La poseída hija del Duque – Capítulo 45

Traducido por Maru

Editado por Tanuki


Lilia exhaló un pequeño suspiro, recuperó el juicio y volvió a mirar a Ray. El estaba de pie con la baqueta recta. No quería enfadarse tanto, así que lo sentía un poco.

—¿Entonces? ¿Para qué viniste aquí, Ray?

—Estoy en un viaje de compras. Hay muchas cosas interesantes, así que estaba buscando por aquí y por allá. Además, mientras hacía eso, quería comprar algunos dulces.

—Uno nunca adivinaría que eres así, ¿eh?

—Sí. Me encanta comer.

Esta franqueza era realmente refrescante. A pesar de que ser engañado fácilmente no era bueno, su franca sinceridad todavía era innegablemente refrescante, ¿eh? Ray, que podía decir algo como eso sin reservas, se veía un poco envidiable.

—Así es. ¿Por qué no vamos juntos? Hay una tienda muy recomendable aquí.

Lilia estaba un poco intrigada cuando escuchó esa recomendación. Cuando visitó las tiendas recomendadas de Aira previamente, estuvo bastante satisfecha. También estaba interesada en las recomendaciones de Ray, pero se preguntaba si estaría bien ir con él.

Lilia. ¿Sigues con hambre? ¿No comiste mucho?

Bueno… para ser honesta, no puedo decir que tuve demasiado.

El aumento de peso es una posibilidad.

¡Maldita sea!

En realidad, si se paraba a pensarlo, aunque no es que se notara mucho, parecía que estaba engordando. Y estaba segura de que eso no pasaba solo por su mente. Era por eso que las palabras de Sakura se sintieron ciertas. Por supuesto, había chicas nobles a las que no les importaba, pero Lilia era alguien a quien le importaba su apariencia. Cuando escuchó que podría engordar, su apetito cayó drásticamente.

Al escuchar a Ray, Lilia suspiró con pesar y sacudió la cabeza.

—Lo siento. Ya es hora de que regrese. Me preocupa que pueda llegar tarde.

—Eso es así… Es una pena. Bueno, entonces, vayamos en otro momento.

No parecía renunciar a ir con Lilia. A la propia Lilia no le disgustaba la idea.

—Sí. De acuerdo. Si tengo una oportunidad —asintió.

—¡Sí! ¡Es una promesa!

Lilia le devolvió una sonrisa a Ray, quien se reía de una manera tan despreocupada.

Los dos caminaron afuera hacia el camino, y luego, Lilia se volvió hacia el camino a la escuela.

—Me voy a casa, pero Ray, ¿seguirás mirando por algún tiempo?

—Sí. Muchas gracias por hoy.

Ray bajó la cabeza a pesar de que todavía no había hecho nada malo y tenía una sonrisa amarga. Ray luego se rio débilmente y trató de ir en la dirección opuesta a Lilia.

—Oh, es cierto, señorita Lilia.

—¿Qué?

—Hace un tiempo, su alteza el príncipe estaba aquí. ¿En qué dirección irás?

¿Debería estar interesada? Lilia se preguntó en su interior, mientras caminaba por el camino a la escuela. Estimando el ritmo del príncipe a partir de ese momento, probablemente debería estar por aquí. Ray pensó que estaría bien y confiaba en Lilia lo suficiente como para compartir esta información.

—Entonces, ¡muchas gracias!

Al escuchar eso, Ray corrió. Era la dirección opuesta a la escuela.

¿Eh? Estaba segura de que conoceríamos a la pareja de príncipes.

Yo también pensé eso. Parece que no será así.

Me pregunto por qué es así. ¡Quizás es Ray lo que el príncipe está buscando!

No veo ninguna conexión entre ellos en absoluto.

El hijo secreto del rey.

¿Cómo puedes decir esas cosas con tanta confianza?

Sakura se echó a reír al ver su mirada exasperada. Lilia también tenía algunas dudas sobre las acciones de Ray, pero no encontraría ninguna respuesta por ahora. Sería inútil pensar en ello. Lilia apartó la vista de la calle donde Ray echó a correr y comenzó a caminar hacia la escuela.

Cuando Lilia regresó, le dio a Alisa un daifuku de fresa como muestra de agradecimiento por su discreción, y luego pasó su tiempo estudiando. Estaba estudiando mientras comía dulces que se había comprado, pero Sakura no se burló de ella y, en cambio, continuó dando conferencias de buen humor de principio a fin.

Lilia pasó los siguientes días de vacaciones estudiando. Ya que fue a jugar el día destinado a estudiar por cuenta propia, ahora debía estudiar en vacaciones. Estas fueron las palabras de Sakura, pero Lilia estuvo de acuerdo, por lo que estudió en su habitación durante un largo período hasta la hora de comer.

Y a la hora de la cena…

—Señorita Lilia. Tiene visitas.

Al escuchar la voz de Alisa, Lilia dejó la pluma. Estaba algo expectante.

A pesar de que actuó como un cordero durante cierta fiesta nocturna, nunca esperó que pudiera experimentar esa felicidad nuevamente.

Despidiendo a Alisa, Lilia fue a abrir la puerta ella misma. Y…

—¡Buena noches! ¡Vamos a cenar, Lilia!

—Buena noches…

Además de Tina, estaban Aira y Katie luciendo incómodas. E incluso al lado de ellas…

—¿Qué? ¿Puedes por favor no mirarme?

Kris también estaba allí. Lilia estaba confundida acerca de esta situación, ya que era una combinación impensable. La explicación de Sakura que siguió la convenció.

—Ya veo. Dejando a un lado a Tina, Aira y Katie no podrán llegar tan lejos. Sin duda, alguien las habría obstruido. Kris debe haberlas escuchado a las tres, y no debe haber tenido más remedio que unirse. Muchas gracias, Kris.

Cuando ella le dio las gracias a Kris con una sonrisa en su rostro, Kris se puso nerviosa y comenzó a temblar abiertamente.

—¡Acabo de conocerte! Estas tres personas dijeron que querían verte, así que solo las traje aquí. Eso es todo al respecto.

—Antes de venir aquí, ella me animó a conocerte en otro lugar. Es porque se destaca si muchos aristócratas de clase baja siguen viniendo aquí.

—¡No digas cosas innecesarias, Tina!

Cuando Kris gritó con una cara de color rojo brillante, Tina y los demás inclinaron la cabeza, disculpándose mientras se reían alegremente. Exasperada, volvió su mirada hacia Lilia.

—Señorita Liliane. Creo que deberíamos adoptar una postura más dura hacia las personas de clase baja.

Cuando Kris dijo eso, Lilia sonrió.

—Gracias por tu preocupación.

—¡Qué…! Estoy preocupada…

—Pero ellas tres son mis amigas. Deberíamos tratar a nuestros amigos en pie de igualdad, ¿verdad?

| Índice |

4 thoughts on “La poseída hija del Duque – Capítulo 45

  1. Khrystal MeL says:

    Yo también tenía el anhelo de una esperada cita con Ray, bueno aunque por lo menos quedo una promesa de una.
    Lo que dijo Sakura sin duda no me sorprendería que fuera verdad. Y para sobrevivir en mi loca mente Ray ya siente algo por Lilia, lo puedo ver, muy sutilmente pero ahí están las señales XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *