Burikko – Capítulo 79: ¿Recuperándose? – Q de Corazones (5)

Traducido por Maru

Editado por Ayanami


—Atrapen al hombre que está armando jaleo.

Por instrucciones de Achille, los magos comenzaron a moverse.

Además de cuando se trata de su familia y de mí, generalmente, es un falsificador de keigo. Incluso en esta situación, está haciendo todo lo posible con su falsificación.

Los magos rojos dispararon magia hacia Galuf.

Galuf, preparó ágilmente magia defensiva y evitó el ataque de los magos.

Como era de esperar, al ser el J de los tréboles, es innecesariamente fuerte.

—Aahh, Dios, sabía que no estaba en la escuela, pero pensar que Galuf aparecería aquí.

Galuf Sharohm…un personaje que aparece en el juego otome como J de Tréboles.

En el juego, era un estudiante delincuente, no apto para la academia de magia de élite.

Debido a los negocios de su familia (hacían cosas que eran socialmente inaceptables), y a sus malas acciones, la gente solo lo miraba desde la distancia, sin embargo, la heroína le habló sin miedo, por lo que se abrió a ella y, finalmente, se reformó.

Al final de su amistad, después de graduarse, terminaron conversando en la ciudad, solo ellos dos.

Pero…este Galuf es similar a como era antes del juego. Galuf conoció a la heroína. Pero era el Galuf anterior.

Y lo que nos lanzó antes, probablemente, fue magia prohibida.

—Para que Galuf pueda utilizar las artes prohibidas… ¿Qué está pasando?

Si tuviera que decirlo, él era un personaje muy parecido a Raiga, que era malo en magia. En lugar de magia, era mejor luchando con objetos mágicos.

Además, su volumen de maná no debería ser tan alto.

El número de cajas en él…los objetos mágicos han disminuido en número, por lo que podría estar obteniendo poder mágico de dichas cajas.

En cuanto al maná condensado dentro de las cajas…hay una buena posibilidad de que sea la magia de la heroína. Después de todo, no se puede reunir suficiente poder mágico para lanzar magia sobre tantas personas a la vez fácilmente.

¿Galuf pretendía usar magia prohibida para convertirnos en peones de los extremistas, y cambiar el rumbo de la batalla?

Si consideraba el negocio familiar de Galuf, reunir a esos niños no habría sido difícil. Era desagradable, pero…creo que son niños secuestrados y vendidos.

—Voy a tomar la iniciativa, ¡así que ten cuidado con la magia prohibida!

Mis tatuajes mágicos podían protegerme de la magia prohibida una vez más.

Por otro lado, los tatuajes mágicos de los otros magos se agotaron con el ataque anterior.

No podemos exponerlos al riesgo de la magia prohibida. Después de todo, si, por casualidad, terminaban cayendo bajo el poder de un hechizo prohibido, sería un trabajo duro disiparlo.

Salí frente a los magos.

De repente, Galuf me miró.

—Tú eres, Camille Rhodolite, ¿eh…?

¿Por qué Galuf sabe mi nombre?

Preguntándome sobre esto, lo miré a la cara.

—Bueno, no se puede evitar. Lamento haber perdido la ciudad, ¿qué tal si te doy un regalo?

Galuf sacó un cuchillo de su bolsillo. Es un objeto mágico que puede atacar al debilitar el poder de cosas como los escudos mágicos.

Realmente, no entendía por qué, pero al parecer Galuf me tiene como objetivo.

Los magos se llenaron de sed de sangre asesina y le dispararon magia de hielo, uno tras otro, pero Galuf desintegró los hechizos con su cuchillo.

Como pensé, es el tipo de persona que puede mostrar mejor su destreza de batalla con objetos mágicos, en lugar de magia. Pero es fuerte.

Un poco de inquietud se extendió entre los magos.

— ¿Qué pasa con este tipo?

— ¿No es lo suficientemente fuerte como para ser un tipo totalmente diferente ahora?

Mientras desintegraba la magia del hielo, Galuf levantó la mano hacia el suelo y apareció un muro gigante. Una pared gruesa y transparente me separó de los otros magos. Desde el otro lado, mis camaradas gritaban algo, pero no podía escucharlo.

—Con esto, no quedan molestias, ¿eh?

Con una sonrisa, Galuf intentó lanzarme un hechizo prohibido otra vez.

A juzgar por el círculo mágico en el aire, era un hechizo de manipulación mental.

Revisé el tatuaje en mi brazo. El número de escalas disminuyó debido a la magia de cuando entramos por primera vez en la habitación, pero Achille y yo aún podemos defendernos de uno más.

¡No puedo dejarme controlar como una muñeca!

— ¡C-Como si te dejara convertirme en una marioneta!

— ¿Mmmmm? ¿Qué estás malentendido?

—Debería preguntarte qué estabas pensando al hacerle algo así a un niño. Planeas hacerme eso también, ¿verdad?

—Aah. Entonces te encontraste con eso, ¿eh? Tuve buena suerte al ser salvado por vosotros, eh. Pero no tengo planes de hacerte eso, ¿ok? Relájate.

Parece que Galuf no siente ninguna culpa en absoluto.

Pasé rápidamente los pasos para el hechizo prohibido a la inversa, y lo volví ineficaz.

—Mierda, ¿por qué demonios desapareció?

Galuf intentó usar magia prohibida unas cuantas veces más, pero hice que desaparecieran. Sin embargo, como era de esperar, me estaba cansando.

El número de objetos mágicos que colgaban de él, ahora, era cero. Pero mi reserva de maná se estaba consumiendo. Parece que me quedaré sin poder mágico si contrarresto un hechizo prohibido más.

Sin saber cuándo rendirse, Galuf me dejó atrás e intentó escapar.

Empujando su espalda hacia la pared, apareció un pasaje oculto. Parece que es un truco a gran escala, basado en un objeto mágico.

— ¡Ah, espera!

Fui tras él. Al final del pasaje escondido, brillaba un círculo mágico que parecía ser para teletransportarse.

¡Será malo si se sube a eso!

Tenía que atraparlo antes de que se teletransportara.

Usando mí poder mágico restante, intenté destruir el círculo mágico. No podía usar nada a gran escala, pero era suficiente para destruir ese círculo mágico; de alguna manera, podría manejarlo.

Pero estaba demasiado concentrada en el círculo mágico y no estaba prestando atención a mis pies…

— ¿Ah?

Algo crujió.

Cuando lo noté, ya era demasiado tarde.

—Ow… ¡GUAU! ¿¡Qué diablos es esto!?

Mi tobillo derecho quedó atrapado en algo metálico como una trampa para osos. Era lo suficientemente doloroso como para que me salieran lágrimas. La sangre corría por mi tobillo.

Mirando con cuidado, había trampas para osos en el suelo.

¡Estaban demasiado preparados!

—Oh, qué suerte. Parece que te atrapé en el momento justo, ¿eh?

Galuf trató de dispararme magia vinculante.

Seguí los pasos a la inversa y anulé esa magia, mientras lo hacía, preparé un hechizo de ataque para dispararle.

¡Bastardo, usando trampas sobre mí, no te perdonaré!

Sin embargo, la magia que debería haberse activado no salió de mi mano.

— ¿Eh?

No anulé la magia a tiempo, e incapaz de moverme debido al hechizo vinculante, caí al suelo, golpeándome la cabeza.

— ¿Por qué…?

—Ese metal es un objeto mágico de anulación mágica para los prisioneros. Incluso si tratas de usar magia, no tiene sentido.

— ¿Q-Qué cosa usaste…?

Hablando de eso, mis tatuajes de defensa automática también se anularon…

Esto es malo, muy malo. En esta situación, si usa magia prohibida… ¡Estoy perdida!

Galuf se me acercó con una sonrisa.

—N-No…

— ¿Oh? Esa es una buena expresión, ¿no es así? Esa mirada que dice “mantente alejado”…veamos más de cerca.

— ¡Aléjate, pervertido!

Al mismo tiempo de mi grito, ocurrió una gran explosión.

Cerré los ojos con fuerza.

Después de que el humo y el polvo, arrojados al aire por la explosión, se asentaron, miré a mi alrededor y me encontré…dejando el área a mi alrededor completamente ilesa, pero el suelo estaba profundamente excavado.

El círculo mágico, a lo largo de esa gubia, también fue destruido espléndidamente.

Parece que Galuf fue enviado a volar contra la pared por el impacto. Estaba aplastado contra una esquina.

—Eso fue magia… ¿no?

En algún momento, el hechizo vinculante de Galuf se había deshecho.

Como podía moverme ahora, levanté mi cuerpo para mirar detrás de mí.

—Ugh…esto, no está bien. Realmente, duele demasiado para estar de pie…

Mientras estaba de rodillas, de repente, me abrazaron por detrás.

—Ah… ¿Achille?

—Por supuesto. ¿Por qué lo preguntas? ¿Alguien más, a parte de mí, también te hace esto?

—…Por supuesto que no.

Me disculpé con nerviosismo. Parece que el estado de ánimo de Achille ha caído en picada.

Además, ¡es un estado de ánimo ultra malo que rara vez he visto en los últimos años!

—Muéstrame tu pie.

Sin preocuparse por mi respuesta, agarró mi tobillo.

— ¡Duele, duele, maldita sea!

Achille desintegró la trampa para osos con magia. Me miró dolorosamente la pierna ensangrentada. Por alguna razón, parecía algo lamentable.

Aunque no hay razón para que él también tuviera que hacer una cara así…porque, en realidad, quien está sufriendo lo suficiente como para llorar soy yo, después de todo.

Con una expresión seria, el dedo de Achille rodeo de magia mi tobillo. La herida se curó rápidamente.

— ¿Todavía duele?

—Está bien. Ahora está curado…gracias.

Antes de darme cuenta, los otros magos se encontraban parados cerca.

¿Todos juntos rompieron el muro?

—Por favor, cuiden a Camille un momento.

Confiándome, ya que estaba al borde del agotamiento de maná, y que además había sufrido daños emocionales por la trampa de osos, a los otros magos, Achille se dirigió hacia Galuf.

—Tsk…hacer algo condenadamente inútil… —Achille chasqueó la lengua— Aunque me hubiera gustado evitar que tomaras otro respiro, si esto no fuera un trabajo…

Después de darle a Galuf una mirada fría y espantosa, Achille le lanzó magia. Eran capa tras capa de ataduras, parecía que ni siquiera podía hablar.

Además de eso, usó magia para arrancar una cadena unida a la trampa para osos y ató con dureza los brazos de Galuf.

…Era exagerado.

—Por favor arresten a este pedazo de mierda. Llévenlo al castillo.

— ¿Achille…?

Los otros magos miraron a Achille, estupefactos. Probablemente, es la primera vez que ven los verdaderos colores de Achille. Están terriblemente sacudidos. Pero, aún conmocionados, el hecho de que todavía hicieron su trabajo correctamente era como se esperaba de los magos del castillo.

—Camille…

Achille me atrapó cuando me puse de pie tambaleándome y me besó bruscamente.

El poder mágico fluyó de su boca e inmediatamente se extendió por mi cuerpo, ahora podía estar de pie como siempre.

—Achille, estoy bi…

Me separé lentamente de los labios de Achille. Si continuaba así, esta vez no podría soportar una razón diferente.

—Todavía no estás de pie de manera firme. ¿No significa que no has tenido suficiente?

—No, eso es dif…estoy bien, estoy bien, dije.

Maldito Achille…está diciendo esto a pesar de que lo sabe, ¿no?

Si es Achille quien me proporciona perfectamente el poder mágico, debe saber cuánto maná necesito para soportarlo correctamente.

—Caray, Camille. Estás siendo reservada, ¿verdad? Me queda un montón de maná, así que realmente no necesitas detenerme, ya sabes…

—Como dije, eso no es…no estoy siendo reservada…

Aahh, puedo sentir la mirada de los otros magos.

— ¿Achille era este tipo de chico?

—Nah…pero, por alguna razón, esa forma de hablar también le conviene.

—Los dos se llevan bien, eh.

Todos los magos dieron sus propias opiniones unilaterales y se divirtieron.

Maldita sea, no solo miréis. Que alguien me ayude.

Al final, mis piernas cedieron y me quedé atrapada con el hecho de que Achille me llevara.

| Índice |

4 thoughts on “Burikko – Capítulo 79: ¿Recuperándose? – Q de Corazones (5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *