Decidí crear muñecas – Capítulo 22

Traducido por Gatonegro

Editado por Ayanami


La persona a la que le pedí ayuda para adaptar la ropa a las medidas correctas de Feria fue Kajero. Puede que, de la impresión de ser un potencial señor de la mafia italiana, pero, para mí, él es la mejor opción.

♦️ ♦️ ♦️

Déjenme desviarme un poco del tema.

Se trata del rumor escrito en la carta que fue enviada por mis muñecas en el imperio.

Está escrito que la “vecina del oeste” de la casa Wisp, la segunda hija del duque Rasilez, es una entusiasta fanática de Will Ridel. Lermit Rasilez, de 19 años, parece que habló sobre su ropa favorita, mientras asistía a una fiesta.

—Sabes que el estilo de confección de ropa de la señorita Ridel ha cambiado desde mediados del año pasado, ¿verdad? Antes era ropa de niña, un tanto atrevida, pero ahora, parece ser más discreta.

Qué maravillosa capacidad para notar los pequeños detalles. De hecho, desde el verano pasado, he dejado todo el trabajo de costura a las muñecas artesanas en la mansión.

—Hablando de eso, ¿alguien tiene lo último de Miss Ridel? Desde el comienzo, emite un ambiente diferente. A mis diecisiete años, me sentía realmente incómoda con mi crecimiento, pero estas prendas, lograron robarme el corazón por completo.

Debido a que la señorita Lermit hablaba aquí y allá, las primeras versiones de Will Ridel se vendieron a precios bastante altos.

Pero, para que todo esto sucediera, el mérito no fue solo mío o de las muñecas, Kajero se lleva gran parte del crédito.

♦️ ♦️ ♦️

<<Ha pasado un tiempo desde que trabajé con la señorita, ¿no?>>

A partir de los hilos mágicos, la tela empezó a separarse gradualmente.

—Eh. Pero si solíamos trasnochar juntos, ¿Qué no fue así?

<< ¿Trasnochar? Nunca había escuchado esa palabra antes…>>

—Significa trabajar sin descanso durante toda la noche.

En cuanto a dónde nos encontramos, es una habitación que la propietaria nos dejó utilizar por un momento. Parece ser una conocida del Sr. Hial.

Es una buena idea cambiar el tamaño del vestido, ya que todas las herramientas necesarias están aquí.

Feria corrió al probador después de recibir la apasionada mirada del Sr. Hial, y no creo que vaya a salir pronto, así que opte por dejarla tranquila.

Para cuando se calme, habremos terminado el trabajo. Entonces, le entregaré esto como un regalo. Obsequiando la ropa que tanto desee vestir en mi vida anterior, a una chica que casualmente también me recuerda a mi en ese entonces. No lo sé, quizás, sean esos sentimientos que aún persisten en mí.

Bueno, a quién le importa. Como dijo mi hermano mayor: ’Mientras puedas hazlo, está bien incluso sin una razón para hacerlo’. Pero, entonces, recuerdo que también él engañó a todos con tener un hijo y se volvió un gran problema.

<<Señorita, sus manos han dejado de moverse. Mi parte ya está terminada.>>

Cuando desperté de mi trance y miré a Kajero. Las prendas doblaban su tamaño original. Además, el equilibrio del vestido se mantenía perfectamente. Amo la magia…hacer este cambio en el Japón moderno hubiera sido una molestia. No entiendo ¿Por qué la ropa adorable siempre es tan pequeña?

<<Por favor, hágalo correctamente. ¿Se siente bien señorita?>>

—Oh ¿Qué? no, estoy bien. Gracias por preocuparte. —Gentilmente, acaricie la mejilla de Kajero. La sensación no se parece en nada a acariciar un peluche ordinario, es más similar a la calidez humana. Pense para mis adentros, una vez más, que este es un mundo tan misterioso.

<< ¿Desde anoche? Ha estado perdida en sus pensamientos…>>

—Tal vez, comencé a rememorar mi antigua vida cuando conocí a Feria.

<<son como dos años desde entonces. ¿Te sientes enferma?>> Kajero comenzó a ponerse ansioso.

No sabía qué expresión tenía en su rostro, ya que estaba bloqueado por su sombrero Borsalino.

—No, ese no es el caso. Ahora, continuemos. Arreglaré las correas de los hombros y la cinta, así que por favor encárgate del resto.

<<Entendido.>>

Trabajando juntos, como era de esperarse, apenas nos tomó tiempo…originalmente, Will Rider era el seudónimo que utilizamos con Kajero cuando empezamos a crear ropa. Pero entonces, él marchó hacia Spiril. Bueno, es lo que mi pequeño compañero quería, pero la decisión final fue mía.

<<Quiero crear un lugar que mi señorita sienta real. Para que así pueda vivir su presente y abandone el pasado.>>

En ese entonces, solo podía pensar en mis memorias apenas recobradas. Para poder vivir incluso si la casa Wisp se derrumba, y pensé que estaba mostrando su entusiasmo. No me dí cuenta de las cosas a mi alrededor ¿En realidad era así?


El Autor tiene algo que decir:

Género: romance (princesa cautiva)

Gatonegro
Kajero pregunta esto porque en el texto original Alty utiliza Kanjis que en Japón se utilizan más. Pero, Kajero lo repite en Katakana que es menos popular. Todo esto tiene que ver con el dialecto Nipón y su sistema de letras en el cual no voy a profundizar.

| Índice |

4 thoughts on “Decidí crear muñecas – Capítulo 22

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *