La hija de la Casa Albert – Capítulo 40

Traducido por Maru

Editado por Ayanami


De forma solemne, la ceremonia de graduación, llena de sorpresas, llegó a su fin, y los estudiantes salieron del salón.

Normalmente, debería estar lleno de personas llorando y que se sintieron, profundamente, conmovidas por graduarse, pero la aparición de la princesa en medio de la ceremonia y la colusión entre las Casas Albert y Dice (bueno, la hija de la Casa Albert ni siquiera dio una sola respuesta, más bien se quedó como si la conversación y emoción que la rodeaban no fuera para ella), y la conversación sobre el matrimonio entre la princesa y Patrick envió a los fans al frenesí.

Mientras tanto, hablando de Mary, estaba escondida detrás de un árbol, sorprendida, sin poder asimilar la atmósfera.

—Gya…

— ¡Mi Señorita! Finalmente dijo algo, ¡bien por usted! ¡Ha alcanzado su objetivo!

Mary miró a Addie con resentimiento, que decía todo eso con alegría.

Esos ojos se volvieron llorosos, no importaba cuánto mirara, no podía sentir la atmosfera. Sin embargo, la realidad era que este asistente ni siquiera la sentiría, incluso si su mirada fuese aguda.

— ¿Qué quieres decir con que mi objetivo se ha cumplido? ¡Esto es totalmente diferente al resultado previsto! ¿Qué pasa con mi tienda de donburi? ¿Qué hay de mi tienda de donburi de aves migratorias que me está esperando en el norte?

—No, las aves migratorias no la están esperando, Señorita, ya que van a ser comidas. ¿Con qué está insatisfecha? Este es un final maravilloso, ¿verdad?

— ¿Final? ¿De qué estás hablando? —Mary inclinó su cabeza con descontento.

—Con Alice y el Joven Amo Patrick comprometiéndose, el asunto del sucesor se resuelve. La Casa Albert ha establecido amistad con la Familia Real, y ya no tiene que temer por la ira de la realeza. Mire, eso es un buen final, ¿no es así?

—…Bueno, podría ser así. Pero, a pesar de que trabajé tan duro para ello. ¿¡Por qué resultó así!?

Addie se limitó a reírse de Mary, mientras gritaba.

Como resultado, había que olvidarse de la caída de la Casa Albert…habían comenzado a ser descritos como un clan leal, que apoyaba a la Familia Real.

En cualquier caso, la Señora Carrel confió el sello a la Princesa sin miedo, porque simpatizó con la Reina como madre. La hija, Mary, admitió la relación entre Patrick y Alice y terminó su compromiso sin conocer el estatus de Alice.

No había forma de que la Familia Real y sus alrededores no reconocieran estas acciones. Con esos dos, ¿quién podría derribar a la Casa Albert?

Más bien, la historia se fue adaptando gradualmente a los gustos de los alrededores, y ahora se convirtió en una historia que no se podía contar sin derramar lágrimas.

Las hijas nobles, de su edad, que escucharon la historia decían con corazón cálido que Mary había ocultado sus sentimientos y terminó el compromiso con Patrick…si la persona en cuestión se enterara, se desmayaría.

La Casa Albert, que originalmente tenía la autoridad para suceder a la Familia Real, ahora estaba siendo elevada a un estado que era igual al de ellos. También fue regiamente certificado.

—Q…Qué significa esto… —murmuró Mary con asombro ante la explicación de Addie.

Era exactamente lo contrario de la dirección hacia la que quería ir. Se dio cuenta a la ligera, pero cuando escuchó la historia de Addie, estaba más allá de sus expectativas. ¿No era esto mucho más conveniente que el verdadero final de Escuela de Amor, El Final de jardín de Flores?

Con una realidad tan inaceptable, las lágrimas comenzaron a acumularse en los ojos de Mary.

Su arduo trabajo durante este año…cuando pensó en lo sería y lo que era…

— ¿Cómo pudo terminar así?  —Su lamentable voz, que venía desde lo más profundo, se escuchó resonar en el tranquilo cielo —Cómo podría volverse así…mi vida en el Continente Norte…

— ¡Vamos a rendirnos!

—Todo ese esfuerzo para mi derrota…

—Todo ese esfuerzo, realmente, se fue por el desagüe, ¡eh!

—De ninguna manera…de ninguna manera… ¡Eh! ¡Al menos consuélame un poco! ¿Por qué me das el golpe final? —le gritó a Addie, que la estaba cortando, con lágrimas corriendo por su rostro.

Estaba satisfecho con este final, y cuando Mary le gritó, la tranquilizó con una sonrisa.

—Ya, ya…

Ante esa sonrisa, generalmente, Mary se calmaría…pero esta vez solo hizo explotar más su ira. Bueno, no se pudo evitar.

— ¡No! ¡De ninguna manera! ¡Qué tengo que hacer! ¡Porque pensé que sería el final, obtuve la mejor puntuación en la prueba de clasificación para reducir la de Patrick! ¡Aunque mantuve mi clasificación promedio del segundo al quinto!

—Es así porque te gusta hacer ese tipo de intimidación.

— ¡No voy a aceptar esto!

Addie sonrió amargamente, mientras seguía consolando a Mary, que lloraba porque no podía lidiar con la situación actual. A pesar de que sonaba como una niña que estaba haciendo una rabieta, no se podía evitar, porque todos sus esfuerzos dieron un final inesperado.

— ¿No está bien? Vamos a vengarnos cuando estemos en la Universidad.

—…Mi ave migratoria.

—Eso es para otro momento. Por ahora…vayamos juntos a la Universidad.

Con Addie pidiendo un acuerdo, Mary solo abrió los ojos ante el énfasis que puso en la palabra “juntos” y, gradualmente, se calmó.

Cuando le respondió que tenía razón, volvió a la normalidad. No solo eso, ahora comenzaba a reír, un poco. Esa sonrisa suave y pura no era como una hija noble o la hija de la Casa Albert, era una sonrisa sólo de Mary.

—Dije que la seguiré a donde quiera que vaya. Por supuesto, la acompañaré a la Universidad.

—Tienes razón, la vida universitaria no es tan mala si estoy contigo.

—Además, no soy solo yo. Mire…

Mirando el lugar donde señaló Addie, Alice y Patrick, que estaban rodeados de graduados, estudiantes y maestros, continuaban avanzando en su dirección, a pesar de la multitud.

— ¡Mary! —la llamó Alice alegremente, mientras agitaba su mano al correr hacia donde estaba.

El vestido bordado con el patrón real mullido por el viento y la tiara se balanceaban contra su hilo dorado.

Mary, al verlo, suspiró exasperada e inhaló profundamente una vez.

— ¡Cuantas veces tengo que decirte que no corras de manera tan desagradable, eres la tonta del país! —le gritó a Alice como la hija noble y villana que era.

¿…FIN…?

—Eh…Señorita…su cabello está deshecho…

Addie inclinó la cabeza cuando miró el cabello de Mary, mientras los estudiantes se iban a casa, gradualmente.

Más específicamente, después de que Alice y Patrick juraran su amistad y después de saludar a todos los miembros del Consejo Estudiantil, al final, incluso cuando los profesores le dijeron que esperaban mucho de ella en la Universidad, Mary sintió que su fachada estaba a punto de quebrarse. Bajo tales circunstancias, encontraron una oportunidad, dentro de la oleada de personas, para alejarse y huir lentamente, mientras iban al área de estacionamiento de bicicletas. Por supuesto, todavía viajaban en bicicleta el día de la graduación.

Ante esas palabras, Mary frunció el ceño.

— ¿Mi pelo está deshecho? Dilo en palabras entendibles, por favor.

—Ah, no puedes alcanzar lo imposible…no es eso, mira.

Addie tocó el final del cabello de Mary, mientras hablaba.

Tal y como lo vieron, un mechón de pelo se separó de los taladros que hicieron que los esteticistas lloraran incluso hoy, como para escapar en un zumbido. Esto era una ondulación, no era siquiera un taladro débil, sino una onda suave. Mary se sorprendió al verlo.

A pesar de que era su propio cabello, nunca lo vio tan suelto y suave. Cada vez, incluso cuando acababa de despertarse, su cabello siempre tenía esos bucles de taladro apretados. Incluso si mojaba su pelo, gradualmente, adquirían esa forma.

—Qué lamentable…hoy fue tan impactante que hasta el pelo se aflojó, ¿eh?

— ¡Mis taladros no tienen la capacidad de medir mi estado mental! Pero…me pregunto por qué…

Era extraño, Mary inclinó la cabeza, mientras enrollaba un extremo de su cabello con el dedo.


Notas del autor: La historia principal había terminado, con un gran fracaso en el final de la caída.

Después de la historia principal, sería un volumen para la segunda parte y una historia adicional.

Gracias por acompañarme en todo este tiempo.

¿Qué sucederá entre Mary y Addie? ¿Cómo continuará la venganza de Mary (casi sin esperanza)? ¿Qué pasará con el simulacro? Seré feliz si los lectores pueden acompañarme un poco más.

[Maru: Uaaaah, ¡hemos completado el primer tomo! Estoy deseosa de poder ver cómo avanza esta historia. ¡Nos leemos en el siguiente capítulo!]

[Ayanami: Todo fue genial!!!! (人´∀`).☆.。.:*・°]

Capítulo 41 ya disponible en la revista Kovel Times edición 21.

| Índice |

3 thoughts on “La hija de la Casa Albert – Capítulo 40

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *