Un día me convertí en una princesa – Capítulo 58

Traducido por Den

Editado por Nemoné


—Entonces estaré esperando nuestro próximo encuentro, señorita ángel.

*¡Toser!* ¿Qué? ¿Qué dijiste? Creo que acabo de escuchar una palabra prohibida justo ahora.

Isekiel me sonrió después de besarme el dorso de la mano mientras me congelaba en el lugar.

M-Mamá. Pensé que el protagonista masculino era como un perro obediente pero…  

Se está burlando de mí. ¡Lo estaba cuando le pisé! ¿Cierto?

—Qué tenga un buen día.

Pero… Oye, no me había dado cuenta antes, pero, ¿por qué la gente nos está mirando? ¿Todos me están mirando? Es una mirada diferente a cuando nos miraban a Claude y a mí.

—Princesa.

—Félix.

En ese momento, Félix, que estaba hace un segundo junto a Claude, vino hacia mí.

— ¿Dónde está papá?

¿Dónde abandonaste a Claude? Dirigí mi mirada para buscar a esa persona que estaba mirando de forma mortífera a Isekiel mientras bailábamos.

—Su Majestad se fue hace un momento por un asunto que surgió.

Algo debe haber pasado. Bueno, Claude no es una persona libre. Solo vino por mí.

Entonces, surgieron unos cuantos pensamientos.

Ah. ¿Es esta parte de la trama de la historia? Cuando se reúne con Zenit y el duque Alfius en privado. Me preparé para este día, pero aún así estaba nerviosa.

—Regresará pronto así que no se preocupe demasiado. No es nada más que el debut de la princesa así que se quedará hasta el final. —dijo Félix, pensando que había leído mis sentimientos.

Parecía que pensó que estaba sola y triste porque Claude se fue.

Pero, le mostré una sonrisa demostrándole que estaba bien. Entonces, sonrió y me tendió la mano.

—Entonces, princesa, ¿puedo tener el siguiente baile?

¿Q-Qué? ¿Bailar? ¿Otra vez? Umm, bueno. No podía negarme ya que me había visto bailar no solo con Claude sino también con Isekiel. Debería estar preparado después de verme pisar a los demás todo el tiempo, ¿verdad? Hmm, bueno, entonces…

—Sí, encantada.

¡Tu pie dolerá a partir de ahora, aunque no es mi responsabilidad!

♦ ♦ ♦

—Princesa, si he hecho algo mal, me disculpo.

5 minutos después, Félix, que parecía muerto en comparación de antes de bailar, de repente comenzó a disculparse. Creo que está sospechando de mí en si le he pisado a propósito. Porque le pisé sin darle un descanso.

Quiero decir, ¡aún así! ¿En qué me convierto yo si te disculpas cuando no lo hice a propósito? *Sollozo* No quería pisarte. 

Le susurré a Félix sintiéndome avergonzada.

— ¿No me pediste bailar sabiendo que esto pasaría? Probablemente me viste pisándole el pie a papá.

—No. No vi eso… ¿Realmente pisó a Su Majestad?

N-No es apropiado preguntarle a alguien si no estás seguro, ¿sabes? Una persona siempre puede pisarte, ¿sabes? ¿Hmm? Pero, ¿por qué estás emocionado? ¿Es porque ahora sabes que no lo hice a propósito?

—Estoy aliviado de que no fui el único. Puede pisar mi pie en cual…

*¡Pisar!*

—Ouch.

No te pases… ¡Y ya no te voy a pisar! ¡Estoy haciendo lo mejor que puedo para no pisarte! ¡Wahh! 

Cuando la canción terminó, Félix se fue escoltándome con la cara más feliz del mundo. Espera, nunca he visto a este chico tan feliz. Wahh, malo. Quiero decir, por supuesto que lo entiendo.

—Su Majestad llega tarde.

Tienes razón. No sé qué pero se está haciendo tarde.

¿Oh? Pero, ¿esa persona no está rodeada de otros? 

Veamos. El duque Alfius está… Oh, está hablando con Isekiel allí atrás. Entonces significa que no son ellos quienes tienen ocupado a Claude. Mientras abandonaba el salón de baile con esos pensamientos, Félix sonrió humildemente y me susurró:

—Para ser sincero, Su Majestad me ordenó proteger a la princesa para que ningún otro insecto molesto se acercara a usted.

¿Huh? ¿Qué es eso? ¿Un insecto molesto? ¿Acercarse? ¿A quién? 

—Entiendo su sentimiento pero es el día de la princesa, así que no es una opción.

Pero Félix habló antes de que le preguntara qué quería decir con esas palabras.

—Me meteré en un problema después, pero lo enfrentaré con gusto por esto.

Y con unas palmaditas en mi espalda, me empujó con fuerza dos pasos hacia delante.

—Estaré a sus espaldas, así que diviértase princesa.

Me estremecí. Vi a personas acercándose a mí. No sé cuándo se acercaron tanto.

Uy, oye, ¿Félix? No es porque te pisé que estás haciendo esto, ¿verdad? No me estás devolviendo lo que te hice al empujarme hacia esas personas solo porque te pisé no solo una vez ni dos sino más de diez veces, ¡¿verdad?!

Félix estaba sonriendo cuando le dirigí una mirada.

Así que vacilé antes de girarme y sonreír débilmente.

Entonces las personas comenzaron a soltar cosas como si era de esperarse.

—Princesa Athanasia, es un honor finalmente conocerla.

—Soy el hijo del marqués Gale…

—Mi nombre es Elizabeth…

—Si no tiene una pareja para el próximo baile…

—Felicidades princesa.

¡Aaack, que alguien me salve! 

♦ ♦ ♦

Levanté mis manos derrotada antes de que el debut terminara. ¡Y he decidido volver a ser una princesa de mala calidad! ¡Quiero regresar ahora! *Sollozo*

—Entendido. La escoltaré.

Félix no me detuvo. ¡Por supuesto! ¡Estaba en una crisis! Sólo me observaron al principio, entonces, de repente saltaron sobre mí.

¡Ah! ¡Es Claude! 

— ¡Papá!

Estaba contenta de ver a Claude después de tratar con todas esas personas.

Claude se giró hacia mí, luego se volvió hacia ellos para decirles algo, y luego se volvió a hacia mí nuevamente cuando comenzaron a marcharse.

—El debut no debería haber acabado.

—Pero, estoy pensando en irme temprano.

— ¿Por qué?

— ¿Eh?

¿Ehh? Pensé que no estaría interesado, pero pregunta por qué…   

— ¿Por qué quieres irte temprano cuando es el día del debut al que has estado esperando asistir tan emocionada?

”N-No hay ninguna razón. ¡Solo estoy un poco cansada!” Pero no es el estado de ánimo para decir eso ahora.

— ¿Alguien te molestó?

*Jadeo* Sí. Cuando te fuiste, las personas estaban… ¡molestándome! Y luego, ¡invitándome una y otra vez! ¡Y pidiéndome un baile! Aunque los rechacé a todos debido a mis habilidades de baile. *Sollozo*

—O, ¿alguien te ofendió?

Eh. ¿Ahora qué? ¿Cosas que me ofendieron? ¿Eras una persona que se preocuparía por eso? 

Pero, creo que Claude malinterpretó mi reacción al ensanchar mis ojos, porque el aura cambió a una helada de repente. Entonces, una voz dura entró en mis oídos.

— ¿Quién es?

—No, espera…

—Félix Robain.

Una voz fría llamó a Félix.

¿Qué es? ¿Qué sucede? ¿Por qué lo llamas con una voz tan fría? 

Me sorprendió más cuando Félix se inclinó cortésmente ante Claude.

—Sí, Su Majestad.

— ¿No te dije que cuidaras a la princesa cuando me fuera? ¿Qué estabas haciendo cuando la princesa estaba siendo molestada?

—Me disculpo, Su Majestad. Fui tonto al hacer que la princesa se sintiera así. Es mi pecado, pido el castigo.

—Volveremos al salón de baile. Parece que he estado demasiado callado hasta ahora. Probablemente quieran acabar con sus vidas con esas agallas.

E-Espera, ¿soy la única que no entiende de qué se trata todo esto? No dije mucho, pero ¿por qué se ha vuelto así? 

Pero siento que algo molesto ocurrirá si me entrometo.

Mis preocupaciones se confirmaron con las siguientes palabras de Claude:

—Quienes ofendan a la hija de Jim con palabras se les cortará la lengua, y quienes la ofendan con acciones serán las piernas y los brazos. Serán colgados en público.

¡¿Qué significa eso?! ¿Por qué escucho que vas a matar a todas las personas en el salón de baile? Tengo razón, ¡¿verdad?! Quiero decir, ¡¿por qué?! Repetí lo que Claude acababa de decir varias veces en mi cabeza. Entonces me di cuenta.

— ¿P-Papá?

Me miró ante mi llamada. Jadeé. Ver esa mirada me hizo sentir que la mirada que le dirigió a Isekiel no se comparaba con esto.

Un escalofrío recorrió mi espalda al mirar sus ojos. Casi retrocedí unos pasos, incluso sabiendo que esa mirada no estaba dirigida a mí.

Lentamente, fue como si el aura peligrosa se elevara alrededor de Claude.

Y me quedé sin palabras ante su siguiente comentario:

—No te preocupes. Probablemente querían terminar con sus vidas como para hacerte eso.

¿A-Acabar con sus vidas? ¿Solo porque dije que quería irme? ¿Porque crees que han herido mis sentimientos?

—Félix lleva a la princesa al Palacio Esmeralda.

¡Espera, espera, espera! ¡Solo soy yo quien quiere descansar en la cama!

— ¡P-Papá! ¡Espera, no te vayas!

Apresuradamente salté sobre Claude en pánico. Entonces ese Claude, que transmitía un aura peligrosa y aterradora que parecía que no dejaría de caminar, simplemente dejó de caminar.

Pero sus siguientes palabras para mí en este punto fueron inútiles.

| Índice |

10 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 58

  1. Miavaliv says:

    Muchas gracias

    Pd: escuche que esta una parte de Lucas con un traje formal, eso es antes o después del baile de Atthy? O si paso?

    • Den says:

      ¡Gracias por leer! Verás solo los 5 capítulos son de la versión completa de la novela, a partir del 6 son de la web novel, así que hay momentos que no aparecen. Por ello esa escena no la verás en estos capítulos 😥

      • Ally says:

        Después aparecerán esos capítulos? 🙁 Y si no es así sabes dónde puedo encontrarlo? Mi alma shipeadora exigen leerlo xd, no me importa si está en inglés. Y muchísimas gracias por la traducción

        • Den says:

          Estamos modificando los capítulos poco a poco. No hay ninguna página en inglés que tenga esas escenas, estoy traduciendo directo del coreano, a partir de la novela física. Cuando corregimos un capítulo, lo avisamos por discord ^^ En el capítulo 60.5 hice un comunicado también 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *