La hija de la Casa Albert – Capítulo 8.2

Poco después de que Mary se hubiera quedado postrada en cama en su casa, el acoso hacia Alicia deliberadamente comenzó.
Sus libros de texto eran rasgados y sus uniformes eran arruinados a escondidas. Por último, alguien le lanzó agua de la nada……… Como se esperaba, esas eran conductas poco halagadoras para una dama en condiciones. Así, el Consejo Estudiantil no desperdició esfuerzos en buscar entre el terreno de la escuela para dar con el culpable.

Especialmente, el Presidente del Consejo Estudiantil Patrick estaba ferviente para cooperar —con la mente calmada— en descubrir al culpable.
Y el nombre que se descubrió después de meticulosa investigación fue “Mary Albert”.
—Su compromiso con el Presidente del Consejo Estudiantil ha sido disuelto, en consecuencia el resentimiento surgió de ello. ¿No sería el motivo perfecto?
Ante las palabras directas del Vice-Presidente, Mary respondió —Ahora que lo mencionas, existe tal incidente, huh.
——Sin embargo quien se molestó por esos argumentos no fue otra que Alicia; colocando una mano en su hombro Addie le aseguró “No hay nada de qué preocuparse”——
—Además, tu conducta diaria no demostraba los actos de una dama en condiciones.
El tesorero añadió. Usualmente mostrando un temperamento calmado, aún así ahora su compostura estaba distorsionada con una sonrisa torcida.
Recibiendo su juicio Mary deliberadamente exhaló humillada —Oh, eso es terriblemente grosero por tu parte—……………aunque muchas fuentes que respaldan su idea no eran inexistentes en realidad.
—El acoso hacia Alicia empezó después de que tuvieras que quedarte en casa para recuperarte. Mientras tu riqueza se deterioraba, ¿no ordenaste a tu sirviente que la molestara?
El tesorero dirigió su acusación hacia Addie.
Percatándose de ello, habiendo sido cogido con la guardia baja, Addie se señaló a sí mismo —¡¿Se está refiriendo a mí?!
Al mismo tiempo Mary pensó “¿Qué demonios ocurrió en el interior de la cabeza de este altanero tesorero, me pregunto?” y estudió el comportamiento de Addie. Sin ninguna señal de estar en pánico, la expresión desconcertada de Addie lucía hilarantemente estúpida.
Sin embargo considerando sus sentimientos, esta era una reacción normal.
—Ciertamente cuando Ojou…….. Mary-sama ha estado descansando en casa he estado viniendo a la escuela también. A pesar de eso nada más finalizar las clases, regresé inmediatamente, así que no había tiempo para que yo hiciera algo.
—Pero según los reportes, no volviste directamente a la Mansión Albert y visitaste otro lugar primero, ¿no es así?
—Sí, eso……….
Ella podía suponer qué respuesta casi se desliza de su lengua, a pesar de que estar siendo tratado como un criminal había obligado a Addie a mostrar una expresión más amarga mientras contestaba sus consultas.
Basado en su tono tenso, él indudablemente sentía un gran pavor puesto que los miembros del Consejo Estudiantil que lo reprendían con preguntas provenían todos de prestigiosas familias.
—Hay un estudiante que piensa que has estado mostrándote de forma calculada dejando los terrenos de la escuela pero regresando en secreto después.
—¡Eso es imposible! ¡¿Por qué me molestaría con tales cosas?!
—Entonces te recomiendo que confieses honestamente, cuando no regresaste directamente a la Mansión Albert, ¿dónde fuiste?
—Mary-sama deseaba comer croquetas así que visité los suburbios para comprarlas.
………..
………………..
El silencio reinó en esa área, solo la suave voz de Mary resonó, —¡es fuente de nutrición!
—……………¿Era esa la razón por la que te apresuraste a casa?
—Sí, exactamente como usted ha dicho.
—¿Realmente creíste que aceptaríamos una razón tan absurda?
Con lo molesto que sonó el Vice-Presidente, la mirada preocupada de Addie se posó en Mary. Qué debería hacer………… como si estuviera preguntando eso con su rostro, Mary se encogió de hombros en respuesta.
Sin importar si creían en ello o no, la verdad se había dicho.
Cada día, tras finalizar las clases, Addie siempre se acercaba al área del centro para comprar croquetas. Obviamente siguiendo los caprichos de Mary, él se preocupaba por que una persona enferma consumiera comida aceitosa pero, siempre y cuando fuera uno de los egoístas deseos de la señorita, era irrevocable.
Aunque es bastante absurdo forzar a los Estudiantes del Consejo Estudiantil a tragarse la idea, uno de ellos incluso ladeó su cabeza preguntando “¿Qué es una croqueta?”.
Simplemente porque sus estándares de vida estaban muy lejos, no tenían forma de saber de que una croqueta era una comida popular entre los plebeyos.
——Es definitivamente un problema que la señorita de la Casa Albert consumiera tales nutrientes de clase baja, sin embargo ese no era el momento adecuado para discutir temas sin importancia. Además, los individuos antes mencionados no se desalentarían incluso si se les dijera eso——
De cualquier manera debía probar rápidamente su inocencia, Addie abrió su boca para seguir explicando.
—Hey, ¿podrías simplemente admitir la verdad de una vez?
Y siendo perfectamente callado por el tono exasperado del Vice-Presidente.
Considerándolo todo, ellos posiblemente no confiarían sin importar qué. Para empeorar las cosas, harían oídos sordos ante cualquier intento de defenderse y lo tacharían de mentira, la mirada acusadora dirigida a Mary y Addie les provocaba escalofríos.
Bueno es inevitable…….. Mary reflexionó tranquila. En qué universo precisamente existe un amo que ordene a su sirviente a comprar croquetas cuando está enferma……… no, está aquí de hecho. Y es una señorita quien impulsivamente anhelaba croquetas mientras padecía fiebre.1
Pero no hay tiempo para exponer eso, más aún darles pruebas concretas, Mary frunció el ceño, estrujándose el cerebro.
Asumiendo que este evento provenía del evento de retribución de Dora-gaku, ellos debían tener evidencia tangible en sus manos para incriminar a la Señorita Villana Mary como la principal criminal. De todas maneras lo que está en su poder actualmente es definitivamente información falsa, que visto desde su perspectiva altanera es por casualidad una pista extremadamente convincente capaz de engañarlos.
Mary en el juego estaba gritando sus excusas y justificaciones, exponiendo su lado retorcido y malicioso a todo el mundo. En conclusión, cualquiera que fuera su explicación para eludir la culpa no serían beneficiosas para tratar de eliminar su etiqueta de “villana”.
Qué problemático…………. Mary suspiró.
Siendo enredada en esta farsa unilateral, su marginal respeto hacia ellos estaba casi en lo más profundo de un pozo sin fondo.
Sin embargo, asumiendo erróneamente que el suspiro de Mary era un signo de rendición, el Vice-Presidente y los demás empezaron a mostrar una actitud triunfante.
En ese mismo momento, el respeto que ella sentía cayó en números negativos.
—Al final estás dispuesta a ceder, ¿huh? Nosotros el Consejo Estudiantil dispondremos limpiamente de ti.
—Para resumir, todos vosotros……….
—¿…………..?
Cuando Mary cortó abruptamente el discurso del Vice-Presidente, el foco de atención se centró en ella.
Mirando al suelo mientras se quejaba de lo cansada que estaba, exhaló profundamente. Entonces Mary lentamente levantó su cabeza………..
Riendo.
Su risa congeló su sangre, aún así era desconcertantemente seráfica.2
Eso hizo que los Miembros del Consejo Estudiantil incluyendo a Alicia se quedarán boquiabiertos en sorpresa. Mientras que Addie, quien conocía la sonrisa enterrada de Mary Albert, se mantenía bastante estoico sobre ello, Patrick por el contrario estaba apartando su rostro con los hombros estremeciéndose.


Notas de  Nina:
1  Este párrafo ha quedado un poco confuso.
2  Seráfico es algo relativo o parecido al serafín, que es el ángel que está junto al trono de Dios y tiene un grado superior a los querubines. En esta frase hace referencia a que la risa de Mary sonaba angelical en un grado indescriptible.

♥ ❤ ♥

                

| Índice |

2 thoughts on “La hija de la Casa Albert – Capítulo 8.2

  1. LukaMegurine says:

    Dejando de lado la sonrisa angelical q a mi pareser es un poco creepy………….
    QUE TIENEN DE MALO LAS CROQUETAS??? ლ(ಠ益ಠლ)
    Croquetas de patata, croquetas de arroz, croquetas de harina de maiz, croquetas de bechamel….(︶ω︶)
    Son todas ricas, no hay nada malo en ellas!!!
    DESHONRRRRRA!!! Deshonra a quien no le gusten las croquetas!!! Deshonra sobre toda tu familia, deshonrado tu, deshonrada tu vaca!!! (屮◉◞益◟◉)屮
    …………………..
    ……………………………..( ಠ_ಠ )
    (-_-) vale ya paro…….

    • Isabel Cruz (Minimis) says:

      En cuanto leí “DESHONRRRRA” Pensé en Mushu y luego cuando seguí leyendo lo vi… Me agradas :3 ciertamente las croquetas son vida… Excepto las de camarón, ya que soy alérgica definitivamente son muerte xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *