Emperatriz del Bisturí – Capítulo 41

Traducido por Maru

Editado por Yusuke


Cuando levantó las mantas, Elise murmuró en voz baja.

—No…

La miró sorprendido. Afortunadamente, parecía que había estado hablando en sueños.

¿Con qué está soñando? Su rostro estaba retorcido por el dolor.

—No, no…

Ella estaba gimiendo lastimeramente.

—No mueras… por favor… por favor.

Y una lágrima le cayó por la mejilla.

La expresión de Linden se endureció ante su inesperada aparición.

¿Con qué está soñando para llorar mientras duerme? ¿Y no te mueras? ¿Quién? Parecía demasiado dolorida para decir que era una simple pesadilla. Él la miró rígidamente. Ya no hablaba dormida, pero las lágrimas se acumulaban en sus ojos. Como si le cayeran por la cara en cualquier momento.

—Ah…

Le secó las lágrimas con el dedo. Entonces… habló después de algunas dudas.

—No sé qué sueño es… pero te ordeno que no tengas esos sueños.

Porque estoy frustrado.

Rápidamente se volvió para salir de la habitación. Cuando llegó a un área no tocada por la luz de la luna, su cuerpo se convirtió en oscuridad. Sus poderes se habían activado. Linden miró a Elise por última vez.

—Dulces sueños.

Por favor.

Y salió del Palacio Blanco. Pero fue entonces, cuando se marchaba en secreto, alguien murmuró desde lo alto del Palacio Blanco.

—Ha pasado un tiempo desde que vi su sombra caminando. ¿No es un poco peligroso? ¿Quería tanto ver a mi cuñada? Pensé que no tenía células románticas en él, pero supongo que él también tiene ese lado.

Era un hombre joven. Estaba acostado en la parte superior del palacio, pero sorprendentemente, su cuerpo volaba en el aire. Como si estuviera acostado sobre una alfombra invisible. Él sonrió.

Bueno, es el destino desde que quedamos atrapados aquí juntos, ¿debería ir a saludarla? ¿Está intentando ser médico? Parece que a los médicos les gusta el alcohol, ¿a nuestra cuñada también le gustará beber?

Su nombre era Mikhail de Lambert. El actual tercer príncipe y enemigo político del príncipe heredero. Era el mayor mujeriego de Londo, el Caballero Aura más poderoso y el hombre llamado Emperador de la Llama.

♦ ♦ ♦

Los tres investigadores enviados desde el centro de investigación médica examinaron de cerca la herida de la duquesa.

—Ya veo. Eso fue lo que pasó.

El médico real Ben murmuró para sí mismo.

—Tú también estás de acuerdo, ¿verdad, Graham?

—Sí, señor.

Graham asintió con la cabeza. El barón Kyle del Hospital Rosedale parecía descontento con algo, pero también estaba de acuerdo con ellos.

—Yo también lo creo.

—Entonces, ¿hay algo más que debamos examinar? Informemos nuestros hallazgos.

Y el equipo de investigación solicitó tener una audiencia con el emperador.

—¡Saludos a su majestad!

—Ah, sí. Habéis trabajado todos duro. ¿Ha terminado la investigación?

—Sí, señor.

El marqués El, sentado a su lado, esperaba ansioso los resultados. El emperador probablemente no decretaría un crimen mayor contra Elise, pero si los resultados no eran buenos, no sabía con certeza qué pasaría.

Por otro lado, Minchestor preguntó con una mente expectante. Quería terminar la apuesta con Elise.

—Adelante, rápido. ¿Cómo estuvo? Definitivamente hubo un problema con el tratamiento de emergencia de la señorita Clarence, ¿verdad?

Estaba planeando evitar que Elise trabajara en el hospital si había el más mínimo error.

Ahora finalmente puedo encargarme de esto. La futura emperatriz, ¿médico? De ninguna manera. También quería adelantar su anuncio de compromiso mientras estaba en ello. ¿Por qué tendrían que esperar a su ceremonia de adultez?

Ben empezó a hablar. Pero su tono era un poco extraño. ¿Como si estuviera un poco emocionado, quizás?

—Esto es un milagro.

—¿Qué? —preguntó el emperador antes de que pudiera detenerse.

—¡Es perfecto, su majestad! ¡Fue una manera perfecta de manejar la situación!

—¿De qué estás hablando? ¿La forma de poner un cuchillo en el cuello es perfecta?

—Si no fuera por ese método, la duquesa habría muerto. La única razón por la que sobrevivió es por la señorita Clarence.

—¿Pero no fue peligroso? ¿Y si salió mal? ¿Cómo puedes decir que ese método fue perfecto?

Ben no leyó su estado de ánimo y se apresuró a explicarlo.

—¡Por ​​eso dije que era un milagro! La idea de cortar la garganta para despejar las vías respiratorias existe desde hace algún tiempo. Pero debido a que era tan peligroso, no hemos podido intentarlo. Sin embargo, se ha hecho perfectamente sin dañar ni siquiera los órganos que lo rodean.

—Ejem.

El emperador tosió, incómodo.

—¿Qué estás diciendo? ¿Fue una cirugía perfecta? ¿No fue solo una coincidencia? Eso parece excesivo.

—Al principio, eso es lo que pensamos también. Hasta que vimos esto.

Ben sacó algo. Era un trozo de papel y había oraciones desordenadas escritas por todas partes como si un niño hubiera garabateado en él.

—¿Qué es eso?

El emperador arrugó la frente ante las letras que eran difíciles de entender.

—Es una referencia.

—¿Una referencia?

¿Referencia? Entonces, ¿la señorita Clarence había escrito esas horribles cartas? ¿Y qué pasaba con la referencia?

Ben habló con voz emocionada.

—No es una referencia cualquiera. Ella describió exactamente cómo lo hizo y… siento que estoy leyendo un artículo de investigación y lo estoy mirando.

—¿Qué? ¿Trabajo de investigación?

—Si ve aquí, puede ver que era una medida apropiada ya que ella sabía exactamente dónde estaban los órganos y cómo tratarlos. Era un método perfectamente preciso de ella. ¡Y en menos de diez minutos! No nos atreveríamos a hacer esto, pero una chica de dieciséis años lo hizo. Es simplemente increíble.

Y Ben terminó. El emperador se quedó sin habla por lo que dijo. Se volvió hacia un apuesto joven que parecía apático ante todo.

—Esto no es algo que deba mantenerse como prueba, sino que debe publicarse para promover el campo médico.

—¿Su nombre es?

¿Era el joven genio del campo de la medicina?

—Graham de Fallon, su majestad.

—¿Y, qué piensas?

—Creo humildemente que… —Graham respondió en voz baja—. El mundo médico del imperio ha conocido a otro genio del siglo.

—¿Eh?

El emperador abrió la boca con asombro. Pero Graham estaba diciendo la verdad. Se sorprendió durante la investigación. Porque era un método de tratamiento brillante que le recordaba a su discípula, Rose.

¡Pensar que había otro genio como Rose! Sentía que todo lo que había hecho había sido en vano. Pero esto se debió a que nadie pensó que Rose y Elise eran la misma persona.

—Huh, huh… no puedo creerlo. Kyle, ¿qué hay de ti?

Esta vez, el emperador le preguntó al profesor principal del Hospital Rosedale. Dicho hospital era propiedad de la familia Child del Partido Noble. Juzgaría a Elise, una hija del Partido Imperial, de la manera más injusta posible. Pero incluso Kyle decepcionó al emperador.

—No puedo encontrar nada malo en eso. No quiero admitirlo, pero… creo que el vizconde Ben y sir Graham tienen razón.

—¿Pero no hay todavía algo mal? Incluso si no es tan malo, ¿no hay un pequeño error…?

Miró al miembro del Partido Noble Kyle con ojos llameantes, como diciéndole que un juicio injusto también estaba bien. Pero el profesor Kyle negó firmemente con la cabeza.

—No creo que haya nada malo. La señorita Clarence ha salvado perfectamente a la duquesa. Debería ser recompensada, no castigada.

El emperador cerró la boca. ¿Por qué era tan educado si estaba del lado del Partido Noble?

Mientras tanto, detrás de él, el marqués El trató de evitar que las comisuras de la boca se levantaran.

Es un alivio. Un gran alivio. ¿Y no dijeron que era un método brillante? ¿Estás mirando, Theresa? Esta es nuestra hija.

No le gustaba cómo sufría su hija en el hospital, pero se sintió bien al escuchar esos cumplidos. Y con los resultados, su hija no sería castigada.

Por otro lado, al emperador no le gustó la situación.

—Entonces, ¿qué debemos hacer? ¿Darle una recompensa a la chica?

—Sí, su majestad. La razón por la que la duquesa sobrevivió es completamente gracias a la señorita Clarence. Creo que debería ser recompensada adecuadamente. —Y Ben siguió hablando—. Estamos planeando anunciar esto al campo médico. Creemos que será de gran ayuda tener una especie de método de tratamiento.

La situación se agravó. Desde que salvó a un miembro de la familia real, obtendría al menos una medalla. También había una medalla solo para este tipo de situación.

La Medalla de la Rosa Real, que se otorgaba a aquellos que han hecho grandes cosas por la familia imperial.

Y los medios de comunicación lo atacarían como lobos hambrientos.

[La señorita Clarence, prometida del príncipe heredero, premiada con la Medalla de la Rosa Real. ¡Salvó la vida de la duquesa con un brillante tratamiento de emergencia!]

Y por lo que sabía el emperador, si Elise lo recibía, sería la más joven en la historia del imperio en hacerlo. Además, sería nombrada caballero de inmediato.

Con esto, Elise obtendría un título noble. A partir de ahora, no se la llamaría “Señorita” Elise, sino “Dame” Clarence, a la edad de dieciséis años, sin haber terminado aún su ceremonia de mayoría de edad.

Cómo manejo esto. Y dado que también se anunciaría en el campo de la medicina, ella también se haría famosa entre los médicos. No le gustaba, pero no había nada que pudiera hacer. Y me pregunto cómo saldrá el duque Harver, que ridículamente solo tiene ojos para su esposa.

Apenas había impedido que el duque  Harver corriera hacia Elise y le diera las gracias, pero el resultado de la investigación fue así. Y también le preocupaba cómo reaccionarían los medios. Los artículos se escribirían como novelas de ficción.

Pero entonces, Ben habló con cuidado.

—Su majestad, ¿podría decir algo más?

Ya había dicho un montón de cosas, así que ¿por qué preguntaba cortésmente ahora? El emperador suspiró y habló.

—Habla.

—Mmmmm… ¿Puedo ver a señorita Clarence? Tengo algo de lo que quiero hablar con ella con respecto a esto. Si me lo permiten, iré con Graham aquí. Creo que podemos recibir mucha ayuda.

Graham, que estaba junto a él, asintió cortésmente. También quería ver a la señorita Clarence. Como ella era un genio que podía compararse con Rose, tenía curiosidad por saber qué clase de dama sería.

Así que Ben y Graham decidieron ir a ver a la señorita Clarence pronto.

Todo esto era desconocido para Elise.


Maru
Cuando crees que todo va a salir como planeaste pero te sale al revés. F por el emperador.

| Índice |

One thought on “Emperatriz del Bisturí – Capítulo 41

  1. Alterius says:

    Gracias por el capítulo y ala espera del siguiente, de casualidad saben si aún continua la traducción al inglés ya que no encuentro más caps u.u

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *