Dokidoki Renai – Capítulo 65: Mitsuki, Makoto y la Verdad (2)

Traducido por BeeMiracle

Editado por Susibet y Ayanami


Soutarou y yo conversamos, mientras esperamos que termine el año.

Ahora, son las 23:45. El año terminará pronto. Soutarou y yo, nos dirigimos al Santuario Sakaki desde el restaurante familiar para la primera visita al santuario del Año Nuevo. Ni siquiera nos tomará 10 minutos llegar al Santuario Sakaki desde este restaurante familiar.

—Hace frío, ¿eh?

—…Sí.

Tomé la mano de Soutarou suavemente. Su temperatura corporal se siente muy cálida, como la de un niño.

Los dos caminamos, inquebrantables, por el camino oscuro. La pequeña luz fluorescente en el espacio entre los callejones es demasiado débil para brillar sobre los dos.

El camino continúa muy por delante, uno puede llegar a su destino en algún momento si sigue caminando. Mi ansiedad, ahora, es demasiada. Incluso si dejo de pensar, puedo llegar al final que imagino, sí, de alguna manera, me dirijo a un buen lugar.

Por ejemplo, obtener el poder de viajar entre este mundo y el otro a mi antojo, tener la capacidad de ser hombre y mujer, y vivir feliz con Soutarou y todos. Tengo ese sentimiento

Mago, hada, Dios, sea quien sea, creo que, de alguna manera, convertirán este final en algo feliz.

— ¿No sería bueno si pudiéramos ir juntos a la primera visita al santuario el próximo año y el año siguiente también?

Cuando levanto la vista, veo a un tímido Soutarou. Una vez que pienso en que esta sonrisa brillará en mi cabeza cada vez que recuerde a Soutarou después de regresar al otro lado, me es imposible soportarlo.

No solo Soutarou. Kaname, el Príncipe, Mitsuki y Hasumi también. Podría llegar pensar “No debería haber vuelto a algo como la realidad” cuando los recuerde. Podría pensar “No tendría pensamientos tan amargos si me hubiera quedado en el mundo de Hearthrob Love Revolution”, repetidamente.

No, definitivamente, lo pensaré. Porque todos los humanos siempre encontrarán a las cosas que perdieron como las más bellas.

—Me traerás incluso si me niego, ¿verdad?

Si tan solo pudieras ir a la realidad para traerme. Aunque sé que tal cosa es imposible, termino aferrándome a un hilo de esperanza.

Me abraza fuertemente, mostrándome una sonrisa como la de un perro amable. Su fuerza hace que mi columna vertebral parezca que está a punto de romperse, pero me olvido de querer llorar, en lugar de sonreír con exasperación.

—Por supuesto. No solo yo, todos irán a buscarte.

Solo esas palabras son suficientes.

Aunque las emociones románticas de los jóvenes, pueden ser como el simple sarampión, al menos, en este momento e instante, me está apreciando, eso es todo lo que necesito

Si no pienso así, dudaré en volver al otro lado. Incluso por la fuerza, debo aceptar el estado de las cosas o, probablemente, lloraré con una fea y fuerte voz.

—Estaré esperando. Siempre estaré esperando a que vengas a buscarme.

Creo que Soutarou me gusta mucho más de lo que creí.

Es en este momento. Sintiendo mareos intensos, inmediatamente, me desmoroné y senté en el acto. Palpitaciones violentas, dolor en las articulaciones, mareos y náuseas, no podía permanecer de pie. He tenido estos síntomas antes. Son los síntomas que tuve cuando me transportaron aquí. Esa es…la sensación de pasar la barrera del espacio.

No me digas, ya estoy volviendo.

No, ¡no quiero volver todavía! Esto es muy cruel. Traer a la fuerza a alguien aquí cuando se niegan y devolverlo a la fuerza cuando comienzan a disfrutarlo. Tomarlo cautivo y encerrarlo, ¿no es un delito?

Bien por mí, disfruté de mi viaje de género a otro mundo… ¡como si estuviera feliz con eso!

No quiero volver. Quiero vivir en el mismo mundo y al mismo tiempo que Soutarou y mis preciosos amigos. Me gusta esto. A una distancia tan cercana en la que puedo sentir la temperatura de su cuerpo, ver, escuchar y tocar lo mismo, quiero un final feliz como en los cuentos de hadas.

Sintiendo mareos intensos como si mi cabeza se sacudiera directamente, vomito casi inconscientemente en el acto. No gracias, no quiero convertirme en geroína[1] después de todo este tiempo.

— ¡¿Mako?! ¿Qué pasó, estás bien?

—Un…estoy bien.

El mareo se calmó un poco y me las arreglé para levantarme inestablemente.

Gracias a dios. Todavía soy hombre. Todavía tengo la apariencia de Sakurai Makoto.

Pero, parece que sólo es cuestión de tiempo antes de que vuelva a ser mujer o regrese al otro mundo. En ese caso, probablemente, debería, al menos, despedirme de Soutarou y decirle adiós como un hombre apropiado.

—A mí (ore) me gusta Soutarou.

—Eh, un.

—Me gusta mucho la ternura y amabilidad de Soutarou. Aunque a veces puedes ser astuto.

Quizás, encantado de haberle dicho que me gusta, pop, sus orejas de perro crecen y se mueven enérgicamente. Aunque acabo de decir que es astuto, las mejillas de Soutarou están ligeramente teñidas de bermellón, mientras, tímidamente, toma la pose de mi cabeza está herida y me mira con los ojos hacia arriba.

Mi corazón se aprieta reflexivamente al mirar esa figura. Puede que haya dicho esto repetidamente, pero soy extraordinariamente débil con este tipo de chico astuto. Incapaz de soportar su ternura, pero también sintiéndome triste, hay un dolor agudo en el centro de mi corazón, como si la flecha de Cupido lo atravesara.

Incapaz de soportar mis sentimientos, sostengo las mejillas de Soutarou entre mis palmas y lo atraigo hacia mí.

¿Qué cara hará Soutarou si digo que tengo ganas de besarlo?

Sin embargo, justo antes de besarme, recuerdo que estaba a punto de vomitar antes. Me calmo, porque creo que será desagradable el ser besado por esta boca.

—… ¿Puedo ir al baño un momento? Quiero hacer gárgaras.

—Eh, ¿qué pasa con el beso…?

El extremadamente decepcionado Soutarou puede ser muy lindo, pero eso no significa que lo haré.

—Como es de esperar, no es agradable el pensamiento de un beso después de casi vomitar.

— ¡No me importa!

—A mí sí. Regresaré inmediatamente, así que espérame.

Debo enjuagar mí boca para besar. No me gusta cómo parece que estoy ansioso por besarlo, pero no se puede evitar.

Además, el interior de una boca que casi vomita, seguramente, se sentirá asqueroso.

— ¡Entonces, iré contigo! Estoy preocupado.

—Vamos al baño juntos, ¿acaso somos chicas? Está bien. Ven a ver si no regreso después de 10 minutos. Eso está bien, ¿verdad?

Soutarou asiente con visible renuencia.

Al entrar en el baño público del santuario, hago gárgaras en el lavabo. Aunque me siento un poco indispuesto a llenarme la boca con el agua del lavabo de un baño público, en este momento, no puedo ser selectivo. Decido pensar que es agua del mundo de un juego otome y que está limpia donde sea.

Cuando levanto la cabeza, después de hacer gárgaras, veo mi imagen, lo habitual. La persona que es el hermano mayor de Mitsuki, Sakurai Makoto.

En el mismo momento en que me siento aliviado, una vez más, sufro un ataque violento. Pensando en que quiero sentarme en algún lugar por un momento, me siento en el asiento del inodoro de un puesto privado. Junto con mareos, como si el mundo girara, el dolor recorre mis articulaciones como si estuvieran presionadas por la fuerza, desde arriba y desde abajo.

Es posible que algún tipo de autoridad esté tratando de devolverme a mi forma original.

Vuelvo a caminar, tambaleante, hacia el lavabo, cuando el ajuste se calma. Levantando tímidamente la cabeza, ahora, hay una chica que es el epítome de lo común, mirándome con una expresión asustada.

Aunque deseaba volver a ser una mujer y regresar al otro mundo, ahora que ya no soy Sakurai Makoto, siento una tristeza inconmensurable.

Sin embargo, parece que sigo en el mundo de Hearthrob Love Revolution. Este baño sigue siendo el baño público en el que estaba ahora, y la ropa en mi cuerpo es lo que he estado usando. Es muy holgada y apenas está unida a mí. Sin embargo, la cintura es casi del tamaño correcto…mi cintura, cuando era un chico, era considerablemente delgada, ¿eh?

—Pero…por qué, solo el cuerpo…

No sé por qué solo mi cuerpo volvió a su forma original, pero esta situación es extraordinariamente inoportuna.

Ahora, una mujer desconocida está en el baño en el que Sakurai Makoto entró hace un momento, además, está vistiendo la ropa de Sakurai Makoto. Si Soutarou ve esto, definitivamente, estará desconcertado.

No puedo usar la salida del baño donde Soutarou me está esperando, así que salgo por la ventana. Soy la peor por irme sin previo aviso, pero no puedo explicar esta situación.

BeeMiracle
podría mandar un mensaje

Está a una altura en que podía subir fácilmente cuando era hombre, pero ahora me falta altura y fuerza. Patético.

—Por el momento, a Subaru…

De alguna manera, después de escapar del baño, me contacté con Subaru. Inicio la aplicación, mientras rezo para que no se trate solo de que Subaru regresó al mundo original. Subaru me contesta inmediatamente en cuanto la llamé.

—Subaru, yo [watashi]*…Makoto…volví a mi forma original. Ya no soy Sakurai Makoto…

Ayanami
*Recuerden que el idioma de Doki Doki es un japonés algo distinto, ahora ha comenzado a hablar, de nueva cuenta su japonés natural

— ¡Wow! Mako, esta es tu voz de niña, ¿no? Ya veo, regresaste. ¿Dónde estás? No puedes volver a la casa de los Sakurais como mujer, ¿verdad? Por ahora, ven a mi casa.

—Un…un, Subaru, gracias…

Aún sin saber qué haré a partir de ahora, me dirijo a la casa de los Yurino con vacilación.

Quiero ver su figura por última vez. Mirando a Soutarou desde la distancia, todavía me está esperando. Mirando el cielo nocturno, mientras se frota la punta de los dedos como si tuviera frío.

―Terminé, lamento haberte hecho esperar. Si tan solo pudiera decirle eso.

Si es Soutarou, tal vez, se dé cuenta de que soy Sakurai Makoto. Sin embargo, es demasiado doloroso si él no se da cuenta. Quiero volver, mientras guardo mis bellos recuerdos, mientras son de ese modo. Incluso si estoy siendo egoísta.

—Soutarou…en verdad…me gustas.

El perfil lateral de Soutarou. La manzana de Adán, el hombro, la cintura, el brazo, la palma y el pie. ¿No dice la gente que las nuevas parejas están intoxicadas? Acabamos de empezar a salir hace una semana. ¿No crees que es demasiado cruel romper después de una semana, Señor Poder Invisible?

Una señal de amor, que no se puede escuchar al separarse, es como un trágico aspirante a heroína. Dando una leve sonrisa irónica a tal yo, apunto a la casa de los Yurino.

¿Mi cuerpo comienza a prepararse para irse poco a poco?

¿Cuánto tiempo pasará antes de que regrese por completo al otro mundo?

Hay demasiadas cosas que no sé, que pasan de la tristeza a la irritación. Es por eso que habría sido fácil de entender si aparece un Dios entusiasta típico de los viajes a otro mundo, o si este fue un viaje de reencarnación donde se me concedió un truco después de morir en un accidente inesperado. Ah, ¡esta no es una queja! Hay una parte emocional en mi opinión justo ahora. Me disculpo.

Mi ritmo se acelera gradualmente. Lágrimas calientes caen por mis mejillas. Las lágrimas que no se detienen, incluso cuando me limpio y me limpio, son molestas. Pero, puedo llorar porque ya no soy un chico. ¡Ahora soy una chica frágil!

Ah, al menos deberíamos habernos besado al final. Debido a que un beso completamente romántico, con el sabor del ácido del estómago, debería ser algo que Soutarou nunca volverá a probar por el resto de su vida. Sería bueno si se acordara de mí, junto con su peor recuerdo. ¡Ese tipo…sería bueno si se acuerda de mí cada vez que quiera vomitar!

Porque, definitivamente, no podré olvidar a Soutarou, así que eso debería hacernos iguales.


[1] Juega en ‘heroína’. Un personaje femenino con una escena de vómito.

| Índice |

One thought on “Dokidoki Renai – Capítulo 65: Mitsuki, Makoto y la Verdad (2)

  1. Yinett says:

    Oh por Dios, esto si no lo vi venir, me imagino la escena de Mako versión femenina :v saliendo por la ventana de un baño público de hombres con ropa de hombre valga la redundancia 😂. Pero pobrecito Soutarou se le va a quedar esperando. En serio no puedo esperar al siguiente cap. Muchas gracias por traernos esta gran historia.
    PD: la última parte me hizo reírme como foca epiléptica XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *