La poseída hija del Duque – Capítulo 49

Traducido por Maru

Editado por Tanuki


Sakura se rio alegremente y Lilia exhaló un ligero suspiro. Lilia mostró una sonrisa hacia Tina que estaba bebiendo el té negro con una expresión abatida.

—¿Odias a Su Alteza?

Inmediatamente, Tina se quedó congelada en su lugar. Poniendo la taza llena de té sobre la mesa, Tina lanzó un leve gemido.

—Mmmmmmm… Odio… no estoy segura de que sea así. Por otro lado, “me gusta”, me pregunto… Pero estoy un poco preocupada cuando veo que Lilia toma una actitud tan fría hacia él.

Todavía a un paso. Como se esperaba de ese príncipe idiota.

Deberíamos considerar hasta dónde pueden ver los ojos de ese príncipe idiota.

No puedo hacer eso, porque no soy ese príncipe idiota.

Así es. No deberíamos esperar nada de ese príncipe idiota.

Las dos personas continuaron maldiciendo de esa forma. Si la otra persona lo pensaba, podrían entender cómo se sentía realmente Tina. Sin embargo, debido a que las acciones de Lilia fueron en parte responsables de la situación actual, no se podía decir que toda la culpa recayera en el príncipe.

—No tienes que preocuparte demasiado por mí, Tina. Sé honesta con tus sentimientos. Además, Su Alteza está preocupado por ti. Si él no se siente cómodo con que te relaciones conmigo, podemos encontrarnos en secreto.

—Sí, es una buena idea. Gracias Lilia. Eres muy amable.

Tina sonrió mientras hablaba. Lilia se sintió un poco avergonzada y se dio la vuelta.

¿Y cuál es tu verdadera intención?

Solo quiero que se quede cerca de mí y mantenga alejado a ese idiota.

Al final ni siquiera lo llamas “príncipe”, ¡esta niña!

Lilia se rio en su corazón, pero dejó la taza sobre la mesa sin expresión. Tina también terminó de beber y dejó la taza de la misma manera.

—Gracias por la comida. Estaba delicioso, Alisa.

—Muchas gracias.

Alisa se inclinó cortésmente. Por cierto, Alisa había esperado de pie durante mucho tiempo mientras estudiaban. Tan pronto como Lilia pidió una taza de té, comenzó a prepararla. Aunque hubiera sido mejor ser un poco más despreocupada en esa situación, pero cuando Sakura pensó en señalarlo, recordó cómo solía ser Lilia antes y decidió dejarlo ir.

—Entonces me iré. Gracias, Lilia.

—No te preocupes por eso. Nos veremos de nuevo mañana.

—¡Sí! ¡Traeré dorayaki mañana!

Le dedicó una sonrisa y salió de la habitación.

—Me pregunto si alguien hubiera pensado que Lilia iría al lado sur tan a menudo… —dijo de repente Alisa después de que la chica se fuera.

Por alguna razón, las palabras que Alisa murmuró me hicieron sentir culpable.

Todos los días después de eso, recibió una conferencia de Sakura por la mañana, y por la tarde le enseñaba a Ray y a Tina por la noche. No había estudiado para el examen en absoluto, así que estaba un poco preocupada sobre si iba a estar bien. Incluso si le dijo a Sakura, ella simplemente lo calificó como una pérdida de tiempo.

Durante el fin de semana, tuvo que contenerse de comer infantilmente en restaurantes. Sakura hizo un poco de clamor instándola a ir sin preocupaciones, pero se apartó en soledad silenciosamente. Realmente pensaba que debería estudiar solo un poco. Estaba empezando a sentir una sensación de crisis.

Bueno, entonces, vamos a aprender magia de Alisa. Si hacemos eso, tu ansiedad debería aliviarse en cierta medida.

La otra persona pensó que discutiría, pero Lilia siguió obedientemente las instrucciones, y Alisa le enseñó magia al único tema de su estudio durante el fin de semana.

Y en ese fatídico día…

Sakura. Estudié algo más que magia, pero ¿estás segura de que está bien?

¡Está bien! ¡Créeme! ¿Te he mentido alguna vez?

¿Eh?

¿Eh?

Tal conversación se intercambiaba actualmente en el aula. Mientras todos estudiaban para el examen, Lilia mantenía un tipo diferente de conversación con Sakura.

Hizo una pausa en la conversación con Sakura y revisó los alrededores. El sonido de los papeles girando y los sonidos ásperos de la escritura resonaron en la instancia. A veces había una excepción cuando alguien entró al aula y se sentó, pero luego el estudiante también comenzó a estudiar de inmediato.

Todos están desesperados.

Nadie puede permitirse sacar malas notas.

Los resultados del individuo no eran revelados. Sin embargo, el puntaje y el rango en el año escolar se entendían naturalmente. Sería mostrado a los padres. Los padres no se quedaban callados si el resultado del hijo de un aristócrata, especialmente el de un aristócrata mayor se volvía pobre. Además, este resultado resonaría naturalmente en el futuro porque las principales potencias del país podían acceder a él libremente.

Este país requería un cierto nivel umbral de capacidad para hacerse cargo del trabajo y el territorio de los padres de cada casa. Por supuesto, si no se reconocía su capacidad y se juzgaba que la persona no estaba calificada, otra persona le robaría el puesto. Incluso con un trato preferencial, no serían reconocidos incondicionalmente.

Por esas razones, todos estudiaban desesperadamente.

¿Lilia estudió anteriormente para el examen?

No lo hice en el aula. Además, si uno escucha la clase, podrá gestionarla hasta cierto punto.

Uh, sí. Ya veo.

Por alguna razón, la voz de Sakura temblaba al final. Lilia se preguntó al respecto, pero decidió no preguntar ya que podría ser algo delicado.

—Oh, señorita Liliane.

Una voz sonó desde arriba. Mirando hacia arriba, se podía ver a Kris de pie. Los seguidores no parecían estar involucrados hoy. Deberían estar estudiando también.

—Señorita Liliane. ¿Estás segura de que también estás aquí para estudiar? Ah, como es la señorita Liliane, todo estará bien.

Luego se echó a reír tontamente. Lilia sonrió, aunque se sintió un poco irritada.

—Sí. No hay problemas en particular.

Kris, que siempre lucía una expresión digna, abrió mucho los ojos con un poco de sorpresa e inmediatamente devolvió un asentimiento de satisfacción. Se sentó en su asiento y miró los materiales que se extendían sobre el escritorio.

Quizás era solo… ¿estaba preocupada por Lilia?

Supongo que sí.

¡Tan difícil de entender!

Sakura gritó, e incluso Lilia sintió que esas palabras eran problemáticas.

Después de un rato, el maestro y el príncipe entraron al aula. Puso un montón de papel sobre la mesa y lentamente miró alrededor del aula.

| Índice |

2 thoughts on “La poseída hija del Duque – Capítulo 49

  1. Dany says:

    Gracias por el capitulo, solo queda 1 cap mas en inglés y estarán igualados, esta novela está terminada en las raws así que no entiendo xq no las terminan de una buenas ves el scan en inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *