredero había despertado mucho antes que ellos.

Leng Yu Feng y Huan Mo Che tomaron apresuradamente sus túnicas y se dispusieron a buscar al Príncipe Heredero. Ambos ignoraban la naturaleza de la ansiedad que mostraban sus rostros, ya que no tenían ni idea de por qué les importaba tanto alguien que conocieron por un corto periodo tiempo.

— ¡Príncipe Heredero! —Encontraron a Shang Wuxin de pie no muy lejos de donde habían estado.

Shang Wuxin estaba inspeccionando las provisiones. Ella no había descansado en absoluto la noche anterior porque había demasiadas personas poco confiables a su alrededor, y no solo era por eso, sino que también estaba abrumada por la importancia de su tarea, así que, ¿cómo podría dormirse?

Leng Yu Feng y Huan Mo Che también habían estado atentos, pero el leve aroma que emanaba de la figura entre ellos los había arrullado para dormir. Aun así, si hubieran sentido el menor movimiento, habrían sido los primeros en despertar.

Shang Wuxin los miró y asintió.

Ambos se sintieron avergonzados, porque tenían la responsabilidad de proteger al Príncipe Heredero, pero inesperadamente no se percataron de cuando había despertado.

—Instruyan a las tropas para que coman algo y luego partiremos. —Ordenó Shang Wuxin, sabiendo que cuanto más demoraran en llegar, más vidas inocentes se perderían.

Leng Yu Feng fue a reunir las tropas mientras Huan Mo Che miraba al Príncipe Heredero para luego desaparecer en el bosque.

Shang Wuxin era consciente de él, pero no lo detuvo ni se preocupó, prefirió concentrarse en hacer lo que le correspondía.

Mientras tanto, Leng Yu Feng estaba algo perplejo cuando vio a su amigo adentrarse en el bosque, pero sabía que Huan Mo Che no era tan gentil como parecía y que además era muy hábil con las artes marciales, así que no había nada de qué preocuparse. Leng Yu Feng lo pensó por un momento antes de desatar la cantimplora de su caballo y dirigirse al lago para llenarla con agua limpia.

[*Bolsa echa de cuero de animal para contener agua limpia en los viajes por aquella época.]

—Príncipe Heredero, deberías tomar un trago. —Dijo Leng Yu Feng con su voz un poco rígida mientras le entregaba la cantimplora a Shang Wuxin.

Leng Yu Feng rara vez se preocupaba de los demás—sin embargo, desde el comienzo del viaje, no había visto al Príncipe Heredero tomar un sorbo de agua. Luego de una inspección más detallada, descubrió que el príncipe no trajo su cantimplora.

Shang Wuxin hizo una pausa en su camino hacia otro carruaje y miró la expresión rígida de Leng Yu Feng, ella no esperaba que este general de aspecto frío fuera tan atento. De hecho, estaba sedienta, así que lo aceptó y abrió la boca para tragar algunos sorbos.

—Príncipe… —Las palabras murieron en la garganta de Leng Yu Feng. Iba a decir que la cantimplora era suya y que había bebido antes, pero vio al Príncipe Heredero bebiendo directamente de la bolsa.

El Príncipe Heredero bebía agua de una manera bastante suave y tranquila, a diferencia de otros hombres, que tragaban a grandes bocados a la vez.

La mirada de Leng Yu Feng cayó sobre los labios del Príncipe Heredero, encontró que eran de un rosa suave. Esos labios de color rosa se presionaron contra la abertura de la cantimplora, y creyendo que también bebía de la misma manera, sus ojos abruptamente se agrandaron.

Pensó que los labios del Príncipe Heredero se veían especialmente bonitos, aunque un poco pálidos. Aunque Leng Yu Feng nunca prestó mucha atención a los labios de otras personas, inconscientemente pensó que los labios del Príncipe Heredero tenían que ser los mejores.

Mientras Leng Yu Feng estaba siendo molestado por sus propios pensamientos, su cantimplora rápidamente apareció ante él, y escuchó la fría voz de Shang Wuxin.

—Gracias.

Leng Yu Feng volvió en sí, porque honestamente no había pensado que una persona como el Príncipe Heredero fuera una persona que agradeciera.

Al final, ¿qué tipo de persona era el Príncipe Heredero? Obviamente era un joven extremadamente frío e inhumano, pero sus palabras y acciones siempre eran contrarias a las expectativas de Leng Yu Feng. De repente, deseo comprender aún más al Príncipe Heredero.

Shang Wuxin miró extrañamente a Leng Yu Feng, preguntándose por qué aún estaba sosteniendo la cantimplora con rigidez y sin hacer nada con ella. Ella hizo a un lado aquel pensamiento y continuó haciendo lo suyo. En este momento, Huan Mo Che, quien se había ido por un tiempo, salió del bosque.

Sus túnicas todavía eran azules, pero debido al rocío de los árboles dentro el bosque, los bordes de sus túnicas estaban húmedas. Y entre sus manos, había algunas frutas silvestres recién recogidas. Cuando vio a Shang Wuxin, se acercó con una sonrisa.

—Príncipe Heredero, aquí le traigo algunas frutas del bosque.

Ayer por la tarde, le inquietó ver al Príncipe Heredero comer solo bingzis. Cuando imaginó que tendría que comer bingzis nuevamente para el desayuno, decidió salir y recoger algunas frutas para apaciguar el hambre.

Shang Wuxin miró las frutas y no hizo ningún movimiento para tomarlas. Ella comenzó a alejarse, pero Huan Mo Che se las arregló para poner a la fuerza dos frutas en sus manos, e incluso las limpió con sus propias ropas antes de dárselas.

Sin decir una sola palabra, ella se alejó con las dos frutas en su poder, dejando a Huan Mo Che sintiéndose impotente, ante su despreocupación sin emociones de su buena voluntad. Aun así, no pudo controlar su deseo de hacer las cosas por el Príncipe Heredero.

—Ten, este es para ti. ¡No digas que ben gongzi no es lo suficientemente amistoso! —Huan Mo Che tomó otro par de frutas y se las arrojó a Leng Yu Feng. Este último rio en su corazón, entendiendo vagamente por qué el humor de su amigo era desagradable.

Este Príncipe Heredero, parece que tuvo demasiada influencia sobre estos hombres. ¿Era algo bueno o malo? Leng Yu Feng incluso llegó a pensar que, si seguía acompañando al Príncipe, terminaría haciendo cosas inimaginables.

Después, Huan Mo Che sintió sed y planeó tomar la cantimplora de Leng Yu Feng. En realidad, ambos eran más o menos personas que se preocupaban por la limpieza, pero él y Leng Yu Feng contaban como amigos de vida y muerte. Además, las veces que compartieron vino de la misma jarra tampoco fueron una o dos veces. Excluyendo a su buen amigo, Huan Mo Che, él realmente no usaba las cosas de otras personas.

Leng Yu Feng vio las intenciones de Huan Mo Che y las evitó hábilmente, luego derramó su contenido. Recordando al Príncipe Heredero, el rostro de Leng Yu Feng se ruborizó levemente.

— ¡No hay agua aquí, ve a buscar la tuya! —Dijo antes de irse, temeroso de que Huan Mo Che notara sus mejillas rojas.

— ¡Odd! —Exclamó Huan Mo Che mientras observaba a su amigo alejarse corriendo y siguió comiendo la fruta restante de su mano.

Cuando su boca se llenó de un amargo sabor, inmediatamente se volvió para mirar al Príncipe Heredero, solo para encontrarlo comiendo como si no hubiera detectado la acidez. Simplemente se lo comía, deteniendo a Huan Mo Che, que estaba en camino a detenerlo.

Parece que descubrió el gusto del Príncipe Heredero por los alimentos ácidos. ¿Podría considerarse progreso?

| Índice |

One thought on “Príncipe Cautivador – Capítulo 27: El cambio de Leng Yu Feng

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *