Emperatriz del Bisturí – Capítulo 53

Traducido por Maru

Editado por Yusuke


Elise se puso ansiosa.

—Sí…

Graham informó los resultados y fue como si un rayo cayera sobre ella.

—En nuestro hospital, recientemente ha habido cuatro personas. Y… setenta y nueve en total en todo Londo.

Setenta y nueve. A pesar de que había doscientos cincuenta mil personas viviendo en Londo, seguía siendo una cantidad gigantesca. Elise se mordió el labio y preguntó.

—¿De dónde vienen la mayoría de ellos?

—La mayoría de ellos eran similares a nuestro hospital, pero había unos treinta del Hospital Croydon. Y… Hay más malas noticias.

—¿Qué es?

—Es que la tasa de casos está aumentando. Ayer por la noche, había siete pacientes nuevos en nuestro hospital. Aproximadamente tres de sus condiciones son inestables. Tendríamos que verificar, pero los otros hospitales probablemente estén experimentando lo mismo. El Hospital de Croydon solicitó apoyo para nosotros porque se quedaron sin espacio.

El rostro de Elise palideció. El caso de la Segunda Gran Plaga de Londo. El horrible caso se estaba repitiendo.

♦ ♦ ♦

La noticia de la plaga se extendió rápidamente por Londo. Fue porque los periódicos informaron sobre el aumento exponencial de la cantidad de pacientes.

[¡Se propaga una plaga no identificada!]

[¡Más de 100 muertes en tres días! ¡Los pacientes siguen aumentando rápidamente!]

[¡Similar a los síntomas de la Gran Plaga de Londo hace 20 años, que provocó 15.000 muertes!]

Todo Londo entró instantáneamente en pánico.

—¿No deberíamos huir todos?

—¿Es similar a hace veinte años? ¡Mucha gente murió en ese entonces! ¡No! No puedo morir todavía.

Una plaga daba más miedo que cualquier otra cosa. Hace menos de 100 años, la peste negra se había cobrado millones de vidas, y cada vez que ocurría una plaga, había miles de personas que morían.

Y era peor en las ciudades porque las personas vivían cerca unas de otras. Londo, una ciudad con la mayor población del mundo, era la más débil a las enfermedades.

El Palacio Imperial rápidamente tuvo una reunión de emergencia al darse cuenta de la gravedad de la situación. El emperador, el príncipe heredero y muchos otros ministros estaban reunidos en la sala de conferencias.

—¿Qué debemos hacer? Una plaga, tan de repente.

El emperador Minchestor habló con una cara oscura. Todos los ministros dieron su opinión.

—Deberíamos evacuar a los ciudadanos.

—¿Cómo? Hay más de doscientos cincuenta mil ciudadanos en Londo. También es imposible cerrar el lugar donde sucedió.

Pero los ministros no pudieron dar una solución. Entonces, el director del departamento de salud pública habló con confianza.

—Soy el director del departamento de salud pública, Garlick . Yo hablaré.

Era alguien que había escalado hasta donde estaba de ser un ciudadano común. No pasó la prueba de licencia médica y no pudo convertirse en médico, pero usó bien el conocimiento. Podría considerarse extraño que un médico no fuera el director del departamento de salud pública.

—Esto parece ser similar a la Gran Plaga de Londo que ocurrió hace veinte años.

—Eh, es así. Esto es malo. ¿No es una plaga que causó quince mil muertes?

Era difícil imaginar tal número.

—No se preocupe, su majestad. En el departamento de salud pública ya hemos establecido una forma de detener la propagación de la plaga.

—¿En serio?

Garlick asintió con firmeza.

—Sí.

—Entonces habla de ese método.

—La plaga de hace veinte años se debió al aire venenoso.

—¿Aire venenoso?

—Sí, su majestad. Aire venenoso. El aire se vuelve denso por la basura y las aguas residuales de la ciudad, y la plaga se crea a partir del olor tóxico. Si se contiene este olor, la plaga desaparecerá por completo.

—¿Es así?

Hablaba con confianza, pero el rostro de Minchestor no parecía aliviado.

¿Aire venenoso? ¿De verdad? Hace veinte años, él también había sido emperador. Vio morir a quince mil con sus propios ojos. ¿Con solo deshacerse del olor tóxico se podría haber contenido la horrible plaga? Tenía dudas, pero no sabía mucho sobre este campo. Tenía que escuchar las opiniones de un experto. Pero había alguien más que estaba haciendo las mismas preguntas que el emperador.

—¿Realmente se puede detener la plaga con eso?

Era una voz fría. El orador fue el príncipe heredero, Linden de Lambert. El director Garlick inclinó la cabeza.

—Sí, Su Alteza. Debido a que es una plaga por el olor tóxico, desaparecerá si el olor desaparece.

—¿El olor es la causa? Pero, ¿por qué sus síntomas son diarrea? Si el problema es el aire tóxico, ¿no deberían los síntomas ser asma?

Garlick no pudo decir nada. Había una razón por la que el príncipe heredero decía esto. Pensó en su conversación con Elise hace un rato.

—Te dará diarrea si comes alimentos podridos.

—¿Diarrea?

—Sí, la comida que pasa por la boca entra en el estómago. De modo que causa daño al hígado, creando diarrea.

—¿De verdad? ¿La diarrea no proviene del mal aire?

Ella se había reído como si él hubiera hecho una broma divertida. Al pensar en esa risa, Linden la anhelaba. La había visto hace un tiempo, pero ya quería volver a verla.

—No. El aire se aspira a través de los pulmones, por lo que surgiría asma, no diarrea. Por supuesto, hay ocasiones en las que circula a través de la sangre y causa diarrea, pero es muy poco común.

Si uno lo pensaba, era obvio. El aire se fue a los pulmones, entonces, ¿por qué causó diarrea? No es como si se crearan desechos en los pulmones.

—E-Eso es… no es algo que solo yo piense, es el resultado al que llegó el campo médico.

El director Garlick no pudo explicar adecuadamente y simplemente habló como si se estuviera excusando. En realidad, tampoco se había limitado a inventar algo. Era lo que había concluido el campo médico de Londo hace 20 años. No fue completamente infundado, porque las personas que murieron habían estado viviendo en lugares con mala calidad del aire y olores tóxicos. Entonces, el emperador habló.

—Está bien por ahora. Dado que se trata de una situación de emergencia, daremos prioridad a lo que dijo y le preguntaremos al centro de investigación médica si podría haber otras causas.

—¡Sí, su majestad!

—Y Linden.

Miró a su hijo.

—Sería bueno si estuvieras a cargo de esto. Podría haber innumerables víctimas, así que espero que lo hagas bien.

Podría haber al menos diez mil. Dado que esto era extremadamente importante, se lo estaba dejando al príncipe heredero, quien sería responsable de esta tierra en el futuro.

—Entendido.

Linden hizo una reverencia, pensando para sí mismo. ¿Qué pensaría Elise de esto? Ella había demostrado su genio varias veces. Ella podría saber la respuesta correcta a esto.

Terminó la reunión de emergencia. El director Garlick inmediatamente llevó a cabo sus planes. Fue para deshacerse de los olores tóxicos tanto como fuera posible. Se hizo en un instante con la ayuda de los caballeros imperiales. Sin embargo, a diferencia de sus confiadas palabras, la plaga no se calmó.

Al día siguiente, las muertes aumentaron a trescientas personas. Y los pacientes adicionales siguieron aumentando también. Si esto continuaba, las muertes superarían las mil y solo sería cuestión de tiempo antes de que se repitiera la Gran Plaga de hace veinte años.

—¡No! ¡No quiero morir!

—¡Tenemos que dejar Londo!

Pero fue cuando Londo estaba en estado de pánico y confusión, que hubo un médico que determinó con precisión cuál era la plaga. Una joven doctora del Hospital Theresa. Fue Elise de Clarence.

♦ ♦ ♦

A altas horas de la noche en el Hospital Theresa.

—No es aire venenoso.

Elise habló con firmeza.

—¿No lo es?

—Sí, definitivamente no es una plaga transmitida por aire.

Graham parecía confundido. Esta plaga fue la misma que la plaga de hace veinte años. Así que el campo médico había estado llamando a esto la Segunda Gran Plaga de Londo.

—Dama, la fuente de la plaga hace veinte años fue la mala calidad del aire. ¿No es así ahora?

—Eso tampoco se debió al aire venenoso. —Elise negó con la cabeza—. Si es por el aire, tenemos que ver los síntomas del asma. No son síntomas del estómago, como diarrea.

—Sí, si se tratara de una enfermedad como la influenza, la gripe aviar o el SARS, la mala calidad del aire podría ser el problema. Pero no diarrea.

Maru
Veo Covid en todos lados. Aunque este término SARS en concreto claramente no se refiere a nuestra molesta pandemia actual (cuyo nombre es virus SARS-Cov 2) sino al término Severe Acute Respiratory Syndrome (en castellano, Síndrome Respiratorio Agudo Grave), que hace referencia a un tipo de neumonía atípica causada por virus, coronavirus... que apareció por primera vez a principios de siglo, allá por 2002. En fin, qué os voy a contar, llegados a este punto jaja,

—La fuente de esta plaga es el consumo de alimentos, para ser precisos, de agua contaminada.

Pensó en su resultado.

Esta plaga es clara. Al principio, no estaba segura. Fue una enfermedad difícil de encontrar en la mayoría de los países desarrollados. Ella tampoco había visto nunca esta enfermedad. Ella solo lo leyó en libros. Pero en la Tierra, fue la principal enfermedad en los países en desarrollo. Y viendo el desarrollo de la ciudad, parece cronológicamente correcto.

La enfermedad que había sacrificado a una cantidad incalculable de personas en el siglo XIX. En la historia de Corea, había matado al menos a cincuenta. Estaba claro qué era esta aterradora plaga.

Pero en ese momento, Elise suspiró con facilidad.

Es un alivio, pensó para sí misma. Si es esto, se puede detener. Aunque no será fácil. Habría innumerables víctimas si se dejaba solo, pero si se encuentra y se corta la fuente de la plaga, se puede detener. Es un alivio.

Sin embargo, su rostro estaba amargado aunque había pensado en una forma de salvar a miles de personas. Normalmente, sus ojos habrían estado brillantes, pero tenía una expresión triste.

¿Cómo podría ser feliz? No es que Chris no vaya a la guerra si paro esto.

Se sintió aliviada y feliz de poder ayudar a salvar a la gente, pero no podía sonreír. Ella solo estaba triste. Pero podré evitar mi matrimonio con el príncipe heredero. Dado que la apuesta se mantendrá. Era algo que salvaría miles de vidas. Incluso el emperador tendría que reconocerlo.

—Ah…

Normalmente, ella estaría extremadamente feliz. Podría salvar vidas, cancelar el compromiso, evitar la tragedia en el futuro y vivir la vida que quería. Pero ahora solo había una cosa en su cabeza. Cómo salvar a su hermano Chris de morir en batalla.

¿No hay una manera?

¡Y fue entonces! Su cuerpo se puso rígido como si le hubieran disparado un rayo.

¡Ahí está! ¡Una forma! ¡Puedo obligar y evitar que Chris participe en la guerra!

En efecto. Había una forma. Después de resolver el problema de la plaga, podría pedirle al emperador que hiciera un trato con ella. No era un trato eximir a su hermano de la guerra porque su hermano se negaría por el honor de su familia.

Pero había una manera de hacerlo mientras honraba a su familia y evitaba que él fuera a la guerra.

Si pregunto ahora, el emperador nunca dirá que sí. ¿Pero si soluciono la plaga? Tendría que estar de acuerdo ya que tenemos la apuesta de antes.

De repente, el rostro de Elise se endureció. Había pensado en lo que tendría que pasar al hacer “esto”.

| Índice |

2 thoughts on “Emperatriz del Bisturí – Capítulo 53

  1. Vanina says:

    La gripe aviar es una enfermedad antigua por que se ve nueva tengo conocido con el sistema imaginé débil por la gripe aviar .
    Gracias por la tradición 😀😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *