Un día me convertí en una princesa – Capítulo 55. 5: POV de Roger Alfius (2)

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Al mirar alrededor, se escuchaban los murmullos de las personas entre la música.

Bueno, ¿quién no estaría sorprendido? Ya es bastante sorprendente que se interesara un poco por la princesa, pero, ¿no acaba de bailar con ella el emperador que siempre se sentaba en su trono, molesto?

Se miraban tan bien juntos que todos los observaron estupefactos.

Y en el momento en que Claude le sonrió a la princesa, las personas no pudieron evitar contener la respiración.

¡Ese Claude acaba de sonreír! ¡Con esa expresión gentil! Todo llegó a su punto culminante cuando Claude dijo que la princesa se miraba “bien”.

Al principio sospecharon de sus oídos, pero se dieron cuenta de que era real cuando vieron a la princesa sonrojarse.

El duque Alfius observó a Claude marcharse mientras se reía.

Pensó que tenía una cuerda dorada que lo llevaría hasta lo más alto, pero su confianza estaba decayendo desde hace unos años. Porque vio con sus propios ojos cómo actuaba Claude con la princesa a medida que pasaba el tiempo. Roger Alfius tragó saliva de la vergüenza.

No debería ser al menos la parte corrompida de la cuerda que tiene.

—Padre.

Justo en ese momento, escuchó una voz junto a él que lo llamaba. Era su hijo Isekiel que era casi tan alto como él.

—El amor de Su Majestad hacia la princesa es mucho más fuerte de lo que imaginé.

Roger Alfius chasqueó la lengua pensando en la princesa Athanasia que se encontraba entre las personas con el vestido blanco. Sin embargo, Isekiel solo sonrió.

—Por supuesto que lo es.

Sintiéndose extraño por esas palabras, el duque se volvió a mirar a Isekiel.

— ¿No viste cómo le sonrió Su Majestad a la princesa?

Eso era algo en lo que pensar. Al ver eso, todos sabrían lo mucho que Claude piensa en Athanasia.

Roger Alfius los observaba a ambos desde hace mucho tiempo y pensó que era una suerte que no le presentó a la otra chica con los mismos ojos azules como cristal como los suyos.

Den
Si supieras que no es hija de Claude, jajaja

—Isekiel.

Llamó a su hijo a quien todos, no solo las damas sino también sus madres, observaban.

—Sí, padre.

El Isekiel adulto y maduro había enorgullecido a Roger Alfius.

—Eres el hijo del duque Alfius, sin embargo, eres una gran persona a quien todos querrán incluso sin ese nombre. Te he criado y has crecido superando mis expectativas.

Sí. No había nada de qué preocuparse.

—Solo gánatelos. Tienes lo suficiente para hacer eso.

La música en el salón llegaba a su fin.

Isekiel, sin decir ni una palabra, volvió sus ojos hacia una cierta chica que llevaba un vestido blanco entre todos los demás. Pero Roger Alfius creía en Isekiel, que lo volvería a enorgullecer.

| Índice |

7 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 55. 5: POV de Roger Alfius (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *