Una generación de militares – Capítulo 10: Problemas en la Selva (2)

Traducido por Yue Liang

Editado por Sharon


Todas las personas compartían el mismo sentimiento de calor sofocante. Muchos de ellos habían experimentado las guerras más severas, incluyendo el desierto de Gobi, y habían enfrentado muchos tipos de áreas salvajes. En sus corazones, la densa selva tropical a la cual los rayos del sol no podían alcanzar, donde los grandes árboles estaban por todos lados, no sería tan aterradora. Sin embargo, después de entrar personalmente en el bosque se dieron cuenta que no era mucho mejor que el desierto. El aire era húmedo y sofocante haciendo que sus cuerpos no pudieran parar de sudar. El suelo húmedo y resbaladizo hizo que sus pies se empaparon de barro. Sus pasos y aliento eran cada vez más pasados.

Después de caminar por medio día finalmente escucharon el sonido de agua fluyendo. Mientras caminaban, una creciente niebla podía ser observada. Después de un palo de incienso finalmente encontraron su destino… el valle del cuervo.

La mayoría de ellos estaban exhaustos y maltratados desde hace mucho tiempo.

—Finalmente hemos llegado —resonó en los corazones de todos los soldados.

Por supuesto, esto no aplicaba para tres personas entre la tropa. Uno de ellos era Mu Yi vestido de rojo. A lo largo de todo el camino, sus pies no tocaron el suelo con frecuencia, por lo que mientras los otros estaban cubiertos de barro, él estaba limpio y brillante. También estaba el frío y calmado Su Ling. Sus pies estaban cubiertos con un poco de barro pero a él no le importaba. Se encontraba emitiendo una arrogante y dominante aura haciendo a las personas simplemente incapaces de decir una palabra para avergonzarlo.

La otra persona se encontraba inclinada sobre un árbol de cien años junto al valle, con sus pies cubiertos con hojas de palmeras. Gu Yun.

Leng Xiao y Liu Xing secretamente se lamentaron cuando miraron las hojas de palmera. ¿Por qué no pensaron antes en eso? En el futuro, no importa que cosa bizarra hiciera ella, debían seguir su ejemplo. ¡O no podrían soportar este tipo de castigo!

Yu Shi Jun fue hacia la pared del acantilado y miró hacia abajo. El agua fluía más turbulentamente de lo que pensó. La gruesa y acuosa niebla hacía a su cabeza sudar. Camino de regreso y reportó a Su Ling.

—General, lo que la Señora dijo es correcto, el agua ha llenado el río. Además, las corrientes son bastante fuertes. Es imposible viajar a través del río

Sus palabras no podían encubrir su admiración.

Su Ling todavía no había abierto la boca cuando Gu Yun habló.

—Te lo he dicho, no tienes permitido llamarme señora. — Desde la primera vez que los escucho llamarla así había sido infeliz. A pesar de decirlo una y otra vez incluso ahora seguían llamándola así.

Ella no quería que las personas malinterpretaran que buscaba la posición de la Señora del General [1].

—Esto… —Yu Shi Jun miró con torpemente en dirección a Su Ling. La cara del General se había vuelto bastante negra. ¿Significaba que debía obedecer? ¿O debería continuar? Él no estaba seguro.

—Es inesperado que el escenario de este lugar fuera tan bueno. Digno para tomar vino cuando la luna llena llegue. —Ante sus ojos, había un lugar verde con niebla brumosa creando un ambiente pacífico. ¡Era genial! En el futuro, era un lugar digno de frecuentes visitas.

Mu Yi se encontraba de pie a un lado del valle, vestido con ropas rojas. La combinación generaba un escenario de fantasía. Él, por sí mismo, no estaba consciente que con su simple presencia hacía que la verde vegetación se viera sosa. A diferencia de él, Gu Yun no vino a hacer un picnic, tenía una importante tarea que hacer.

—¡Leng Xiao, Liu Xing cada uno escale, uno a la izquierda y otro a la derecha! Observa los alrededores desde arriba! —dijo al mirar el puente.

—¡Sí! —Ninguno gastó ni una palabra más, rápidamente escogieron un gran árbol y se enfocaron en escalar. Sentados en una gran rama, sacaron algo del carbón y papel que les fue entregado antes por Gu Yun y seriamente empezaron a dibujar los alrededores.

Inesperadamente, el carbón era fácil de usar. En el futuro, no habría necesidad de utilizar más una brocha.

Su Ling observó a las dos personas que obedecían las órdenes de Gu Yun perdido en sus pensamientos. Pensando profundamente, se mantuvo en silencio.

—Señ-, señorita Qing, ¿hay algo que esté subordinado pueda hacer? —preguntó Yu Shin Jun tomando la iniciativa. Bajo la fría mirada de Gu Yun, Yu Shi Jun era aún incapaz de cambiar la forma de llamarla.

Gu Yun miró a Su Ling y sonrió fríamente-

—Es mejor si solo escuchas las órdenes del General Su. No me atrevo a sobrepasar su autoridad.

Yu Shi Jun se aturdió y se sintió un poco torpe de pie allí. No se atrevía a mirar en dirección a Su Ling porque sentía que su espalda estaba siendo disparada por flechas de hielo.

La noche anterior, Su Ren gastó una hora hablando con él sobre cómo Qing Mo ganó la batalla, como ganó los corazones de los nuevos reclutas, lo inteligente, valiente y discreta que era. Esa fue la primera vez que escucho a Ren alabar a alguien de esa manera.

Aun así, Su Ling seguía siendo persistente. A pesar de ser una hija noble y poseer un profundo conocimiento y artes marciales, no sería capaz de soportar las dificultades.

Este también era el propósito de pedirle que viniera aquí. ¿Quería estar en el ejército? Entonces la dejaría estar y observaría la verdadera vida militar. Le dejaría ver lo que eran las verdaderas dificultades.

Sin saber sus intenciones, Gu Yun se acercó al Valle del Cuervo, echando un vistazo alrededor. El bosque contrario era más denso que este lado, por lo tanto, podía ser visto claramente.

—Viejo General Lou ¿este es el bosque del que nos habló? —preguntó.

Lou Mu Hai asintió.

—¡Sí! En una oportunidad traje una tropa, entrando al bosque. No nos atrevimos a avanzar más de 10 Li caminando. Es muy húmedo dentro. Grandes árboles bloquean la luz solar, haciendo difícil ver nada incluso en la mañana. Frecuentemente nos encontramos con serpientes venenosas y es muy fácil perderse.

Realmente no podía entender porque esos dos peleaban como enemigos. Después de estar con ella por un tiempo, pensó que Qing Mo no era una chica mala. Ella era digna de ser considerada como un General de la armada Su. Además, las personas de la armada la llamaban señora. Eso no debería ser malo ¿verdad?

El romance entre una pareja joven era muy difícil de entender. Lou Mu Hai sacudió su cabeza, determinado a no pensar en eso de nuevo. En su lugar ayudaría al General Su a exterminar a los rebeldes.

Él era mejor para ayudar al general Su a exterminar a los rebeldes.

—Los rebeldes estarán alrededor de allí. Lamento decir que cuando el tiempo llegue, usarán al vanguardia Han para amenazar al General a avanzar. Será difícil para nuestros soldados cruzar el río hacia el otro lado. Como resultado, el General tendría que enfrentarlos solo los cual sería peligroso. Si ellos llevan forzosamente al general dentro del bosque, el resultado sería desastroso —dijo Lou Mu Hai, señalando la roca frente a él.

—Ling, parece que en los corazones de estas personas, no eres muy útil —se burló Mu Yin al evaluar el escenario.

Sintió que era muy divertido. Si varios bandidos pudieran derrotar a Su Ling, entonces no necesitaría ser General.

Lou Mu Hai quedó impactado, e intentó aclarar rápidamente.

—Este viejo subordinado no tenía ese pensamiento. General Su, por favor no me malentienda. Es solo que los alrededores son muy implacables. Además, esos bandidos son feroces e implacables. Los hombros del General llevan muchas responsabilidades, la verdad es…

Su Ling dio una fuerte palmada en los hombros de Lou Mu Hai y sonrió.

—Viejo General, solo ignoralo. Entiendo tus preocupaciones. —Debía haber perdido la razón cuando estuvo de acuerdo con este problemático hombre lo acompañara a esta expedición.

La tez de Lou Mu Hai finalmente mejoró.

—¿Qué tan largo es este valle? ¿Podemos tomar un desvío alrededor del valle? ¿Poner una emboscada al lado contrario? —continuó Su Ling.

Gu Yun se levantó del otro lado del valle. Ambos ojos examinando los alrededores. Al mismo tiempo, Leng Xiao y Liu Xing bajaron de los árboles presentando los papeles en sus manos.

—Jefa, está hecho.

—Han hecho un buen trabajo. —sonrió mientras aceptaba felizmente los papeles.

Después, se concentró en los papeles en sus manos. No miro a las dos personas frente a ella, quienes se mostraron dudosos en retirarse. Esto no escapó de los ojos de Mu Yi haciéndolo sonreír. Esta mujer sabe cómo comprar apoyo público.

Lou Mu Hai entendió el proceso de pensamiento de Su Ling, pero no estaba de acuerdo con él.

—El agua del valle se origina en el extremo oeste del bosque. Si queremos pasar por la corriente, hay un lugar a 10 millas agua arriba, la cual es la parte más estrecha de la corriente y puede ser utilizada. Sin embargo, si el ejército llega muy temprano, los rebeldes no aparecerán. Entonces, el vanguardia Han estará en peligro —habló. Al lidiar con los rebeldes por muchos años, los trucos y estrategias que utilizaban le eran familiares.

—Viejo General, ¿quieres decir que lo mejor es aparecer cuando no estén preparados? —sugirió Yu Shin Jun.

—Eso es correcto —asintió Lou Mu Hai. Sin embargo, rápidamente sacudió la cabeza, —Ese valle tiene 10 metros de ancho. El General Su, quien conoce artes marciales, podrá cruzar con facilidad, pero será difícil para los soldados ordinarios.

La corriente aguas abajo es fuerte. No importa que tan fuerte sean sus habilidades acuáticas, será difícil nadar a través del valle. Además, el ancho de la corriente es enorme, haciendo difícil remar. ¿Qué tan rápido deberían actuar para cruzar?

Y aún necesitan sorprender al enemigo. Era una difícil situación.

Estas personas meditaban cuando Gu Yun inclinó su cabeza.

—De hecho, ¡no es imposible cruzar este valle! —dijo con una sonrisa y sus ojos llenos de confianza.

—Jefa, ¿entonces cómo podemos cruzar? —preguntó urgentemente Liu Xing, estremeciéndose de excitación.

Todos estaban enfocados en ella, incluyendo Mu Yi y Su Ling, esperando saber qué clase de idea tendría.

—Hay demasiados gusanos aquí, volvamos y discutamos —dijo con una sonrisa, guardando el dibujo tranquilamente

¿Gusanos? ¿Dónde habían gusanos aquí?

—Jefa ¿Qué quiere decir? —preguntó dudoso Liu Xing.

Gu Yun no respondió pero rápidamente se dirigió hacia un soldado alineado al lado. En esa situación nadie esperaba que agarrarase el arco y una flecha del carcaj, apuntado hacia un árbol cercano.

—¡Ah! —Un hombre cuyo cuerpo estaba cubierto por hojas cayó del árbol. En su hombro había una flecha incrustada.

Después de que el hombre cayó, rápidamente entró en un grueso arbusto. Leng Xiao quería perseguirlo pero Gu Yun sacudió su mano.

—¡Leng Xiao perseguir es innecesario!

La tez de Yu Shi Jun y Lou Mu Hai no era buena. No sintieron la presencia del hombre. El sonido del agua era demasiado ruidoso haciéndolos incapaces de escuchar los movimientos del rebelde.

Comparado con su sorpresa, Su Ling se veía más calmado.

—Digo, gran cuñada, ¿por qué no le disparaste a muerte? ¡La misericordia de la señora es la debilidad de un soldado! —le alabó Mu Yi.

¿Misericordia de la señora? 

—Parece que tus artes marciales no están mal. Debiste haber sentido que había más de una persona acechando alrededor. Había más de 10 personas. ¿A cuántos quieres matar? Además, el otro grupo solo quería observar al General Su. Si no los dejamos reportar, ¿Quien profesara su poder? —respondió con franqueza, con el ceño fruncido.

Observando la calmada apariencia de Su Ling, definitivamente había descubierto al espía. No es de extrañar que no dijera muchas palabras. Desde que la otra persona era demasiado moderada, ella estaba meramente ayudándolo.

Todas las palabras que dirigió hacia él eran verdaderamente dolorosas. Los ojos de halcón de Su Ling estaban observando a Gu Yun, mientras los labios de esta formaban una sonrisa y miraba alrededor, ignorándolo. Este escenario… no era malo.

Estando más tiempo junto a esta mujer, él no podía prometer que no la estrangularía hasta la muerte.

—¡General adjunto Yu! —llamó fríamente Su Ling.

—¡Sí!

—Lidera 100 fuerzas de élite del General Lou para inspeccionar la topografía del lado contrario. Entonces, vuelve al campamento a reportar.

Aunque no pudieran emboscarlos allí, al menos podrían reconocer su topografía.

—¡Sí! —Yu Shi Jun obedeció liderando las tropas para irse.

—Yu Shi Jun, después de llegar a la otra orilla no caminen demasiado lejos. Las noches llegan más temprano en el bosque. A la hora you [2] será realmente oscuro. En ese momento si no puedes encontrar la dirección, no camines aleatoriamente. Usa tu oído para encontrar el sonido del agua y camina a esa dirección, te guiará de vuelta al valle del cuervo —le susurró Gu Yun.

Ella esperaba que estos 100 hombres pudieran regresar.

Yu Shi Jun asintió fuertemente y con agradecimiento pagó sus respetos.

—Gracias por la sugerencia señ… quiero decir señorita Qing.

Yu Shi Jun se fue con sus soldados. Gu Yun estiró sus brazos y luego empezó a atar hojas a sus pies.

—¡Leng Xiao, Liu Xing vamos!

Ambos no dudaron ni un segundo en seguirla. Sintiéndose curioso Liu Xing pregunto.

—¿A dónde nos dirigimos, jefa?

—Volveremos al campamento a pensar en una estrategia para la pelea en el valle del cuervo.

Gu Yun de repente recordó algo. Se volteó y miró a Su Ling, el cual exhibía una sonrisa de nuevo.

—General Su, si tienes algunas ideas interesantes, por favor dilas directamente. Por supuesto, si tienes alguna estrategia, ¿podría, por favor, dejarme escucharla? —le provocó. Luego se giró rápidamente, dejando la vista de su desenfrenada espalda a Su Ling.

Mu Yi, quien estaba junto a Su Ling, escuchó el obvio sonido de dientes rechinando.

—Ling, tu señora es más interesante que tú —sonrió descaradamente.

—¡Mu Yi! —Ambas palabras pasaron por unos labios apretados, haciendo que las personas quienes lo escucharon tuvieran la piel de gallina.

Esta vez Mu Yi no lo ridiculizó más. Sin embargo, hablando honestamente, esa mujer era verdaderamente arrogante. ¿Cuánto podría soportarlo Su Ling?

No podía esperar a ver lo que sucedería más adelante.


[1] La señora del general es la posición más alta para las mujeres en la familia.

[2] Entre las 5—7 pm

Capítulo 11 ya disponible en la edición 29 de Kovel Times.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *