Un día me convertí en una princesa – Capítulo 26

Traducido por Den

Editado por Nemoné


*Jadeo* ¡Esto es enfermizo! ¿Hoy es el día en que mi vida comienza a mejorar? Mi corazón latía rápidamente. ¡P-Puedo usar magia! ¡Además este cuerpo es el de una gran maga!

—Es cualquiera de los dos. Uno es que tienes una cantidad asombrosa de maná y tu cuerpo no puede soportarlo todo. O dos, que tu recipiente es demasiado débil para soportar una cantidad normal de maná.

Hizo una sonrisa maliciosa, dirigiendo su mirada hacia Blackie.

—Pero el tuyo es diferente y un poco útil. Rompió mi hechizo de antes.

Den
se refiere a Blackie.

No sé por qué, pero probablemente esté relacionado con que le dé miedo Blackie. Entonces, ¿estás diciendo que Blackie es mi maná que se convirtió en una criatura, y que será mi poder si se convierte en una cosa brillante? Y a partir de allí, ¿podré usar mi poder libremente?

¡Wahh! ¡Wow! ¡Uuwahhh! ¡Sabía que este día llegaría!

No sé por qué Claude no me dijo esto, pero sentí como si mi esperanza de vida aumentara.

— ¡Gracias por decírmelo, oppa!

Vi las alas de un ángel y una luz viniendo de este hombre. ¡No lo habría sabido si este chico no me lo hubiera dicho!

Pero, esto es raro. No había información en la novela «Princesa Encantadora» de que Athanasia pueda usar magia. Bueno, tampoco mencionó que Claude pudiera usar magia, ¿así que no es tan importante?

Nah. Leí las partes de Claude ignorantemente porque era un bast***o, pero leí las partes de Athanasia con mucha atención.

—No necesitas agradecerme.

Ehh, lo que sea. Mis recuerdos no eran perfectos ya que han pasado siete años. Mis recuerdos… Pero este oppa no es un chico malo, sino un buen tipo. ¡Explicó qué es un animal divino y también atrapó a Blackie para mí! Y esas palabras diciendo que no necesitaba a agradecerle…

—Debería de irme ahora —dijo frunciendo el ceño mientras miraba a la distancia.

Ah, cierto. ¡Félix! También debería entrar ahora. Lilly y Félix deben estar preocupados.

—Atti se irá ahora también. Oppa, ten cuidado en tu camino.

Y justo cuando empecé a irme con Blackie en mis brazos…

—Cierto. De esa manera nos volveremos a encontrar.

Blackie desapareció repentinamente de mis brazos. Levanté la cabeza, sin saber lo que estaba pasando…

¿Ehh? Pero, ¿por qué está mi Blackie en las manos de este oppa de nuevo?

— ¿Eh? ¿Por qué te estás llevando a Blackie?

Blackie volvió a gimotear en las manos del desconocido. Este, por su parte, sonrió a mi pregunta.

— ¿Cuándo te dije que te lo daría?

Unos interrogantes aparecieron en mi cabeza. ¿Qué acaba de decir? No, ¿qué quieres decir?

—Dijiste que Blackie era mío.

—Antes de que lo encontrara.

¿Huh…? ¿Qué? Jaja. ¿Estoy escuchando cosas? Estoy escuchando palabras…

—Lo encontré. Así que es mi decisión si lo frito o horneo para comerlo.

¿Y qué clase de estupidez es esa? ¿Cómo puede decir eso con tanta confianza?

Me quedé sin palabras ante lo que dijo. Observé fijamente a este oppa loco con una mirada que parecía una persona estúpida, y entonces me di cuenta de lo que estaba pasando después de escuchar el gemido de Blackie.

¡Qué obstinado es!

— ¡¿Por qué oppa se lo está llevando?! ¡Dame a Blackie!

¡No hay necesidad de ser educada frente a un ladrón! El dueño está frente a ti, y ¿tú simplemente le dices de forma casual que lo estás robando?

— ¡Qué harás cuando te lleves a Blackie!

No te lo vas a comer, ¿verdad? ¡¿Por qué a nuestro pequeño amigo animal?! ¡Wahh!

—Es la misma lógica de cómo duermes cuando tienes sueño y cómo comes cuando tienes hambre.

Pero solo sigue balbuceando tonterías.

—Mi maná ha disminuido debido al largo sueño, y la Familia Real tiene la mayor cantidad de maná. Por eso vine aquí, para encontrar algunos animales divinos… Pero mira lo que encontré.

¡Dun dun dunnn! Era como si hubiera caído un rayo.

Pensé que eras el mago del palacio, ¡pero eres un ladrón que vino a robar a mi animal divino!

—Pero es extraño. No hay muchos animales divinos aquí. Como si todas las plantas hubieran muerto. De todas formas, pensé que era una pérdida de tiempo, pero gracias a ti encontré a Blackie. No es suficiente, pero ayudará un poco,

¡Kyaaa hyaaah! Me abalancé contra él tan pronto como terminó de decir sus palabras.

— ¡No! ¡Devuélveme a Blackie! ¡No te comas a Blackie!

¡Bast***o idiota! ¡¿Estás intentando comerte a Blackie porque estás aburrido?! ¡Es mi Blackie! ¡Mi maná!

—Ah, por eso traté de marcharme antes de que alguien lo supiera.

Levantó su mano con Blackie en alto cuando intenté alcanzarlo. Estuve lejos de alcanzarlo incluso cuando salté.

¡No, devuélveme a Blackie! *Sollozo* Una imagen de Blackie cocido en un plato apareció en mi cabeza. ¡Wahh, nuestro Blackie!

Parecía sentir pena por mí, que lo miraba con ojos llorosos. Frunció el ceño y luego dijo:

—No habrá ninguna diferencia sin tu animal divino. Solo vive como has vivido hasta ahora.

¡¿Crees que esas palabras son suficientes para convencerme?! ¡Qué clase de marketing es este!

— ¡Es tu problema que tu maná haya disminuido! ¡Dámelo! ¡Dáaaaameeeeloooo!

Se quedó en silencio por un momento para pensar.

¡Sí, no es demasiado tarde aún! ¡Cambia de opinión! ¡Serás castigado si abusas de una niña y un animal pequeño!

— ¿Debería comerme esto ahora?

Luego se puso de cuclillas. Me alejé de él cuando de repente se puso a mi altura. Los ojos carmesí del bast***o me miraban fijamente.

—Aunque toma un poco de tiempo y es molesto, hay otra forma.

Dijo. Pero de todos modos, ¿estás bromeando? Si hubiera otra forma, ¡podrías haberlo hecho de la otra forma!

— ¿Debería dejar esto solo? No creo que afecte mucho.

Exploté en esa parte. Pero si digo “¡Sí! ¡Déjalo en paz!”, tengo la sensación que solo correría más peligro.

Le observé con suspicacia. ¡Tu cara lastimosa no funcionará conmigo!

—A decir verdad, soy un mago muy amable, así que no creo que pueda dormir bien si me como una cosa de una niña como tú.

— ¡Eso es mentira!

Grité. Si es así, ¿por qué viniste a robar a Blackie? Sonrió interesado cuando no le creí. Y me enfadé más con sus siguientes palabras.

—Entonces, vamos a hacerlo de esta manera. Mantendré esto vivo hasta que se convierta en maná real. ¿Suena bien?

—No. Mantenlo vivo permanentemente.

— ¿Por qué debería?

— ¿Qué quieres decir con por qué?

Me enfadé aún más cuando preguntó, por lo que hablé para contraatacar. Sin embargo, pronto me quedé sin palabras ante sus ojos carmesí que estaban mirando directamente a mis ojos.

—Te digo que te estoy dando una oportunidad.

Estaba segura que estaba sonriendo, pero sentí escalofríos recorriendo por mi espalda.

—Necesitas saber esto. Siempre puedo deshacerme de ti y llevarme a tu animal divino. Por supuesto que podría tomar todo el maná que veo frente a ti. Si fuera otra persona, lo habría hecho sin dudar. Te estoy diciendo que no te haré eso a ti.

Una sonrisa más profunda se formó en su rostro y más escalofríos recorrieron mi espalda.

—Porque me he interesado en ti.

Den
ooh, ya tenemos ship (∩˃o˂∩)

Estaba diciendo cosas aterradoras con una voz y una sonrisa inocentes.

Y me di cuenta que sus palabras decían la verdad que no quería admitir.

Sería más fácil y le daría más beneficios si se llevara a Blackie en lugar de intentar convencer a un niño. Podía hacer lo que quisiera en este momento.

Pero, ¿no acabo de decirle “oye”… [1] y de pegarle por Blackie?

Quité mis manos cuidadosamente de su ropa que estaba tirando. No quería hacerlo, pero estaba bastante asustada.

Ya era peligroso estar a solas en un lugar con un extraño, pero no iba a mejorar si lo enfadaba. Uwaaaahh… Blackie, lo siento mucho. No puedo protegerte porque soy demasiado débil. Whahhahahahahah.

Sonrió cuando cerré la boca sabiendo lo que iba a suceder.

—No estés asustada. Soy un mago bueno. Tal vez no me quiera comer a Blackie más tarde.

¿Todos los magos buenos congelaban hasta la muerte? ¡Si fueras un mago bueno, no destruirías mi palacio con tu puño! ¡Qué clase de mago bueno causa todo tipo de crímenes y le da advertencias de muerte a una niña de siete años!

Abrí cuidadosamente mis labios, vacilante. S-Sé que soy una cobarde. Pero estoy asustada. Wahh.

—Entonces, ¿qué quieres a cambio?

—Eres más lista de lo que pensé.

Sonrió como si hubiera encontrado algo realmente divertido.

—No necesitas hacer nada. Lo que quiero de ti es una pequeña cosa en especial. Puedo tomar lo que necesito por mí mismo. Ah, pero no es como robarte cosas.

¿Qué significa eso? Me siento rara. Pero si digo que no, engullirá a Blackie, ¿verdad? *Sniff* ¡Oh Dios mío! ¿Por qué me hiciste una persona tan débil?

—Pero si en realidad me estás engañando…

—No hay problema. Te dije que soy un mago bueno y amable. Es un trato que no te lastimará. Prometido.

¡¿Mentir es algo que haces todos los días?! ¡Tus palabras no ayudan en absoluto!

— ¿Y si me gusta lo que consiga de ti…?

Ugh. Pero, ¿tengo el poder de elegir? Solo puedo tratar de tomar la indirecta. Ha pasado mucho tiempo desde que sentí una bandera de muerte frente a mí. Pero no es nada acogedor. *Sollozo*

—No me comeré esa cosa, incluso si se convierte en maná. Es un buen trato.

Me miró como si estuviera pidiendo mi respuesta. ¡Maldito bast***o! ¡Como si me dieras alguna opción!


[1] Es informal para los coreanos decirle “oye” a las personas mayores o a personas que no conocen bien.

| Índice |

2 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 26

  1. Cerezoo-chan says:

    Interesante Lucas sabrá algo más que tanto Athanasia como Claude han ignorado hasta ahora ???

    Muchas gracias por el capítulo 💜💜💜

  2. Aurora says:

    Gracias por esta actualización. ¡Por fin apareció mi hermoso mago!
    ¡¡Hurra, hurra!! Igual entendí más el trasfondo que involucra a Blckie, que cuando había leído el manwhua.
    Sigan así, ¡la amo! (/ >3<)/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *