El Conde y el hada – Volumen 2 – ¡Cambio! Mini Drama 2: El plan de un caballero

Traducido por Den

Editado por Meli


El plan de un caballero

Nico: ¡D-Dame un respiro!

Edgar: Raven, no dejes que se escape.

Raven: Sí, milord.

Nico: U-Ustedes… ¿sus almas han cambiado de cuerpo?

Edgar: Gracias a tu brebaje.

Raven: Le ruego que me disculpe, señor Nico.

Nico: ¡No, soy un gato! ¡Suéltame ya!

Edgar: Si accedes a no huir, te prometo que te trataré como un caballero. Raven.

Raven: Sí. Lo lamento, señor Nico.

Nico: Está bien Raven. Después de todo, solo estabas siguiendo la orden de tu maestro.

Raven: Señor Nico.

Edgar: Es raro que alguien trate a Raven como una persona en lugar de como un sirviente o como la encarnación de un espíritu maligno. Para ser el gato de una Doctora de Hadas… Parece que en verdad eres un caballero.

Nico: ¿Q-Qué pasa?

Edgar: Ahora bien, comencemos con lo que tienes que decir sobre ese brebaje secreto de hadas.

Nico: N-No es nada importante. Es sólo una cosita para que las hadas se diviertan cuando gastan bromas. Así que pronto regresarán a la normalidad. ¿No es suficiente? ¡Ya déjame volver con Lydia!

Edgar: Quiero que tengamos una conversación de caballeros sin la dama, Nico. Por cierto, es inútil esperar la ayuda de Lydia, ¿no es así, Raven?

Raven: Sí, milord. La señorita Lydia está profundamente dormida.

Nico: Ustedes… ¡¿qué le hicieron a Lydia?!

Raven: Nada.

Nico: ¡¿Qué le hicieron?!

Edgar: Solo le dimos el somnífero que trataste de hacerme tomar.

Nico: ¡¿Un somnífero?!

Edgar: Qué grosero. Solo es algo para ayudarla a dormir.

Raven: No hay nada de qué preocuparse. Es suave y recetado por un médico.

Nico: ¡El caso es que le dieron algo así!

Edgar: ¿Oh?

Nico: ¡Ugh!

Edgar: Nico ¿eres alguien para decir eso?

Nico: ¡C-Como si pudiera dejar a Lydia en manos de tipos tan sospechosos como ustedes!

Edgar: Hmm… Parece que eres todo un caballero.

Nico: No soy un caballero, soy su compañero.

Edgar: Eso es cierto. Pero también eres un caballero.

Nico: Podría ser… ¿que eres más comprensivo de lo que pensaba?

Edgar: ¿Me darías un poco del brebaje secreto de hadas que solo tú puedes hacer? Eso es. ¿Qué tal a cambio de estos gemelos? Son amatistas [1]

Nico: Oh, ¡wow!

Edgar: ¿No son hermosos? Son una parte necesaria del vestuario de un caballero.

Nico: ¡¿D-D-D-D-De qué estás hablando?! ¡No puedo darle algo así a un humano!

Edgar: Tengo una colección de vinos añejos en mi residencia en Londres.

Nico: H-Huh… Eso es bastante impresionante.

Edgar: Tengo la costumbre de coleccionar cosas raras. Entonces, ¿qué dices? Podrías llamar elixires mágicos humanos a los mejores vinos añejos. Solo estamos intercambiando artículos parecidos. ¿No estás de acuerdo?

Nico: B-Bueno… Bueno, sí.

Edgar: Raven, ponle esto al hombre.

Raven: Señor Nico, le quedan muy bien.

Edgar: Tienes razón. Como si fueran para ti.

Nico: ¿En serio? Hmm, sí. ¡Tienes razón! ¿No me quedan bien? Aw, hombre. Supongo que está bien. Aquí tienes. Pero esto es todo lo que me queda.

Edgar: Eso es suficiente.

Nico: ¿Eh?

Edgar: Vamos, Nico. Los humanos son mucho peores que las hadas. Es hora de castigar al bromista. Ja, ja, ja, deberías aprender por ti mismo los efectos del brebaje secreto que hiciste.

Nico: ¡O-Oye, corta el rollo!

Edgar: Ja, ja, ja, entonces, ¿quién se va a convertir en quién ahora? Las posibilidades son una de cada tres. Son probabilidades bastante buenas.

Nico: ¡Oh no, Lydia! ¿Por qué te despiertas justo ahora? ¡Mantente alejada de aquí!

Edgar: Hmm, eso no es bueno… Incluso si tengo suerte y cambio de cuerpo con Nico, no tendrá sentido si Lydia termina cambiando de cuerpo con otra persona.

Nico: ¿Por qué tú…? ¡¿Era eso lo que estabas tramando?!

♦ ♦ ♦

Edgar: Bueno, entonces, mi linda dama, volvamos a vernos en el volumen 3. Besaré a la dama que logre adivinar quién cambia de cuerpo con quién…

Nico: ¡Lydia, te dije que no vinieras aquiiií…!

Edgar: Continuará…

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *