Decidí crear muñecas – Capítulo 16

Traducido por Gatonegro

Editado por Ayanami


El yo de hace dos años atrás, era muy distraído. Aunque sabía todo lo que iba a pasar, en la historia original, fue inútil. Elstat se convirtió en un joven noble y enérgico, gracias a padre.

Fui una idiota por evitar que pensara que era un niño, el cual no podía olvidar su sueño. El Conde levantó una bandera blanca después de confundirme con alguien más. Aunque le pedí al topo que cavara un laberinto subterráneo como precaución para una batalla frontal. Sin embargo, el actual yo, de diez años, es diferente, fufufu~.

Habiendo llegado al Reino Malgaroid de alquimia. Ya no me preocupare o lamentare. —Los recuerdos de mi vida anterior son completamente inútiles. —Bueno, de hecho, Malgaroid es la ciudad natal de uno de los objetivos de captura, el genio alquimista Phillka Louivas.

Su yo de dieciocho años, aún no está en el imperio. Él, todavía está en casa.

Además, la casa Louivas es una rama distante que desciende de la casa Wisp y, se decidió que me quedaré allí. En otras palabras, nos veríamos a menudo, sin importar que… ¡Siéntete libre de utilizar todos tus conocimientos de la historia original! Podía imaginarme una voz diciéndome eso desde el cielo.

♦ ♦ ♦

—Realmente, es genial tener una asistente tan confiable. Gracias a ti hermanita, mi investigación está progresando bien —Phillka acaba de regresar al taller después de terminar su conferencia en la Academia de Medicina Real. Él, es un amigo cercano de mi hermano Tourus, es por eso que me ha empezado a llamar hermanita.

—Veinte pociones verdes, todas son de buena calidad. Con esto, probablemente, pueda comenzar con el experimento —Se dice que Phillka es un gruñón excéntrico y que no permite que nadie ingrese a su taller. Incluido mi hermano Tourus. Sin embargo, la razón por la que se me permite estar aquí, es porque soy algo así como un discípulo.

—Hace demasiado calor afuera —Como de costumbre, sus expresiones, son difíciles de leer, pero parece que está de buen humor. —Me hubiera deshidratado, si no fuera por el pendiente de espíritu del agua que me diste. —Vaya, bromeando de esta forma, a pesar de que el humor no es su fuerte, parece un buen cambio. Bueno, eso es lo que pienso.

—A esta altura, ¿qué tal si te mudas a mi país? Si necesitas que alguien te cuide, deja que mi casa se encargue de eso. El imperio es demasiado pequeño para ti hermanita ¿No es así? —Estoy segura de que esto es solo adulación para alentarme, pero, aun así, cosas como ésta, me hacen sentir bien. Me halaga, haré lo mejor que pueda.

♦ ♦ ♦

La descripción de Phillka Louivas en el juego era esta: él, es un conferencista especial en la Academia de Magia del imperio, con una edad de veintitrés años. Un genio alquimista del Reino Malgaroid, cuyos iluminados ojos son capaces de ver a través de todo lo que se proponga, además, cautiva los corazones de todas las estudiantes de la academia.

Gatonegro
es un papucho, básicamente XD.

Su ruta, consistía en darle consejos a la heroína, desde su experiencia al pasar por momentos difíciles. Del porte, del llamado “adulto”. Hubiera sido genial poder cambiar a la ruta de Phillka, era lo que se decía, en cierto tablón de anuncios*. Pero entonces, “El Concierto del Caballero de la Runa” no terminó ahí. La ruta romántica de Phillka fue como una bomba. Al principio, estaba bien. Ver a alguien, que nunca antes se había enamorado, actuar de forma torpe y perder la compostura, mientras se confiesa de una manera pomposa, podría hacer sonreír a cualquiera de oreja a oreja. Pero, esta ruta es aún más peligrosa. Porque Phillka es un yandere, esa obsesión con la heroína llegaba al punto de arder en celos, solo por el hecho de que ella saludara a otros chicos. Todavía era aceptable hasta que le pide abandonar la academia y casarse con él. Si la respuesta es positiva, entonces, consigues el final feliz. En cambio, si es un rotundo no, solo te podía esperar un impetuoso secuestro y confinamiento. Lo que sigue después, es una desagradable historia de terror, y todo por una mala elección. Si uno sabe todo esto de antemano, definitivamente, se mantendrá alejado de él. No importa cuán genio alquimista sea, nadie lo querría cerca.

Gatonegro
Según yo, está hablando desde la perspectiva de los jugadores en la vida real

No me aleje de él, porque, en el juego, existe otra ruta en donde la heroína y el terminan siendo amigos. Ella, quien recibió los consejos de Phillka termina por convertirse en una gran alquimista y su nombre pasa a la historia, este también se conoce como “El Otro Final”.

No es como si quisiera ser una maestra alquimista, pero el tema que el investiga tiene mucho que ver en el campo de mi magia de muñecas. Si puedo aprender más acerca de esto, definitivamente, lo haré. Además, mis acciones apuntan hacia “El Otro Final”.  Lo importante, es asegurarme de no activar una bandera de amor.

El genio solitario Phillka, quería a alguien el cual pudiera consentir a su corazón, desde lo más profundo. Si yo le mostrara algo como un cariño maternal o tolerancia, entonces, estoy a salvo. Sin llamar mucho la atención y con una sonrisa, intercambié algunas palabras, así, meticulosamente, hice lo mejor que pude con la alquimia. Además de, claro, mantener una distancia.

También fue de gran ayuda el hecho de que fuéramos de la misma casa y que mi hermano sea su mejor amigo. Rápidamente, me convertí en la asistente de Phillka. Todos en la academia quedaron impactados. Después de todo, Phillka, nunca antes, contrató a ninguna mucama o preparo una habitación para alguien más, ésto, debido a su fobia extrema a las personas, un hecho bien sabido por todos.

—¿Tú, estás saliendo con Phillka Louivas? —No fueron una o dos veces las que me preguntaron esto. No, no, de ninguna manera, no, jamás. Esto es increíble. No tengo esa clase de pensamientos, peor aún, sólo tengo diez años. A un chico de dieciocho años no podría interesarle. Incluso si él fuera a perder los estribos y confesarse, he pensado en una buena respuesta ‘Lo siento, pero yo solo me veo como tu hermana pequeña. Nunca pensé en ti como un hombre’.

♦ ♦ ♦

La Altirea de ese momento parecía tener un jardín de flores en la cabeza*. Probablemente, se debió al incidente con Elstat y el Conde, el cual, se resolvió sin grandes inconvenientes. Debido a eso, ella cayó en un error. El pensar que los objetivos de captura no daban tanto miedo, o que no había razón para creer que lo sucedido entre la heroína de quince años y el Phillka de veintitrés, no influirá, de ningún modo, en su yo de diez años y el Phillka de dieciocho. Que idiota fuí.

Gatonegro
Se refiere a que esta tonta, solo piensa en incoherencias.

Sin darme cuenta, aplique el sentido común sobre el matrimonio y el amor de mi vida anterior a este mundo.

—La señorita debería prestar más atención a los sentimientos de las personas que la rodean —Tal vez, Kajero noto esta aura de crisis, mucho antes que yo. Cactus, probablemente, también lo hizo. Después de todo, él, estaba picándome con sus espinas como si intentara decirme algo. ‘Ten más cuidado la próxima vez’ eso es lo que me habrá querido decir.

♦ ♦ ♦

Nota del autor: El próximo capítulo tratará sobre las preocupaciones del joven Phillka.

| Índice |

3 thoughts on “Decidí crear muñecas – Capítulo 16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *