El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 182: Instrucción

Traducido por Shisai

Editado por Raine


Cuando me opuse a todas esas personas que se agolpaban alrededor de Yuri y la admiraban, lo único que se me ocurrió fue que era una tarea difícil de tratar.

De alguna manera, mi sangre estaba hirviendo cuando pensé en Divan, que había causado un desastre.

Si no quería perder, necesitaba moverme.

—Primero escribamos una carta para Moneda.

—¿Con qué propósito?

—Vamos a retirar toda la moneda que fluye a través de nuestro territorio y cambiaremos a billetes de papel.

—¿Billetes de papel?

—Sí. ¿O quizás debería llamarlos boletos canjeables? Son papeles que tienen la garantía de poder cambiarse por monedas de oro. Afortunadamente, él fue quien lo sugirió en primer lugar: dado que los billetes de papel son menos pesados, son mucho más convenientes, y sería bastante beneficioso promover un mayor uso… él incluso trajo muestras pero, como cambiar de moneda repentinamente causaría un gran revuelo en la capital… aún conservamos el oro por el momento.

Al menos tenía la conciencia de mí misma para entender cómo mis propias políticas afectan la capital.

El gobierno de este país permite a los territorios mucha libertad. Esta libertad es el resultado de todas las políticas anteriores propuestas por varias familias que han permanecido seguras dentro de lo que pueden aceptar.

Cada vez que hacía un informe, siempre lo hablaba con Dean, mientras pensaba en mí misma.

Por supuesto, mi padre también fue un factor importante.

Eso y la intensidad de las batallas políticas dentro del palacio real.

En comparación con lo que estaba sucediendo en un territorio, la mayoría de las personas en el palacio estaban más preocupadas por sus propias posiciones dentro del palacio y lo que podría resultar de eso. No se darían cuenta de lo que estaba haciendo hasta que mis políticas ya comenzaran a surtir efecto. Aunque estoy segura de que hay muchos espectadores a quienes no les gustaría nada mejor que que yo fallara.

No importa qué, introducir moneda en papel significaba desviarse de un sistema monetario centralizado. Ninguna cantidad de explicación podría justificar esto, pero… en nuestra situación actual, los beneficios superan las pérdidas potenciales.

Necesitábamos comenzar lo antes posible, antes de que el mercado se complicase.

Estoy agradecida por la flexibilidad y capacidad de Moneda.

Como podíamos empezar a trabajar en cualquier momento, todo lo que teníamos que hacer era notificar a los funcionarios.

—Recogeremos las monedas de oro, plata y bronce en el banco. Por supuesto, debemos confirmar que son puras. Las monedas impuras valen menos, pero afortunadamente todavía no parecen haber saturado el mercado.

—¿Qué pasa con las monedas de oro de otros territorios?

—Serán recogidas después de confirmar su pureza. De ahora en adelante dentro de nuestro territorio no permitiremos ningún otro tipo de moneda que no sean billetes de papel. Corre la voz de que si traes monedas de oro de otras tierras, serán inútiles si no las cambias en el banco.

—¿Cómo planeamos confirmar todas estas monedas en el banco?

—El informe de Moneda menciona que las monedas falsas son algo más ligeras. Si las pesamos, deberíamos poder identificarlas.

—Pero, como dijiste señorita, si presentamos billetes papel, ¿eso no afectará a todo el país?

—Primero notificaremos al conde Sagittaria mientras todavía ocupa el cargo de ministro de finanzas. Además, el plan para distribuir billetes de papel que son intercambiables por monedas de oro… muestra que no tenemos intención de hacer obsoleta la moneda nacional en nuestro territorio. Bueno… al menos no se llamará así por el momento. Mi prioridad es proteger mi territorio. Mientras aquellos en el palacio juegan sus juegos políticos, es un momento perfecto para que actuemos. Por favor, llama a Sei aquí.

Tanya comenzó a moverse lo más rápido posible.

Para observar a nuestros competidores en la capital y ver qué estaba haciendo el Conglomerado Azura, Sei había venido con nosotros.

—¿Pasó algo, señorita? —Jadeando, Sei entró corriendo a la habitación.

Tanya, por otro lado, entró junto a él con una apariencia pulcra como siempre… pero en realidad no era el momento de reflexionar sobre esas distinciones.

Le conté a Sei todo lo que Tanya y yo habíamos discutido. Cuando terminé, su rostro estaba completamente blanco.

El hecho de que entendió de inmediato la gravedad de la situación fue un gran comienzo.

—El conglomerado Azura está bastante activo en otros territorios. ¿Qué debemos hacer con ellos?

—¿Alguna de las casas de té oficiales en la capital usa monedas de oro ampliamente?

—Bueno, um… no realmente, ya que supuestamente es un lugar con un precio para el ciudadano promedio.

—En caso de nuestro territorio, si vienen con monedas de oro, creo que sería mejor recordarles que necesitan ser pesadas. Si terminan siendo más ligeras, tendrían que usar otras monedas. Si esa persona no tuviera esas monedas, sólo podría aceptarlas y guardarlas por separado. Si cierta tienda ha aceptado más de 10 monedas ligeras, todos los artículos de la mercancía deben aumentar sus precios para reflejar eso.

—Entiendo. Informaré a todas las tiendas sobre verificar el peso de las monedas.

—Gracias… ah, si es una tienda de membresía noble, creo que es mejor si aumentamos los precios de inmediato. En otras tiendas, también deberíamos aumentar los precios de los artículos de mayor categoría. Por favor, dénme un informe sobre eso justo después de que termine. Al aceptar una gran cantidad, aún deben tener cuidado y verificar si hay monedas ligeras. Pero no creo que sea prudente para nosotros revelar la razón detrás de esto, especialmente a los consumidores.

—Sí, señorita.

Sei se inclinó ante mí. El nerviosismo que lo había caracterizado antes había desaparecido ahora. Sus brazos se habían relajado y estaba tranquilo. Casi me recordó a Sebastián, de vuelta en el territorio.

Después de inclinarse, Sei salió inmediatamente de la habitación.

—Bueno, entonces, aunque todavía falta dar instrucciones a Moneda y los funcionarios… Tanya, si hay algo más que quisieras informar, puedes decirlo ahora.

—Me temo que el primer príncipe está atento a este incidente.

—Mmm… ¿por qué piensas eso?

—Al investigar, me topé con otros agentes de inteligencia…

El informe de Tanya hizo que mis ojos se abrieran en estado de shock.

Aunque me sorprendió el hecho de que hubiera un oponente que identificase la intervención de Tanya, estaba más conmocionada por el hecho de que él la hacía sentir que estaba en peligro.

—Como dices, es muy probable que sea un agente del primer príncipe…

El primer príncipe… Sir Alfred. Parecía tener excelentes subordinados. No pude evitar admirarlo un poco más.

—Bueno, si tiene tan excelentes criados investigando, estoy segura de que tiene sus propias políticas agresivas para lidiar con todo lo que está sucediendo. Con todo esto, informemos el negocio de la moneda falsa a mi padre y se lo dejaremos a él.

Tanya parecía sorprendida.

¿Fue tan impactante? Me reí.

—¿Pensaste que actuaría de inmediato para tratar de resolver esto?

Tanya asintió levemente.

—No haría eso. Entiendo mis propias limitaciones. Ni siquiera puedo lidiar con todo lo que sucede en el territorio en este momento. Ahora son las personas lo que más importa. Intentar ayudarlos significa que tengo muy poco tiempo para mí… Y ahora en la capital, no importa cuánto trabaje detrás de escena, siempre están el equipo de la reina Ellia y el marqués Maelia para interferir…

No había mucho que pudiera hacer. En las mejores circunstancias aún sería castigada, y lo peor sería asumir la culpa por asociación.

—Aun así, tenemos que investigar al barón Messi. ¿Podría ser esta la razón por la que no está en la capital durante la temporada social? Al conde Monroe no le queda mucho espacio para la discreción. Además, si es atrapado por el primer príncipe, eso sería bastante emocionante para nosotros.

Tanya asintió en silencio.

—En ese caso, es hora de que empiece a escribir cartas a los funcionarios. Tanya, ayúdame a correr la voz al sacerdote Ralph.

—Entendido.

—Dígale que el compromiso de la familia Langley debe retrasarse.

—Ya veo…

En este país, necesitabas la aprobación de la Iglesia de Darryl para casarte.

Informar de su matrimonio a Dios y hacer sus juramentos en la presencia de Dios es de suma importancia. La aprobación de una boda por parte de la Iglesia de Darryl significaba que Dios la aprobaba. En otras palabras, sin su aprobación, la ceremonia de la boda ni siquiera podía continuar.

—Estoy segura de que sufriremos la presión de la reina Ellia, pero… retrasarlo el mayor tiempo posible, esto es todo lo que podemos hacer.

Es un favor que podemos pedir ahora.

Hace solo un tiempo recibí una carta sobre lo agradecido que estaba por poder eliminar a Van, junto con todos los demás que fueron leales al Papa anterior. También mencionó que nos debe un favor. Esta es la oportunidad perfecta para nosotros de usar eso.

A pesar de que terminó causando muchos problemas, todavía me alegro de haber respondido a Van de la manera en que lo hice para que podamos continuar.

—Entendido. Le informaré al respecto.

—Gracias por tu duro trabajo. Por favor, sigan vigilando a Mimosa también.

—Entendido.

Después de que Tanya se fue, comencé a escribir cartas a Sebastián y a los funcionarios de todo el territorio. Presté especial atención a mis cartas hacia los departamentos de procedimientos financieros y civiles.

Seguí escribiendo con toda mi atención y, cuando volví a mí misma, el sol se estaba poniendo.

| Índice |

2 thoughts on “El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 182: Instrucción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *