Dokidoki Renai – Capítulo 57: El festival cultural y el mayordomo y el café (5)

Traducido por Bee

Editado por Susibet


—Hasumi, ¿es este uno de los que se pueden guardar?

Estoy separando los ingredientes sobrantes del Butler & Maid Cafe en dos secciones (refrigerados y a temperatura ambiente), para guardarlos en bolsas y cajas. Estos se dividirán en partes iguales con la clase mañana.

—Sí. Pon los que requieren refrigeración en la nevera de la sala de economía doméstica.

—Está bien.

Hasumi y yo estamos ordenando después del Festival Cultural.

Originalmente, la limpieza se llevaría a cabo mañana por toda la clase. Sin embargo, Hasumi, queriendo hacer la mayor parte de la limpieza hoy, incluyendo la de los ingredientes crudos, me obligó a ayudar.

Creo que ella podría ser más indulgente conmigo, que tenía que acompañar a Junya, el Príncipe y Soutarou en el Festival Cultural. Sin embargo, por alguna razón, Hasumi solamente me pide ayuda a mí. Esta tarea por ejemplo. Aunque pudo haber pedido ayuda al representante de la clase, ella me designó por alguna razón. Aunque obedezco, ayudo porque no detesto la limpieza, pero no puedo evitar tener el sentimiento de ser usado.

Inesperadamente, pude disfrutar normalmente el Festival Cultural con el Príncipe y compañía.

Había pensado que Junya conspiraría por mi castidad, el Príncipe lo haría para rechazarme y el Oscuro Soutarou para besarme. Sin embargo, pude disfrutarlo como un amigo normal.

—Oye, Sakurai, ¿con quién vas a ir a la celebración posterior al festival?

—Eh, no lo sé. ¿No puedo ir casualmente con Soutarou y compañía?

— ¿Vas a pasar las celebraciones posteriores al festival con otros chicos? ¿A pesar de que habrá parejas bailando?

Hasumi se ríe un poco en broma, y ​​me observa.

¿Hay una regla de que la celebración posterior al festival de la escuela secundaria se debe gastar en parejas de hombres y mujeres? A pesar de que este es un juego otome, uno debería ser capaz de hacer más que solo el romance. Los estudios, los deportes y la amistad deberían poder animar también la juventud.

— ¿Qué hay de ti, Hasumi, con quién pretendes pasarlo? ¿Soutarou?

—Estoy…

Cuando levanto mi mirada que había estado en mis manos, la imagen de ella se sonrojada profusamente con los ojos mirando hacia abajo a la derecha, aparece en mi campo de visión.

Como el sol ya se está poniendo fuera de la ventana, es posible que la luz del sol haga que la cara de Hasumi se vea roja. La preparación para los fuegos artificiales avanza constantemente en el patio de la escuela. Aunque pensé que era extravagante tener fuegos artificiales en una celebración posterior al festival de la escuela secundaria, seguramente quedará en mi memoria. Me pregunto si seguirá siendo un recuerdo feliz.

Si solo, nada queda para mí. Si solo puedo olvidar a Soutarou, Príncipe, Kaname y todos los recuerdos divertidos, una vez que regrese.

Tal negatividad es un no-no. No es seguro que pueda volver al mundo real, por lo que debería disfrutar de la vida escolar en este momento.

—Sakurai…

—Ah, pero Soutarou puede ir a la celebración posterior al festival conmigo. ¿Quieres unirte a nosotros, Hasumi?

Aunque no es como si hubiera hecho arreglos especiales para pasar la celebración posterior al festival con Soutarou, estoy seguro de que de una forma u otra, él lo pasará con el Príncipe, Kaname y yo [1]. Como los miembros de la “Alianza de los Solteros”, probablemente será una celebración posterior al festival solo de chicos. Sin embargo, tengo la sensación de que de esta manera puedo disfrutar mejor de la celebración posterior al festival.

Una parte de mí lo está anticipando.

Así, acumularé recuerdos tan agradables que me gustaría olvidarlos. Esto es algo para sentirse feliz, y también triste.

Mirándome a la cara, Hasumi muestra una sonrisa preocupada, pero feliz y mueve su cabeza hacia la izquierda y hacia la derecha.

—Está bien. Creo que lo pasaré con Mitsuki.

— ¿Mitsuki no lo pasará con Takayanagi?

—Takayanagi-senpai estará ocupado con el trabajo del Consejo Estudiantil, ¿verdad? Parecía que trabajaba bastante duro para poder recorrer el Festival Cultural con Mitsuki.

Dado que la administración del Festival Cultural de la Escuela Izumino se dejó principalmente a los estudiantes, el Consejo Estudiantil, que se encuentra en el centro, debería estar bastante ocupado. Además, la operación de la celebración posterior al festival es naturalmente el trabajo del Consejo Estudiantil.

—Ya veo. También trabajaste muy duro, Hasumi. Está bien disfrutar al menos de la celebración posterior al festival.

— ¿Qué hay de esa manera condescendiente?

Riendo un poco, Hasumi levanta la caja con utensilios sucios y platos calientes. Yo también, con la bolsa de plástico que contiene los ingredientes, me pongo de pie.

Con esta cantidad de preparaciones, no habrá grandes desastres como la comida pudriéndose y causando problemas, o no poder eliminar la suciedad atascada en los utensilios. Para la limpieza restante, creeremos  en la fuerza de todos y dejémoslo hasta mañana. Nosotros también debemos prepararnos para disfrutar de la celebración posterior al festival y saborear el regusto del Festival Cultural.

— ¡Makooo! Vine a ayudar. Terminemos la limpieza rápidamente y vayamos al lugar de celebración posterior al festival. Parece que están distribuyendo jugos y bocadillos gratis.

—Lo que se puede obtener gratis debe obtenerse, ¿no?

Soutarou, Kaname y el Príncipe entran ruidosamente al aula.

El Príncipe, que es más glotón de lo que parece, está masticando pan de melón. Además, sostiene el pan con ambas manos como una ardilla y lo mastica sin expresión.

—Ya casi termino, así que esperen un poco.

— ¿Qué queda por hacer? Ayudaré.

Soutarou se acerca a mí con una sonrisa brillante y levanta casualmente la bolsa de plástico que tengo en la mano.

Si hay un hombre y una mujer, primero debes levantar la carga de la mujer, que es la de Hasumi. Aunque Soutarou es un niño parecido a una madre, que es fundamentalmente amable con las niñas, puede ser desconsiderado en áreas como esta.

—Ah, mi bolsa de plástico debe ser guardada en la nevera. Los utensilios de la caja de Hasumi deben lavarse antes de devolverlos a la caja y guardarlos en el aula.

—Eso es correcto. Con los 5 de nosotros, creo que se puede completar en poco tiempo. Pueden llevarse a Sakurai después de eso.

—Llevarse… oye, no soy un objeto.

Incluso ordenar es divertido cuando se hace con todos. La existencia de amigos es realmente extremadamente importante.

Terminando con la limpieza, antes de que nos demos cuenta, ya se hicieron las 6 de la tarde. Quizás porque se acerca el invierno, el cielo ya está empezando a oscurecerse.

— ¡Bien entonces, vamos al patio de la escuela! ¡Hay que obtener el jugo gratuito!

Con un puño arriba, Kaname nos deja atrás, corriendo al patio de la escuela. Detrás de él sigue el Príncipe en una caminata rápida,y con sus ojos brillando. El Príncipe ama los bocadillos y las cosas relacionadas con la comida después de todo. Sin embargo, corriendo cuando son atraídos por la comida, los dos son como niños.

—Consigamos jugo y bocadillos gratis también, Soutarou.

—Las buenas cosas serán tomadas si no nos damos prisa, ¿eh?

El dúo ya está lejos y solo podemos ver sus espaldas.

Como no parece que podamos alcanzarlos, incluso si empezamos a correr detrás de ellos ahora, Soutarou y yo decidimos caminar despacio tras ellos. De todos modos, tenemos el mismo destino, así que no hay duda de que nos volveremos a encontrar en el patio de la escuela.

— ¿Qué bebidas había?

—Creo que había té, bebidas deportivas y refrescos.

—Jugaré a lo seguro y tomaré té.

Aunque las cifras de los estudiantes pueden ser escasas. Viendo en el patio de la escuela, casi no hay nadie. Es difícil afirmar que puedo ver bien la cara de Soutarou en este pasillo sombrío donde las luces y la electricidad están apagadas.

Folletos que se tiran, carteles que terminan atascados, aulas decoradas. Todos ellos son restos del Festival Cultural. Me siento nostálgico, recordando los 2 días del Festival Cultural y la preparación para ello.

—El Festival Cultural fue divertido, eh.

—Lo fue. Sin embargo, no pude pasar mucho tiempo contigo, Soutarou.

—Vamos a pasar más de ellos juntos el próximo año, en ese momento, quiero recorrer el Festival Cultural con Mako aún más y no solo por una hora.

El Festival Cultural de este año es el último. Tengo un lugar al que debo regresar en marzo del próximo año. Sin embargo, hay un fuerte sentimiento de querer participar en el Festival Cultural nuevamente el próximo año.

—Sí. Sin embargo, la Navidad en las vacaciones de invierno y la floración de la flor de cerezo del Año Nuevo vienen antes del Festival Cultural del próximo año, ¿no es así?

—Ah, es cierto. ¿Dónde deberíamos ir durante las vacaciones de invierno? Definitivamente quiero ir a la primera visita al santuario de Año Nuevo.

Soutarou habla felizmente de sus planes para las vacaciones de invierno.

Yo también tengo muchos lugares a los que quiero ir en las vacaciones de invierno. También quiero ir a la primera visita al santuario de Año Nuevo con todos.

—… Oye, Mako, ¿te estás transfiriendo de escuela el próximo año?

— ¿Eh?

—Siempre haces una mueca de tristeza después de los eventos y cada vez que intento hacer planes para el próximo año, los esquivas.

Soutarou tiene un lado distraído y aburrido. Sin embargo, debido a que repentinamente dice cosas que golpean la marca, no se lo puede tomar a la ligera.

El próximo año, iré a un lugar más alejado de lo que lo haría si estuviera transfiriendo de escuela. A un lugar donde nunca podremos encontrarnos de nuevo. Independientemente de si lo deseo o no.

—Eh, nah, no es así.

— ¡Si es así!

Soutarou agarra mi brazo. Cuando me doy vuelta, Soutarou me está mirando con una expresión seria. Es incómodo.

Los dos nos quedamos inmóviles en medio del pasillo, en silencio mientras el tiempo pasa lentamente.

Sin estar segura de cómo pasar el tiempo tan silencioso que resuena en mis oídos, me quedo mirando mis propios dedos. El primero en romper este tiempo demasiado silencioso es Soutarou.

La voz suave habitual que resuena dulcemente, pierde su gentileza y dulzura, ahora simplemente resuena rotundamente.

—Si es así, ¿por qué?

No hay manera de que pueda decirle la razón. Incluso si le digo, ¿qué debo decir?

Este es el mundo de un juego otome y me transportaron aquí desde el mundo real. Por lo tanto, volveré cuando el juego termine el último día de marzo. ¿Quién me creería si digo eso? Sólo pensarán que no estoy cuerdo de la cabeza. Definitivamente no me creerán aunque les diga.

Sin embargo, tengo sentimientos de querer decirle la verdad a Soutarou y hacer que él me crea. Por lo tanto, estoy empezando a dudar y no saber qué hacer.

—… Te lo diré el 31 de marzo. Sin embargo, sí quiero estar contigo y el resto.  El año que viene y el año siguiente.

—No puedes decirlo hoy, eh.

—Sí… Hay algo que estoy escondiendo de ustedes. No es algo que pueda decirle fácilmente a alguien y no es algo creíble. Sin embargo, definitivamente lo diré el 31 de marzo. Por favor, espera hasta entonces.

Soutarou de repente se ríe.

—Lo tengo. Esperaré hasta entonces.

—Sí, lo prometo.

—Sólo recuerda esto. Te aceptaré sin importar quién seas, Mako. Definitivamente te creeré sin importar lo que digas.

Incluso si digo que soy un humano de otro mundo, Soutarou seguramente lo aceptará con una sonrisa. También me creerá. Ese es el tipo de persona que es Soutarou.

En ese momento, un gran sonido de Dom proviene fuera de la ventana. Sorprendido, miró reflexivamente por la ventana. Se están lanzando los grandes fuegos artificiales. Brillantes y coloridos fuegos artificiales que colorean el cielo.

—Wow, … es bonito.

—Sí, es hermoso. Gastaron más dinero de lo esperado.

—Para poder verlo solo con Mako, siento que de alguna manera me beneficié.

Una sonrisa relajada aparece en la cara de Soutarou.

Unos ojos suaves y caídos me miran. Una mano angular y grande agarra mi mano con fuerza. La amable y dulce voz solo me habla. Apestando un poco a sudor, el olor a fruta barata de su antitranspirante me hace cosquillas en la nariz.

Mis 4 sentidos ahora están dominados por Soutarou. Solo necesito que me besen ahora y recordar el gusto de Soutarou, para que los 5 sentidos se transformen en suyos.

— ¡AH! ¡Por qué ustedes dos están coqueteando~!

— ¡Makoto!

Kaname y El Príncipe, que sacaron jugo y bocadillos, corren hacia nosotros.

—No estamos coqueteando.

— ¡Las excusas son inútiles! ¡Adelante nosotros a la celebración posterior del festival en el aula! ¡Yay!

— ¿’Yay’? …

Este puede ser el Festival Cultural más agradable que he tenido.

Incluso cuando he regresado al otro mundo, cada vez que veo un Festival Cultural, probablemente recordaré este momento en innumerables ocasiones.

Estoy feliz, pero me duele mucho. Odio a todos en este mundo, que me da tantos recuerdos que son tan felices que quiero olvidar y que aún no puedo tirar. Los odio porque los amo.


Notas.

[1] La prima también tenía Hasumi pero estoy bastante seguro de que fue un error tipográfico.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *