Un día me convertí en una princesa – Capítulo 18

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Me sentiría muy culpable si Lilly y Félix pensaran que en realidad soy una niña de cinco años con el corazón roto. Euu…

—Llévame a caballito.

¡Y~ soy una niña! Félix pareció congelarse por un segundo cuando actué como si nada hubiera pasado ayer. Y poco después, con un leve suspiro, dos manos familiares me levantaron.

—Ten un buen viaje. [1]

— ¡Adiós, Lilly!

—Regresaremos. [2]

Pero, ¿esto no parece como una hija y dos personas comprometidas? Lilly sonrió después de ver que estaba actuando como lo hacía todos los días. Lo mismo con Félix. Espera, ellos no se enamorarán de esta forma, ¿verdad? ¡No! ¡Lilly es mía!

—Hoy llevaré a la Princesa a la sala de trabajo de Su Majestad.

Observé su espalda mientras chupaba mi piruleta en los brazos de Félix.

—Parece que tendremos que esperar un rato.

Ya eran dos veces desde que vi esta puerta. Lilly y yo la cruzamos cuando era mucho más pequeña que ahora.

Kuckk. ¿Cuánto tiempo ha pasado desde entonces hasta ahora? No, ¿debería decir lo corto que fue? Porque creo que muchas cosas han pasado todo este tiempo que he tratado de vivir.

De todas formas, si vas a hacer que las personas esperen, al menos dinos que esperemos en otra habitación. ¡Los modales de Claude son una m**rda como de costumbre! ¡Solo una m**rda, una m**rda de perro!

*Abrir*

Pero la puerta se abrió cuando juzgaba los modales de Claude. Oh, ¿finalmente es mi turno para entrar?

Pero el turno para salir para la persona que estaba dentro.

Pensé que saldría alguien muy bajo porque así es como la puerta de la habitación hizo que pareciera la sombra. Pero ahora que veo a esta persona, esta persona no es pequeña.

Era un hombre más mayor que Félix quien salió de la sala de trabajo de Claude. Pero, ¿es blanco o es el aura a su alrededor blanca? Había un aura extraña a su alrededor y no me gustó.

Este hombre tiene un carisma diferente al de Claude. Parece joven pero su cabello blanco lo hace parecer mayor. [3]

Lo examiné por un largo tiempo mientras chupaba mi piruleta. Sin embargo, Félix y este hombre parecían conocerse. El desconocido hombre blanco fue el primero en hablar.

—Sir Robain.

¿Heeeh? ¿Qué dem…? Al ver que se reunió con Claude en su sala de trabajo, me di cuenta que era un noble pero, ¿Félix es una persona que saludarías alegremente? ¿Es así de cercano a ti, Félix?

—Duque Alfius, ha pasado un tiempo.

Pero me sorprendieron las palabras a continuación que había dicho Félix.

¿Q-Qué? ¿Acabas de decir Duque Alfius? ¿Este hombre? ¿De verdad? ¡Por Alfius, su familia es quien cuidó de Zenit hasta los catorce años!

—Estaba curioso por saber dónde estabas dado que no te encontrabas en la habitación, pero estás aquí.

Abrí mis ojos sorprendida y me asomé para ver al hombre más claramente.

Eek. Así que su cabello no era blanco sino plateado. Ja, ya veo, el protagonista Isekiel Alfius de «Princesa encantadora» era quien tenía un brillante cabello plateado y ojos dorados. Además, era el marido número 1 del reino que todas las chicas querían tener. Ahora que lo veo, tiene los colores de su padre.

—Mi, no pude verte.

Ese hombre pareció darse cuenta de mi presencia después de que me asomara. Pronto, se inclinó en un saludo.

—Soy Roger Alfius. Que la prosperidad de Obelia la acompañe.

Se inclinaba de mala gana, pero si esta persona era Roger Alfius, era obvio lo que tenía en mente.

Zenit fue aprobada como la segunda princesa y se convirtió en la única que heredaría el trono después de que la primera princesa, Athanasia, murió. Y la familia del Duque Alfius fue quien tomó a Zenit desde que era una recién nacida.

¿No se forma esa imagen en tu mente solo al escuchar esto? ¿Por qué la familia Alfius aceptaría a Zenit, solo por la petición de la tía de Zenit, sin estár relacionado con la madre de ninguna manera? Bueno, ahí se escondía la oscuridad del Duque Alfius.

Nemoné
Es esto: el Duque Alfius no tiene nada que ver con la madre de Zenit, entonces, ¿por qué tomaría a la hija de esta solo porque una señora (la tía de Zennit, wtf) se lo pidió?

Bueno, aunque no era como si no fuera amada. Pero ese Duque Alfius estaba más interesado en lo que conseguiría en el  futuro.

Sinceramente, Roger Alfius es uno de los personajes más codiciosos. Tuvo una buena vida usando a Zenit. Especialmente porque consiguió una gran cantidad de poder después del matrimonio de Isekiel y Zenit.

Ahora, también me estaba examinando con una cara inocente. ¿Heh? ¿Me estás comparando con Zenit?

Wow, señor estúpido. Tengo cinco años.

Solo sonreí como una chica estúpida que no sabe nada.

—Je je. ¡Hola, señor blanco!

Sí, así que, ¿Zenit está bien?

—Blanco, qu…

A Félix se le cayó la mandíbula después de repetir lo que dije a medias sin nada en mente. Parece que se dio cuenta que me estaba dirigiendo al Duque Alfius. El mismo pensamiento tuvo el Duque Alfius tan pronto se cuestionó

—Tú… No te estás dirigiendo a mí, ¿verdad?

— ¡El Señor se ve exactamente como un perro blanco!

—…

— ¿Quieres comer esto? Es una cosa deliciosa.

Hablando de nuevo con una cara sonriente, agarré mi piruleta con mi saliva por todo y se la extendí a él.

Roger Alfius hizo una mueca, como si estuviera viendo algo muy extraño. ¿Por qué? Parece que Isekiel y Zenit nunca le han hecho cosas así.

—Pfft.

Pero una risa escapó de la boca de Félix. Entonces sus hombros comenzaron a temblar…

Este oppa ha explotado. Veo que estás conteniendo esa risa pero has algo con tus hombros temblando.

—Parece que a la Princesa le gusta el Sr. Alfius.

—…

Por supuesto eso no iba a hacer a Roger Alfius se sintiera mejor. Si fuera Isekiel o Zenit quien lo dijera, ambos estarían en problemas pero como no podía hacerlo, todos lo que podía hacer era mantener su cara y fruncir sus cejas de esa manera.

Y sacudí la piruleta como si dijera “¿Qué estás esperando? Tómala”. Ahora las cejas del señor estaban en una montaña rusa.

Pero no podía no aceptar el regalo de una princesa, y extendió su mano.

Sin embargo, antes de que hiciera contacto, me apresuré a acercármela de nuevo. Por supuesto, Roger Alfius ahora estaba en una situación de levantar su mano ante nada.

Nuevamente comencé a chupar la piruleta mirando a sus ojos dorados los cuales comenzaban a expresar despropósito.

*Jjock jjjock jjock jjock jjock*

—…

*Jjock jjjock jjock jjock jjock*

—…

Es genial, ¿verdad? Probablemente es absurdo. Pero no puedes hacer nada ya que no puedes enseñarle una lección a un niño de cinco años. Kehehe. Esto es divertido.

Yo, que le di y robé de nuevo a Roger Alfius, hablé con una cara aterradora un rato después de ver su expresión irritada.

*Jjock*

— ¡Mal, señor! He escuchado que un perro blanco no debería comer esta clase de cosas.

—Pfffft.

Félix estaba demasiado ocupado para detenerme mientras estaba ocupado riendo por dentro con sus hombros temblorosos. Debe ser gracioso ver a Roger Alfius, que lidera a los otros nobles con su frío carisma, recibir esta clase de trato de un niño.

—Qué… Qué encantadora princesa.

Roger Alfius permaneció en silencio por un momento y después murmuró en voz baja. Eek. Probablemente debería parar ahora.

— ¡Atti quiere ver a papá!

Hmm hmm. Entonces entremos.

Dije y Félix se aclaró la garganta, intentando contener la risa. Luego habló, sonriendo con un tono completamente diferente a cuando saludó a Roger Alfius antes.

—Me excusaré. Sr. Alfius, también tenga un viaje seguro.

—Adiós, Hombre Blanco.

—Fue un honor poder conocerla… Que la prosperidad de Obelia la acompañe.

Por supuesto, él es un Duque para no dejarse engañar con mis palabras, pero ¿cómo va a explicar la parte del silencio con ‘punto punto punto’? Tsk tsk. Eres como un niño, incluso cuando eres un adulto.

[Nota: Atty habla sobre los puntos suspensivos durante el último diálogo de Alfius…]

Simplemente me despedí sonriendo alegremente, ya que un dicho dice que no puedes escupir en una cara sonriente. A través de la puerta cerrada, intentó sonreír y despedirse también pero esto no podía ser más divertido.

—Has venido.

Después de entrar, vi a Claude en su trono con una mano en su asiento y la otra apoyando su cabeza con el codo en el otro lado.

No saludaste a Roger Alfius en esa posición, ¿verdad?

—Sí, Su Majestad. Nos encontramos con el Duque Alfius en la puerta.

— ¡El Hombre Blanco!

Por mi declaración, Claude me preguntó.

— ¿Hombre Blanco?

— ¡Parece un perro blanco!

Claude ahora se dio cuenta de lo que estaba hablando, pareció levantar los bordes de su boca muy levemente. Fue tan corto como estremecerse, pero lo vi claramente y eso no fue un estremecimiento.

¡¿Acabas de sonreír?! ¡Lo vi!

—Un gran apodo para ese ruidoso Alfius, que ladra todo el tiempo.

Es un duque, ¿no es ladrar demasiado? Si la historia sigue de la manera en la que fluye, ¡él estará de su lado!

— ¿Pasó algo?

—Es la misma cosa de siempre sobre la que hablan.

Claude terminó la conversación con unos pocos movimientos de la mano. Pero ahora estaba mirando a Félix.

Sus labios se curvaron en una sonrisa que se podía ver claramente.

—Te has convertido en mensajero profesional.

Wow, ¿cómo podía burlarse de alguien tan odiosamente? Félix pareció avergonzarse por las palabras de Claude y me bajó de inmediato.

Comencé a correr con mis dos piernas cortas hacia Claude en cuanto mi pies tocaron el suelo.

¡Ah! Olvidé algo.

Cuando me detuve en seco y corrí hacia Félix de nuevo, Claude hizo una mueca absurda. Regresé a Claude después de entregarle mi piruleta a Félix.

—Ahora que lo pienso, escuché que el Duque Alfius también tiene un hijo de la edad de la Princesa.


Notas:

[1] Es una forma coreana de decir adiós.

[2] Es una forma coreana de responder a lo que dijo Lilly.

[3] Es un hombre mayor con cabello blanco, su cabello no se volvió blanco por la edad.

| Índice |

2 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 18

  1. Kaus Dreamer says:

    En el paréntesis cuatro, creo que se refiere a que la otra mano está apoyando su cabeza con el codo en el otro lado del asiento, probablemente en uno de los brazos de la silla (creo que así se le llama) la imagen que pones en si no parece tener mucho sentido para alguien que está sentado en un trono.

    Si ocupas imaginar más poses puedes checar el manwha que está en proceso, aunque claro, no dejen de traducir, hay muchas cosas de la novela que no se pueden poner en dibujos :’D

    Muchas gracias por su arduo trabajo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *