Juego otome yandere – Vol 4 – Arco extra: Las aventuras de la hija del Duque de Lilia: Capítulo 1

Traducido por Kiara Adsgar

Editado por Sakuya


—¿Delphy se unirá a nosotros por la noche? Entonces, al final, será una salida supervisada por un adulto, ¿eh?

Respondí al comentario casi esperado de Shade, que había aprendido todos los detalles del viaje, con un poco de interpretación.

—Otottsuan, prometiste no decirlo…

—No, nunca hice ninguna promesa de ese tipo. Y tampoco recuerdo haber tenido un nombre extraño como ese.

Shade no entendió lo que la palabra Otottsuan quería decir. Eso era natural. Incluso cuando supe que era solo un lugar cercano y que nuestro tutor se reuniría con nosotros por la noche, salí de la residencia de Lilia con relativa alegría.

Aunque me entusiasmé y terminé imitando a un noble de edad avanzada, tuve que aceptar que un viaje para una gira de reforma mundial, era inapropiado para una chica protegida como yo.

Tengo a Lily, una amiga de la que carecía especialmente, para que me acompañara en la excursión de hoy. Entonces eso fue más que suficiente. Después de obtener el permiso de Lily, arreglé quedarme con ella en una habitación para el alojamiento de hoy. Es porque es una niña que pude hacer esto.

En primer lugar, me encanta quedarme en posadas. Eso es porque, solo con eso, parece que es una noche especial diferente a la habitual. Por supuesto, era una ventaja tener tantas cosas para hablar con Lily. Casi no pude evitar que la risa se filtrara.

El carruaje de cuatro plazas no era hermoso, pero era resistente y no se balanceaba demasiado. Delphy incluso prestó mucha atención al elegir un lugar al que pudiera viajar tanto como sea posible en un camino plano como nuestro destino. Por lo tanto, el viaje fue bastante cómodo.

—Lo que me recuerda, has renunciado por completo a fingir ser “Mito Koumon” ¿cierto? Por favor, deja de dirigirte a las personas con nombres raros como Suke o Kaku.

—Creo que estaría bien considerar los apodos. No es que podamos llamarnos abiertamente por nuestros nombres reales, de todos modos.

—¿No crees que la gente lo encontrará extraño si usas esos apodos?

En respuesta a mis bromas con Shade, Wolf abrió la boca con una mirada seria en su rostro.

—Entonces, ¿por qué no pensamos en nombres adecuados para dirigirnos el uno al otro.

—Uhm, Lycoris. Si te parece bien, ¿podrías pensar un nombre para mí? Puede que no sea necesario para mí, pero como vamos a encontrar nombres, podríamos hacerlo para todos.

—Por supuesto. Ya se me ocurrió un lindo nombre solo para ti, Lily…

Disfrutamos del tranquilo viaje mientras hablamos de ese tipo de cosas y llegamos al lugar de destino mientras el sol todavía estaba alto.

Era un pueblo desarrollado a lo largo de un río llamado Khotar.

Es el tipo de ciudad que era tan pacífica como puede ser, con gente entrando y saliendo y sin intrusos. Además, hay un alojamiento administrado por el conocido de Delphy. Así fue elegido nuestro destino.

El carruaje llegó al alojamiento designado mientras estábamos hablando de cosas cómo, dónde estaríamos deambulando por la ciudad en el momento en que dejamos nuestro equipaje.

Con la ayuda de Wolf, bajé del carruaje mientras estaba consciente del sombrero de ala ancha que cubría mi rostro. No es como si alguien en esta ciudad reconociera mi cara. Pero solo por si acaso.

El dueño del alojamiento es un hombre de aspecto ligeramente feroz. Probablemente sea al menos doce años mayor que mi padre. Sus hombros estaban sólidamente construidos y su pecho era ancho y grueso. Realmente no se parecía a alguien que está en la industria de servicios. Aunque no era particularmente sociable, me impresionó lo respetuosamente que manejó el transporte de nuestro equipaje.

También me gustó mucho la habitación preparada para Lily y para mí. No era grandioso, pero los muebles estaban pulidos y la vista desde la ventana es bastante agradable. También fue refrescante mirarlo, ya que podíamos ver la abundante corriente de agua que fluía por el río debajo de nosotros.

Cuando hablé con el propietario sobre mi deseo de ir a la ciudad después de esto, no me disuadió y cortésmente me enseñó sobre esta ciudad. Desde sus lugares recomendados, había lugares como la calle artesanal donde algunos jóvenes acuden y las calles que sería mejor no ir para evitar problemas.

Aunque tratamos de salir en nuestra emoción de explorar la ciudad desconocida, nos encontramos con un hombre que vestía un traje de comerciante cuando salíamos del alojamiento.

O, en lugar de decir que lo conocimos… El hombre claramente parecía que tenía algunos asuntos con nosotros, se nos acercó directamente.

Wolf y Shade dieron un paso adelante. Pero el hombre fue detenido por el propietario sorprendentemente ágil incluso antes de eso.

—¿Qué asuntos tienes con estas personas?

El hombre de mediana estatura, que parecía cada vez menos confiable, se alineó con el dueño cuyas cejas estaban fruncidas, e intentó sacudirse la mano que agarraba su brazo con desagrado.

—Déjalo ir. No tiene nada que ver contigo. Pero sería un asunto diferente si me permites presentarme a esas personas.

Si está hablando de presentarse, entonces eso probablemente significa que el hombre no es alguien que Shade o Wolf conocen.

El dueño permaneció en silencio y no lo soltó. El hombre miró al dueño y comenzó a hablar con nosotros.

—No sé sus nombres, pero por su apariencia asumo que son personas de un noble estatus. No me importa, aunque sea solo por un momento. ¿Podrían escuchar lo que digo?

Wolf, Shade, Lily y las miradas del dueño cayeron sobre mí. Estaba un poco preocupada, pero finalmente decidí escuchar su historia. Nuestro tiempo para pasear en la ciudad fue precioso, pero, ¿qué pasa si esto fue de alguna manera un preludio de problemas? Al final, perdí mi curiosidad.

El hombre que nos saludó deliberadamente, se llama Dioram.

Bajo la buena voluntad del propietario, tomamos prestado el comedor antes de que comenzara la preparación de la cena, y luego los cuatro nos sentamos frente al Sr. Dioram. El propietario comenzó a organizar la cena en un lugar donde podía vernos.

El señor Dioram, que parecía haber reducido su interlocutor, comenzó a presentarse, sin darnos tiempo para hacerle preguntas.

Según él, aunque era un comerciante tal como su apariencia lo hacía parecer y nació y creció en esta ciudad, había establecido su cuartel general en la ciudad de Alium. Alium era el más grande de los territorios bajo el ducado de Lilia y uno con el que estaba bastante familiarizado.

Comprendí cómo podría asumir, por nuestra apariencia, que somos individuos de un noble estatus.

Tenía la intención de parecer un comerciante y no un noble en este momento, pero parece que el Sr. Dioram conocía al propietario y la red social de Delphy desde el principio. Y así, cuando él, habiendo alquilado una habitación en esta posada, vio en secreto lo hospitalario que era el dueño con nosotros, adivinó nuestro linaje.

—Tan pronto como comenzó a limpiar cuidadosamente la mejor habitación aquí, mostró signos de comprar carne salada y potherb. Todos aquí dicen que no importa la temporada, ese tipo siempre cocina el estofado de carne salada del que está tan orgulloso cada vez que el magistrado o su personal vienen.

En lugar de culpar el descuido del propietario, que expuso muchas cosas a las personas de los alrededores debido al comportamiento ligeramente llamativo, primero me llamó la atención él. Cuando eché un rápido vistazo al dueño que estaba preparando la cena, no oyó la conversación, pero parecía tener curiosidad acerca de lo que estábamos hablando, y en el momento en que nuestros ojos se encontraron, lo vi medio saltando de la silla. Le hice gestos para decirle: “No, no es nada. Todo está bien”.

Por cierto, eso no tenía nada que ver con el núcleo de lo que el Sr. Dioram quería hablar. De hecho, sabía que Shade, que tenía afición por cosas como la exploración y las compras, se estaba irritando un poco.

—Entonces, ¿qué es lo que necesitas de nosotros?

Una vez que lo presioné sin ser cortés para parecer un poco intimidante, el Sr. Dioram corrigió su postura.

—Gracias por dedicarme unos minutos de tu tiempo. En realidad, me gustaría que todos aceptaran esto…

Desde que el señor Dioram buscó en su bolsillo, Wolf y Shade estaban en alerta. El Sr. Dioram, que parecía tener un poco de prisa, comenzó a empujarme algo que sacó de su bolsillo como si no los notara.

Era un pequeño bulto de algo envuelto en una tela. No podía decir qué era con una mirada. Abrió la tela mientras probablemente era consciente de que el dueño no la veía.

Lo que cayó de la tela brilló como el oro. Era una hermosa moneda de oro que podías encontrar en el mercado después de lanzarla.

Este mundo tiene monedas y bancos, pero su dependencia del dinero no es tan alta como el actual Japón. La fortuna no necesariamente equivale a dinero, a menudo son joyas, metales preciosos o bienes reales.

Es únicamente en los mercados comerciales donde la moneda juega un papel activo. No tiene mucho sentido dar dinero a otra persona como regalo. Pero, probablemente pueda decir que es un comportamiento típico de un comerciante.

Dejando eso a un lado. Huelo algo a pescado.

Había renunciado a una gira de reforma mundial y planeaba divertirme en esta excursión pacífica, pero ¿podría surgir algún tipo de situación ante mis ojos? Bueno, sinceramente, aún no lo sé.

Por ahora, hay una cosa por la que no pude evitar sentir curiosidad. Mi papel en esto, no es quizás el malvado magistrado, ¿verdad? Eso sería malo.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *