Príncipe Cautivador – Capítulo 72

Traducido por Akatsuki

Editado por Sakuya


En medio de la bulliciosa calle, había un carruaje blanco. Mucha gente no sabía que pertenecía al Príncipe Heredero y que en su interior se encontraban sentados el Príncipe Heredero, Shang Wu Xin, y el Príncipe Qian, Nangong Qian, mientras que en el exterior Leng Zi conducía el carruaje. Aunque no estaba acostumbrado a vestirse como sirviente, no se negó. Sabía que si quería quedarse al lado del Príncipe Heredero, al no poder hacer tal cosa, no tendría más opción que irse.

—¿Me preguntó a dónde quiere ir hoy el Príncipe Qian? —Preguntó Shang Wu Xin mirando al Príncipe Qian.

Hoy, Nangong Qian llevaba puesto una túnica púrpura. Su mirada era clara y profunda, perfecta e impecable. Su cabello era tan liso como la seda y estaba sujeto por una coronilla de oro, dejando al resto colgar vagamente en su espalda. Con un loto negro bordado en la túnica, y un cinturón de jade sujeto alrededor de su cintura, era extremadamente guapo e indescriptiblemente elegante. A pesar de que es una belleza incomparable, emitía un sentimiento noble que no podía ser profanado. Incluso Shang Wu Xin no pudo evitar maravillarse, pero, ahora, solo pudo sentir una terrible presión sentada frente a ella.

Cuando el Emperador Shang quiso recibir al Príncipe Qian, fue rechazado por este. La excusa que usó fue que, quería experimentar el bullicio de la capital, y además quería que el Príncipe Heredero lo acompañará. El emperador estuvo de acuerdo luego de pensarlo un poco, así que por la mañana, Shang Wu Xin llevó al Príncipe Qian a dar un paseo por las calles de la capital.

—No sé nada sobre la capital, pero ya que es el Príncipe Heredero quien lo organizó, debería estar bien. —Comentó Nangong Qian.

El Príncipe Heredero estuvo encerrado en su habitación durante los últimos días. Obviamente debería estar aburrido. Por eso se le ocurrió esta idea. En este momento, estando sentado frente al Príncipe Heredero, sintió efectivamente que había hecho lo correcto.

Nangong Qian originalmente pensó que las apariencias como la suya, la del doctor divino y la del General Leng eran consideradas como las más hermosas de entre todos los hombres, pero este joven frente a él no perdía si era comparado con ellos. Además de ser más joven que ellos, sus rasgos faciales parecían más exquisitos que los suyos. Comparado con él, que constantemente portaba un aura agresiva como si deseara lastimar a las personas, este joven daba la sensación de ser una persona tan fuerte como el viento y resistente como Xiu Zhu. Cada facción suya era hermosa, incluso su actitud y sus modales era tranquilas y elegantes. Sin embargo, pudo ver la mirada indiferente en sus ojos, eran tan contradictorios con su aspecto.

Nangong Qian noto que no podía apartar su mirada, Shang Wu Xin al verlo, hizo que frunciera el ceño, haciendo que Nangong Qian desviará la mirada.

—No he salido de casa en muchos años, pero sé que la Torre Under Heaven es muy famosa, incluso en otros países. No obstante, la Torre del Estado Shang es más esplendorosa. ¿Por qué no vamos a echar un vistazo? —Comentó Shang Wu Xin mientras servía el té dentro del carruaje.

Las manos delgadas, y casi pálidas del joven, se despedían de la taza de té. No mucho después, se olió una fragancia exquisita provenir de la taza. Ye Yi Zhe le había facilitado este tipo de té, y hay que decir que era algo realmente bueno.

Nangong Qian tomó la taza y rápidamente su aroma lo invadió. Sintió que el fragante olor del té viajaba por todo su cuerpo para calmar su sed de sangre. Tomando un sorbo, sus mejillas se sonrojaron levemente, la habilidad que se requería para preparar un té de esta calidad era demasiado alta. Él sabía que las personas que se encontraban a su alrededor no tenían las habilidades suficientes para preparar algo como esto, por lo que dudo que un Príncipe como él pudiera hacerlo.

—Es un buen té. —Comentó Nangong Qian—. Pero no importa cuán bueno sea, si no fue hecho por el Príncipe Shang, me temo que no tendría un buen sabor. —No solo estaba tratando de halagarlo, sino de alabarlo. A pesar de que estas cosas no valían la pena ser mencionadas, las admiraba.

—Su Alteza es demasiado humilde, preparar el té es solo un pasatiempo. Pero es un honor ser alabado por Su Alteza.

En aquel momento, su corazón estaba triste pero no podía expresarlo. A medida que el tiempo pasaba, solo podía saborear el té, cuando comprendió el arte que llevaba por detrás, comenzó a estudiarlo para aliviar su corazón.

Nangong Qian miró al joven frente a él, con el vapor del té cubriendo ligeramente su rostro, lo hizo parecer aún más hermoso. Quería poder tocarlo, pensó que tener estos sentimientos debía de ser algo bueno.

—Este carruaje es realmente lujoso y bello. El Príncipe Shang es realmente reservado. —Comentó Nangong Qian con un tono irreconocible. Aunque su carruaje ya era el mejor, era inferior en algunos aspectos en comparación con este.

—Este carruaje es un obsequio del Doctor Divino, es bueno poder usarlo. —Respondió Shang Wu Xin que dejó su té a un lado. Ella sabía que Nangong la estaba probando.

Debido a que el carruaje no tenía una insignia, él no supo a quién le pertenecía. Solo quería saber si existía una relación entre él y el doctor divino. Después de todo, Ye Yi Zhe era un buen doctor y la persona más rica del mundo. Esto lo supo por qué lo escucho de Han Xuan Hao en la mañana antes de partir.

Soltando una carcajada Nangong habló—: Así que es un regalo del doctor divino. Me pareció muy familiar al verlo. —Pensando en la hostilidad que mostró Ye Yi Zhe hacia él en estos días, se sintió confundido. ¿Acaso vino por el Príncipe Shang o tiene otros motivos? Sin embargo, él estaba más interesado en saber si el Príncipe Shang demostraba interés en el Doctor.

Shang Wu Xin suspiro dentro de sí, ¿ambos no eran lo mismo? Mejor dicho, ambos estaban a la par.

El carruaje se detuvo frente a la Torre Under Heaven. En este lugar se encontraban muchos eruditos como tesoros. Además, el letrero frente a la Torre se encontraba hecho de un material negro puro. Este contenía una inscripción llamativa y elegante, y con solo acercarse, uno podía llegar a oler la fragancia de la tinta que fue usada sobre el.

En el momento en que ambos bajaron del carruaje, su presencia atrajo la atención de todos. En especial, el hombre vestido de púrpura, ya que no solo era guapo y alto, sino también emanaba un aura de nobleza.

Ambos caminaron directamente al interior de la Torre Under Heaven ignorando las miradas de todos. Las personas que estudiaron en este lugar eran las más talentosas. Varios de los ministros que se encontraban en la corte imperial estudiaron aquí, al igual que muchos otros eruditos, fueron educados y disciplinados en la Torre Under Heaven. No obstante, el maestro de la Torre era una persona muy misteriosa y no había sido visto durante muchos años. Pero el haber dispuesto a la Torre Under Heaven como centro de estudios y el no haber intervenido en los asuntos de la corte imperial. Dio como resultado que la corte Suprema se volviera cada vez más fuerte, dificultando así los movimientos de la corte imperial.

Para la Torre Under Heaven, esta fue la primera vez que presenció la llegada de Shang Wu Xin. A diferencia de ella, Nangong Qian, que estuvo anteriormente en la Torre Mundial del Reino Nangong, no pudo evitar sentirse triste por qué está Torre no podía compararse con la Torre de su reino. Está era mucho más solemne que la del Reino Nangong y muchas otras que conoció.

El primer nivel se encontraba abarrotado de personas que admiraban la literatura.

El segundo, era accesible solo para personas que poseían estatus y una notoria posición. Aunque no era un nivel tranquilo, no era ruidoso. Todas las personas eran personas nobles y algo distantes. Además, también se podían ver libros peculiares, los cuales, todos y cada uno de ellos fueron atesorados aquí, y podían ser leídos.

Con el nivel de sus estados, Shang Wu Xin y Nangong Qian ingresaron rápidamente al segundo piso. Este nivel tenía preciosas flores adornándola por todas partes, y en las paredes incluso habían retratos genuinos. En comparación con el primer nivel, este se veía mucho mejor. Además, también habían bloques de tinta[1] donadas por las personas más famosas de todas las dinastías, y entre ellas había una con una imagen de un crisantemo que era muy misterioso. Aunque no pudo evitar verlo, dejó caer un suspiro. No era de extrañar que fuera el primer joven maestro.

Al verlos llegar, hubo quienes reconocieron al Príncipe Shang y otros al Príncipe Nangong, querían presentar sus respetos, pero las reglas de la Torre no se los permitia, solo se quedaron de pie observando tales presencias. En la Torre Under Heaven, independientemente de si eras un noble o incluso un heredero de la corona, no había necesidad de presentar respetos. Este era un lugar donde se venía a estudiar y no había distinción entre poder o autoridad.

La Torre Under Heaven es realmente extraordinaria. Pensó Nangong Qian.

—Nunca pensé que podría tener tales tesoros a la vista. —Comentó.

Asintiendo con la cabeza, Shang Wu Xin estuvo de acuerdo, no había otro lugar donde se pudiera disfrutar de esta vista tan espectacular. Lo único que no esperaban sucedió, un par de criadas aparecieron con una mesa y un par de sillas, acompañadas de té y pastelillos. Hay que saber que cada retrato aquí era invaluable, y si uno de ellos era manchado, lo más probable es que le prohibieran el ingreso. Ya que estos eran ‘tesoros’ hechos por eruditos.

—¡Príncipe Heredero, por favor disfrute de su comida! —Dijo una de las criadas presentando sus respetos. —Si el Príncipe Heredero desea algo, puede decírselo a esta sirvienta—. Luego de eso se retiraron, dejando a todos los presentes boquiabiertos.

Nangong Qian se sentó y miró al joven frente a él. Con un tono burlón, dijo—: Realmente he conseguido la gloria del Príncipe Shang. Es la primera vez que recibo este trato.

Shang Wu Xin sabía que Nangong Qian sospechaba si conocía al dueño de este lugar. Como Príncipe Heredero del Palacio Oriental, Shang Wu Xin sabía que el dueño era cierto erudito. Hasta ahora había sido cautelosa con él, pero realmente no sabía quién era el dueño de este lugar.

—Este Príncipe no lo sabe. Quizás es porque he estado expuesto a la luz de este humilde rey que no puedo decirlo con certeza. —Respondió Shang Wu Xin a propósito. Después de todo, los criados mostraron respeto hacia ella. Eso solo significaba que alguien dio las órdenes, y esta persona obviamente era el dueño.

Nangong Qian podría suponer que él estaba simplemente jugando, pero también podría suponer que estaba sorprendido igual que él. Es extraño, ¿por qué hay personas tratando de ganarse el favor del Príncipe Shang? pensando en ello, no pudo evitar querer saber más sobre él.

Mientras tanto, en el tercer nivel de la Torre Under Heaven…

—Joven maestro, todo está listo.

—En, no podemos descuidar del Príncipe Heredero. —Una agradable voz masculina se escuchó desde el interior.


[1]Bloques de tinta: Con estos ‘bloques’ puedes hacer tu propia tinta, en mi caso las he usado con unas plumas de vidrio, no hay mucha diferencia… en mi caso… (Akatsuki)

[Akatsuki: wowowowowwowo, esta es la tercera vez que lo traduzco, tengo muchos problemas por aquí, pero se vienen cosas interesantes :3 ]

[Sakuya: ¿Más Harem? XD]

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *