Katarina – Volumen 5 – Capítulo 6: Lo que pasó con eso

Traducido por Shisai

Editado por Sharon


Un día, cuando estaba en la ciudad con mi hijo, pasamos frente a una tienda que era propiedad de un conocido que comerciaba principalmente con contenedores y cajas de madera.

—¡Oh! Papá, ¡mira eso! ¡Guauu! ¿Puedo tenerlo? —dijo mi hijo, empujándome dentro.

La tienda era famosa por su variedad y calidad de productos, e incluso servía a algunas familias nobles… ¿Realmente vendía algo que pudiera llamar la atención de un niño de ocho años?

Curioso, miré a lo que señalaba mi hijo y vi… una serpiente.

Al principio me sorprendió verla allí enroscada en la mesa, pero cuando la miré mejor, me di cuenta de que era solo un juguete.

—¡Guau! ¡Increible! —Mi hijo seguía gritando, completamente encantado.

Ese juguete estaba realmente bien hecho, cualquiera hubiera sido engañado por él. Ambos lo miramos, con mi hijo agachado para llevar la cabeza al nivel de la mesa y yo de pie detrás suyo.

—Bienvenido —nos recibió el dueño de la tienda.

—Hola —respondí, luego pregunté por la serpiente de la que mi hijo estaba tan enamorado.

—Estaba visitando a una familia noble para venderles algunos productos y lo encontré en un estante. Alabé su artesanía y uno de los criados me lo dio, diciendo que tienen tantos por ahí que no saben qué hacer con ellos —explicó.

—¿Una familia noble?

¿Algún aristócrata rico talló esto durante un episodio de locura por aburrimiento? Parecía demasiado bien hecho para algo así.

—¡Papá! ¿Puedo tenerlo? Puedo, ¿no? —preguntó mi hijo, sus ojos centelleando, deseoso de poseer la serpiente de juguete tan realista.

Después de pedir el permiso del dueño de la tienda, lo recogí. Era mucho más ligero de lo que esperaba, y por alguna razón, muy cómodo de sostener. Era casi como si hubiera sido construido para caber en una mano.

—Dime, ¿podría tener esto? —dije después de pensarlo.

—Por supuesto. Para empezar, lo obtuve gratis —respondió al instante.

—Por cierto, ¿de dónde lo sacaste? —pregunté más.

—La mansión del duque Claes. A pesar de su rango, es una familia muy agradable, y todos los sirvientes son muy amables.

—Ya veo… Duque Claes… Y el sirviente que te dio esto dijo que tienen muchos por ahí, ¿verdad?

—Así es, pero… ¿por qué? ¿Quieres más de ellos? —dijo el dueño de la tienda sorprendido mientras sonreía.

—Exactamente. ¿No puedes ver la cara de mi hijo? A los niños les encanta los juguetes que se parecen a un animal real. Y es ligero y fácil de sostener. ¡Matarían si comenzará a venderlos!

—¿Lo harían? Bueno, supongo que si el principal comerciante de la ciudad lo dice, debe ser cierto.

De hecho, tengo bastante influencia entre los comerciantes de la ciudad y, sin presumir, también soy quien tiene las mayores ganancias. Casi todos los nuevos productos que comencé a vender fueron éxitos. Y mi instinto me dijo que esta serpiente de juguete también lo sería.

—¡No hay tiempo que perder! ¡Tengo que ir a la mansión Claes!

Salí de la tienda, con la serpiente que había conseguido gratis en una mano y mi hijo en la otra.

Cuanto más miraba ese juguete, más me daba cuenta de lo bien que estaba construido. La persona que lo talló obviamente quería que pareciera lo más posible a una serpiente real.

Pero si no querían venderlos y simplemente los dejaban acumulando polvo… ¿por qué incluso los construyeron?

♦ ♦ ♦

De repente sentí una picazón en la nariz y solté un fuerte estornudo. Keith, quien estaba a mi lado, me miró molesto.

—Hermana mayor, ese estornudo no fue muy femenino…

—¿Que se supone que haga? Un estornudo es un estornudo —dije, moviendo mi nariz.

Keith parecía aún más molesto que antes y suspiró, recogiendo de un arbusto una fruta nacida del trabajo del abuelo Tom y mío.

—Y por cierto, hermana… ¿qué pasa con todas estas serpientes? Las estoy viendo por toda la casa últimamente. ¿Por qué no las tiras ya?

—¡¿Qué?! ¡¿Tirarlas afuera?! ¡El abuelo Tom y yo pusimos nuestro corazón y nuestras almas en hacerlas! ¡Nunca podría hacer eso!

—Al menos no las dejes así… Los invitados nos ven extrañados por ellas.

—Bueno, he hecho muchas, pero ahora ya no las necesito… ¡Solo quería usarlas de alguna manera!

Pensé que guardarlos donde nadie pudiera verlas sería un desperdicio, así que las puse a la intemperie, pero… desafortunadamente, a la gente no parece gustarles.

Al principio había sido elogiada por lo bien que se hicieron, pero ahora todo era “deshazte de ellos” y “son una molestia”… Qué fastidio.

Keith miró perplejo mi rostro decepcionado.

—¿Por qué has estado haciéndolas en primer lugar?

—Bueno, eso es… —Nunca podría decirle que estaba planeando arrojárselas a Jared, así que permanecí en silencio, provocando otro suspiro de mi hermano.

—Cualquiera que sea el caso, debes deshacerte de ellas. Si madre regresa a casa y encuentra serpientes de juguete por todas partes, te espera una conversación severa.

Tenía razón… Mamá había estado de vacaciones con papá por unos días, y no estaría feliz de encontrar mis obras maestras decorando la casa. Además de eso, terminé rompiendo uno de sus jarrones favoritos mientras colocaba las serpientes, así que no podía dejar las cosas como estaban. Lo sabía, pero…

—Aww… Pero tirarlas después de todos los meses y años que he pasado haciéndolas sería un desperdicio… Al menos me gustaría dárselos a alguien…

¿Mis pobres serpientes de juguete, disecadas donde nadie puede mirarlas? ¡Eso es muy triste!

—Sí, si hubiera alguien que las aceptara —dijo Keith, dándome una mirada en blanco.

En ese momento, todavía no sabía que las mismas serpientes de juguete que todos en la casa trataban como una molestia se convertirían en un éxito en la ciudad.

Shisai
Ya solo queda un cap más para terminar el vol 5 y luego seguiremos con el vol 6, ya estamos trabajando en la traducción y en la edición del mismo. A veces son mas de 20 páginas por cap y nosotros queremos brindar calidad sobre cantidad, les pedimos que respeten nuestros tiempos. No queremos poner el texto en un traductor online y ofrecerles eso. Hemos tenido muchos mensajes apurándonos, por favor un poco de paciencia.

| Índice |

25 thoughts on “Katarina – Volumen 5 – Capítulo 6: Lo que pasó con eso

  1. Daniel says:

    Muchas gracias por subir este capítulo ustedes ni decesionan como otro, hoy salía el capitulo 9 del anime y el sub título era en portugués lo único que me animo es saber que ustedes hacen el trabajo bien 😘😘

  2. Yinett says:

    Jaja las serpientes de Katarina se volverán una marca registrada 😂, este cap se me parece mucho a uno que leí antes…. No se, a lo mejor es mi imaginación.
    Gracias por el cap.
    PD: a los apurados que quieren leer todo ya, sepan que el buen vino tarda en añejarse, o si no será sólo jugo de uvas, así que se esperan!!! (No sé hacer otra metáfora, sorry)
    Por eso, chicos del staff, tómense su tiempo, se le agradece mucho lo que hacen 😚

Responder a Yasmin Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *