El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 140: Crimen y castigo

 Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Con la ayuda de los guardias, atrapamos a todos los involucrados en este incidente. Incluso antes de que llegaran, los culpables ya estaban restringidos y no tenían forma de escapar.

Una lucha entre familias por mujeres… es lo que decía el informe de Tanya sobre la causa del incidente. Eso es lo que dijeron los miembros de la familia Boltique a los guardias.

Probablemente, fue en un esfuerzo por resolver las consecuencias de este incidente que vinieron a investigar por sí mismos y finalmente manejaron el problema.

Aparte de eso, la familia del Duque había sentido algo mal y llevó a cabo su propia investigación secreta. Los guardias que habían sido capturados, fueron rescatados entonces.

En resumen, los rumores de que este incidente estaba relacionado con la familia del Duque eran completamente infundados.

Aunque luego habría control de daños, fue genial que se terminase resolviendo todo de una sola vez.

Y entonces, llegó el momento de cumplir mi promesa al hombre en medio de todo esto, Dida. Pero después de una primera charla, todo lo que pudimos hacer fue decidir que hablaríamos dentro de tres días.

Eso se debió a que, como parte involucrada, Dida tuvo que escribir un testimonio y visitar el hospital para ver si existía algún problema físico con él.

—…Me disculpo.

Eso fue lo primero que dijo. Aunque fue un poco grosero de mi parte, me quedé atónita, sin responder.

Esto no estaba dentro del carácter normal del personaje de Dida.

Fuera de bromas…

— ¿Por qué te estás disculpando? —Le pregunté.

—Todo. Si no fuera por mí, todo esto no habría sucedido en absoluto. Debido a que un sirviente humilde como yo fue descubierto por Dorsen y quedó atrapado en los rumores y las peleas, sus opciones de acción para resolver el problema se redujeron. Al final, tanto lo de Dorsen moviéndose con libertad obstruyendo sus planes o todo el asunto con Terry, terminó teniendo que resolverlos. Ninguna de mis acciones correspondía a la de un guardia personal. Aun con los miembros de la familia Boltique involucrándose, es imposible decir que no tuve nada que ver con el problema, incluso si fui liberado de la responsabilidad. Así que, incluso si soy exiliado, no tengo ninguna queja.

Su sincera respuesta me hizo sonreír.

—Dida, lo único por lo que deberías disculparte en este momento es por haberme hecho preocupar por ti.

Mi respuesta hizo que los ojos de Dida se agrandaran.

— ¡Pero…!

—Si no estuvieras aquí, no sabría cómo habría sido todo. Conozco tu pasado, pero incluso sabiendo eso, te he mantenido a mi lado. Si no estuvieras aquí, entonces mi único guardia confiable y excelente sería Ryle. En ese caso, no podría irme libremente de casa y mis políticas podrían haber avanzado con la actual velocidad. Humilde, esa es la palabra que usaste… Pensé que los resultados de la investigación sobre el juicio de los ciudadanos sobre este caso y tu participación, te serían alentadores. Siempre has sido tan decisivo en tu acción. Parece que yo soy quien ha hecho un juicio fallido al dejarte venir solo a ocuparte. Y todo con Terry… Fui yo quien elegí involucrarme, así que no tienes porqué disculparte.

—Pero… todavía no puedo perdonarme.

La respuesta de Dida fue completamente seria. Suspiré y le sonreí.

— ¿No has recibido ya tu castigo, Dida? —le pregunté. —Creíste en Terry y fuiste capturado. Intentaron convertirte en una mala persona mediante rumores, ¿no es suficiente?

Lo que dije a continuación hizo que los ojos de Dida se abrieran aún más.

—Ser traicionado por alguien en quien confías… Conozco ese dolor. Aunque hay una diferencia en el grado específico, creo que el dolor que sufres dentro es probablemente el mismo.

Entre él y yo, ¿quién había sufrido más?

No planeaba plantear una pregunta estúpida como esa.

No tenía sentido.

Yo no era él, y él no era yo.

Qué tipo de actitud tenía hacia la persona que lo traicionó… no se puede expresar con palabras.

Para Dida, Terry era importante.

Quería hablar más sobre Terry, pero la sonrisa abatida de Dida me hizo rechazar la idea.

Cuán profundamente estaba sufriendo… no podía saberlo.

Comparado con lo que sufrí, quizás él sufría aún más.

Así que el hecho de que pensé que podía entenderlo, podría haberlo hecho sentir infeliz.

Pero he experimentado ambos tipos de dolor.

Y sabiendo eso… No creo que necesite de otro tipo de castigo por este asunto.

—Si aún no puedes perdonarte a ti mismo… entonces ponte mayores exigencias cuando trabajes. Si todavía quieres irte después de lo que pasó, no te detendré.

Ryle ya estaba siendo admirado por la orden de caballeros y los militares. Después de este incidente, Glaus también querría a Dida.

Tenía muchos lugares para trabajar si quisiera un cambio.

Esa fue una expresión de su talento.

—No… Solo quiero trabajar para usted.

—Gracias. El hecho de que tengas esa intención es suficiente.

Dida bajó la cabeza.

No pude ver su expresión, así que volví a hablar.

—Estoy feliz de que estés a salvo. La idea de que nunca podría volver a escuchar tu brillante voz… Siguen apareciendo ese tipo de feos pensamientos en mi cabeza. Sólo descansa hoy. Espero poder verte mañana tal como lo he hecho en el pasado.

—Está bien.

Al ver una sonrisa aparecer en su rostro, di un suspiro de alivio.

Después de que Dida se fue, Tanya puso varios informes delante de mí.

— ¿Ha respondido el sacerdote Ralph?

—Sí. Su respuesta está aquí.

Tanya extendió el sobre, y lo tomé.

—Solo miraré esta carta y estos documentos por ahora, entonces… Tanya, deberías relajarte más.

— ¿Milady?

—Aún tienes mucho qué decir, ¿verdad? Has estado preocupada por Dida. Puedo notarlo.

Tanya frunció el ceño ante esto.

—No es nada, yo…

Su voz sonaba rígida. Al final, no pudo dar una respuesta apropiada.

Que obstinada. Le entregué un archivo a ella.

El contenido era los informes de Ryle sobre su investigación de la guardia del este.

Tenía que volver a mi trabajo, pero esto era algo que necesitaba saber ahora mismo.

— ¿Puedes darle esto a Dida?

—…Bien…

Tanya tomó el documento de mala gana y salió de la habitación.

Al verla partir, mi mirada se posó en la carta del Sacerdote Ralph.

—Ah, tan alerta como siempre. Qué respuesta tan rápida. Ya es hora de que comencemos a movernos también.

Murmurando esto, doble el papel.

♥ ❤ ♥

| Índice |

4 thoughts on “El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 140: Crimen y castigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *