Herscherik – Capítulo 6: Cara sonriente, pena y perro negro (3)

Traducido por Gripe

Editado por Sakuya


Herscherik se sentó en un sofá en medio de su habitación poco iluminada y miró las llamas de la chimenea.

Después de pasar todo el día solo en su habitación, se sintió un poco vacío, y suspiró.

He vivido sola antes, así que esto debería ser normal para mí, pero… inesperadamente, parece que no soporto estar sola.

Herscherik se dio cuenta de que Meria lo había malcriado mucho más de lo esperado. Soltando una risa amarga, pensó en cuando volvió al castillo.

Después de su regreso, su padre preguntó persistentemente, pero no le dijo la verdad. Si lo hiciera, entonces esas personas, así como sus familias, recibirían la pena de muerte por conspirar en el secuestro del Príncipe.

—Mi terquedad probablemente fue heredada de mi madre…

Había afirmado que, antes de darse cuenta de lo que pasó, Meria lo salvó, así que realmente no sabía nada. Su padre bajó la cabeza y murmuró resignado.

— ¿Estás bien?

Herscherik pensaba profundamente en su pasado, pero en esta habitación donde se suponía que estaba solo, le hablaron desde atrás.

Sin embargo, Herscherik no se movió y continuó mirando las llamas parpadeantes de la chimenea. Frotó inconscientemente la almohadilla de su pulgar contra el reloj de bolsillo mientras respondía.

—Le he causado algunos problemas, ¿verdad, Señor Kuro? Lo siento.

Sintió que la presencia detrás de él tensaba sus hombros, pero no se dio la vuelta.

—No es como si necesitaras disculparte o algo así… Además, sólo ‘Kuro’ está bien.

— ¿En serio? Entonces puedes llamarme Hersche.

Herscherik inclinó la cabeza, mostrando una sonrisa. La imagen de su amado perro Kuro apareció en su cabeza, pero no dijo nada.

—Kuro, realmente eres un maestro espía, ¿no? Me sorprendió.

Gracias a la aparición de Kuro, este incidente se resolvió oficialmente.

La fabricación de otro lugar como escondite, en lugar del que fue llevado y, el permitir que la gente del territorio del Conde Luzeria escapara de la capital imperial, fue gracias a él.

Kuro era un verdadero maestro, como lo demuestran sus habilidades, desde la demostración de sus habilidades de lucha en el lugar donde Herscherik fue secuestrado, y cómo se las arregló para colarse en el palacio interior, a pesar de lo estricta que se había vuelto la seguridad ahora.

—De verdad, gracias. Aunque no tengo nada en este momento, te recompensaré pronto.

—Estaré esperando sin hacerme ilusiones… pero, ¿realmente te vas?

Herscherik sabía que probablemente Kuro estaba escuchando su petición a su padre desde algún lugar, así que miró por los alrededores.

Cuando presionó el botón que abría el reloj de bolsillo, apareció un retrato de tres personas que ya no estaban en este mundo.

Las personas que les importaban a estos tres, están en problemas. No hay manera de que los deje abandonados.

—Definitivamente voy a ir. —Contestó Herscherik, lleno de determinación.

♦ ♦ ♦

Anteriormente, Herscherik había hecho una petición a su abatido padre.

—Como Meria está muy cansada de este incidente, quiero permitirle que vuelva a su ciudad natal. Y quiero estar ahí para acompañarla, porque estoy agradecido por lo que hizo.

Sin embargo, el regreso a casa de Meria fue sólo un pretexto. Su verdadero objetivo era ir al territorio y obtener pruebas de la injusticia. Puede ser difícil para él con su físico infantil, pero si no lo hace, habrá víctimas de la pobreza para este invierno.

Su padre estaba en contra de permitirle salir de la capital imperial. Pero, la determinación de Herscherik no se rompió.

El padre y el hijo estaban atrapados en un punto muerto, por lo que Luke, el mayordomo que esperaba en silencio junto al rey, le hizo una propuesta.

—Majestad, ¿qué tal si hacemos que un mayordomo acompañe al Maestro Herscherik? Creo que ya es hora de que uno sea necesario, así que, si trae uno con él, debería estar bien, ¿no?

El Rey lanzó a su mayordomo una mirada que decía: “No digas cosas tan innecesarias”, pero el mayordomo fingió no notarlo.

— ¿Un mayordomo principal?

Herscherik inclinó la cabeza. Había estudiado tanto como le era posible, pero con esto, se dio cuenta de que todavía existían muchas de las costumbres de este país que no conocía. Una razón para esto era que, ese tipo de cosas no le interesaban. Además, su madre, que se suponía que debía enseñarle costumbres y convenciones, falleció, y su padre estaba inundado de trabajo. También tenía poco contacto con sus hermanos príncipes y princesas, por lo que no había forma de que pudiera saber todo lo que necesitaba saber.

—En pocas palabras, un mayordomo principal es un mayordomo que no trabaja para el país, sino para un solo aristócrata… parecido a un criado, diría yo.

Luke le explicó a Herscherik de una manera fácil de entender.

Cada mayordomo principal era un mayordomo exclusivo asignado a un solo príncipe de la actual y anterior Familia Real. Los mayordomos principales prometen su lealtad a su señor por el resto de sus vidas. Si se hace mal [1], los dos juntos se convierten en una existencia que dura más que una pareja casada.

—Aunque es costumbre que un mayordomo sea elegido después de que hayas crecido un poco más, creo que ha llegado el momento, ahora que Meria se separará de ti.

Luke mencionó que esperaba que los caballeros y magos lo acompañaran junto con el mayordomo principal, pero un mayordomo es lo primero.

—Aunque me parecería bien que Kuro fuera mi mayordomo principal… —Murmuró Herscherik para sí mismo.

¿Cómo lo digo? …nos llevamos bien, y él está tan preparado, y…

Herscherik creía que la razón de esto era que Kuro entendía sus verdaderas intenciones.

Posiblemente porque su encuentro fue tan conmovedor o porque los lugares donde se encontraban eran tan peculiares, Kuro no interactuaba con un niño o un príncipe, sino con el verdadero yo de Herscherik. A pesar de que actuaba como un niño de su edad para evitar preocupar incluso a su padre, se sentía a gusto siempre que estaba junto a Kuro.

Pensando en su vida pasada, la única vez que actuó con franqueza fue cuando estaba solo o frente a su familia. Cuando estaba frente a compañeros de trabajo o amigos, se aseguraba de crear la persona adecuada. Es porque así era más cómodo.

—…. ¿Es porque soy un excelente espía?

— ¿Eh?

Sorprendido, Herscherik levantó la voz ante la pregunta de Kuro y finalmente se volvió para mirarle.

Ante él estaba Kuro, que seguía apareciendo igual que cuando vino a rescatarlo; los ojos de este último estaban llenos de emoción mientras miraba al chico.

— ¿Eh? ¿Por qué dices eso? Kuro es Kuro, ¿verdad? ¿O estás diciendo que me salvaste porque soy un príncipe?

Herscherik contestó con los ojos bien abiertos, pero Kuro se retiró a la oscuridad sin decir palabra.

¿Qué diablos está mal con Kuro? …Bueno, entiendo. No puede convertirse en un mayordomo principal.

Las personas que sirven a la Familia Real deben probar su identidad. Especialmente considerando el alcance de la explicación de Luke, el mayordomo debe tener algún tipo de conexión profunda con la Familia Real. Habitualmente, serían personas que se niegan a heredar su papel aristocrático o son hijos de ricos comerciantes, pero ha habido muchos casos de personas que han venido con cartas de recomendación para ganar fama o conexión con la Familia Real.

Se preguntaba si esas personas podrían entender realmente lo que él quería hacer. Más bien, ¿va a haber alguien que quisiera venir?, era el Séptimo Príncipe sin ningún apoyo aristocrático

Sólo por pensar eso, Herscherik se deprimió.

También había otra razón que hizo que su espíritu cayera aún más bajo.

Entendió que se estaría separando de Meria, quien lo había criado como un hijo adoptivo.

—Meria, sé que lo entendiste, por lo tanto, no puedes seguir aquí nunca más. No tienes otra opción. —dijo Herscherik. Si su servicio de somníferos al príncipe y su secuestro se hicieran públicos, no podría escapar ilesa por mucho que él la protegiera. Por eso, era absolutamente necesario liberarla antes de que pasara algo.

—Lo que he hecho, es ciertamente imperdonable…

Antes de que Herscherik fuera a discutir el regreso de Meria a casa con su padre, él le dijo esto cuando los dos estaban solos.

Meria se arrodilló con la cabeza cerca de las rodillas. Esto hizo que la alfombra se frotara contra su cara, pero Herscherik agitó la cabeza mientras la ayudaba a levantarse,

—Entiendo tus sentimientos. Quiero ayudarte, quiero hacer algo. Sin embargo, quiero que me dejes decir al menos esto.

Probablemente en ese momento, sintió tristeza e ira mezcladas junto a su soledad. Por eso no podía dejar de decir esto.

—El Padre puso su confianza en ti. Pero, traicionaste su confianza… traicionaste mi confianza.

Si ella no lo hubiera secuestrado o algo así y, simplemente se hubiera abierto a él, seguramente un futuro diferente estaría por delante de ellos. Confiar en un niño de cinco años que aún no había madurado, seguramente parecía una situación complicada, pero ella era la única mujer en la que su padre confiaba junto a su madre, y el hombre le confió a su propio hijo.

—Entiendo que estás en una posición difícil. Pero, no creo que te dimos ningún motivo para pensar que está bien traicionar a los que creyeron en ti.

Meria se derrumbó ante sus palabras. Herscherik no pudo ser él mismo para evitar que se fuera, con la cabeza agachada.

Qué diablos es ‘No está bien traicionar a los que creyeron en ti’…

Herscherik se rio en una burla de sí mismo. La mitad de las palabras que le dijo a Meria, también estaban dirigidas a sí mismo.

No era una exageración decir que estaba mintiendo y traicionando a su padre en este momento.

Estaba haciendo el papel del Príncipe más joven e inocente, escondiendo su vida pasada y sus movimientos actuales.

Todo esto fue para proteger a su padre. Todo esto fue para proteger a aquellos a los que quería proteger.

—Sin embargo…

Herscherik reforzó su agarre sobre el reloj de bolsillo.

—Yo… deseo protegerlos…

Aunque se trataba de su autocomplacencia, era un deseo que le había sido confiado por el conde Luzeria.

Mientras pensaba en ello, Herscherik sintió que su pecho se apretaba.

♦ ♦ ♦

Luke fue el que preparó su desayuno al día siguiente.

Era un mayordomo impecable, ponía la mesa perfectamente, sin dejar ninguna abertura y tomando nota de la condición de Herscherik después de haber sido secuestrado.

—Alteza, su mayordomo principal llegará esta tarde.

Luke anunció a Herscherik, que estaba sorbiendo su té negro después de terminar el desayuno.

— ¿Eh, ya?

Qué trabajo tan rápido para conseguirlo desde ayer, de manera que las entrevistas y él mismo ¿no eran necesarios para el proceso?

Me pregunto qué tipo de persona aparecerá… o, mejor dicho, ¿nos llevaremos bien?

Sus sentimientos de 20% de esperanza y 80% de inseguridad fueron tragados con su té.

Un joven apareció junto a Luke por la tarde. Su cabello brillante y negro estaba peinado hacia atrás y sus ojos eran de color rojo oscuro como rubíes; si sonreía, las mujeres seguramente se sonrojarían.

—Bueno, entonces, me iré de aquí.

Apenas dando una explicación, Luke salió rápidamente de la habitación, actuando como un casamentero para una entrevista formal de matrimonio. El silencio dominaba la distancia entre los dos que quedaron atrás.

Um…

¿”Kuro”?

Kuro -el espía que siempre había llevado ropa negra, su flequillo, una capucha de gran tamaño para cubrir el área alrededor de sus ojos, y un paño para cubrir su boca.

Aunque Herscherik no debería haber sabido cómo era su cara, estaba seguro de que este hombre era Kuro.

—Eres sorprendentemente guapo…

— ¿Qué quiere decir con “sorprendentemente”?

Herscherik sonrió ante las objeciones de Kuro, el ex espía apareciendo como mayordomo principal. Anteriormente, había pensado vagamente que Kuro podría ser guapo debido a su intuición otaku, pero este hombre era verdaderamente asombroso.

— ¿Qué pasó? ¿Estás cambiando de trabajo a un mayordomo?

—Bueno, ya sabes…

Herscherik ladeó la cabeza, confundido por la ambigüedad de la respuesta, incluso para Kuro.

Como si estuviera diciendo: ‘Ni siquiera yo entiendo completamente cómo llegué a esto.’

Los aristócratas eran solo una fuente de ingresos cuando Kuro trabajaba como espía. Así que, por eso, estaba bien que lo usaran durante un tiempo fijo.

Sin embargo, Herscherik era completamente diferente de esas personas:

Proactivo para investigar algo por sí mismo por la noche e incluso aventurarse a salir cuando eso resulte insuficiente.

Tenía sentido de la responsabilidad, ya que tenía obligaciones como miembro de la Familia Real.

Testarudo, ya que no se movería una vez que se hubiera decidido por algo.

Amable, dando prioridad a los demás sobre sí mismo.

Era un Príncipe desbordante de sonrisas, a diferencia de las expresiones que Kuro fabricaba para sí mismo.

Antes de que se diera cuenta de ello, había sido capaz de expresar sus emociones de forma natural.

Cuando se dio cuenta de ello, había empezado a esperar ansiosamente el encuentro con el Príncipe:

Se encontraba inquieto cuando se enteró de que el Príncipe había desaparecido.

La oleada de ira que sintió cuando vio la caída del Príncipe.

Alivio cuando rescató al Príncipe.

No podía olvidar la expresión desgarradora del Príncipe cuando decidió que debía separarse de su niñera y engañar a su padre.

Kuro quería hacer algo.

Kuro quería ayudar al Príncipe en su esfuerzo por proteger a los que atesoraba.

La euforia se llenó en su pecho cuando el Príncipe le dijo que estaba bien.

Sin embargo, también había inseguridad.

Inseguridad de que Herscherik quería su habilidad, no a sí mismo.

No era originario de este país. Debido a las circunstancias, se convirtió en un vagabundo aquí.

No tenía a nadie que lo necesitara. Lo que necesitaban eran las habilidades de “Shadow Fang”.

El Príncipe había dicho esto.

“Kuro es Kuro. ¿O estás diciendo que me salvaste porque soy un príncipe?”

La respuesta de Kuro fue “No”.

Probablemente no habría actuado, aunque fuera el Rey de este país o incluso un empleador.

Porque él era Herscherik, hizo el acto de Kuro.

Herscherik también dijo que necesitaba a ‘Kuro’, no al ‘Colmillo de la Sombra’.

Herscherik fue la primera persona que realmente lo necesitaba como persona.

—Ayer dijiste que estaba bien, ¿recuerdas?

Expresar sus honestos pensamientos era demasiado vergonzoso para él, así que Kuro optó por decirlo con una amplia sonrisa.

—… ¡Gracias!

Herscherik contestó con una sonrisa apropiada para un niño de su edad. Pero inmediatamente se convirtió en una cara seria.

—Pero Kuro, ¿está bien tu estatus social y todo eso?

— ¿Quién sabe? Bueno, tengo un certificado del mayordomo principal del Rey, así que, ¿no está bien?

Anoche pensó que se las había arreglado para infiltrarse en el palacio sin ser visto, pero Luke apareció ante él sin que se diera cuenta. Y así de fácil, lo examinaron para que se convirtiera en mayordomo principal.

Kuro no podía juzgar si esto era el propio juicio de Luke o la sugerencia del Rey. Sin embargo, como el mayordomo principal del Rey lo consideraba aceptable, se dio cuenta de que este hombre no era una persona común y corriente.

—Ya veo. Lo que me recuerda, Kuro, ¿realmente no tienes un nombre real? Se siente un poco raro seguir llamándote ‘Kuro'”.

—No sé mi verdadero nombre. Bueno, tengo un nombre por el que me llaman, pero probablemente sea malo si lo usas.

Probablemente tuvo uno en el pasado, pero pasaron muchas cosas, lo que lo llevó a trabajar en la clandestinidad y a que lo llamaran “Shadow Fang”; como tal, decidió que ya no necesitaba un nombre. Además, no había nadie lo suficientemente cerca de él como para llamarlo por su nombre.

El hecho de que Herscherik lo llamara ‘Kuro’, ahora le queda bien. No obstante, llamarse así en público podría ser malo.

—Dame uno que te guste.

—Umm…

Herscherik frunció el ceño, muy pensativo. Luego, aplaudió.

— ¿Cómo suena ‘Schwartz’?

— ¿Qué significa? —Kuro preguntó sobre esta palabra que nunca antes había oído.

—Creo que significa ‘negro’. ¿Crees que es demasiado poco inspirador?

Kuro se rio de Herscherik, quien inclinó la cabeza, sin confianza. Era una risa muy natural.

—Genial. Mi nombre es Kuro de todos modos, ¿verdad?

— ¡Sí!

En este país, tener un nombre otorgado por alguien de la realeza tenía un significado especial.

Esa fue la fe incondicional de quien otorgó el nombre y la lealtad inocente del receptor.

Al no ser conscientes de este significado, la risa tensa que dejaban salir de la vergüenza, cuando se enteraban, era algo que ocurriría un poco más adelante.


  1. No tengo idea de por qué “mal” se utilizó aquí. ¿Quién no quiere quedarse con su mejor amigo de por vida?

[Nota Gripe: Pensé que se había borrado, ¡gracias a Dios que no se borró, no quería traducirlo de nuevo! ]

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *