Sirvienta a Madre – Capítulo 1: La [Sirvienta Real] es enviada a la Casa del Mago (3)


Después de esto quedó decidido que iría a trabajar a la mansión de Leonard-sama, fui enviada tan pronto como las formalidades estuvieron completas. Habiendo sido enviada por el a su casa, mi boca estaba totalmente abierta al pasar por las puertas.

— ¡Wah~…!

Como una tonta, estaba sin palabras. Mas a allá de las puertas estaba una magnífica mansión de dos pisos. Había cuatro chimeneas que se alzaban sobre el borde. La pared exterior estaba hecha de piedra y tenía vides por todos lados, dándole un cierto ambiente. Dentro de los terrenos, había una torre alta que podía ver por encima de la mansión, y frente a mis ojos, había dos grandes puertas dobles en el camino de entrada. Estas eran mucho más espléndidas de lo que había imaginado, de alguna manera esto me hizo sentir aún más nerviosa. Esta magnificencia no podría incluso compararse con una mansión noble.

—Por aquí

—S-Si

Haciendo señas, continúe siguiéndolo al interior, pasamos una gran puerta y ¿huh? ¿Esta no tenía mirilla* o mango?

[*Ese ojo por el que se ve a través de la puerta]

Debido a mi confusión, Leonard-sama señaló a la puerta y me dijo.

—Pon tus manos. De esta manera

— ¡Ah, Si!

Después de poner mis palmas en la puerta como él me señaló, una apenas ligeramente brillante luz fue visible entonces, la puerta se abrió… ¿Eh qué está pasando?

—Reconocimiento.

— ¿Reconocimiento?

Confundida por el murmullo de Leonard-sama, Pregunte de nuevo.

Y Cuando lo hice, él abrió su boca, habló en un tono seco.

—Si, la puerta te ha recordado.

—…Uhh, eso explica por qué no tiene ninguna mirilla o mango, ¿a no ser que reconozca a la persona, la puerta no se abrirá?

Cuando pregunté, el asintió con su cabeza en acuerdo.

Ya veo, como uno podría esperar de un mago.

Admirándolo con seriedad, Estaba mirando fijamente mis propias manos cuando Leonard-sama envolvió sus manos alrededor de las mías. Eh, ¿Cómo?

— ¿Extraño?

— ¿Huh? Err, No hay nada particularmente mal con mi salud.

—Pero tus manos

— ¡Ah! Esta es la primera vez que experimento personalmente la magia desde que nací, así que esto es un poco sorprendente. Es por eso que estoy solo examinándolo.

El parece no comprenderlo*. ¿Debería estar encantada por los sentimientos persistentes que él me dio? o ¿Debería advertirle de no tocar repentinamente a una mujer? Hmm.

[Akatsuki: *aquí dice misunderstood que literalmente es incomprendido.]

Como estaba considerando estas cosas, Leonard-sama liberó mis manos y comenzó a alejarse.

—Vamos

—Si

Entre a la mansión después de Leonard-sama. Al momento de poner un pie dentro, note una rara atmósfera que no había sentido antes… ¿Era esto también efecto de la magia?

—De alguna manera, siento que estoy escuchando voces… —Cuando dije esto, Leonard-sama dio una respuesta increíble.

—Aquí es inestable debido al niño.

—El niño… ¡Ah! ¿El niño que había estado dispuesta a cuidar?

—Si. Es por su abundante mana.

Parecía que estaba previsto que el abundante mana del niño, tuviera un efecto en la atmósfera de la mansión.

Leonard-sama caminó ininterrumpidamente y comenzó a descender los peldaños dirigidos a el sótano. ¿Mm?  ¿Algo no se siente bien?

—Leonard-sama ¿A dónde nos dirigimos? —Aturdida, lo seguí detrás de su espalda mientras lanzaba la pregunta a Leonard-sama.

—El sótano.

—Puedo ver eso pero, umm ¿porque el sótano?

—Porque está ahí.

¡Ah! ¡De ninguna manera! ¿Qué voy a hacer? Tengo un mal presentimiento sobre esto.

—Estamos aquí.

Debido a que ahí no había luz, no pude ver la expresión de Leonard-sama mientras abría lentamente una pequeña puerta, sin embargo, pude ver perfectamente que había una fuente de luz en la habitación,  en aquella escena que se aclaraba para mí, vi…

— ¿¡QUÉ ESTÁ USTED PENSANDO AL HACERLE ESTO A UNA PEQUEÑA NIÑA!?

En un parpadeo, lancé una patada a la pierna de Leonard-sama. Uh huh, ciertamente no tengo la culpa, al menos no la mayor parte, de esto. Eso es porque las circunstancias dentro de la habitación eran de lo peor.

Dibujado en la superficie del suelo había un círculo mágico que brillaba tenuemente. Eso…eso estaba bien. El problema ahí era que había una niña atada en el centro y su boca estaba fuertemente amordazada.

—Esto se debe a la pérdida de control de…

Mientras frotaba el lugar donde había sido golpeado, Leonard-sama trato de explicarme pero levanté la voz, rechazándolo rotundamente.

—Entiendo que a causa de su abundante mana, era absolutamente necesario tomar medidas para el caso de que pasara cualquier cosa ¿De ahí, el círculo mágico?

Leonard-sama ensanchó sus ojos cuando dije esto.

— ¿Cómo dijo?

—Al tener una abundante cantidad de mana, es posible que un niño esté fuera de control. Por eso sobre la superficie del piso hay un gran círculo mágico. Cuando usted equipara los dos juntos, es fácil de suponer la razón.

— ¿Es eso así?

—Esto es porque yo no soy una maga así que no entiendo el efecto de este círculo mágico.

—Pero, Leonard-sama. Ese no es el problema.

—Leonard-sama. Usted no puede ponerle una mordaza o atarla.

—Pero habría intentado huir.

— ¡Entonces usted debería haberse tomado el tiempo para encontrar una mejor solución! ¿¡Cuántos años tiene!?

Desde que usted es un adulto, incluso si dijera eso sería una torpeza, ahí estaba el límite. Repentinamente, me di cuenta después, de que la niña había estado mirando nuestro intercambio, estaba estupefacta y me miraba asombrada.

—Así que ¿es seguro para mi entrar en ese círculo mágico?

Cuando pregunto con una mirada desdeñosa, Leonard-sama asintió mientras se señalaba a sí mismo,

—Eso está bien, ya que me encuentro aquí.

—Cuando Leonard-sama está presente en la casa, el círculo mágico no tiene ningún efecto ¿cierto? Eso es ¿incluso si yo libero a la niña?

—Mm

Observé su inclinación de cabeza una vez más antes de acercarme a la niña. A pesar de que entré en el círculo mágico, nada particularmente extraño ocurrió. Éste solo se quedó encendido. Sin embargo, mientras me acercaba, hubo un rastro de temor en el rostro de la niña.

—Lo siento, esto debió haber sido aterrador.

Le dije y extendí mis manos hacia la niña. Ese pequeño cuerpo temblaba, pero logré colocar mi mano en su cabeza y lentamente la acaricie. De este modo, la niña gradualmente se relajó. Me pregunto cuánto tiempo ha sido asustada esta niña. Su reacción era como el enfrentar a una bestia herida.

— ¿Entiendes lo que estoy diciendo?

Cuando pregunté, la niña dio un pequeño asentimiento. Con una sonrisa aliviada, en ese momento coloque mis manos en la mordaza.

—Quédate quieta mientras la remuevo, ¿ok? Es probable que duela si te mueves.

Después, conforme recibía otro pequeño asentimiento, removí la mordaza y después, también desaté las cuerdas que amarraban su cuerpo y tobillo.

— ¿Estas bien? ¿Sientes dolor en algún lugar?

A mi pregunta, la niña puso una expresión perpleja y sacudió la cabeza. Incapaz de aguantarlo, la abracé suavemente, ella comenzó a hablar nerviosamente.

— ¿Qu…en?

—Soy Lily. Estaré trabajando en esta casa como una sirvienta a partir de hoy ¿Cómo te llamas?

—…Jill.


[Ayanami: Hola me presento soy Ayanami la editora de esta linda novela, espero sea de su agrado y los llene de curiosidad y expectativa como a mi *o* nos vemos en el siguiente capítulo]

♥ ❤ ♥

 

| Índice |

7 thoughts on “Sirvienta a Madre – Capítulo 1: La [Sirvienta Real] es enviada a la Casa del Mago (3)

  1. Mery (@Sumiri01) says:

    Tadinha de la niña, yo habría dado un puñetazo en el mago.Gente él literalmente necesitaba a alguien para cuidar de él y la niña. ¿Dónde está su sentido común en hacer eso coma a la niña?

  2. allice says:

    Lo que más me gusta es la actitud de la maid, se ve que ella es la que va a llevar los pantalones 😂😂😂😂
    Gracias por el capítulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *