El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 218: Regresando 

Traducido por Shisai

Editado por Meli


—El Reino Towair ha enviado sus tropas. La guerra está por comenzar.

Mi cerebro se quedó en blanco cuando escuché lo que dijo mi madre.

¿Qué? ¿Por qué?

—Madre… ¿esto realmente está sucediendo? —Sonrió amargamente a mi pregunta sin sentido.

—Es algo completamente normal preguntarse. Lamentablemente, todo lo que te he dicho es la verdad. Mi padre recibió un informe de que el Reino Towair se está moviendo. Actualmente, él se dirige al palacio para discutir cómo planeamos responder… aunque no hay mucho que discutir. Creo que se irán mañana.

—¡Eso es demasiado pronto!

—El Reino Towair se movió más rápido de lo que pensábamos que lo harían. Cuanto más lento nos movamos, mayor será la carga sobre el barón Messi, y si rompen esa defensa, ninguno de los territorios occidentales podrá defenderse. En un instante, el enemigo llegará a la capital. Por eso debemos apurarnos. Pase lo que pase, estoy segura que a más tardar mañana saldrán al frente de batalla.

—Ya veo.

Fuera de lo que sabía, el mundo seguía su ritmo.

Incluso si no estuviéramos dispuestos, esta nación sólo avanzaría montando una ola en cierto tipo de dirección.

Estaba desconcertada, tenía que pensar cual sería mi próximo curso de acción.

—¿Papá se quedará en la capital?

—Creo que sí. Aunque parte de esto es su responsabilidad como ministro… lo que es más importante, no se ha recuperado hasta el punto de poder manejar viajes extensos.

—Así que ese es el caso.

—No importa cuánto desee detenerlo, lo más probable es que tu padre permanezca dentro del palacio para cumplir con su deber como ministro… —Bajó la mirada

—Madre…

—Quejarse de todo esto no sirve de nada además, admiro su dedicación —Sonrió y con voz firme agregó—: Iris, ¿qué planeas hacer?

—Seguiré nuestros planes iniciales y regresaré al territorio.

—Ah… —Abrió los ojos sorprendida.

—Si todos los demás se quedan en la capital, es mejor que regrese. Todo lo que puedo hacer aquí es recopilar información, que es un trabajo que Berne y mi padre también pueden hacer. Dejé mucho trabajo atrás para venir a la capital. Si puedo regresar antes de que las cosas se desestabilicen debido a todo esto, podré adelantar mucho trabajo. En estas circunstancias, todos se sentirán incómodos sin un gobernante en el territorio. También está la cuestión de prepararse para lo peor.

—Es eso así. Comprendo, querida Iris. —Su expresión amable se cambió por una tan seria que daba miedo.

Nunca la había visto así, incluso en el pasado, cuando Berne estaba atacando la reputación de la familia del duque Armelia, su ira también había sido bastante feroz, pero de alguna manera ahora era aún más aterradora.

—Aunque nuestro territorio está lejos del Reino Towair… nunca se sabe lo que podría pasar en tiempos de guerra. Si las llamas del frente de batalla se extienden por el territorio, recuerda convocarme.

Estaba confundida por sus palabras.

Cuando fuera hora de pelear, ¿se suponía que debía convocar a mi madre?

Mi tío me había contado sobre su fuerza, y creo recordar que Rudy hizo comentarios similares… pero, sinceramente, todavía me era muy difícil imaginar a mi madre en el campo de batalla.

Pero no pude preguntar más.

El puro poder que emanaba de mi madre en ese momento fue suficiente para hacerme inclinar la cabeza.

—Entendido. Haré lo que me digas.—Asentí con la cabeza y la atmósfera pesada desapareció.

Regresé a mi habitación para ordenar mis pensamientos y le ordené a Tanya que se preparara.

El día que tanto temía había llegado después de todo.

El príncipe Edward, el marqués Maelia y todos los demás habían sido arrestados en la conferencia.

Sin dudas, Dean comenzaría a construir un nuevo sistema muy rápidamente. Él ya tenía mucho talento a su disposición. No me sorprendería si hubiera estado manipulando cosas detrás de escena mucho antes de realizar los arrestos.

Cuando se trataba de suavizar los conflictos nacionales… todavía no había tiempo suficiente. El único alivio real fue que los militares veían al abuelo como un líder, y que mantenían una fuerte línea de comunicación.

El ejército fue un respaldo de emergencia para defenderse de lo peor. Si se volvieran complacientes e incapaces de moverse, entonces seríamos completamente impotentes.

Si el Príncipe Edward hubiera ascendido al trono, no se sabía qué podría haber sucedido después.

Tanya llamó a la puerta, entró y me informó:

—Señorita, se han hecho los preparativos.

—Ah, eso fue rápido.

—Me he estado preparando durante mucho tiempo.

Originalmente había planeado volver al feudo una vez que terminara la conferencia, debido a todo lo que había sucedido, olvidé por completo mis propios planes.

—Entonces regresemos lo antes posible… antes de eso, por favor llama a todos.

Tanya se fue de inmediato cuando escuchó lo que dije.

Estoy segura de que ella sintió que el estado de todo estaba lejos de ser normal.

Ryle y Dida llegaron rápidamente.

—Voy a ir al grano, la guerra con el Reino Towair ha comenzado.

En respuesta a mis palabras, todos entrecerraron los ojos.

—Regresaré al territorio para manejar la situación… todo está sucediendo mucho más rápido de lo que pensé.

—¿Crees que esto afectará nuestro territorio también?

—Sin duda, sí —dije sin dudarlo y ellos se pusieron serios.

Me alegró ver cómo reaccionaron.

—Por supuesto, rezaré por el éxito de mi padre con todo mi corazón. Pero no debería sorprendernos ningún resultado. Incluso si el conflicto directo no ocurre, aún nos afectará. La guerra se convertirá en una fuente importante de miedo y pánico.

Los tres asintieron.

—Precisamente porque estamos en estas circunstancias, estaré en el frente para guiar a todos hacia adelante. No importa cuán caótica se vuelva la sociedad, debo dejar que todos vean mi determinación… Por ahora, regresemos al territorio del duque Armelia lo más rápido posible.

Solo así, volvimos al territorio.

| Índice |

One thought on “El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 218: Regresando 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *