El último jefe, la bruja – Capítulo 14

Traducido por Ichigo

Editado por Sakuya


Sentí que todo sobre mí fue negado durante la noche.

La caza de brujas y el golpe de estado empezó con una gema de inmortalidad, la verdad acerca de la muerte de mis padres, el contrato con la vida del príncipe como compensación, la duración de la vida de Emerald…

La verdad escondida entre las sombras de un mundo feo y repulsivo.

¿Para qué fueron mis 20 años de vida?

Las noches durante mi infancia cuando dormía hambriento, la sangre y el sudor que escondí con la intención de volverme un caballero, incluso los días que soporté la felicidad del príncipe y Emerald, se hicieron pedazos.

El sentimiento de entumecimiento es mucho más fuerte que el odio. Me sentía como un idiota.

Mis padres, quienes murieron después de ser traicionados por el príncipe coronado de su tierra natal, definitivamente estarían decepcionados si me vieran ahora. ¿Qué tan terriblemente hijo soy? Desearía haber muerto sin nacer después de todo.

Príncipe Rain. Mi lamentable maestro que fue creado como un escudo de un contrato secreto, incapaz de notar las conspiraciones del rey.

¿Qué clase de rostro pondría si se enterara de todo?

Me dijo que mi padre era un caballero noble, pero fue su padre quien lo dirigió hacia su muerte.

Me preguntó qué sucedería si se lo dijera. 

…Estoy seguro que no seríamos capaces de confiar en nosotros como antes. No, el príncipe probablemente no haya confiado en mí desde el inicio.

¿Por qué no me dijo de la esperanza de vida de Emerald? ¿Es porque “la ignorancia es una bendición”?

Si hubiera sabido de la duración de vida de Emerald, de seguro le habría aconsejado que la dejara descansar. ¿Guardó silencio porque eso sería problemático?

Porque sería un problema si él no usara los poderes de precognición de Emerald. Seguramente ese era el caso. El príncipe Rain había heredado la sucia sangre de la familia real de Mistria.

Mal. Eso estaba mal, ¿no?

…Siendo sincero, entiendo que odiar al príncipe es irrazonable. Es una persona que pertenece a la realeza. Hay un vacío de estatus social entre nosotros. Es imposible establecer entre nosotros una relación de iguales y de confianza. ¿Qué tan engreído fui?

Él lleva una pesada responsabilidad como el próximo rey.

La vida de una sola persona y toda la paz de las personas de Mistria. Es obvio cuál de las dos escogería. Él está en una posición dónde tomaría esa decisión incluso si tiene que engañarse a sí mismo.

Es probablemente por eso, que yo no puedo discernir las cosas tan tranquilamente, no en la manera en que el príncipe fue incapaz de revelarme la verdad sobre Emerald.

No puedo culparlo.

Ah, la más lamentable es Emerald. Incluso ahora, ella seguramente seguirá soñando acerca de una vida feliz con el príncipe sin saber nada.

No hay ninguna duda de que ella está esperando una nueva predicción que venga y la salve del predicamento, creyendo que abandonará el confinamiento un día.

…Incluso si ya no hay más felicidad para ella que quedarse dentro de esa habitación.

Si de verdad amas a Emerald, debes ir a salvarla. No puedes dejar que se quede en el castillo con ese malvado rey. En orden de no dejar que sea utilizada por nadie de nuevo, difunde la verdad, sácala del castillo, incluso si tienes que usar la fuerza, y escapa con ella lejos. Protégela a cualquier costo y dedica tu corazón a ella, para que pueda vivir una vida más feliz que cualquiera a pesar de su corta duración. ¡¿No es eso lo que significa ser un verdadero caballero?!

Pero, no puedo moverme.

Nunca he tenido la valentía para decirle que me elija en lugar del príncipe, o la confianza para darle una vida de más felicidad de la que tiene ahora, o decidirme a decirle todo a ella y empujarla a la desesperación.

Soy lo peor. 

Un hombre tan patético no merece ser llamado caballero. Incluso si muero, no puedo decir que amo a Emerald.

“Incluso si descubres la verdad, no hay nada que puedas hacer”.

Ella tenía razón.

¿Qué podía hacer el yo actual? ¿Por qué debería vivir de ahora en adelante…?

Me despertó la risa de un niño. Me preguntó si están jugando a la mancha. La divertida atmósfera es transmitida desde afuera por la ventana, pero gracias a la cortina, no puedo ver nada.

Miré distraídamente por la habitación.

Es una habitación que no reconozco. Aparte de la cama en la que estaba dormido, solamente puedo ver un escritorio con una silla y un armario.

Encima del escritorio, solamente estaba la Asesina de brujas y un pequeño equipaje. No había casi señales de alguien viviendo aquí.

Noté un lazo rojo en el dedo índice de mi mano derecha. Me pregunto si se trata de una broma. Lo desaté silenciosamente y lo tiré junto a la cama.

Mi cabeza estaba pesada y mi cuerpo se sentía débil.

Pero no parecía que tuviera fiebre y no había ningún lugar que me doliera especialmente. Probablemente era anemia o deshidratación. Por la noche anterior… incluso si digo eso, no es seguro cuántos días pasaron, no había puesto casi nada en mi boca.

Lo último que recuerdo es estar a punto de entrar al bosque.

Esa mujer me dijo que bajara del caballo y tan pronto como toqué el suelo, mi visión empezó a girar y girar.

—Así que despertaste, Will. ¿cómo te sientes?

—…No hay forma en que pueda sentirme bien.

Sonia entró en la habitación, usando un relajado vestido de una pieza, completamente abandonando sus ropas de viaje. Sostenía una linterna en una mano. ¿Por qué de alguna manera se veía tan radiante?

—Has estado ansioso por cinco días, después de todo. Tu cuerpo y tu mente estaban en su límite.

Aparentemente, solo han pasado unas horas desde que me desmayé.

Sonia se sentó ligeramente en la cama por lo que yo me paré. La bebida que me entregó parecía sospechosa, pero de todas maneras decidí ser obediente y tomarla. Si ella quería hacerme algo, lo hubiera hecho mientras estaba dormido y, ya no me interesaba si algo me sucedía.

Ya caí en la desesperación.

—Este lugar es…

—Mi casa. Desde hoy, está es tu habitación, Will. Puedes usarla de la manera que quieras. Podemos comprar cualquier cosa que necesites la próxima vez que vayamos de compras… Bienvenido a Cucurouge.

Cucurouge, el pueblo de brujas.

Había escuchado de este lugar por el príncipe.

Originalmente, las brujas solían vivir en las montañas y se concentraban en la búsqueda de magia, sin asociarse con otras brujas o pueblos humanos, con excepciones de ir hacia ahí para darle la bienvenida a sus discípulos. Tal vez, las brujas fueran los villanos de los antiguos cuentos debido al misterio de no saber qué es lo que hacían.

Debido al cambio de era, aparecieron quienes se unieron a la vida terrestre y se casaron con personas normales. Aunque inicialmente eran evitados, las personas le dieron la bienvenida a su vasto conocimiento en medicina y bestias mágicas, las brujas fueron gradualmente aceptadas.

Sin embargo, debido a la caza de brujas de hace veinte años, una grieta apareció entre ellas y las personas de Mistria.

El rey anterior hizo una proclamación urgiendo a los ciudadanos para que entregasen a las brujas. Si alguien cubría a una, serían crucificados y aparentemente, también había algunas regiones que tomaron la iniciativa de linchar a las brujas debido a eso.

Traicionadas por sus vecinos, las brujas que apenas escaparon con vida, se unieron debajo de Savio Alonia, esperando vivir pacíficamente.

No podían volver con las personas de Mistria, pero después de acostumbrarse a vivir en la ciudad, tampoco podían volver a las montañas. Así que crearon una villa para las brujas en un lugar cerca del pueblo de los humanos, dónde los más débiles decidieron unirse y defenderse.

Ese lugar era Cucurouge.

Si Alonia, la bruja de la salvación, estuviera ahí, los humanos no serían capaces de alejarlas fácilmente. Más bien, serían tratadas con más amabilidad que antes. Alonia también estiró su mano, incapaz de abandonar a sus hermanas buscando ayuda. Actualmente, se habían reconciliado con las personas de Mistria y parecía que las brujas de Cucurouge eran conocidas del lord de Azurite.

Algunas personas incluso dirían que Cucurouge era un símbolo de amistad entre las brujas y Mistria. Pero ahora que me había enterado de la verdad, dudaba de que fuera verdad o no.

…Aunque no podía importarme menos algo así.

—No he vivido en otro lugar así que no puedo compararlo con nada, pero la vida aquí es buena. Puedes relajarte en la naturaleza y si quieres ir en una pequeña excursión, puedes disfrutar en la capital de Azurite. Tal vez sea una vida pueblerina, pero no es aburrida. Te gustará también, Will.

—…Y estás preguntándome a mí, a quien sus padres fueron asesinados por brujas y quién ha asesinado brujas, ¿si me gusta vivir en una villa de brujas?

—Will, estás malinterpretando a las brujas. No todas son malas como mi madre o la cima detrás de misteriosos incidentes. Además, tú solamente has asesinado brujas malvadas, ¿verdad?

Es verdad. Era un caballero que se adhería a la ley. Por eso solamente había matado brujas que se involucraban en crímenes. Pero ya no era un caballero. Y mientras estaba en eso, mi estado mental estaba inestable también.

—¿No es peligroso abandonar la villa actual? No hay forma de saber qué es lo que haría.

Decirlo estaría bien mientras esté consciente y riendo, Sonia picó mis mejillas.

—A este ritmo, realmente te volverás malhumorado, Will. Bueno~ no puede evitarse, supongo. No es mi lugar decir nada porque fui yo la que te trajo conmigo a la reunión, anoche debes haber sido el hombre más desafortunado en el continente. Pero no había otra forma de decirte la verdad.

Eso lo podía entender.

Si escuchaba la misma historia solamente por Sonia, no la hubiera creído. Era porque Sednyl, el asesor del rey que conozco muy bien estaba ahí, que fui capaz de entender que no era una broma.

Es imposible para Sonia y el rey haber colaborado en orden de engañarme. Después de todo, no hay ningún mérito en salirte de tu camino para crear un escándalo acerca de ti.

La historia de anoche era indudablemente verdad.

Alejé la mano de Sonia y suspiré.

—¿Te di lástima por servir a la familia real sin saber nada de esto? ¿Es por eso que no me asesinaste anoche?

Sonia sabía la verdad acerca de la muerte de mis padres. En otras palabras, ella ya me había reconocido en la ceremonia de matrimonio y deliberadamente me designó como su sirviente.

Seguramente parecía un tonto. Yo, quién sirvió al hijo de un enemigo, pero ardía de odio por la hija del otro.

—Sí, realmente eres lamentable, Will. Hiciste un montón de esfuerzos e intentaste lo mejor que pudiste, así que morir sin ser correspondido por nada sería demasiado. Hay un límite a todo lo miserable que uno puede ser. No pude ignorarte.

Usualmente me ofendería y gritaría algo como “¡No necesito tu simpatía!” o “¡No me hables como si me entendieras!” pero no tenía ese tipo de energía. Cubrí mi rostro con mis manos.

—Si realmente me tienes lástima, déjame libre…

No me traigas al pueblo que Alonia creo. 

—Oh, Dios, que descarada demanda. Entonces déjame preguntarte, ¿tienes algún lugar a dónde ir?

No tuve otra opción que callarme.

No podía volver a la capital real… No podía.

Habiendo descubierto la verdad, me había vuelto una molestia para la familia real. No hay manera en que me mantengan con vida.

No me importa más mi vida, pero como se esperaba, no quería morir en sus manos. Si tenía que ser humillado de esa manera, preferiría tomar a la “Asesina de Brujas” y matarme yo mismo… Oh, incluso podría cortar mi estómago como mis padres.

No tenía ninguna intención de visitar al príncipe y a Emerald en el futuro. No quería romper la pequeña felicidad de ella. Esperaba que viviera la vida que le quedaba pacíficamente. Incluso el amor, lleno de engaño e hipocresía que le daba el príncipe, era mejor que nada.

No tenía lugar al que ir o persona en la que confiar.

—Hey Will, ¿qué piensas de mi ahora? ¿Todavía quieres matarme?

No podía contestar bien esa pregunta tampoco.

Cuando me levanté hace unos momentos y vi el rostro de Sonia, el sentimiento de odio y disgusto disminuyó bastante. Mi odio hacia el rey y Sednyl, quien me había traicionado, era mayor que hacía Sonia a quién había odiado desde el principio. Tal vez también estaba dudando de algunas acciones del príncipe. Sobre todo, la ira y la decepción sobre mí mismo estaba revoloteando violentamente dentro de mí, debilitando la aversión hacia ella.

No tenía ninguna intención de mantener un rencor hacia Sonia por el ataque hace veinte años. Ni siquiera había nacido en ese momento, y si estábamos hablando de hijos de enemigos, el príncipe era igual.

Empezaba a pensar que, incluso cuando es sospechosa de estar detrás de esos recientes casos misteriosos, tal vez no tuviera nada que ver al respecto. Era solo una corazonada, pero pensaba que esta mujer era suficientemente inteligente para hacer sus obras sin ser descubierta.

Con eso dicho, no era como si fuera a bajar la guardia contra Sonia. No planeaba perdonarla tampoco.

Después del intercambio de anoche, me encontraba con un renovado sentido indescifrable de odio hacia Sonia. Ella parecía acostumbrada a las escenas de pelea y lucía como si estuviera escondiendo algo. No podía evitar pensar que había hecho más actos malvados.

No podía ser subestimada como una chica de dieciséis años en ningún aspecto. Tenía demasiada dignidad.

En otras palabras, estaba asustado de Sonia porque no podía ver a través de ella; Aunque no había forma que pudiera decírselo.

—Lo dijiste tú mismo hace un tiempo, nuestros corazones y nuestras mentes están en caos, ¿verdad? Entonces deja de intentar decidir el futuro en este momento. No hay manera de que puedas hacer un juicio apropiado, después de todo. Pienso que sería mejor que me ayudaras a limpiar la casa, ir de compras o mirar los campos como mi sirviente, como estaba planeado originalmente.

Vi la gentil sonrisa de Sonia.

—¿Por qué estás tan preocupada acerca de mí? ¿Qué es lo que piensas de mí?

—¿Me preguntó si no lo he dicho antes…? Tu rostro, voz, personalidad, son mi tipo. En adición, me sentiría mejor después de hacer que el hombre que me odia me sirva y logre domesticarlo.

¿Hasta qué extensión está hablando seriamente? No la entiendo y me asusta.

—Si realmente no quieres trabajar sin importar qué, puedes acostarte simplemente en tu habitación, pero… de esa manera, serías simplemente una mascota.

—¡Mascota..!

Observando que me había quedado sin palabras, Sonia dejó salir una risa.

—Oh, pero eso también podría servir. Te adoraré. Te daré suficiente comida y juguetes, e incluso te sacaré a pasear. Si ese es el caso, sería mejor si nunca te recuperas…

—L-Lo entiendo, trabajaré. Trabajaré, así que dame un trabajo. Solamente evítame el tratamiento de mascota.

Terminé suplicando a mi pesar. Como caballero había muerto, pero parecía que todavía me quedaba un poco de orgullo como hombre, como humano.

—¿Es así? Entonces estaré contando contigo mañana. Te presentaré a los otros ciudadanos también.

Sonia dejó la habitación, susurrando dulcemente que descansara hoy.

…Mierda. Esto es exactamente lo que está mujer quiere. Casi caigo en agonía.

Estaba bailando sobre su palma. Podía ver a través de mí, mi corazón estaba siendo manipulado y estaba siendo acorralado.

De alguna manera, en mi interior, mi futuro objetivo estaba decidido.

Debía correr lejos de las manos de Sonia. ¡Cómo si me fuese a dejar ser mantenido como una mascota!

| Índice |

7 thoughts on “El último jefe, la bruja – Capítulo 14

  1. MikanSakuno1 says:

    Mascota!!! ella es una genia… solo mtrenia que darle que en el unico orgullo que le quedaba… aunque es un lastima, yo tambien lo adoraria y lo alimentaria ewe tan lindo!!! *-* y esta Prota es super genial QuQ

    • Ichigo says:

      Ay, la verdad es que a mi me costó comenzar a querer al personaje de Will, pero con el tiempo se va ganando un lugar en mi corazón~~. Tengo que admitir que es muy fuerte por no caer en los encantos de Sonia tan rápido como yo xd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *