Un día me convertí en una princesa – Capítulo 28

Traducido por Den

Editado por Nemoné


No pude evitar observar las piedras preciosas de aquí, ya que las gemas del Palacio Rubí eran pequeñas y lindas; pero las de aquí eran grandes y elegantes. Ah, casi babeaba. Mejor tener cuidado.

— ¿Princesa?

—Hmm.

¡No me separes de estas bellezas! *Sollozo* Ojalá tuviera una de ellas.

Sentí que alguien se acercaba a mí así que tiré de la ropa de esa persona. Hice eso sin pensar mientras miraba la gema y era una señal que le hacía a Félix diciéndole que me cargara.

Pero Félix no me cargó en ese instante. Ah, cierto. ¿Íbamos de paseo? Entonces debería caminar con Claude… 

— ¿Papá…?

Iba a decir “¡Papi y Atti caminarán juntos!”. Sin embargo, cuando levanté la cabeza, me sorprendió lo que estaba viendo.

—Eh.

¿Claude, por qué estás aquí? ¿Dónde está Félix? [1] 

Traté de encontrar a Félix pero ya estaba muy lejos de allí. ¿Por qué estás tan lejos? ¡Pensé que eras tú quien estaba cerca de mí! 

Ahora que lo veo, creo que Claude iba a pasar a mi lado porque la puerta estaba situada al final de la habitación. ¡Ack! ¿Acabo de tirar de la ropa de alguien sin saber a quién pertenece? 

— ¿Qué quieres?

Estaba sin palabras. Pero Félix, que estaba observando desde la distancia, pronunció las palabras que fueron una bomba para mí.

—Quiere decir que la cargue.

¡NO! ¡No lo es!

— ¿Cargar?

—Sí. La princesa me hace eso cuando está cansada de caminar.

¡Lo hice porque eras tú! ¡Si hubiera sabido que era Claude, no lo habría hecho! 

Sentí peligro cuando Claude me miró de nuevo al escuchar las palabras de Félix.

—No. Es porque había algo en la ropa de papi… ¡Wahhh!

¡Ugh! ¡Espera, mi estómago! Forcejeé cuando me levantó de repente.

Y comenzó a cargarme como si estuviera cargando una bolsa. Cuando me moví en una posición incómoda, Claude chasqueó la lengua.

—Ni siquiera puedes quedarte quieta. Ya eres lo suficientemente pesada.

Una marca de enfado apareció en mi cara.

¡Estoy en una posición incómoda! Podía ver mi propio vestido y zapatos en esta posición sin siquiera mover la cara. ¡Porque me cargas como una carpeta! ¿Está bien mientras estés cómodo? ¿Huh? ¿Huh? 

—Su Majestad, la princesa estará incómoda si la carga así.

— ¿Qué quieres decir? No está caminando.

Claude parecía no entender a Félix. Di lo mejor de mí para mostrar lo que siento en este momento.

—N-No puedo respirar… —Jadeé.

Toda mi sangre se me subió a la cabeza. Extendí mis manos hacia Félix con ojos llorosos.

—La carga así.

Félix pudo sostenerme sin ningún problema porque ahora estaba acostumbrado.

No puedo creer que él fuera el único que no pudo cargarme bien en nuestro primera reunión.

Sí, ¿no puedes, simplemente, cargarme tú? 

—Así.

¡No, por favor no! ¡No me envíes a Claude! Wahh. Abracé a Félix con más fuerza.

—P-Princesa.

Félix pareció asustarse un poco pero no tenía otra opción. No me gusta cómo Claude me carga o quiere acercarse a mí. ¡Ni siquiera me lo quiero imaginar! ¡No, no quiero!

 —Su Majestad está esper…

—Simplemente iré con Félix.

Miré con desesperación en mis ojos. Félix pareció pensar por un momento. Pero parecía estar feliz e intentó ocultar su sonrisa. Tosió y dijo:

—No tengo elección ya que la princesa quiere que la cargue. Deberíamos irnos Su Majestad. Le seguiremos.

Sí, sí. Vámonos. ¡Estoy bien en los brazos de Félix! Así que deja de estar balbuceando cosas a Claude. 

Pero Claude no se movió en absoluto. Comencé a preocuparme. ¿Por qué es así? Te estoy diciendo que no necesitas cargarme.

Y tuve miedo de sus palabras siguientes.

—La cargaré.

¡QUÉ! ¡POR QUÉ!

—Esto no es nada. Pensé que tenías algunas técnicas especiales, pero supongo que no.

Oof. ¿Es por tu orgullo? ¡De todas maneras, esto es un problema! 

—Atti solo…

—Entonces, ¿te disgusta que te cargue?

—Jejeje.

Wahh. No podía hacer nada. Sonreí como diciendo que esto era un malentendido. He sido exigente estos días, ¿verdad? Ya no lo seré más. Simplemente olvidé que eras el bast***o que podía cambiar de opinión y matarme en cualquier momento.

*Sollozo*

Al final fui cargada por Claude. Pero mira. ¿Ves? Es incómodo. Sus ojos se encontraron con los míos mientras me sujetaba.

Jeje.

Sonríe. Ahh, esto es realmente problemático. 

De cualquier forma, Claude tuvo éxito cargándome.

—Muévete. Es inquietante.

Claude comenzó a burlarse de Félix, que no podía hacer nada más que quedarse allí.

¿Por qué no sales de mi vida? Solo tu existencia es una gran perturbación para mi vida. ¡Te lo ruego! ¡Sal de mi vida para siempre!

—Síguenos desde detrás.

Claude comenzó a caminar dejando atrás a Félix. ¿Por qué le haces eso a Félix?

Umm. Pero, ¿es porque perdió su orgullo contra Félix? ¿Así que es la culpa de Félix?

Debería quedarme quieta. Soy una roca. Una roca. No movamos ni un músculo.

— ¿Félix siempre te carga así?

Claude preguntó mientras caminábamos por el pasillo. ¿Dónde? ¿Qué quieres decir? 

—Cuando vengo a ver a papi.

—Aparte de eso.

¿En el Palacio Rubí? Simplemente salgo de los terrenos del palacio para verte.

— ¡Atti camina sola!

Así que suéltame.

—Atti también puede caminar sola si Atti toma la mano de papi.

— ¿Eso significa que quieres bajarte?

*Toser*

¿Por qué preguntas…? 

Parece que tu orgullo fue lastimado mucho. No es tan maduro como esperaba. Aunque no estoy interfiriendo en esto.

—No dejes que Félix te cargue a menos que te llame. Se convertirá en un hábito.

¿Qué quiere decir eso? ¿Pronto te llevarás a Félix? Bueno, Félix era mi guardaespaldas personal que trabajaba inesperadamente mucho.

De cualquier forma, me dijiste que me darías guardias pronto, pero nada ha sucedido en estos dos últimos años. ¿Lo has olvidado?

Sin embargo, algo llamó mi atención desde hace un momento. ¿Qué clase de insecto es este?

— ¿Su Majestad, puedo acercarme?

¡Ek! Deja de volar por mi cara. Esto se está volviendo molesto. No puedo hacer nada ya que estoy en los brazos de Claude. Shoo. Ja, ¿te niegas? ¡Wahh, necesito a la hermana psicópata Seth, del Palacio Rubí!

—Te dije que no molestaras. Retrocede 10 pasos más.

Moví mi mano haciendo mi mejor esfuerzo para no mover mi cuerpo. Traté de espantar este insecto. Pero este insecto solo se quedaba. ¡¿Cómo te atreves a molestarme?!

—Puedo cargar a la princesa si es pesada.

¡Ack, molesto! ¡Muere mosca! 

—Tonteri…

*¡Bofetada!*

Estaba tratando de atrapar al insecto pero al parecer golpeé la cosa equivocada. Un momento de silencio más tarde, dos ojos gélidos como gemas me miraron.

Jadeé.

Me quedé inmóvil con mi mano todavía en sus mejillas. Estoy bastante segura de que golpeé al insecto pero, ¿por qué mi mano está aquí? Entonces, ese sonido vino de mi mano golpeando…

— ¿Qué… es esto?

Aparté mis manos cuando habló.

¿Qué acabo de hacer? 

Sentí miedo. ¿Acabo de golpear su cara? 

—Su Majestad.

Félix habló sintiendo el aura. Estaba congelada. El aura era helada y aterradora. Claude sonrió.

—Parece que fui demasiado bueno contigo estos días.

Sabía lo que querían decir sus ojos helados. Comencé a temblar.

Siempre trataba de ocultar mi miedo, pero esta vez no funcionó.

—Los juguetes que son molestos, me aburro de ellos.

Solo 7 años. Corto pero bastante tiempo luchando por sobrevivir.

—Necesita irse.

Acabo de hacer que todo mi duro trabajo se desperdiciara en un solo movimiento. Cuando Claude tocó mi cuello, sentí como mi alma se separaba de mi cuerpo.

Y eso no era una sensación normal. Porque si lo fuera, mi visión no se volvería así de borrosa.

Y lo último que vi no fue una mirada cálida ni caras tristes sino una mirada fría y gélida.


[1] Athanasia tiró de la ropa pensando que era Félix quien la recogería (porque siempre es él). Sin embargo, no se fijó y terminó agarrando la ropa de alguien más en su lugar (Claude).

Den
*jadeo* ¡Claude! Σ(゚ロ゚」)」

| Índice |

One thought on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 28

  1. Cerezoo-chan says:

    OMG… que le pasará 😱😱😱

    Espero que no la lastime 😔😔😔

    Muchísimas gracias por el capítulo 🌸🌸🌸💜💜💜

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *