El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 154: Trabajo (2)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


—Tienes una gran perspectiva. Si es posible, casi quiero reclutarte a nuestro lado. En comparación con un comerciante, parece que estas cuestiones se asemejan más a un funcionario.

—Asistí a la escuela de acuerdo con las órdenes de mi padre. Aunque lo que estudiaba era negocios, ocasionalmente asistía a cursos del gobierno para escucharlos. Estaba bastante interesado en el tema.

—Ah… ¿Es eso así? Je, esa academia parece estar haciendo su trabajo. Si ese es el caso… ¿tienes más tiempo? Quiero llevarte a la conferencia general.

—Oh, ¿estaría bien?

Sus ojos brillaban mientras hablaba apresuradamente.

—Sí.

Los contenidos de la conferencia estaban en el papel en su mano. No había nada allí que fuera confidencial de todos modos.

—Rehme, ayúdame a preparar un asiento extra.

—Entendido.

Cogió una silla de la oficina. Unos minutos después, volvió a decirnos que los preparativos estaban completos.

Me puse de pie y lo acompañé ahí.

Había un edificio completo en nuestra tierra que se creó específicamente para tratar asuntos territoriales.

Muchos funcionarios se apresuraron a completar su trabajo.

El comerciante que caminaba detrás de mí, admiraba esta escena con interés.

Llegamos a la sala de conferencias, donde ya estaban sentados cinco ancianos y dos oficiales.

—Todos, gracias por estar aquí hoy. Apurémonos y comencemos la reunión. Por favor, lean primero los documentos establecidos ante ustedes. Si tienen alguna idea, por favor háganmelo saber.

—El progreso es tal como se imaginó. Lo he confirmado en persona, es exactamente como las demostraciones.

—Pero, ¿no sería mejor si este lado de la presa se construyera más rápido también? A este ritmo, solo cargará al otro lado.

Los cinco ancianos conversaron entre ellos de esta manera mientras leían el informe de progreso.

Para mí, había tanto que no entendía.

Incluso empecé a lamentar no haber estudiado más del conocimiento de Japón… y su tecnología.

Pero no tuve tiempo para detenerme por puro arrepentimiento.

Sólo tenía dos manos, dos ojos, un cerebro. No era más que un humano normal, y no podía empezar a aprender todo a partir de ahora.

Es por eso que reuní a tantas personas conocedoras para compensar lo que me faltaba.

Cada uno tiene diferentes intereses y talentos. Lo que hace que la persona busque más información, también es diferente de una persona a otra.

Lo que quería decir era que, incluso sin prestar mucha atención al cuidado de las inundaciones, todavía habría personas con el talento para verificar, investigar el pasado y personas que podrían empujar esa agua hacia las tierras agrícolas.

Este fue el grupo que he reunido, para animarlos a comunicarse acerca de todo esto.

Afortunadamente, después del establecimiento de la academia, los buscadores de conocimiento han tenido un tiempo mucho más fácil en general.

Más bien, el crédito fue para el director que creó esta academia y abrió una biblioteca pública.

Esta fue la décima vez que tuvimos una conferencia como esta. Pero las primeras veces, la discusión estuvo lejos de fluir libremente.

Pero la idea, de que el sueño que estabas describiendo, podría convertirse en realidad, que tu propio conocimiento y las conjeturas que hiciste podrían finalmente hacerse públicas…

Cuando encontraron ese camino, todos comenzaron a decir lo que pensaban con ojos brillantes.

Y luego, a través de la interacción de las opiniones de todos, surgieron mejores ideas.

Fui yo quien se aseguró de que la conferencia no se saliera de los rieles debido a lo emocionados que estaban todos.

Después de llegar a una conclusión, declaré que la conferencia había terminado.

| Índice |

6 thoughts on “El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 154: Trabajo (2)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *