Decidí crear muñecas – Capítulo 20

Traducido por Gatonegro

Editado por Ayanami


—Hee-, mi hermano incluso dejo que alguien se le acercara, huh. Qué clase de anormalidad en el mundo es está… ¿Quizás, ustedes dos están saliendo?

Al principio, solo pude rascarme el cuello, ante el comentario de Feria. Incluso las personas de la academia dicen lo mismo, pero ¿Por qué todos piensan lo mismo? 

—Estas equivocada. Incluso peor, a mis diez años, es imposible una relación con tu hermano de dieciocho.

—Puede deberse a la diferencia cultural. Viaje por muchas tierras, la gente aquí, en Malgaroid, madura, extremadamente, rápido como ves. Incluso hay casos de jovencitas que se casan a los ocho, así que, para mí, no es algo raro pensar en ustedes como una pareja.

Agrégale once a dieciocho y el resultado es veintinueve. Pensé que su madre se veía joven, pero, pensar que ella ni siquiera tiene treinta, cielos.

—Sin embargo, veo que tu no piensas de la misma manera…pero, aún no conozco la opinión de mi hermano.

—E-está bien…eso creo.

Debería haber terminado “El Otro Final” del juego.

—Si una encantadora muñequita fina como tú, se volviera mi cuñada, te daría una acalorada bienvenida con los brazos abiertos. Mejor que eso ¿No quieres ser mi novia?

—Esa es una propuesta tentadora, pero ¿no eres una chica Feria? Ese aro en tu oreja es bonito y elegante.

—Hee~ te diste cuenta. Es tan pequeño que nadie lo ha notado hasta ahora.

La voz de Feria se elevó notablemente, a partir de ese comentario. Hablar con alguien que aprecie el atractivo de una chica modesta, es algo lindo.

También me gustaba eso en mi anterior vida. Como era de esperar, me siento familiarizada con Feria. Después de todo, yo también era alguien que llamaba la atención en la secundaria. Quiero llevarme bien con ella. Bien.

—Feria ¿Estás libre mañana?

—Claro, planeo quedarme un tiempo aquí.

—Entonces ¿Me mostrarías la capital? La verdad, no he hecho turismo aquí en Malgariod desde que llegue.

— ¿Eso significa que aún no has visto “El portal de la Fuente de Res” o “La Plaza de la Estrella en Copa”? Pero que desperdicio, debiste haberlos visitado. Te acompañaré, pero ¿qué hay de la academia?

—Está bien. En realidad, se supone que Phillka dejará la capital por un tiempo.

Él mencionó algo acerca de una reunión con la Asociación de Alquimistas o algo así por el estilo. El mes pasado, se jactó de que no iría, me pregunto cuando cambió de opinión.

—De todas formas, no puedo asistir a la academia por mi cuenta. Así que llegaste justo a tiempo, ya que no sé qué hacer con mis días libres.

—Ya veo, si es así, entonces, déjame acompañarte mañana, supongo.

Y fue así como Feria y yo arreglamos una cita.

—Ahora bien, será mejor que me duerma para mañana. Se está haciendo tarde, me excusare. —Feria se despidió.

— ¿No irás a la mansión?

—Alguien como yo, que ha huido de casa, como verás, no se vería bien si, simplemente, me voy y vuelvo como si nada hubiera pasado. Haré las paces con ellos, cuando mi hermano y mi padre, estén presentes al mismo tiempo. Bueno adiós. —Feria se fue de una manera refrescante o eso sentí.

Su padre estuvo todo el día en la corte, su madre se rehusó a salir de su habitación durante todo el día. Incluso el hermano dejó la capital con la excusa de asistir a una reunión a la que, en un principio, no tenía planeado ir.

Ahora lo sé, la familia de Feria la está evitando por completo. No parece que ella tenga problemas en términos de carácter, pero, me pregunto por qué. La hija que escapó regresó a casa, pensé que tenía sentido que nadie la recibiera, pero…

Más bien, no solo están evitando a Feria, sino que también se evitan entre ellos.

Ha sido un tiempo desde que vine a vivir aquí, pero ni siquiera una vez, vi a la familia almorzar juntos. O que, más dos miembros de la familia, estuvieran juntos en una habitación. Es tan antinatural. Me pregunto porque no lo noté hasta ahora.

Estaba distraída con mis asuntos y no le preste atención a los que me rodean.

Debería ser, al menos, un poco más astuta que la antigua yo, quien recién recuperaba sus recuerdos.

Como cuando puse fin a mi confrontación con el Conde, o conmigo yendo a estudiar al extranjero en Malgaroid. Mientras que mi suerte me guía a un futuro seguro, me fui volviendo cada vez más estúpida…me pregunto si, debido a mí, las muñecas cargaron, con más dificultades y preocupaciones.


El autor tiene algo que decir:

El nombre Phillka deriva del alquimista Fulka Neri. El nombre Feria tiene origen de la mitología Griega Ain Feria.

Pregunta: ¿Qué hubiera pasado con Feria si Alty no hubiera estado entrenando?

Respuesta: Después de borrar su presencia, caminaría cerca de la puerta principal para encontrar que su padre no estaba ahí, entonces, ella solo volvería a la posada.

| Índice |

2 thoughts on “Decidí crear muñecas – Capítulo 20

Responder a Mistral Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *