Querida “amiga” – Capítulo 9: ¿Por qué te mantienes cerca de una persona como lady Cornohen? 

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Estaba asombrada y respondí rápidamente.

—No, Lady Odelette. Mi hermana aún no ha llegado aquí.

— ¿Estás segura? —Preguntó Odelette.

— ¿Por qué lo preguntas? —Se quejó Dorothea, y Odelette respondió aun mas confundida.

—Todavía no entiendo.

— ¡¿Qué es lo que no puedes entender?!

—Bueno, lady Mariestella no es tu hermana, entonces, ¿porque es tu decision si ella habla conmigo o no? ¿Por qué debería pedirle permiso, cuando no eres parte de la familia de lady Mariestella?

—Eso es obvio —dijo Dorothea altivamente. —Es porque Marie es mi amiga.

—Pero, incluso si ella fuera tu hermana, no puedes limitar libremente el comportamiento de Lady Mariestella, que es una adulta. Menos aún con otros amigos —señaló Odelette.

La expresión de Dorothea se volvió agria.

—Lady Odelette, ¿no está siendo demasiado maleducada?

—No sé en qué momento fui maleducada, lady Dorothea. Incluso un amigo tiene límites que no debe cruzar. Y le pregunté a Lady Mariestella, no a usted. Creo que eres la maleducada aquí.

— ¿Disculpa? —Farfulló Dorothea.

—No creo que me hayas escuchado, así que lo diré de nuevo. Estás equivocada, lady Dorothea. No eres dueña de lady Maristella —concluyó lady Odelette con firmeza, luego, se volvió hacia mí. La mirada gentil que me dirigió fue sorprendentemente diferente de cuando miró a Dorothea. Estaba nerviosa por el cambio repentino en sus ojos, pero no me disgustó y sonreí ligeramente.

—Lady Mariestella, depende de usted decidir. Si no le agrado, claro que puede rechazarme.

Por supuesto que me agrada más Odelette que Dorothea. A diferencia de Dorothea, que me hace sentir mal del estómago cada vez que abre la boca, las palabras de Odelette alentan mi corazón. Además, también quiero hablar con Odelette; sin embargo, necesito llevar a cabo el plan que preparé antes. ¿Qué pasa si no tengo suficiente suerte y el Príncipe Heredero y Dorothea se enamoran, mientras hablo con Odelette?

Sin embargo, no debo preocuparme mucho por eso. Si recuerdo bien la historia, la pareja se enamoró cuando el sol estaba a punto de ponerse. Actualmente, todavía es de día. Incluso si no estoy al lado de Dorothea, no tendría de que preocuparme.

Después de tomar mi decisión, sonreí y asentí.

—Así es, lady Odelette. Estoy de acuerdo con usted.

La cara de Odelette se iluminó ante mi respuesta positiva.

—Gracias por decir eso, lady Mariestella —dijo alegremente — ¿te gustaría ir allí y hablar? Es un poco ruidoso aquí.

—No me importa. Podemos hacer lo que quieras.

— ¡Espera un momento, Marie! ¿Me vas a dejar? —Dorothea me agarró del brazo, me di la vuelta y sonreí casualmente —Sería grosero rechazarla, Rothe. Además, me gustaría hablar con lady Odelette —le dije.

—Pero, dijiste que te quedarías conmigo. ¡Me lo prometiste antes!

—Ya vuelvo. Lo prometo.

— ¡Eso es diferente de lo que dijiste antes!

—No sabía que la situación resultaría así. ¿No puedes ser comprensiva? —Finalmente, dije la frase que Dorothea ama más —pensé que era tu mejor amiga.

Dorothea se quedó muda, cuando usé esas palabras contra ella. Sonreí.

—Bueno, volveré pronto —Deliberadamente, me volví hacia Odelette con una mirada amigable. — ¿Vamos, lady Odelette?

♦ ♦ ♦

Estaba un poco preocupada porque esta situación no fue planificada. ¿Qué pasa si no es como esperaba? Sin embargo, no quería revelar mis ansiedades a Odelette, así que usé la expresión más indiferente que pude.

—Gracias por decirme que quería hablar primero, lady Odelette. No esperaba que esto sucediera —agregué una sonrisa al final, y Odelette respondió con una expresión cálida similar, que era completamente diferente de cuando estaba interactuando con Dorothea.

—Me alegra que lo pienses, lady Mariestella. En realidad, tenía algo que devolverte.

¿Algo que darme? Incliné la cabeza con perplejidad, Odelette sacó algo y me lo ofreció. Era un pañuelo blanco, una cosa blanca y llana, salvo el bordado negro en el borde. Mirando de cerca, vi que tenía bordadas las iniciales “MJB”

Rápidamente, me di cuenta del significado: Mariestella Janice La Bellefleur.

Así que este es el pañuelo de Mariestella.

La pregunta era, ¿por qué demonios estaba el pañuelo de Mariestella en manos de Odelette? Acepté el pañuelo lo más informalmente posible.

—Gracias, Lady Odelette. Lo olvidé —murmuré.

En realidad, no fue que lo olvidé, no lo sabía.

Lady Odelette sacudió la cabeza, parecía un lindo perro.

—En absoluto, Lady Mariestella. Siempre me sentí incómoda porque no había podido devolvérselo rápidamente después de que lo que pasó la última vez. Estoy tan contenta de poder entregártelo ahora.

¿Por qué razón se lo presté? Eso no estaba en la novela. Quería preguntar, pero decidí cerrar los labios. Ella podría descubrir que no soy la verdadera Mariestella. Afortunadamente, sin embargo, Odelette lo explicó primero, acabando con mi curiosidad.

—Estaba tan avergonzada cuando derramé sopa de durian en la fiesta del té de la mansión Baxter. No traje un pañuelo. Pero, todos estaban preocupados de que su pañuelo se ensuciara, así que nadie me prestó uno. Me sentí un poco herida en ese momento.

Ah, entonces, ¿eso es lo que pasó? Es la primera vez que escucho esto. La novela nunca mencionó una fiesta de té en la mansión Baxter. Sin embargo, sonreí y fingí seguir.

—Sí. Eso es correcto.

—En ese momento, me diste tu pañuelo sin dudarlo. Me conmovió mucho. Muchas gracias —dijo lady Odelette con ojos brillantes.

—No fue para tanto. No te preocupes por eso —le aseguré, sintiéndome desconsolada mientras lo hacía. Me pareció extraño haber hecho una buena acción con mi personaje favorito. Si eso sucediera, podía entender por qué Odelette me favorecía ahora. Es un poco ridículo que las hijas nobles eviten ensuciar sus pañuelos de esa manera. Es un simple pañuelo.

Odelette inclinó la cabeza en confesión.

—Pero, en realidad, antes de eso, tenía prejuicios contra ti. Lo siento por eso.

— ¿Prejuicios? —Pregunté.

—Ah… —dijo Odelette con un evidente sonrojo —porque siempre estás con lady Dorothea…no puedo evitar notar que no me gusta. Siempre es franca y me desprecia…

—Ja, ja, ja… —me reí nerviosamente. Estaba avergonzada, pero no supe qué decir.

—Pero, de alguna manera, siempre vas con Lady Cornohen. Pensé que tampoco te agradaba.

¡No! ¡Absolutamente no es eso! Sacudí vigorosamente mi cabeza en negación.

—No, Lady Odelette. Nunca pensé eso. Me has entendido mal.

— ¿En serio? Me alegro de que hayas dicho eso —dijo Odelette, juntando sus manos como si estuviera contenta con mis palabras. Se veía tan linda que casi la abracé como lo hice con Martina. Afortunadamente, estaba lo suficientemente consciente como para recordar mis modales y contenerme.

—Pero, tengo una pregunta… —Odelette se aventuró cuidadosamente.

—Por favor, pregunta.

— ¿Por qué te mantienes cerca de una persona como lady Cornohen?

Oh lady Odeletta. Eso es algo por lo que también tengo curiosidad. Hablando francamente, tampoco sé por qué, ya que la novela nunca explicó la razón. ¿Por qué Mariestella se haría amiga de una chica como Dorothea, incluso hasta el punto de actuar como si le ofreciera su hígado, vesícula biliar y todo? Si supiera la razón, podría tratar de entender a Mariestella, pero, por ahora, no estaba inclinada a pensar en ella como una amiga mutua.

Sin embargo, todavía tenía que responder, así que solo dije.

—La relación entre mi familia y los Cornohen ha existido desde mi bisabuelo. Así que, naturalmente, somos amigas.

Esa fue la respuesta más sensata que se me ocurrió. Sin embargo, me dolió mentir y decir que me gustaba Dorothea.

—Oh ya veo —Afortunadamente, Odelette parecía creer mi respuesta. —Entonces, ¿hay una conexión profunda entre las familias Cornohen y Bellefleur? Ese sería el caso si la relación se transmitiera desde tu bisabuelo, ¿verdad?

Esa fue una pregunta bastante directa, y estaba un poco avergonzada. ¿Por qué está preguntando sobre una relación entre las familias? Sin embargo, no podía actuar como si no supiera nada.

—Parece que sí —dije vagamente.

—Oh… —pero Odelette parecía insatisfecha, como si esperara algo más y, de repente, se sintió decepcionada. Para dar una analogía, tenía la cara de un niño que acaba de escuchar que Papá Noel no pudo asistir en Navidad.

— ¿Hay algo mal? —Pregunté.

—No, no es así…

—Tu expresión no se ve bien.

—Bueno… —Odelette dudó brevemente. — ¿Hay posibilidad de que pueda estar cerca de ti?

¿Qué?

| Índice |

2 thoughts on “Querida “amiga” – Capítulo 9: ¿Por qué te mantienes cerca de una persona como lady Cornohen? 

  1. Karina says:

    Hacerse amiga de Ofelettee es una manera de alejar a Dorotea de ella y del principe nose porque pero le beneficia mas una amistad con una marqueza que con una boba condesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *