Modo Automático Apagado – Capítulo 64: Vida inusual ocasional

Traducido por Kiara

Editado por Raine


Parece una cabaña construida con troncos, por lo que la sensación de acampar es más de lo que esperaba, pero justo cuando pensaba eso, noté que la escala es demasiado anormal: aparte del edificio, incluida el área que lo rodea, es muy parecido a un campo de golf.

Después de salir de la aeronave y escuchar una breve explicación de los maestros, se nos dio un momento para desempacar. Parece que el equipaje que fue enviado anteriormente con transferencia de magia ya se ha llevado a cada habitación individual, por lo que lo demás será bastante fácil. No quiero acostumbrarme, el hecho de estar demasiado mimada puede provocarme daños.

—¿Esto es un hotel? —Estas fueron mis primeras palabras al entrar en mi habitación. Es bueno que estuviera sola, las palabras que quería decir en mi mente se habían escapado.

Pero, ¿es esto realmente un hotel?

La casa de mis padres y los dormitorios son una cosa, pero ¿esto es supuestamente un campamento? Debería ser diferente de la casa o los dormitorios donde normalmente vivo. ¿No están gastando demasiado en un lugar que solo se usa una vez al año?

Han pasado varios años desde que no estoy en modo automático, pero siento que fue ayer cuando experimenté esto… tal y como se esperaba, los gastos propios son bastante diferentes para cada persona. En aquel entonces, los hábitos de expensas de Mariabell en la escuela también eran un problema.

—Oh, se siente bien…

Al ver mi equipaje, me senté en la cama y sentí una buena sensación,  no demasiado suave, ni demasiado dura. La almohada también parece muy costosa, los artículos lujosos a veces emiten más apariencia que usabilidad real. El colchón también es muy bonito, así que no hay quejas.

Después de mirar brevemente el interior, el tiempo para desempacar había terminado. No tuve que desempacar nada, ya que había sacado todo lo que pensé que podría usar de mi equipaje antes de que fuera transferido a mi habitación.

Así que salí de mi habitación con un mapa simple y algunas posesiones hacia la sala del teatro para pasar mis horas de ocio.

♦ ♦ ♦

La obra es “Caperucita Roja”, aunque no es la versión de cuento de hadas. Caperucita Roja se usó como base, pero el contenido era casi completamente original: era una historia de amor agridulce entre Caperucita Roja y el lobo.

Parece que Catalia-sama es el lobo. Me sorprendió bastante ya que esperaba que interpretara un personaje más parecido a un príncipe pero, al parecer, desempeña papeles de príncipe muy a menudo, y la obra de “Caperucita Roja” es una en las que no debe desempeñar ese papel.

¿Debo sentirme afortunada por ver una actuación tan rara o lamentarme porque fuera la primera obra que veía? Mientras pienso en ello, el interior del teatro se vuelve oscuro.

El té y las confiterías que se prepararon cuando la luz aún estaba encendida eran bastante bonitas, y las imágenes reflejadas en la pantalla se movieron como en una película, pero el ángulo se mantuvo en el mismo lugar y nunca cambió. Me sentí como si estuviera viendo un video casero durante una reunión de juegos infantiles, pero esa sensación sólo duró un segundo.

—Entonces, ¿cuál es tu nombre?

—Quién sabe, adivina.

La chica que llevaba una capucha roja era ciega. Ella vive en una casa dentro del bosque, y un día ella detectó el olor a sangre y salió. Había un lobo herido que había escapado de un cazador, y la niña que llevaba una capucha roja lo había tratado.

Aunque estuve aquí por Catalia-sama, la niña que interpreta el papel de Caperucita Roja realmente parecía que estaba ciega. Su cabello rubio que se asomaba a través de la capucha roja brillaba hermosamente bajo la luz, y su actuación sólo parecía vagamente un acto.

La impresión femenina habitual de Catalia-sama era inexistente y su actitud es lo suficientemente fría como para olvidar que en realidad es una mujer. Todo su cuerpo está cubierto de negro y ella lleva orejas y cola. Su constitución es alta y esbelta, para empezar, por lo que realmente le queda bien.

Una actitud fría y mirada penetrante. Y un proceso de ablandamiento. Secretos que pasaban y hacían daño. Grandioso pero no sobreactuado, romántico pero no falso.

Podría haber sido debido a la buena actuación o al buen guión o, tal vez, ambos.

Antes de darme cuenta, estaba cautivada por el mundo en la pantalla.


Raine
No sé ustedes, pero a mí me encantaría ver esa obra de Caperucita Roja ciega y el lobo enamorado.

| Índice |

2 thoughts on “Modo Automático Apagado – Capítulo 64: Vida inusual ocasional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *