Katarina – Volumen 6 – Capítulo 1: Graduarse de la Academia de Magia (3)

Traducido por Shisai

Editado por Sharon


Tan pronto como terminó la fiesta, nos llevaron a donde pasaríamos la noche. Eran preciosas, como se esperaba de las habitaciones de huéspedes del castillo.

¡Finalmente era hora de la tan esperada fiesta de chicas!

Planeaba prepararme en mi cuarto y luego reunirme con todas los demás en la habitación de Mary para conversar hasta la mañana. Hice que mi criada Anne me arreglara, me ayudara con mis maletas y me pusiera mi nuevo pijama, pero estaba tan emocionada que terminé de prepararme mucho antes de cuando se suponía que nos encontraríamos.

Esperar sola sería demasiado aburrido, así que debería dar un paseo dentro del castillo… Pero, ¿arriesgarme a perderme? Mejor no. 

Si me encontraba a Jared, correría el riesgo de que me invitara a hacer cosas para adultos con él. Para empezar, Keith me dijo que no caminara sola.

¡En ese caso…!

—¡Voy a la habitación de al lado!

—¿La habitación de al lado? Pero señorita, esa es…

Antes de que Anne pudiera terminar de expresar sus quejas, ya había salido y estaba tocando a la puerta al lado de la mía.

—¿Quién es…?

—Keith, soy yo, tu hermana. ¡He venido a pasar el rato! —dije, entrando tan pronto como escuché su respuesta. Como éramos hermanos, nuestras habitaciones estaban muy cerca.

—¿Hermana mayor? ¿Qué pasa? —preguntó, sorprendido por mi visita.

—Es demasiado temprano para ir a la habitación de Mary, así que pensé en venir a mostrarte mi nuevo pijama —le dije, quitándome la bata que Anne me había puesto para caminar por los pasillos. Me enamoré a primera vista de estos lindos pijamas. Los colores pastel claro me recordaron la primavera—. ¿No es lindo? —le pregunté a Keith mientras daba vueltas para que pudiera ver mejor. Su rostro se volvió oscuro en respuesta—. ¿Me veo rara?

Anne pensó que también era lindo, pero ¿qué pasa con esa cara? ¿Quizás alguien con una cara de villana como la mía se ve rara cuando usa algo lindo?

—No, es lindo, ¿de acuerdo?

—¡Gracias! —dije aliviada.

—Ese no es el problema… —suspiró—. Como puedes ver, mi criada ha vuelto a su habitación.

—¿Huh? Supongo que sí. —De hecho, la criada de Keith no estaba allí.

—Lo que significa que somos solo nosotros dos en mi habitación en este momento.

—Sí, ¿y? —Había venido sin Anne, así que obviamente no había nadie más con nosotros.

—Ahh… —Keith suspiró—. Realmente no lo entiendes.

De repente me agarró del brazo y me arrojó sobre la cama. Lo hizo con la gentileza suficiente para que no doliera en absoluto, pero la situación me confundió tanto que comencé a ponerme nerviosa. Y luego, se puso de pie a mi lado, cerniéndose sobre mí.

—¿Has olvidado que te he declarado mi amor?

¡Así es! ¡Después del secuestro, Keith dijo eso! No lo había olvidado ni nada, pero…

—Pero actuaste igual que siempre después de eso, así que pensé que tal vez fue un sueño…

La cara de Keith parecía preocupada ahora.

—Sé que no estás acostumbrada a este tipo de cosas, así que intenté no molestarte.

Eso era verdad. Estaba tan poco acostumbrada a ese tipo de cosas que el comportamiento romántico de Jared siempre me ponía nerviosa.

—Gracias —le dije, agradecida de que se preocupara tanto por mí.

—Pero si vas a pensar en mi confesión como un sueño, entonces no me contendré más.

—¡¿Qué?!

—Deberías darte cuenta de que soy un hombre… Hermana, ¿qué tan ingenua puedes ser? —dijo, acercándose cada vez más a mi rostro—. Te dije que tengas cuidado. Si vienes sola a la habitación de un hombre, y por la noche sobre todo… no puedes quejarte de lo que sea que te pase.

Después de que me dijo eso, finalmente me di cuenta de que esta posición en la que estábamos era… mala. Estaba acostada, con Keith inclinándose sobre mi cara…

¡Esto es como esas escenas en manga o juegos! Oh no, oh no… ¿Qué voy a hacer?

Tan confundida que no pude moverme, vi cómo las hermosas facciones de Keith se acercaban cada vez más. Sus ojos tenían una pasión feroz que nunca había visto en ellos. Me asustaron un poco, así que cerré los míos.

Entonces, escuché un lindo sonido y sentí algo suave en mi frente. Insegura de lo que había sucedido, lentamente abrí los ojos y vi a Keith, de pie lejos de mí, frunciendo el ceño.

—¿K-K-Keith?

—Tengo suficiente autocontrol para detenerme en eso… pero si fuera Jared, podría haber sido mucho peor. Trata de recordar que eres una mujer, te lo ruego —dijo, volviendo a ponerme la bata y enviándome fuera.

Me quedé allí, procesando lo que acababa de suceder, y terminé llegando tarde a la reunión con las otras chicas.

♦ ♦ ♦

—Señorita Katarina, ¡señorita Katarina! —Alguien me estaba llamando.

—¿Uhm? ¿Qué pasa, Mary? —respondí apresuradamente.

—¿No te sientes bien?

—No, es solo que… entre la ceremonia de graduación y la fiesta después de eso, estoy cansada.

Eso no era mentira: entre los preparativos y la fiesta, había estado ocupada desde la mañana. Sin embargo, la razón principal por la que me estaba espaciando era lo que había sucedido con Keith… Estaba acostumbrada a que me regañaran, pero esto fue… diferente. Y nunca había visto sus ojos iluminarse así.

—¿Estás bien? ¿Quieres unos dulces?

—También tenemos té y jugo —dijeron mis amables amigas. Les agradecí y acepté con gratitud sus ofrendas.

Llevaba mucho tiempo esperando esta fiesta, y podría ser la última vez que nos reuniéramos así. ¡Me divertiré tanto como sea posible!

—¡Oh, esto está delicioso! Gracias, ya me siento mejor —dije, haciendo sonreír a mis amigas.

Mary, Sophia, Maria y yo estábamos en la habitación de invitados de la primera, con bocadillos y té, listas para hablar hasta que saliese el sol. Como siempre quise hacer una fiesta de pijamas, sugerí que todas usáramos ropa de capa, ¡y cada niña, vistiendo uno que reflejaba sus gustos, se veía muy linda!

—De hecho, hoy estuve tan ocupada que me queda poca energía —dijo Sophia aceptando lo que había dicho antes.

—Si. Para mí fue aún más agotador, porque era la primera vez que asistía a una fiesta así.

—¡Oh, es cierto! Nunca has estado en una fiesta, excepto en la academia, ¿verdad, María?

Como plebeya, nunca tuvo la oportunidad de unirse a las reuniones de los nobles hasta ahora. ¡Y pensar que su primera fiesta sería tan grande! Pobre cosita.

—No he… Todos me han enseñado tan amablemente sobre la etiqueta adecuada, pero tengo miedo de haber cometido algún error… —dijo con expresión preocupada.

—Para nada, estuviste maravillosa. Eras tan perfecta que apenas podía creer que fuera tu primera fiesta —dijo Mary.

Si quien se consideraba la joven noble ideal dijo eso, entonces ella debe haberlo hecho realmente bien.

Hoy María había parecido una niña noble, incluso para mí. Simplemente no tenía la confianza suficiente para elogiarla, ya que mi madre y Keith me recuerdan en cada oportunidad que no sabría que es una dama incluso si me mordía en la cara.

—Estoy tan feliz de que dijeras eso. Más personas de las que esperaba vinieron a saludarme, así que estuve muy ocupada.

—La multitud que te rodeaba fue realmente increíble…

Por alguna razón inescrutable, los otros personajes principales del juego nunca se hicieron más que amigos de María. Pero, como se esperaba de la protagonista, ella siempre fue estúpidamente popular entre los chicos, y hoy no fue la excepción. Era linda y una buena cocinera… ¿Qué más se puede desear en una chica? Si yo fuera un chico, probablemente también le pediría una cita.

—Pero no bailaste con nadie, ¿verdad? —preguntó Mary.

—¡¿Qué?! ¿De verdad? —le pregunté a María, sorprendida. Había estado demasiado ocupada perdiéndome para verla yo misma, pero resultó que ella realmente no había bailado con nadie.

—No estaba segura de poder bailar lo suficientemente bien —dijo avergonzada. A diferencia de nosotras, hijas nobles, ella no había estado tomando clases de baile desde que era una niña.

—Soy terrible bailando, pero no es gran cosa. Simplemente se lo dejo a quien me guía y se ve lo suficientemente decente…

Es decir, incluso se mueve mientras sueña despierta.

—Katarina suele bailar con el príncipe Jared o Keith, quienes son bailarines extremadamente buenos… pero tiene razón en que seguir el ejemplo del hombre suele ser suficiente. También asististe a las clases de baile en la academia, ¿verdad, María?

—Sí, pero… bailar con alguien que no conozco todavía da miedo —dijo mientras sus cejas se fruncían. Ella tenía un punto.

—Tienes razón. No me gustaría que alguien que no conozca me guíe en un baile —acordó Mary.

—Pero, ¿y si fuera un hombre hermoso? ¿No sería maravilloso bailar juntos? —dijo Sophia, con pasión en sus ojos y demasiadas novelas románticas en su cabeza.

—Un hombre hermoso… —repitió María, pensativa.

Ahora que lo pensaba, nunca le había preguntado a María qué tipo de hombre le atraería.

—¿Qué tipo de hombre es tu tipo, María?

—¿Mi tipo? —repitió. Después de pensar por un momento, agregó—: Alguien que sonríe mucho, siempre es positivo y disfruta comer los dulces que horneo.

Había esperado que ella dijera algo como “Nunca lo había pensado” o algo así, pero su respuesta fue sorprendentemente específica.

—Ah, ¿entonces es así…? —pregunté.

—¡Yo también! ¡Me gustan las personas positivas que siempre sonríen! ¡Y con cabello castaño y ojos azules! —dijo Mary, igual de específica.

¿Tu prometido no tiene el pelo plateado? ¿Qué debe hacer el pobre príncipe?

—¿Qué hay de ti, Katarina? —me preguntó.

—¿Yo?

Para ser honesta, hasta hace poco, nunca había tenido experiencia con niños ni en esta ni en mi vida anterior… Me gustaron algunos personajes de ficción, pero ninguno real.

—Nunca lo había pensado con tanto detalle… ¿Y tú, Sophia? —pregunté, sintiéndome abandonada y encontrando refugio en mi amiga.

—Oh, me encantaría conocer al príncipe caído de un antiguo reino, que… —Y así se fue, disfrutando de sus fantasías novedosas y haciéndome sentir aliviada.

Después de hacerle la pregunta yo misma, escuché sus divagaciones hasta el final, cuando el tema se convirtió en la novela romántica en la que se había metido últimamente. Luego sacó algunos libros y comenzó a hablar sobre ellos, con cuidado de no estropear ningún punto importante de la trama.

Nuestra conversación continuó con las populares tiendas de dulces, antigüedades y muchos otros temas, que aparentemente no tienen fin.

Ah, esta noche es la más divertida que he tenido.

♦ ♦ ♦

Qué he hecho… Suspiré solo en el oscuro pasillo.

Sabiendo que era demasiado tarde para eso, ahora lamentaba lo que le había hecho a mi hermana.

¿Pero no es culpa de Katarina? Si una chica viene sola a la habitación de un hombre por la noche y se quita la bata, vistiendo solo su camisón, ¿tengo la culpa de caer en la tentación?

En todo caso, me dieron ganas de felicitarme por poder detenerme. Si Jared hubiera estado en mi lugar, no se habría detenido a tomar aperitivos, sino que habría comido hasta el postre…

Solo esperaba que esto no hiciera que Katarina me tuviera miedo… Estaría triste si ella comenzara a evitarme.

No ser visto como un hombre era duro. Pero ser visto como un hombre y ser evitado por eso también sería duro. Sentí que estaba pidiendo demasiado.

Durante nueve largos años, desde que tenía ocho, había ocultado los sentimientos que tenía por ella dentro de mi corazón, donde se hicieron más y más fuertes. Recientemente encontré el coraje para mostrarselos… pero no sabía qué hacer a continuación.

¿Debería actuar como Jared y acercarme a ella sin restricciones, preparado para ser evitado si se llegara a eso?

¿Pero sería capaz de hacer algo así?

Toda esa situación en mi habitación me había puesto a prueba, así que terminé persiguiéndola activamente… pero nunca podría hacer tal cosa en otra situación. Después de todo, si pudiera, no hubiera pasado nueve años deseándola en silencio.

Suspiré de nuevo y escuché una voz que me llamaba desde atrás.

—Hey, Keith, ¿estás aquí también?

Era la voz familiar del príncipe Alan, seguido de Nicol. A pesar de haber sido abordado de forma tan repentina, esperaba que vinieran en algún momento, así que no me sorprendió particularmente.

—Mary me pidió que la ayudara, solo para estar a salvo —dijo Alan casi disculpándose.

—Sophia me lo pidió. Todo debería estar bien si nos quedamos aquí —dijo Nicol.

—Sí… no puedes ir a ningún lado sin pasar por aquí. Esto debería estar bien.

Mary había elegido quedarse en esa habitación periférica por esta misma razón.

Miré el pasillo que se extendía frente a mí y vi a alguien acercarse.

¿Es él? No creo que nadie más venga aquí a esta hora de la noche…

Como era de esperar, vi una cabeza de cabello rubio acercándose. Era Jared, después de todo.

—Oh, Keith, Alan y Nicol también. ¿Qué podrían estar haciendo en un lugar así? —preguntó, con una sonrisa obviamente falsa en sus labios y una mirada de desprecio en sus ojos.

Mientras pensaba en cómo responder, Nicol me ganó.

—Estábamos organizando una fiesta de niños. ¿Y tú, Jared?

Me sorprendió tanto la rapidez de su respuesta como el hecho de que todavía no se había olvidado del asunto.

—¿Una fiesta de niños? Eso suena bastante divertido. Ahora, si pudieras, debo pasar. Por favor, apártate —dijo Jared.

—La única habitación en esa dirección es la de Mary —le dije, como si ya no lo supiera.

—Allí es exactamente a dónde me dirijo.

¡Este sinvergüenza planea ir directo hacia Katarina!

Sorprendido por lo audaz y descarado que podía actuar, Alan intervino.

—Las chicas están teniendo una fiesta de té dentro de la habitación de Mary, y ella me pidió que no dejara que nadie fuera allí.

—Alan… realmente haces lo que ella ordena, ¿no? ¿No sería esta la oportunidad perfecta para avanzar en tu relación con tu prometida? —dijo Jared con condescendencia.

—Nos gusta nuestra relación exactamente como es —respondió su hermano sin darse cuenta.

Al ver que no íbamos a dejarlo pasar, Jared suspiró.

—Oh, bueno, esperaba que esto sucediera desde el momento en que Mary dijo que quería quedarse en esa habitación. Y pensar que había trabajado tan duro para liberar algo de tiempo esta noche.

—¿Tienes tiempo libre esta noche? —preguntó Nicol, de repente interesado.

—Si. Me preparé para poder disfrutar el tiempo con mi prometida esta noche.

Como el ex presidente del consejo estudiantil, Jared había estado muy ocupado incluso después de la graduación con documentos y otras tareas burocráticas (que probablemente fueron presionadas por Mary).

En general, también tiene que lidiar con sus problemas, pensé, cuando Nicol hizo una propuesta sorprendente.

—Si ese es el caso, hagamos una fiesta de niños.

¡¿Qué?! ¿Qué dices, Nicol?

Su expresión era tan neutral como siempre, pero sus ojos brillaban… Jared, como era de esperar, también parecía sospechar. Su hermano, sin embargo, parecía menos disgustado con la idea.

—¿Huh? ¿Una fiesta de niños, dices?

¿En serio?

—Es una fiesta para que los niños conversen sobre una variedad de temas hasta la mañana —explicó Nicol.

—¡Suena divertido! ¡Vamos a hacerlo!

Habla en serio.

—¡Muy bien! ¡Entonces todos iremos a mi habitación! —dijo un muy emocionado Nicol. Y así, todos los presentes, incluido yo, fuimos obligados a participar.

Ustedes dos pueden parecer emocionados (aparte de la falta de expresión habitual de Nicol), pero miren la cara de Jared… No podría estar más molesto.

Sin embargo, ignorando por completo lo poco entusiasta que estaba, Jared fue arrastrado a la fuerza a la habitación de Nicol. Pensé en escabullirme fuera, pero él me envió una mirada que, en silencio, dejó los pensamientos del príncipe bastante claros: Si no sufres esto conmigo, te arrepentirás.

Por lo tanto, elegí a regañadientes seguir a los demás a esta “fiesta de niños” donde Nicol, después de haber perdido su frialdad habitual, conversó felizmente con un Alan igual de exuberante. Mientras tanto, Jared estaba tan molesto que me hizo doler el estómago con solo mirarlo.

Ah, esta noche es la menos divertida que he tenido.

♦ ♦ ♦

Nuestra fiesta de chicas fue muy divertida, pero después de todo lo que habíamos pasado ese día estábamos tan cansadas que, una tras otra, terminamos durmiéndonos.

No podía aguantar mucho más tampoco. Sentí que mi cabeza se volvía más pesada.

Debo dormir…

Las paredes rosadas, la mesa negra, la cama con estructura de metal con edredones azules y cojines azules… era un espectáculo familiar.

Esta habitación pertenecía a mi amiga Acchan.

¡Oh, solía ir a jugar a su casa todo el tiempo en mi vida anterior!

—Esta es una secuela del juego que estaba jugando, así que tendré que decírselo una vez que lo haya terminado.

¡Esta es la voz de Acchan! ¡Ha pasado tanto tiempo desde que la escuché! Pero, ¿dónde está ella? No puedo verla. 

Luego me giré hacia el espejo frente a mí y vi…

¿Acchan? ¿Mirándome a mí? ¡Pero eso significa que… ¿soy Acchan?!

Incluso si lo intentara, no podría moverme. Era como si mi conciencia estuviera atrapada. Entonces me di cuenta de que este era un sueño de mi vida anterior y decidí disfrutar de los recuerdos nostálgicos.

Vi a Acchan poner un disco en su computadora y comenzar a jugar.

¿Un juego? Ahora eso es nostálgico. Me pregunto cual es. Miré con entusiasmo cuando la escena de apertura comenzó a reproducirse. Y allí estaba…

¿Maria?

Pude ver el personaje que conocía tan bien en mi vida actual.

¿Entonces ella está jugando “Amante Afortunado”? Se siente tan extraño verlo como un juego después de haber vivido dentro de él.

Justo cuando pensaba eso, el título del juego apareció en la pantalla: “Amante Afortunado II”.

¿Acabo de ver un “II”? ¡¿Que se supone que significa eso?! 

Empecé a entrar en pánico mientras la escena todavía se desarrollaba.

Jared, Alan, Nicol, Raphael, Sora y otros dos personajes masculinos que nunca había visto antes aparecieron en la pantalla.

Este no es el juego que jugué antes de morir, ¿verdad? ¿Fue tan popular que obtuvo una secuela…?

La pantalla del título apareció, leyendo una vez más “Amante Afortunado II”, esta vez con un subtítulo: “Amor en el Ministerio Mágico”.

Vi a Acchan hacer clic en el botón “continuar”, mostrando que ya había estado jugando antes. Y así… comenzó el juego.

Entre muchas caras conocidas, un personaje masculino que no conocía apareció en la pantalla.

¿Es un nuevo personaje de la secuela? ¿Se lanzó la secuela después de mi muerte?

Acchan estaba haciendo clic en el texto y de vez en cuando elegía opciones de diálogo. Al mirarla, mi conmoción inicial finalmente se desvaneció. La razón de esto fue que me di cuenta de que Katarina no podía tener nada que ver con AA2, ya que había sido exiliada del país al final de la primera parte. No podía estar en el juego. No podría haber condena para ella. Todo está bien.

Sabiendo eso, podría disfrutar viendo jugar a mi amiga. Ahora que lo pensaba, el primer juego había recibido muchos pedidos anticipados, así que tal vez no era tan sorprendente que obtuviese una secuela.

A juzgar por el subtítulo, este probablemente era sobre los problemas románticos de María en su lugar de trabajo. Había un personaje adulto llamado Cyrus, encantadoramente maduro.

Y también uno más joven llamado Dewey, que se veía lindo y entrañable. Como todos los personajes originales tenían la misma edad que la protagonista, probablemente agregaron opciones románticas mayores y menores en la secuela.

Sora también regresará… Me pregunto qué papel jugará. Tomé nota mental de los hombres en el juego para que si María se enamorara de alguno de ellos, pudiera ayudarla.

Un nuevo personaje, uno femenino, apareció en la pantalla. En lugar del nombre, el juego solo mostraba tres signos de interrogación, y tenía una capucha cubriendo su cara. Justo cuando me preguntaba quién era, Acchan habló.

—Oh, ¿es esa villana otra vez? Su nombre aún no se muestra, pero estoy segura de que es la prometida de Jared de la precuela, Katarina.

Ella… ¡¿qué?!

—Después de todo lo que sufrió, ¿todavía está aquí para arruinar la vida de las personas en la secuela? Sheesh, ella no sabe cuándo parar.

¡¿Qué quieres decir?! ¿Sufrido? ¿Arruinar la vida de las personas? ¡¿Qué está pasando?!

—Estoy segura de que esta vez no saldrá con solo ser exiliada.

¿Quieres decir… la muerte? ¡No! ¡Ten compasión! ¡No trates a la pobre Katarina así! Katarina… Katarina tienes que…

—¡Mantenerte fuera de la trama! —grité mientras me despertaba en una habitación que no se parecía a la mía.

¿Donde…? Me pregunté, mirando a mi alrededor, solo para ver a mis amigas mirándome con sorpresa. Finalmente recordé que me estaba quedando en el castillo y que ayer nos habíamos quedado despiertos hasta tarde haciendo una fiesta de chicas. Y luego tuve ese sueño…

—S-Señorita Katarina, ¿estás bien? —preguntó una preocupada Sophia, quien estaba parada a mi lado. Sus ojos todavía parecían somnolientos, así que debo haberla despertado con mi grito.

—N-No es nada, solo tuve un mal sueño. ¿Te desperté? Lo siento.

—No, no, en realidad ya era hora de que despertara de todos modos, así que fue un buen momento —respondió con una sonrisa.

—Debiste estar tan cansada que tuviste pesadillas —agregó Mary amablemente.

—Todavía quedan unos días hasta que empecemos a trabajar en el Ministerio, así que tómate tu tiempo para descansar —dijo María.

Correcto… el Ministerio. Amante Afortunado II: Amor en el ministerio de magia… Ese es el título del juego que vi en mi sueño.

Me aseguré de que era solo un sueño. Como dijo Mary, probablemente solo fue provocado por el cansancio.

Solo me olvidaré de eso.

Después de desayunar con las otras chicas, saludamos a Jared y a Alan y todos volvimos a nuestras respectivas casas. Por alguna razón, Jared parecía muy enojado y Keith destruido. ¿Quizás no durmió bien? ¿O tuvo pesadillas como yo?

En el carruaje a casa, se disculpó conmigo de repente.

—Hermana… Sobre anoche… lo siento.

—¿Anoche? ¿Pasó algo? Más importante aún, tuve el peor sueño. ¡Me desperté gritando! Debo haber estado muy cansada. Ya sabes, cuando…

Seguí hablando, pero la cara de Keith ahora se veía aún peor.

—No puedo creer que lo olvidase en una sola noche… Un sueño, eso es lo que fue para ella… —murmuró.

Mientras tanto, seguía pensando que lo de Acchan era solo una pesadilla que había tenido porque estaba cansada, y nada más. Tenía que creer eso si quería mantenerme cuerda.

Por otra parte, se sintió tan real…

Incluso si no fue un sueño, la existencia de una secuela ambientada en el Ministerio de Magia no era un problema…

Lo sería si Katarina regresaba. Y lo que era un problema aún mayor era la posibilidad de un destino aún peor que el exilio…

¡Por favor! ¡Para! Después de todos mis esfuerzos para prevenir esos malos finales catastróficos, ¿quieres decirme que hay aún más? Fue solo un sueño… Nada más que un sueño. Uno muy realista, sí, pero nada más. Debo haber estado cansada y ansiosa por el comienzo de mi nuevo trabajo, eso es todo. No podría ser otra cosa.

Sin embargo, tuve que cantarme una y otra vez …

—Fue solo un sueño… solo un sueño… solo un sueño…


Shisai
Wow, este cap fue largo. Que bueno haberlo dividido, ¡y pasan muchas cosas! ¿Una secuela del juego? Una nueva aventura comienza~

Sharon
Alguien debería decirles que el harem está a punto de ampliarse… :v

| Índice |

22 thoughts on “Katarina – Volumen 6 – Capítulo 1: Graduarse de la Academia de Magia (3)

  1. Souji says:

    No me jodas Katarina, no me digas que vas a intentar evitar esa mierda que no tiene por donde suceder.
    LITERALMENTE ESTAN TODOS ENAMORADOS DE KATARINA PERO LA PENDEJA CREÉ QUE LA VAN A MATAR.

    me lleva a la pitufichingada.

    • Karin Nyanpire says:

      Muy apenaa se dio cuenta de los sentimientos del príncipe y ha ignorado los sentimientos de Kheit, así que si lo va a hacer xD

  2. Andy King's says:

    Realmente Nicol atrapó mi corazón, se me hizo super tierna la forma en la que dijo “tengamos una fiesta de niños” ❤️
    Espero y agarre un poco más de protagonismo, por qué si no me mato.
    #TeamNicol
    #Team_cualquiera_que_no_sea_el_de_Jared

  3. Lizzie says:

    weey NOOoooOOooOoO¡¡ llevaba tiempo esperando que Bakatarina se diera cuenta de la confesion de Keith¡¡ y simplemente la ignora¡
    me lleva la pintufichingada.pjg XD
    gracias por su arduo trabajoo¡ UwU
    #teamKeit y #teamJared¡ ustedes que team son?

  4. Lady Relámpago says:

    Ahora que Katarina trabajará en el ministerio seguro habrá desarrollo en las relaciones de Raphael, Sora y María con ella, junto con 2 nuevos personajes, ¡QUE FELICIDAD! y pobre Keith, me siento mal por él.
    #TeamMaría
    #TeamKeith
    #TeamNico
    #QueMueraJared

  5. Aby says:

    Hayyyy que emoción nunca pensé que podría suceder otra vez . Regresara la chica de la magia oscura hay que emoción ooooo una nueva villana encapuchada ya la ansiedad me tiene el alma en un hilo 😩 pero la historia a mi si me enamora 😍😍😍😍

  6. Ana León says:

    AAAAHHHHHHHHHHH nuevos personajes para el harem de Katarina!!! o María encontrará el amor en el ministerio de magia. Me encanta esta historia. Mil Gracias.

  7. Yinett says:

    Kyaa!!! Ya al fin van a salir esos dos personajes que llevo esperando mucho (pensé que saldrían en el anterior volumen) pero bueno, la segunda es la vencida :v Y se resolvió el asunto de la confesión de Keith, Katarina no la olvidó… la ignoró 💔… mi kokoro. LA SECUELA!!!! Ahora si se viene lo chido.jpg
    Muchas gracias por el cap.

  8. gur says:

    espero que no se amplié mas… ya seria exagerado, seria buen que fueran parejas para Maria y Sophia, o al menos para Sophia que no quiere casarse con Katarina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *