Una generación de militares – Capítulo 15: El líder rebelde (2)

Traducido por Yue Liang

Editado por Sharon


La brillante luz del sol atravesaba el aire. Grandes y altos árboles proveían sombras como gigantes sombrillas verdes. Hojas fragantes y verdes rodeaban los árboles. De vez en cuando, los sonidos de insectos y pájaros podían ser escuchados. Un día de verano bajo las sombras sería muy placentero. Por supuesto… si una oruga no cayera de vez en cuando del árbol sobre su cabeza, si el aire no estuviera tan caliente y sus pies no estuvieran sumergidos en una sucia piscina de barro, ¡Mu Yi se sentiria comodo de acuerdo!

Qing Mo, esa pequeña… ¡Sus acciones eran despiadadas! Ella no podía separar las buenas intenciones de las malas!

De vez en cuando una figura roja temblaba en la piscina de barro, rígidamente de pie allí. El espeso barro había llegado hasta su rodilla. Muy, muy lentamente, se estaba hundiendo. Había pasado una hora pero solo se hundió una pulgada. La piscina no era muy grande, definitivamente no podría ahogarlo, pero lo mantendrá allí con terquedad. Incluso si sus artes marciales eran buenas, no había ninguna rama de árbol cerca para que usara como soporte. Si realmente quería salir, solo había una solución, la cual era… arrastrarse. Este método hacia posible que alcanzara la gran roca a su lado. Sin embargo, su cuerpo estaría inmerso en la tierra, ¡haciendo que terminara cubierto con ese lodo maloliente una y otra vez!

Solo imaginando el pegajoso barro cubriendo su cuerpo le entraban náuseas. ¡Era desagradable!

Las brillantes ropas rojas contrastaban con el barro negro y amarillo. En este momento, Mu Yi se lamentó de su débil estómago. ¡No debería haber provocado a esa siniestra y tacaña mujer la noche anterior! ¿Que Su Ling comiera su tofu era asunto suyo? ¡Si quería ventilar su ira debería ser con Su Ling no con él, el objetivo equivocado!

Hablando de la noche anterior…

Después de que Su Ling se fue molesto, Mu Yi miró en dirección a la tienda de Gu Yun por mucho tiempo. Después de un tiempo, ella también salió con su cara sonrojada incontrolablemente. Sin embargo, había ira ardiente en sus ojos. Él no sabía si el sonrojo en su cara era debido a la ira o timidez. En ese momento, Mu Yi hizo algo que después considero una idiota y trágica decisión: la siguió.

Con una mano en su pecho, Gu Yun miró ligeramente hacia arriba, mirando a la inocente luna en el cielo, tratando de usar la brisa nocturna para calmar su ira. Su corazón ha estado incómodo debido a que no hay nadie para desahogarse. En ese momento, una baja risa se escucho detrás de ella.

— ¡La luz de la luna no esta mal esta noche! ¿Ha venido la señorita Qing ha admirarla también?

Gu Yun no miró hacia atrás. Sus puños estaban apretados con fuerza.

—No tengo el estado de ánimo para hablar mierda contigo. Es mejor para ti que te mantengas alejado —habló con frialdad. Él vio su aura llena de ira con claridad, y aun así, se rió abiertamente.

—¿En serio? ¡Qué coincidencia! Su Ling dijo lo mismo. Ustedes realmente se entienden el uno al otro.

Justo terminó de responder, cuando dos rocas. una pequeña y una grande, fueron lanzadas hacia él. Mu Yi levantó la ceja y rápidamente las esquivó, y las piedras golpearon el árbol detrás suyo, dejando una gran abolladura.

Mu Yi pensó que era divertido. ¿Qué hizo exactamente Su Ling a la señorita Qing para que se volviera violenta? Sus ojos inconscientemente flotaron sobre el pecho izquierdo de Gu Yun. Recordando la cara roja de Su Ling podía adivinar que ellos no habían tenido relaciones íntimas.

—¡Fuiste tú! —gruñó Gu Yun cuando Mu Yu seguía especulando en silencio.

—¿Qué? —le preguntó desconcertado.

Acercándose pasó a pasó, ella miró la hechizante cara de Mu Yi.

—Fuiste tú quien le dijo a Su Ling sobre la palabra en mi pecho —dijo lentamente.

Mu Yi estaba un poco aturdido. No lo negó ni lo admitió, en cambio, sonrió.

—¿Cómo pensaste tal cosa?

—Desapareciste unos días para investigar mis antecedentes. Además, una vez que volviste, le enseñaste a Su Ling cómo hacerme enojar. Tu objetivo es ver ‘drama’.

Los dos estaba de pie muy cerca del otro. Las palabras de Gu Yun se volvieron más suaves mientras su ira aumentaba. Si no fuera por ese par de ojos que disparaban dagas, Mu Yi hubiera pensado que ella quería seducirlo.

Estimando que estaba lista para pelear en cualquier momento, Mu Yi se rió a carcajadas.

—Has adivinado casi todo correctamente. ¿Cómo lo hiciste exactamente?

Él estaba curioso. Su Ling, ese hombre más duro que una roca definitivamente no le diría a ella, y sólo le contó las noticias al General. ¿Cómo podría haber adivinado que era el culpable?

No sospechaba que estaba completamente escrito en su cara.

Sus ojos no miraron a cualquier lugar excepto su pecho izquierdo, cuando antes no lo hizo. Además, se desvaneció por un par de días, y una vez que regresó, Su Ling

fue a molestarla. ¡Si no era él, ¿quién podría ser?! ¡¿Pensaba que todos eran idiotas?!

Mu Yi sospechaba que Gu Yun no contestaría sus preguntas y solo ventilaría su ira con él. Lo extraño fue que ella solo lo miró fríamente y se fue, entrando en la tienda. Parecía que no podrá ejercitar sus músculos esta noche. Estaba un poco confundido.

Al día siguiente a la hora del amanecer. Mu Yi estaba acostado en la tienda, descansando. Unos pasos ligeros corrieron hacia su tienda. Un soldado ordinario del ejército Su no caminaría tan cuidadosamente, ¿Quién podría ser? Mu Yi abrió sus ojos y suavemente apartó la cortina. Miró la sombra de Gu Yun corriendo hacia la selva detrás del campamento a una velocidad vertiginosa.

¿A dónde quería ir? ¿Qué quería hacer? Habían muchos misterios a su alrededor. Incluso si no pudo encontrar de donde vinieron sus habilidades. Mu Yi estaba muy curiosos sobre ella. Dudando por un momento, hizo la segunda decisión idiota y trágica: la siguió.

Gu Yun era rápida. Dentro de la selva, escogió el camino que tenía malezas y arbustos alrededor. El camino a su izquierda era mucho mejor, por lo que cualquier persona a la cual le gustaba estar limpia como él, lo escogería sin dudar.

Después de un periodo de persecución, un sonido amortiguado se escuchó, y ella se detuvo.

Su boca estaba decorada con una muy gentil sonrisa. Gu Yun lentamente se dio vuelta. Su ‘presa’ obedientemente cayó dentro de la piscina de barro que ella preparó la noche pasada.

Sus pasos se regresaron, enfrentándose a los brillantes ojos que querían desollarla. El ánimo de Gu Yun era sorprendentemente bueno, y terminó riendo con alegría.

—¡Qué coincidencia, también estabas realizando tus ejercicios matutinos tan temprano en la mañana, ¿eh?! Solo… ¿Que clase de artes marciales estás practicando?

Entrecerrando los ojos hacia los pies profundamente enterrados en el espeso barro, la actuación de Gu Yun en este momento podría hacer que la gente muriera de ira.

Con su par de pies enterrados en el apestoso, negro y amarillo barro de poco en poco, cada folículo capilar en el cuerpo de Mu Yi se levantó. Apretando sus puños hasta que sus venas se mostraron, su cabeza estaba cubierta de sudor frío.

Gu Yun estaba satisfecha con su actuación de ‘viviendo en el infierno’. Agregando un insulto más, Gu Yun sonrió.

—El aire es realmente caliente. Pienso que es hora de que regrese a tomar un cómodo y limpio baño frío para refrescarme. No te molestare más. ¡Por favor practica lentamente!

Cómodo y limpio. Ella enfatizó estas dos palabras. La cara de Mu Yi, como ella deseaba, pasó de blanco a rojo, y de rojo a negro.

—¡Detente! —gritó el hombre finalmente cuando Gu Yun se giró para regresar. Ella se giró y le sonrió con tranquilidad.

—¿Hay algo más?

—¡Sa… ca… me… de… aquí! —Su voz silbante revelaba su intención asesina.

Gu Yun ligeramente levantó sus cejas. Con ambas manos cruzadas sobre su pecho, su voz un poco arrogante, orgullosa, fría, sin un rastro de lastima, se escuchó con claridad.

—¿Parezco alguien que devuelve malas acciones con buenas? ¡Soy una persona que reclama cuando hay que reclamar y tomar venganza si hay rencor! Mirar el ‘drama’ debe tener su ‘precio’. Simplemente báñate lentamente aquí. El barro es bueno para tu piel.

—¡Qing Mo!

Gu Yun trotó lejos, dejando atrás arbustos colgantes y un hombre furioso.

♦ ♦ ♦

El ejército fue dividido en dos. Gu Yun siguió a Su Ren y Han Shu a lo largo del arroyo hacia el sur para recuperar el oro. Pensando en el Mu Yi cubierto de sudor frío por disgusto y su cara asustada, su ánimo era bueno. No podía usar la fuerza con él, ya que sus artes marciales eran comparables a las de Su Ling. Ella no era idiota o temeraria para molestar a una serpiente durmiendo. Después de hoy, ¡ella se convertiría en su pesadilla!

Mirando hacia el cielo, el ejército se había despachado y él no había regresado. Parece que aún se encontraba de pie allí. Después de todo, había hecho que una persona amante de lo limpio cayera en una piscina de lodo. Esto lo hacía sufrir más que haberlo matado. ¡Qué día tan feliz!

Caminando con buen humor, Gu Yun de repente encontró que algo no estaba bien. Se detuvo al lado del arroyo y miró en dirección al flujo de agua para confirmar si solo estaba en su mente.

Han Shu miró hacia atrás.

—¿Qué estás mirando? —le preguntó al verla sin moverse y aturdida.

—Hoy el flujo del agua es mucho más pequeño —respondió con el ceño fruncido.

Mirando más de cerca, ciertamente había menos agua fluyendo de río arriba.

—Puede deberse al clima, ya que han pasado pocos días desde que llovió. En dos días, habrá una gran lluvia y el agua se incrementará. Estamos caminando a un lado. El flujo del agua no es algo importante —adivinó Han Shu.

—Esto no es sobre eso —suspiró, sacudiendo su cabeza. Estaban en temporada de lluvias, incluso si no llovía ahora, el agua en la selva no debería ser tan baja. ¿Qué estaba pasando? Acaso era…

Su Ren los notó a ambos, quienes se habían detenido a la orilla. Camino al lado de Gu Yun justo para escuchar su conversación, y su corazón se detuvo por un momento.

—¿Te preocupa que los rebeldes interceptaran la corriente para reunir agua? ¿Listos para cortar el fuego? —preguntó con urgencia.

Gu Yun lentamente asintió. El escondite estaba localizado corriente arriba. Parecía que ellos habían descubierto el plan de fuego de Su Ling, así que hicieron una presa. Una vez que la puerta se abriera, el combustible y el sulfuro serían arrastrados. Además, esos 5000 soldados que debían iniciar el fuego se ahogarian.

—Entonces, ¿no están el General y esos soldados en peligro? Iré inmediatamente a informar —dijo Han Shu abriendo los ojos por la sorpresa. Gu Yun sostuvo su hombro para detenerlo.

—Ustedes chicos continúen hacia el escondite donde está el oro. Iré a encontrar a Su Ling —le dijo con calma. Incluso si ella deseaba nunca volver a ver a Su Ling, era consciente de las prioridades. Esta vez no era el momento para ser impulsivo. El oro era el propósito principal de la operación de hoy. Han Shu no era familiar con la topografía de la selva. Si repentinamente cambiaba su camino, encontrar a Su Ling no sería una tarea fácil.

—¡Eso es mucho mejor! —asintió Su Ren luego de mirarla.

Gu Yun se separó del equipo y corrió hacia el este. Estaba ansiosa mirando el cielo. Debajo de capas de hojas verdes, éste aún estaba azul y no había rastro de humo. Parecía que aún no habían iniciado el fuego. Dos horas después, ella sintió el tenue olor del sulfuro y el combustible. Estaba aliviada de no haber ido en la dirección incorrecta y afortunadamente se las arregló para llegar a tiempo.

Moviéndose hacia adelante, el olor del combustible y de azufre estaba más concentrado. Muy pronto, Gu Yun podía ver la pared de personas. Todos estaban poniendo carros de azufre y combustible, esparciendolo en el suelo. Los árboles estaban por todos lados y el olor era tan fuerte que dejaba a las personas sin aliento. Los ojos de Gu Yun estaban casi llorando debido al olor. En ese momento, Leng Xiao, quien no estaba lejos, la notó y rápidamente le dio la bienvenida.

—¿Jefe?

—¿Dónde está Su Ling? —preguntó Gu Yun cubriendo su nariz.

—Al este de las tierras altas.

Entrecerrando los ojos, la llamadas tierras altas estaban a cinco millas de distancia. La tierra era mucho más alta que los alrededores, un buen lugar para evitar la inundación.

—¿Yu Shi Jun? —continuó preguntando.

—En el frente, iré a llamarlo.

Él no indagó por su presencia, y rápidamente se ofreció a ayudarla a encontrarlo. Gu Yun sonrió. Meses atrás, ellos aun peleaban con ella. Ahora podían formar un buen equipo.

En menos de media hora, Yu Shi Jun y Leng Xiao vinieron uno al lado del otro. Mirando hacia Gu Yun, él apenas pudo reprimir su sorpresa.

—S-Señorita Qing, ¿por qué está aquí? —preguntó Yu Shi Jun.

—Sospecho que los rebeldes interceptaron el agua e hicieron una presa. Una vez que enciendan el fuego, inmediatamente abriran la puerta. En ese momento, el ataque de fuego será inútil y el agua arrastrara a los soldados, desordenando la formación y la moral de los soldados —explicó Gu Yun.

Yu Shi Jun estaba sorprendido. Mirando a los ocupados soldados, sería caótico si los rebeldes realmente usaran un ataque de agua. ¡Todos sus esfuerzos serían inútiles! ¡Esta excursión estaba destinada al fracaso!

—¿Qué puedo hacer? Sin una orden militar, no puedo hacer que las tropas se retiren.

A pesar de que creía en Qing Mo, al final del día, ¡Eran reglas militares!

—No necesitan retirarse. Necesito encontrar a Su Ling y discutir la situación aquí. Despliega 1000 de las 5000 elites para enviar el combustible y el azufre desde aquí al lado este de las tierras altas donde esta Su Ling, mientras los otros continúan esparciendo el azufre y el combustible. Sin embargo, no lo extiendan por el suelo, suban sobre los árboles y entiéndanlo por la copa de los árboles. Cuando enciendan el fuego por favor sean cuidadosos. Una vez que enciendan el fuego, retirense al menos tres millas de aquí y deja a los soldados subir a los árboles más altos. En el momento que el agua el agua baje, ¡prepárense para un segundo ataque! —arregló calmadamente.

—¡Sí! —Yu Shi Jun inmediatamente despachó a los soldados. Gu Yun le dijo a Leng Xiao que liderara la transferencia del azufre, y ella misma fue hacia Su Ling.

Desde un punto alto, un pequeño soldado con un extraordinario poder de vista, se encontraba de pie observando los alrededores. Mirando al grupo de personas que se dirigen hacia allí, inmediatamente se puso alerta. Después de una cuidadosa observación, fue hacia Su Ling.

—Reportando al General, miles de élites de la línea de frente se mueven hacia aquí.

Bajando el mapa de agua, Su Ling miró hacia arriba. Sus cejas estaban fuertemente anudadas.

—¿Quién es el líder? —preguntó con voz baja y aterradora. ¡Yu Shi Jun no siguió la estrategia original! Él no era alguien quien casualmente se atrevería a desobedecer órdenes militares. ¿Qué estaba pasando exactamente?

—Es… — Después de un momento de duda, el pequeño soldado respondió bajó la mirada de Su Ling—. Es la señora.

¿Qing Mo? 

Su Ling estaba secretamente sorprendido. Ella estaba en el equipo de Su Ren. Si se acercó de repente, trayendo las élites de vuelta, es que la situación había cambiado.

—¿Qué está pasando? —le preguntó en cuanto Gu Yun alcanzó las tierras altas.

Gu Yun, quien estaba secretamente preocupada, se encontró aliviada. Pensó que, tras el asunto de la última noche, si ella traía las élites de vuelta haría que él pensara que estaba dándole problemas deliberadamente o intentando conseguir venganza. Que verla lo haría enojar. No pensó que lo encontraría tan calmado. Estaba mentalmente preparada para discutir con él, así que admiró su actitud en secreto.

—El agua de la rama sur de la corriente es reducida. Sospecho que los rebeldes cortaron el flujo de agua para hacer una presa, reuniendo agua para contraatacar el ataque de fuego. Una vez mojado, el azufre será completamente inútil y el agua arrastrara el combustible del suelo. Además, humedecera el suelo, en ese momento estarás en desventaja —dijo con un tono más suave, comparado con el de la mañana.

¿Ella dijo ‘‘tu’’? Su Ling no estaba feliz al escucharla. Antes, ella dijo “nosotros”, y también se sintió infeliz. ¡Realmente no sé lo que quiero! 

Alejando esos pensamientos, él decidió no pensar más sobre ella. Lo había pensado la última noche, y no había encontrado ninguna pista.

No muy lejos de las tierras altas, también había un río. El sonido apresurado del agua no era igual que siempre. Ambos miraron hacia la corriente, perdidos en sus pensamientos. Las acciones del líder de los rebeldes podía ser para más adelante. Él realmente podía pensar en una presa, mostrando que había estado prestando atención cuidadosa a los movimientos de Su Ling y Lou Mu Hai. Además, cortaron el flujo de agua de las otras ramas de la corriente. El objetivo era hacer que Su Ling y los demás no sintieran sospechas.

Nunca se podría saber qué harían a continuación las personas que pensaban de esa manera. Ciertamente era un difícil y directo oponente.

Leng Xiao trajo miles de soldados a poner el azufre y el combustible en las tierras altas. Mirando alrededor, Su Ling ya sabía las intenciones de Gu Yun.

—¿Quieres atraerlos para que descarguen sus reservas de agua y ataquen de nuevo?

—Sí. —Gu Yun no explico más y solo asintió casualmente.

—General, hemos encendido el fuego —reportó un soldado, y todos miraron hacia allí. No muy lejos, había humo por todos lados. Gu Yun les había indicado que incendiaran las copas de los árboles, así que el fuego se esparció rápidamente. Desde lejos, parecía que un dragón negro y rojo que volaba en el cielo.

Sin mirar a Yu Shi Jun y los otros y a los otros soldados regresar, Su Ling continuó preguntando.

—¿Dónde están Yu Shi Jun y los otros?

Gu Yun silenciosamente miró el furioso fuego en el bosque, sin molestarse en responder. Leng Xiao estaba de pie detrás de Gu Yun, igualmente indiferente. Entendiendo los arreglos de Gu Yun, Lou Yan dio un paso adelante para explicar.

—General, descanse tranquilo. De acuerdo a los arreglos de la señorita Qing, ellos deben haber escalado sobre los árboles y no serán arrastrados por el agua.

Los ojos de águila de Su Ling se entrecerraron ligeramente, observando con frialdad a la indiferente cara de Gu Yun. Su corazón se sentía complicado, pero no podía hacerle nada. ¡Después de todo, ella le había hecho un gran favor!

Esperando por un momento, el viento soplo el fuego hacia el área norte, lentamente ardiendo. A pesar de que era lento, el fuego se estaba haciendo más grande. Gu Yun empezó a dudar de si misma, ¿Estaba equivocada?

De repente, un gran sonido de colapso se escuchó desde el norte. El sonido era realmente alto, Gu Yun sintió que el suelo debajo de ella temblaba.

Desde la dirección donde se escuchaba el sonido, olas de más de diez pies de altura rugieron desde río arriba. Los grandes árboles temblaban violentamente. Además, muchas gruesas raíces fueron arraigadas, siendo arrastradas por las olas. Mirando el potencial impacto del agua, las personas en las tierras altas empezaron a sudar frío. Comparado con el volumen del agua, el fuego era muy débil , indefenso y pequeño. Sería extinguido en segundos.

Después de media hora, el agua corriendo empezó a disminuir gradualmente. Aunque se relantelizo, la profundidad aún era suficiente como para cubrir las piernas. Ellos necesitaban esperar hasta que dejara de fluir, entonces lanzar el segundo ataque. Del agua, numerosos puntos negros empezaron a aparecer rápidamente.

—¿Qué es eso? —Gu Yun entrecerró los ojos. ¡A pesar de que estaba cerca, solo podía ver que los puntos negros era hombres!

—¡Reportando! —La voz del pequeño soldado sonaba un poco apresurada—. ¡General, hay muchos rebeldes en el agua y están prontos a llegar a la defensa de nuestro territorio!

Habían 3000 personas flotando en el agua. Su Ling lentamente levantó su mano.

—Disparen las flechas —ordenó finalmente.

—¡Si! —Siguiendo sus órdenes, largas flechas fueron disparadas al agua, apuntando a los indefensos rebeldes. Sin embargo, la corriente era demasiado salvaje y, desafortunadamente, los rebeldes estaban más lejos del área, fuera del rango de tiro. Solo podían verlos alejarse.

—Lou Yan, lidera 3000 élites y ve a la sección baja a interceptar la corriente y aprende a los rebeldes fugitivos.

—¡Sí!

—Leng Xiao, ve y organiza a los soldados. Después de que el agua se reduzca, incendia la montaña una vez más.

—¡Sí!

Su Ling ordenadamente arreglo todo. Gu Yun estaba feliz de estar inactiva y sus ojos deambulaban alrededor. Dentro de la clara agua, un toque de verde en una figura captó su atención. El color era extremadamente atrayente, era difícil perderselo. Gu Yun apresuradamente miró hacia la sombra verde, enfocando sus ojos. ¡Era de hecho ella!

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *